Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

LA GUERRA ECONÓMICA BRITÁNICA (PARTE V)

Texto enviado por fpmadlax.

EL DESPLOME DE 1929

El pánico de 1929 es un buen ejemplo de un colapso financiero que no fue impedido por la Reserva Federal. De hecho, la burbuja especulativa de 1920 y la posterior crisis de 1929 fue causada directamente por las políticas de la Reserva Federal. Estas políticas, a su vez habían sido dictadas por el mundo de las finanzas británico, que había sido decisivo en la conformación de la Reserva Federal, para empezar.

Durante la Primera Guerra Mundial, todos los países industrializados, excepto los Estados Unidos habían abandonado el patrón oro. Sólo los Estados Unidos había sido capaz de quedarse con el oro, aunque con controles especiales. Durante la década de 1920 alrededor de dos tercios de las reservas mundiales de oro monetario, además de las explotaciones soviéticas, se concentró en dos países – Estados Unidos y Francia. Los británicos, que estaban luchando para conservar su dominio del sistema financiero mundial, tenían muy poco oro.

Los británicos estaban decididos a continuar su imperialismo económico tradicional, pero habían surgido de la guerra económicamente devastados y, por primera vez, una nación deudora tenía deudas de guerra con los Estados Unidos. Al mismo tiempo, los británicos estaban luchando para mantener su preciada supremacía naval en el mundo, que fue amenazada por el crecimiento de la Marina de los Estados Unidos. Si los EE.UU. simplemente hubiéramos construido los barcos que fueron ordenados por leyes aprobadas en 1916, la consigna de “Britania gobierna los mares” [Britannia rules the Waves] habría ido a la papelera del polvo de la historia a principios de la década de 1920.

La paridad oro antes de la guerra había dado unaa relación al dólar frente a la libra de $ 4.86 por libra esterlina. Como un ávido imperialista, Montagu Norman insistía hacia mediados de los años 1920 en que la libra retornase al patrón oro a la tasa anterior a la guerra. Una libra alta era un desastre para las exportaciones británicas, pero dió grandes ventajas a los británicos a la hora de comprar bienes raíces, acciones, minerales, alimentos, y todas las demás mercancías estadounidenses y de otros países extranjeros. Una libra alta también maximizaba las ganancias británicas en materia de seguros, transporte y servicios financieros – las llamadas “exportaciones y ganancias invisibles” de Londres.

EL ESTÁNDAR DE INTERCAMBIO DE ORO [GOLD-EXCHANGE STANDARD] DE LORD NORMAN, 1925-1931.

El patrón oro del siglo XIX había sido siempre un instrumento de dominación del mundo británico. El mayor crecimiento económico alcanzado por los Estados Unidos durante el siglo se había registrado entre 1861 y la aplicación de la Ley de Reanudación de Pago en Especie en 1879. Durante ese tiempo los Estados Unidos disfrutó de la ventaja de su propia moneda controlada a nivel nacional, billetes verdes (Greenbacks) de Lincoln. La ley de Reanudación del Pago en Especie significaba volver a abrir la ventana del Tesoro, donde los poseedores de dólares de papel podrían tener estos dólares cambiados por monedas de oro. Los Estados Unidos en 1879 por lo tanto volvió a usar en su economía monedas de oro, en las que el papel moneda circulaba junto a piezas de oro de valor de $ 20 y $ 50. Esta práctica resultó ser deflacionaria y perjudicial para el desarrollo económico, mientras que aumentó la vulnerabilidad de América a las manipulaciones monetarias británicas.

El estándar de oro post-1918 hizo hincapié en la circulación de monedas de oro, aunque esto todavía continuaba. Era más bien un patrón de cambio oro, bajo el cual los países más pequeños que optaron por el estándar de oro podrían fundamentar algunas de sus reservas en las principales monedas con respaldo de oro como la libra esterlina o el dólar. Estas monedas fueron consideradas teóricamente tan buenas como el oro. La ventaja de los países más pequeños era que podían mantener sus reservas en depósito en Londres y ganar intereses según la tasa del banco británico. Como un comentarista de Londres señaló en ese entonces, “… muchos países que regresan al oro” han tenido tanta confianza en la estabilidad del sistema, y en particular en la seguridad del dólar y de la libra esterlina, que se han contentado con dejar parte de las reservas de sus divisas en Londres. “[The Economist 26 de septiembre de 1931, p. 549]

El patrón oro después de 1918 incluyó el funcionamiento de los llamados puntos de oro. Esto tenía que ver con la relación de las cotizaciones de divisas a la paridad oro establecida. Norman quería la libra esterlina en un valor de $ 4.86. Si la libra fortaleciese de manera que tuviera para el comercio un valor de $ 5, digamos, la libra se decía que había superado el punto de importación de oro. El oro americano y de otros lugares sería enviado a Londres por los que poseían el oro. Ese oro sería depositado en Londres y podría ganar intereses allí. Si, como más tarde sucedió, la libra bajase a 4 dólares a la libra, entonces la libra se decía que había pasado el punto de exportación de oro, y el oro británico sería enviado físicamente a Nueva York para tomar ventaja de las ganancias superiores allí. Esto significaba que si Norman quería mantener una libra fuerte, tenía que debilitar el dólar, al mismo tiempo, ya que con un dólar fuerte el oro británico huiría de Londres, lo que obligó a Norman devaluar la libra esterlina, bajando su paridad con el oro. Tenga en cuenta que los movimientos de oro estaban en gran medida basados en las decisiones de los bancos y los inversores individuales.

(Durante los últimos años de la década de 1930, después del período en el que el dólar flotó a la baja en términos de oro, los Estados Unidos bajo Franklin D. Roosevelt establecieron un estándar de reserva de oro, también llamada por los críticos de FDR una “estándar de lingotes externos cualificado”, en el que las transacciones de oro se limitaron a acuerdos con los bancos centrales extranjeros, mientras que a los particulares se les prohibió la posesión de oro. Esto es similar a las disposiciones de reserva de oro del sistema de Bretton Woods de 1944-71.)

[IMG]https://i2.wp.com/i60.tinypic.com/15g6nnb.jpg[/IMG]

El problema de Norman era que el regreso a la tasa de libra de antes de 1914 era demasiado elevado para la economía británica post 1,918 que estaba devastada como para apoyar eso. Tanto los EE.UU. como los británicos estaban sometidos a una recesión económica en la década de 1920, pero mientras que los EE.UU. pronto rebotó hacia atrás, los británicos nunca fueron capaces de recuperarse. Las manufacturas británicas se consideraban ahora de baja calidad y obsoletas.

EL CANCILLER DE ORO

Sin embargo, Norman insistió en una libra de oro en $ 4.86. Tuvo que convencer a Winston Churchill, el Ministro de Hacienda. Norman susurró al oído de Churchill: “Yo te haré el canciller de oro”. Gran Bretaña y el resto del Imperio volvieron al patrón oro en abril de 1925. El propio Norman ansiaba el título de “dictador de la moneda de Europa”. Y, en efecto, muchos de los bancos centrales continentales estaban en su bolsillo.

Era mucho más fácil para volver al patrón oro que quedarse allí. Exportaciones industriales británicas, incluyendo el carbón, tenían un precio fuera del mercado mundial, y el desempleo se elevó a 1,2 millones, el más alto desde que Gran Bretaña se había convertido en un país industrial. Emile Moreau, el gobernador del Banco de Francia, comentó que el estándar de oro de Norman había “provocado desempleo sin precedentes en la historia del mundo.” Los mineros británicos fueron especialmente afectados, y cuando los dueños de la mina anunciaron reducciones salariales, Gran Bretaña experimentó la huelga general de 1926 , que fue derrotada con dureza con Winston Churchill como jefe y rompehuelgas.

[IMG]https://i0.wp.com/i62.tinypic.com/ke6a6w.jpg[/IMG]

[IMG]https://i0.wp.com/i61.tinypic.com/2mfaums.jpg[/IMG]

Pero a Norman no le importaba. Él era un partidario de la sociedad post-industrial basada en el sector servicios, especialmente los servicios financieros. El alto valor de la libra significaba que los oligarcas británicos podían comprar activos del mundo a precios de ganga. Podrían comprar bienes raíces, bancos y empresas de Estados Unidos y Europa. El objetivo de Norman era la supremacía financiera británica:

“… Su mirada se mantuvo obstinadamente fija en el objetivo principal: el de la restauración de la ciudad a su lugar codiciado en el corazón del universo financiero y bancario. Aquí estaban los mejores y más directos medios, como él lo veía, para ganar tanto para Gran Bretaña en un año como podría ser ganado en una década por quejosos industrialistas que se negaban a avanzar con los tiempos. La City podría hacer más por el país, concentrándose en la cosecha de las exportaciones invisibles para ser cosechadas por la banca, el transporte, y los seguros que lo que podrían todos los industriales combinados “.[Boyle, 222]

La libra de oro de Montagu Norman hubiera sido impensable sin la función de títere de Benjamin Strong del Banco de la Reserva Federal de Nueva York. Dado que la libra estaba sobrevalorada exageradamente, los británicos estaban ejecutando una balanza de pagos deficitaria debido a su exceso de importaciones sobre las exportaciones. Eso significaba que Norman tenía que enviar el oro del Banco de Inglaterra en Threadneedle Street a través del Atlántico. El oro británico comenzó a fluir hacia Nueva York, donde la mayor parte del oro del mundo ya estaba.

La única manera de detener el flujo de oro de Londres a Nueva York, Norman razonó, era conseguir que los Estados Unidos pusieran en marcha una política de dinero fácil, bajas tasas de interés, reactivación, y la debilidad del dólar – en resumen, una política de inflación. La clave para la obtención de ésta era Benjamin Strong, quien dominó la FED de Nueva York, y estaba en condiciones de dominar todo el sistema de la Reserva Federal, que era, por supuesto, independiente del “control político” del gobierno de Estados Unidos que a estos oligarcas tanto molestaba.

En esencia, la demanda de Norman era que los EE.UU. debían lanzar una burbuja económica. El crédito generado recientemente podría ser utilizado para los préstamos estadounidenses a Alemania o América Latina. O bien, podría ser utilizado para aprovechar las compras especulativas de las acciones. Muy pronto la mayor parte del nuevo crédito fluía en préstamos solicitados por agentes de bolsa (brokers) para la compra marginal de las acciones. Esto significaba que al adelantar un pequeño porcentaje del precio de las acciones, los especuladores podrían pedir dinero prestado para comprar acciones, dejando estas acciones con el broker como garantía para los préstamos. Hay muchos paralelos entre las medidas urgidas a los EE.UU. por Norman en 1925 y las políticas instadas a Japón por Londres y Wall Street en 1986, dando lugar a la burbuja japonesa y su crisis bancaria actual.

Anuncios

octubre 20, 2015 - Posted by | Control de la sociedad, Historia, Revolución / Capitalismo

2 comentarios »

  1. Es increíble toda esta información Miguel, tu colaboración es muy buena para el blog y para los lectores que quieran seguir esta trama histórica, desconocida para casi la totalidad incluido yo que me estoy enterando de muchas cosas con tus aportaciones.

    Comentario por paramisonenigmas | octubre 20, 2015 | Responder

  2. […] LA GUERRA ECONÓMICA BRITÁNICA (PARTE V) […]

    Pingback por ARTÍCULOS QUE TE RECOMENDAMOS. | educacionlibreysoberana | abril 9, 2016 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Analisis 06

Blog de analisis histórico, filosófico y espiritual sobre el ser humano y la auténtica historia, en la medida de lo posible.

Política

(y media)

Reflexiones Antropológicas

Pensamientos acerca del pasado y el ahora desde una perspectiva enfocada en el hombre y sus diversas manifestaciones.

Un rincón que te abrigue

Mis escritos, mis canciones, mi reflejo

El foco

Reseñas de cine

How to blue

Un blog acerca mi vida personal sientete libre de juzgar.

DERRIBANDO EL MURO

Rompiendo el Paradigma

Reparaciones profesionales 24 horas

Persianista-Fontanero-Cerrajero-Electricista

Wanderlust

Explore your World

yosoytuprofe.wordpress.com/

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

literatoluisrodriguez

Literatura y consejos.

Geografía e Historia en la educación permanente

El profesor Luis Durán Güell quiere acercarte al Ámbito de Sociedad en la educación de adultos.

mariacarmenossapena

Relato momentos que cualquier persona en un momentos determinados podemos sentir; como una ausencia, un duelo, momentos que para uno se hacen duros, pero al transcribirlos de papel a formato on line y dándole así vida, se puede hacer entender a alguién que los momentos de alegría y pena es un estado que como ser humano y ser individual; nos toca pasar. Situaciones que nos hacen crecer; hacía un enriquecimiento personal, humano y con el entorno, familia,amigos, parejas, experiencias que son necesarias tener para ir creciendo en nuestro interior.El día que escribí esto lo escribí de un tirón y no mire las normas de ortografía; simplemente me deje llevar y quedo así como en prosa, pero sin normas preestablecidas.Quiero decir que escribo como hobby, y si encuentran errores es porque soy nueva por aquí y poco a poco intentaré hacerlo mejor . Pd : y Gracias por leerlo y opinar también se puede acepto todo tipo de critica constructiva.Saludos a todos.

A %d blogueros les gusta esto: