Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

JAPÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL ¿VÍCTIMA DE LA USURA? (PARTE ii)

Goodson señala algo sorprendente para muchos de los no iniciados:

Por tanto, puede verse que el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos estuvo involucrado íntimamente en el trazado y la financiación de la caída del Imperio ruso [7]. Con su dominio absoluto sobre los medios de comunicación y sus miembros que ocupan la mayor parte de los puestos clave en el gobierno en 1941, el Banco estaba en una posición favorable desde la que manipular y provocar la guerra con Japón.

Tanto el Banco de Japón como el Reichsbank alemán con sus sistemas de creación de oferta de dinero a interés cero del estado – y la inevitabilidad de que esos sistemas de financiación podrían ser replicados por otros países, en particular los de la propuesta Esfera de Co-Prosperidad de la Gran Asia Oriental – representaban una seria amenaza para los inversores privados del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos, por lo que una guerra mundial se consideró que era el único medio de lucha contra ella.

En julio de 1939 los Estados Unidos abrogaron unilateralmente el Tratado de Comercio de 1911, restringiendo así la capacidad de Japón para importar materias primas esenciales. Estas medidas fueron impuestas declaradamente a causa de la guerra en China y fueron seguidas en junio de 1940 por un embargo de combustible de aviación y la prohibición de la exportación de hierro y acero en noviembre de 1940.

En julio de 1941 todos los activos japoneses en Inglaterra, Holanda y Estados Unidos fueron congelados después de que Japón había ocupado pacíficamente Indochina, con el permiso de la Francia de Vichy, con el fin de bloquear las rutas de abastecimiento del sur de China. Al mismo tiempo se hizo cumplir un embargo de petróleo. Sin petróleo Japón no podría sobrevivir.

[IMG]https://i1.wp.com/i68.tinypic.com/v5ect2.jpg[/IMG]

El general Hideki Tojo, primer ministro (octubre 1941-julio 1944) explica en su diario cómo los Estados Unidos frustraron continuamente los esfuerzos japoneses en el mantenimiento de la paz. Las relaciones comerciales pacíficas de Japón estaban siendo socavadas por los persistentes EE.UU. y representaban una grave amenaza para su existencia futura. Mediante el bloqueo económico una soga estaba siendo colocada alrededor del cuello de Japón.

No sólo fueron los Estados Unidos: Inglaterra, China y Holanda estaban rodeando Japón a través de presiones económicas, pero también las fuerzas navales de la región en las Filipinas, Singapur y Malasia se estaban desplegando y fortaleciendo.

Un almirante estadounidense afirmó que la flota japonesa podría ser hundida en un par de semanas, mientras que el primer ministro Churchill declaró que Inglaterra se uniría al lado de Estados Unidos dentro de 24 horas.

“Japón trató de eludir estas circunstancias peligrosas por la negociación diplomática, y aunque Japón se colmó de concesión en concesión, con la esperanza de encontrar una solución a través de un compromiso mutuo, no hubo ningún avance, porque los Estados Unidos no se retirarían de su posición original.

Al final, los Estados Unidos repitieron las demandas que, dadas las circunstancias, Japón no podía aceptar: la retirada completa de las tropas de China, el repudio del gobierno de Nankín, la retirada del pacto tripartito.

En este punto, Japón perdió toda esperanza de llegar a una solución mediante la negociación diplomática. Dado que los acontecimientos habían progresado como lo habían hecho, se hizo evidente que continuar de esta manera dirigiría la nación al desastre. Con todas las opciones embargadas, con el fin de proteger y defender la nación y despejar los obstáculos que se interponían en su camino, se hizo un decisivo llamamiento a las armas.

La guerra se decidió en la Conferencia Imperial el 1 de diciembre de 1941, y el paso a operaciones reales se hizo en este punto. Sin embargo, incluso durante los preparativos para la acción, se establecieron planes de tal manera que si hubiera progreso a través de la negociación diplomática, estaremos bien preparados para cancelar las operaciones en el último momento que la tecnología de la comunicación lo permita. ” [10]

Un incentivo adicional para los líderes sin principios del gobierno de Estados Unidos para instigar una guerra con Japón fue el pacto tripartito de 21 de septiembre de 1940. Esta fue una alianza militar defensiva en los términos de los cuales, si una de las potencias del Eje, fuese atacada los demás vendrían a su defensa. Por estos medios Alemania fue inducida a declarar la guerra a la USA.[11]

Después de diversas iniciativas diplomáticas, incluyendo la oferta de una cumbre el 8 de agosto de 1941, habían fracasado, Japón se vio obligado a atacar a los Estados Unidos con el fin de mantener su prosperidad y asegurar su existencia como Estado soberano.

En las masacres que siguieron 2,3 millones de americanos y japoneses perdieron sus vidas. Decenas de miles de soldados aliados fueron sometidos a las humillaciones y sufrimientos de los prisioneros de guerra, en la vida en el campo [12].

En un acto de hipocresía consumada, el alto mando japonés fue llevado a juicio por “crímenes de guerra”. Estos tribunales se basan en leyes ex-post facto, lo que resultó en la subversión de 2500 años de la jurisprudencia occidental. La regla de tu quoque (tú también) fue ignorada cínicamente, a pesar de los brutales ataques nucleares contra Hiroshima y Nagasaki, donde se estima que 239 000 murieron.[13]

Uno de los primeros actos de las fuerzas de ocupación de Estados Unidos en Japón en septiembre de 1945 fue la reestructuración del sistema bancario japonés, con el fin de hacerlo compatible con las normas de los banqueros internacionales, es decir, la usura. La financiación sin restricciones del estado por el Banco de Japón fue abolida y los grandes grupos industriales, los Zaibatsu, fueron desmantelados. Esta política se llevó a cabo por Joseph Dodge, un banquero de Detroit, que era asesor financiero del comandante supremo aliado, el general Douglas MacArthur.

En tanto el 50 y el 60 aniversario de conmemoración del final de la Segunda Guerra Mundial, los funcionarios japoneses, entre ellos el primer ministro de Japón, Junichiro Koizumi[14] en la última ocasión, se han disculpado. Es evidente que este tipo de disculpas están fuera de lugar y es tal vez Estados Unidos quien debería disculparse a los japoneses por haberlos llevado a una guerra inútil y sin sentido, que según la propaganda aliada se libró para hacer el mundo seguro para la democracia.

La realidad es que la Segunda Guerra Mundial se libró para hacer el mundo seguro para la usura – para garantizar la esclavización permanente de la humanidad a través de la deuda y los intereses.

[IMG]https://i2.wp.com/i67.tinypic.com/24yvfq9.jpg[/IMG]

Fuente: http://www.veteranstoday.com/2011/06/26/was-world-war-ii-fought-to-make-theworld-safe-for-usury/

Anuncios

febrero 16, 2016 Posted by | Conflictos militares, Historia, Revolución / Capitalismo | 3 comentarios

JAPÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, ¿UNA VÍCTIMA DE LA USURA?

Una vez más, comparto este artículo por el interés histórico de la narración, no porque yo mismo comparta todo lo que se dice.

Texto enviado por fpmadlax

¿Fue la Segunda Guerra Mundial luchada para hacer el mundo seguro para los banqueros?
Por la Dr. Ingrid Rimland Zundel

Gracias al exitoso autor, David Irving, la opinión establecida de que los Estados Unidos de América se vieron envueltos en la Segunda Guerra Mundial como resultado de un ataque sorpresa a Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941 ya no está aceptada por los principales historiadores. Los orígenes de este conflicto, dice el político sudafricano y banquero, Stephen Goodson, tienen raíces mucho más profundas.

Goodson explica los antecedentes de la siguiente manera:

Durante la década de 1930 Japón expandió rápidamente su producción industrial, mientras que el resto del mundo, con la excepción de la Alemania Nacional Socialista, se estancó. En 1941 Japón se había convertido en la primera potencia económica de Asia oriental. Sus exportaciones fueron sustituyendo progresivamente las de Estados Unidos e Inglaterra.

Goodson escribe:

Japón cuenta con muy pocos recursos naturales, así que ¿cuál era el secreto de su éxito? Con el fin de responder a esta pregunta, es necesario volver al año 1929, cuando uno de los reformistas monetarios más importantes del siglo XX, el comandante Clifford Hugh Douglas, fueron en un viaje de conferencias a Japón.

La teoría económica de Douglas abogó por la transferencia del proceso de creación de dinero de los bancos privados, que crean dinero de la nada como una deuda con costo, al Estado. Este gobierno crearía un dinero que calificó como crédito social. También era favorable al pago de una renta básica o dividendo nacional de cada ciudadano. Este dividendo serviría para proporcionar a los consumidores el poder de compra adicional necesario para absorber toda la producción corriente de bienes de una manera no inflacionaria [2].

[IMG]https://i0.wp.com/i65.tinypic.com/23uy0c7.jpg[/IMG]

Las propuestas financieras de Douglas para un sistema de dinero honesto, basado en la creación de dinero por el gobierno de la nación y de crédito sobre una base libre de intereses, fueron recibidas con entusiasmo por la industria y el gobierno japonés [3].

Todos los libros y folletos de Douglas fueron traducidos al japonés, y más copias se vendieron en ese país que en todo el resto del mundo.[4]

Desde su creación en 1882 en el mayor accionista del Banco de Japón (Nippon Ginko) había sido la Casa Imperial japonesa. Su reorganización en un banco estatal, que fue administrada exclusivamente para la realización de los intereses nacionales, se llevó a cabo en 1932.

La reforma del banco central se completó en febrero de 1942 cuando el Banco de Japón fue remodelado basándose en el Acta del Reichsbank de Alemania de 1939 [a veces llamado Ley, pero que no lo es].

Goodson continúa:

“El Acta (de fundacion) del Banco de Japón declaró que el banco era una corporación especial de carácter fuertemente nacional. El Banco fue creado ‘para asumir la tarea de controlar la moneda y las finanzas y el apoyo y la promoción del sistema de crédito en conformidad con las políticas del Estado para garantizar la plena utilización de las potencialidades del país’. Además, ‘que se logró con la realización de los objetivos nacionales como su único principio rector »(artículo 2).

En cuanto a las funciones del Banco, la ley abolió el antiguo principio de prioridad de las finanzas comerciales, para que éste pueda supervisar las instalaciones para la financiación industrial. La ley también autorizaba al Banco a hacer (=prestar) avances ilimitados al gobierno sin seguridad, y para suscribir y para absorber los bonos del gobierno.

Con respecto a la nota a emitir, el Acta (la ley) hace permanente el sistema del límite máximo de las emisiones; por lo tanto, el Banco podría hacer emisiones ilimitadas para satisfacer las necesidades de las industrias de municiones y del gobierno.

Por otro lado, la supervisión por el gobierno del Banco se fortaleció notablemente. El gobierno podría proponer, dirigir y dar órdenes al presidente y los directores; también había una cláusula que otorgaba al gobierno poderes más amplios para dar las llamadas “órdenes funcionales” al Banco, para dirigirlo para realizar cualquier función que fuese considerada necesaria para la consecución del objetivo del Banco.

Por otra parte, la ley hizo que una amplia gama de negocios del Banco estuvieran sujetos a aprobación gubernamental, incluidas cuestiones tales como la alteración de la tasa de interés, nota de las emisiones y las cuentas “.[5]

Los resultados de estas reformas se pueden ver en la mejora sostenida que tuvo lugar en la economía japonesa, una vez que los grilletes de la usura se habían retirado. Durante el período 1931-1941, la producción manufacturera y la producción industrial aumentó en un 140% y 136%, respectivamente, mientras que el ingreso nacional y el producto nacional bruto (PNB) se incrementaron en un 241% y 259%, respectivamente. Estos incrementos notables superaron por un amplio margen el crecimiento económico del resto del mundo industrializado.

En el mercado laboral el desempleo se redujo del 5,3% en 1930 al 3,0% en 1938. Los conflictos de trabajo, con la disminución del número de parados pasó de estar por debajo de 998 en 1931 a 159 en 1941.

En contraste con Japón, Estados Unidos tenía un banco central privado de propiedad mayoritariamente extranjera, el Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos. Desde su creación el 23 de diciembre de 1913 bajo circunstancias muy sospechosas [infórmate aquí: LA RESERVA FEDERAL (PARTE VIII) ], este banco había estado socavando la Constitución de Estados Unidos y la destrucción de la libertad y la prosperidad del pueblo estadounidense.

Una acusación contemporánea de la Reserva Federal de Estados Unidos puede encontrarse en una cita de los primeros párrafos de un discurso pronunciado por el Honorable Louis T. McFadden, Presidente del Comité de la Cámara en Banca y Moneda (1920-1931). Fue realizado en el Congreso el 10 de junio de 1932 provocando el aplauso general de los miembros presentes.

“El Sr. McFadden. Sr. Presidente( Chairman), tenemos en este país una de las instituciones más corruptas que el mundo jamás haya conocido. Me refiero a la Junta de la Reserva Federal y los bancos de la Reserva Federal. La Junta de la Reserva Federal, una Junta Directiva, ha engañado al Gobierno de los Estados Unidos y el pueblo de los Estados Unidos fuera de dinero suficiente para pagar la deuda nacional. Las depredaciones y las iniquidades de la Junta de la Reserva Federal y los bancos de la Reserva Federal que actúan juntos han costado a este país bastante dinero para pagar la deuda nacional varias veces.

Esta institución diabólica ha empobrecido y arruinado al pueblo de los Estados Unidos; se ha arruinado, y ha arruinado prácticamente a nuestro Gobierno. Lo ha hecho a través de los defectos de la ley bajo la que opera, a través de la mala administración de esa ley por el Consejo de la Reserva Federal, y por medio de las prácticas corruptas de los buitres adinerados que lo controlan.

Algunas personas piensan que los Bancos de Reserva Federal son instituciones del Gobierno de los Estados Unidos. No son instituciones gubernamentales. Son monopolios privados de crédito, que se aprovechan de la gente de los Estados Unidos para el beneficio de ellos mismos y sus clientes extranjeros; especuladores y estafadores extranjeros y nacionales; y prestamistas ricos y depredadores.”

[IMG]https://i0.wp.com/i64.tinypic.com/icrf5d.jpg[/IMG]

El Sr. McFadden a continuación, pasó a exponer cómo el Banco de la Reserva Federal compraba los votos en los Estados con el fin de controlar las legislaturas de los estados; y cómo utilizaban sus enormes recursos financieros en el mantenimiento de “una propaganda internacional” para encubrir sus fechorías anteriores y poniendo en marcha nuevas oportunidades para su “gigantesco tren de delincuencia”.

Según McFadden, estos 12 monopolios privados de crédito habían “engañosamente y deslealmente” endilgado a un público desprevenido por los banqueros extranjeros, que en 1904 financiaron a Japón en su guerra con Rusia. En 1917 se financia el programa político de Trotsky en América y pagan su pasaje a Rusia. Con la ayuda de sus sucursales bancarias en Suecia, estos banqueros internacionales “fomentaron e instigaron la Revolución Rusa”, lo que dio lugar a la “destrucción del Imperio Ruso”.

febrero 16, 2016 Posted by | Conflictos militares, Historia, Misterios y enigmas., Revolución / Capitalismo | 6 comentarios

   

Analisis 06

Blog de analisis histórico, filosófico y espiritual sobre el ser humano y la auténtica historia, en la medida de lo posible.

Política

(y media)

Reflexiones Antropológicas

Pensamientos acerca del pasado y el ahora desde una perspectiva enfocada en el hombre y sus diversas manifestaciones.

Un rincón que te abrigue

Mis escritos, mis canciones, mi reflejo

El foco

Reseñas de cine

How to blue

Un blog acerca mi vida personal sientete libre de juzgar.

DERRIBANDO EL MURO

Rompiendo el Paradigma

Reparaciones profesionales 24 horas

Persianista-Fontanero-Cerrajero-Electricista

Wanderlust

Explore your World

yosoytuprofe.wordpress.com/

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

literatoluisrodriguez

Literatura y consejos.

Geografía e Historia en la educación permanente

El profesor Luis Durán Güell quiere acercarte al Ámbito de Sociedad en la educación de adultos.

mariacarmenossapena

Relato momentos que cualquier persona en un momentos determinados podemos sentir; como una ausencia, un duelo, momentos que para uno se hacen duros, pero al transcribirlos de papel a formato on line y dándole así vida, se puede hacer entender a alguién que los momentos de alegría y pena es un estado que como ser humano y ser individual; nos toca pasar. Situaciones que nos hacen crecer; hacía un enriquecimiento personal, humano y con el entorno, familia,amigos, parejas, experiencias que son necesarias tener para ir creciendo en nuestro interior.El día que escribí esto lo escribí de un tirón y no mire las normas de ortografía; simplemente me deje llevar y quedo así como en prosa, pero sin normas preestablecidas.Quiero decir que escribo como hobby, y si encuentran errores es porque soy nueva por aquí y poco a poco intentaré hacerlo mejor . Pd : y Gracias por leerlo y opinar también se puede acepto todo tipo de critica constructiva.Saludos a todos.