Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

UN MUNDO CON PROBLEMAS.

[IMG]https://i2.wp.com/i57.tinypic.com/9iemqc.jpg[/IMG]

Ahí está el lugar donde vivimos, nuestro mundo. En él viven una gran cantidad de comunidades de organismos vivientes, entre ellas la humana. La vida de la humanidad nunca ha sido muy fácil, continuamente ha tenido que enfrentarse a multitud de problemas y conflictos, que hacen inverosímil el pacifismo y la despreocupación en esta esfera azul y verde a pesar de todas las increíbles experiencias que ofrece. Los pueblos humanos solamente han conseguido convivir en paz haciendo grandes esfuerzos y limitando los problemas que llevan al conflicto. Algunas veces se ha tenido que coger las armas para defenderse de una agresión. Pero muchas otras veces, la paz se ha mantenido gracias a una cultura transmitida de generación en generación. Esta cultura no consiste en lecturas o conocimientos intelectuales o técnicos como la entendemos ahora, en las sociedades megaurbanas del siglo XXI. Consiste en algunos rituales, costumbres, formas de interaccionar con la comunidad en la que vives, e incluso creencias. Esa cultura es una experiencia vital viva que te hace ver como algo valioso a la comunidad humana, que te hace sentirte bien por formar parte de la misma, y que te hace valorar tu propia vida como algo bueno que merece la pena.

La voluntad de ‘cambiar el mundo’ algo que muchas personas suelen asociar a lo imposible o utópico, no solo ha existido siempre sino que es necesaria para mantener la paz y poder convivir unos con otros. Hay que trabajar para combatir aquellos problemas que surgen dentro de nuestra especie, de forma constante, para poder disfrutar las delicias de este planeta. El siglo XX ha sido posiblemente el más conflictivo de la historia aunque solo sea por el alcance de los métodos puestos en funcionamiento. El siglo XXI tiene métodos tan destructivos que a todas las potencias del planeta les da pánico activarlos, y eso está manteniendo una paz muy relativa, y muy precaria. No habría que esperar a un gran conflicto bélico, si la comunidad humana emplease una cultura y una inteligencia con tendencia a solucionar de raíz los problemas que padece, sí, el tan denostado “radicalismo” que se asocia a violencia, cuando en realidad significa una verdadera preocupación por encontrar soluciones a los problemas y para eso, buscar la raíz de donde se originan, o la causa que los produce. Es una de las muchas formas en que se modifica el lenguaje para confundir a la comunidad.

¿Qué es lo que está manteniendo a tantas personas con la cabeza agachada? ¿Qué es lo que está bloqueando el natural impulso de tratar de solucionar y encontrar mejores caminos para los problemas que están a la vista, que se perciben? ¿Por qué las comunidades humanas no creen que ese sea su impagable trabajo, una de sus funciones como humanos? ¿Por qué a la mayoría les da igual que las cosas vayan mal incluso a su alrededor?

Hay unas cuantas razones psicológicas que están en plena marcha y que explican por qué no es tan normal la indiferencia, el pasotismo y el desinterés por situaciones gravísimas que están sucediendo delante de nuestros propios ojos. He pensado un poco en ellas y os quiero informar al menos de cómo lo veo yo, para que estéis al tanto y tratéis de ver si esto os puede estar influyendo a vosotros en vuestro día a día.

[IMG]https://i1.wp.com/i62.tinypic.com/vmvcly.jpg[/IMG]

El primer motivo que destruye ese impulso por ver un problema y tratar de hacer algo bueno es el más fácil de entender, la gran cantidad de distracciones y llamados al consumo, que pueden parecer algo bueno si no nos paramos a pensar en cuál es el efecto psicológico de todas estas llamadas y propaganda. Más que ofrecerte una vida llena de satisfacciones, lo que hacen es que las personas, bombardeadas y rodeadas por todas partes de ofertas luminosas, sientan que su vida es pobre e infeliz si no alcanza todas esas bondades materiales, todos esos éxitos de las sonrientes personas a sueldo de los anuncios. Ellos te dicen que no eres nada si no tienes dinero para comprar, y te hacen sentir envidia de aquellos que lucen determinados objetos o consumen en tales locales novedosos de alimentación. o llevan un estilo de peinado “moderno”. Así, al generarte esa carencia emocional, la superponen a la posibilidad de que desees preocuparte por otra cosa que alcanzar ese tipo de éxitos prefabricados.

También te hacen creer que la diversión y la plenitud vital se alcanza en las fiestas emborrachándose (porque el alcohol te hace distraerte o evadirte de la realidad durante un tiempo, que seguramente desearás repetir) y viendo determinados programas de la televisión (si no la ves, eres un bicho raro) o yendo al cine, o participando en redes sociales de internet. Todo esto es para mantenerte entretenido matando el aburrimiento de una vida en su mayor parte inútil. Hablemos claro. Para muchas personas el trabajo solo les sirve para ganar dinero y poder sobrevivir y el resto del tiempo no saben qué hacer y acuden a este tipo de cosas. Las personas que perciben su vida como carente de valor, no van a lanzarse a proyectos interesantes, ni tampoco van a pensar que puedan contribuir a hacer algo importante. Simplemente se abandonan en un océano de distracciones. La sociedad ofrece hoy más que nunca en la historia.

El segundo motivo por el que se apaga esa llama es porque a las personas no se les permite apenas autonomía ni responsabilidad desde el momento en que nacen. Es lógico que hasta cierta edad somos seres totalmente dependientes, en un grado extremo, de los padres. Esto se empieza a terminar a los 4 años, más o menos. Pero entonces, en vez de ir creciendo en autonomía, se nos introduce en las escuelas y se nos hace totalmente dependientes de una burocracia a la que no podemos faltar, so pena de convertirnos en delincuentes peligrosos y que nuestros padres paguen una buena multa o se nos aparte de ellos. Además, se nos advierte que el mundo “exterior” (no el espacio sideral, sino las calles) están llenos de peligros. Así que, entendemos muy bien que nuestra vida no tiene valor alguno si no sigue una serie de directrices, y que no tenemos capacidad afrontar o defendernos de las eventualidades del mundo exterior, que la comunidad humana en general es algo de lo que debemos desconfiar. Y como parte de esa comunidad, debemos desconfiar también de nosotros mismos y nuestras capacidades. Así se consigue que no nos ayudemos ni colaboremos. Apartar a cada persona de la comunidad en la que vive es la mayor forma de opresión que existe, y es la única forma en que un sistema social puede controlar totalmente la vida de cada persona, convirtiéndola en dependiente.

FALSAS PROMESAS DE FUTURO.

[IMG]https://i1.wp.com/i62.tinypic.com/16lmul2.jpg[/IMG]

Mantener a la población pendiente de un cambio que nunca termina de llegar es otro de los factores por los que la gente no actúa ahora mismo, en el presente. Mucha gente sabe que hay problemas, pero no confían en sí mismos y en la comunidad donde viven, en sus vecinos, para salir de ellos, por contra, se ofrecen una serie de vías como votar a partidos políticos, ir a manifestaciones, protestar en redes sociales, etc, que realmente no consiguen solucionar nada, por contra lo que logran es hacer que la gente se despiste de los objetivos y no analice las causas de las graves situaciones que esas cortinas de humo dicen que van a solucionar.

Nunca confíes en algo o alguien que dice tener interés en una serie de objetivos, pero que te pone citas de una vez a la semana para “hablar y comentar” o que dice que hasta que consigan los votos de la mayor parte de la población la solución no podrá ser real. Confía única y exclusivamente en aquellos que tienen voluntad auténtica de llevar adelante unas ideas o proyectos, que son los que van a ponerse a trabajar no una vez a la semana sino cuanto antes, y a esforzarse todo lo que puedan. No confiéis en quienes se reúnen en torno de una mesa a deliberar bebiendo cervezas, sino a los que empiezan a actuar porque saben lo que quieren.

Anuncios

junio 17, 2015 Posted by | Actualidad, Control de la sociedad, Revolución / Capitalismo | 9 comentarios

   

bucker125

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Entramado de sentimientos

Relatos, cuentos, historias y libros escritos por Anne Kayve

MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS

MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS

The West’s Darkest Hour

The site of a Priest of the 14 Words

realpolitics

¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo? ¿Por qué? La política explicada de forma clara y comprensible

Lost in the Darkness

«All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die» Nexus 6 -Roy Batty

Blog del Historiador

Conoce la historia de diferentes épocas.

AmaLur

¿Qué es la libertad? Libertad es poder sacar una conclusión real con tu lógica, y empíricamente, nunca bajo ninguna doctrina dogmática.

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

Espacio de Arpon Files

Just another WordPress.com site

Mi Septiembre Rojo®

BLOG ECUATORIANO DE DIVULGACIÓN ACADÉMICA

El desinsectador y desratizador

Control de plagas en el área de Barcelona

Druid Life

Pagan reflections from a Druid author - life, community, inspiration, health, hope, and radical change

LA NAVE VA

Aportaciones para la reflexión antropológica, filosófica y literaria

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Amor por la Vida sin "Sistema"

Textos de Artur y Fiona Cristian entre otros