EL PROBLEMA DEL DINERO (PARTE ii)

Buenas os dejo los esquemas por si queréis compararlos, aunque me salieron bastante chapuceros. Me gustaría debatir con vosotros si pensáis que ese segundo modelo es viable y si es posible una economía libre de deudas, de intereses, y vinculada enteramente a la economía real en vez de la especulativa.

ASÍ FUNCIONA LA ECONOMÍA HOY

[IMG]https://i1.wp.com/i59.tinypic.com/29kozs6.jpg[/IMG]

Consecuencias en la sociedad: Dado que es imposible devolver todo el dinero desde su mismo origen sin anular la economía misma, este sistema genera deudas inevitables y ruina en la sociedad. Emite continuamente dinero porque es la única manera de mantener el ciclo. Genera desigualdad ya que depende de en qué naciones o pueblos, o empresas se concentren las deudas, los más grandes ganan y los más pequeños no tienen ninguna oportunidad.

El dinero que circula en la economía y los mercados (reales como especulativos) pertenecen todos al banco emisor (el BCE en nuestro caso de Europa) y por eso llevan escrita la firma de su presidente, Mario Draghi. Aunque gran parte del ‘dinero’ usado en mercados especulativos no viene de ahí, es dinero fiduciario inventado por los propios ordenadores, sin base alguna.

La gente puede estar ahogada hasta el cuello y la economía paralizada siempre para interés de la minoría que controla e influye en este sistema financiero internacional.

ASÍ PODRÍA FUNCIONAR

[IMG]https://i2.wp.com/i58.tinypic.com/35a3k43.jpg[/IMG]

Consecuencias en la sociedad: Existe un dinero libre de deudas y siempre accesible para la economía productiva, es decir lo que beneficia a la sociedad, todo lo referente a trabajo físico o mecánico (agricultura, ganadería, minería, industria…) lo intelectual (investigación, cultura, museos, bibliotecas, conciertos, etc) y lo social (médicos, bomberos … )

No se produce una emisión de dinero continua e ilimitada como en el modelo anterior, sino que se emite en tanto sea necesario para financiar bienes sociales, producción industrial… Así, la masa monetaria está vinculada y limitada por la verdadera riqueza que produce la sociedad.

Toda esa moneda está libre de deudas y no pertenece a la entidad sino a la sociedad en su conjunto. La gente lo utiliza para comprar y vender, y permanece ahí en vez de tener que ser devuelta o absorbida por el sistema financiero.

Podéis deducir que no habría ni paro ni crisis económicas.