Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

LA SITUACIÓN DE LA AGRICULTURA (PARTE ii)

El modelo de agricultura intensiva se extendió a partir de los años 60 en lo que se llamó la “Revolución Verde” (a la expansión de los transgénicos hoy en día se le conoce como la “segunda revolución verde”). Hoy en día nadie puede dudar que se están presentando los problemas ambientales y sanitarios que ´comenté en la primera parte: agotamiento de los suelos, uso excesivo de fertilizantes y plaguicidas, gran facilidad para las plagas, y gran consumo de agua dulce en el riego de suelos pobres y explotados. En esta segunda parte os propongo las que creo que son las mejores alternativas para este tipo de agricultura, sin que eso vaya en perjuicio ni de la productividad ni del beneficio económico de los campesinos y agricultores (me temo que sí podría afectar a los beneficios de las multinacionales que producen los agroquímicos, y a quienes se lucran con la venta de plantas transgénicas).

EL POLICULTIVO.

policultivo

El policultivo era una medida de prevención contra las plagas muy utilizada a lo largo de la historia. El conocimiento de qué plagas afectan a un cultivo determinado es fundamental para establecer una estrategia de policultivo que sea eficaz. Incluso la combinación en un mismo terreno de variedades distintas de arroz ha demostrado que puede impedir la expansión de algunas plagas. Aparte de que un insecto o ácaro puede ver frenado su crecimiento al existir plantas que no puede usar como alimento, también puede ocurrir que una planta sea huésped de un enemigo natural (un depredador o un parasitoide) de una plaga que afecte a la otra planta del mismo terreno, lo que permite su control solo con el hecho de cultivarlas juntas. Si bien hay muchos insectos o ácaros fitófagos que son polífagos (comen muchos tipos de plantas distintas) esto también ocurre con muchos depredadores naturales: por ejemplo las mariquitas, crisopas, o chinches depredadoras.

El problema del monocultivo antes de la invención de los plaguicidas de síntesis por las empresas químicas, se puede ver en grandes epidemias como la que ocurrió en Irlanda a mediados del siglo XIX (1845-1846) y que mató a varios millones de seres humanos. Implicó la gran extensión de un hongo llamado roya o mildiu de la patata (Phytophtora infestans) especializado en solanáceas (patata o tomate entre otras). El hecho de que los irlandeses murieran de hambre significa que no podían cultivar en grandes cantidades otros cultivos que no fueran la patata o el tomate, afectados por el hongo. Esto fue debido a un bloqueo comercial que Inglaterra ejerció contra ellos. Sería esto solamente un ejemplo de cómo los monocultivos son el caldo perfecto para las plagas que arrasaron cultivos en el pasado.

MANTENER LA MICROFAUNA Y LOS COLOIDES DEL SUELO.

MICROFAUNA

Conocer la microfauna y saber cómo mantenerla activa contribuye a que el suelo mismo sea capaz de producir sus propios fertilizantes y de generar nutrientes a partir de los restos de las plantas que se cultiven y de los cadáveres o excrementos de estos animales. Por eso un suelo sin animales está muerto. Los animales, hongos y bacterias del suelo son responsables de la producción del humus, que es el coloide orgánico del suelo, mientras que la arcilla es el coloide inorgánico. Ambos contribuyen a la retención de agua y nutrientes, creando un suelo apto para el crecimiento de las plantas. Las micorrizas (simbiosis entre raíces de plantas y algunos hongos beneficiosos) es muy importante también fomentarla en las plantas que sean capaces de generarla, como muchas leguminosas. Entre los animales propios de la fauna del suelo están las lombrices, numerosos insectos como escarabajos, colémbolos, y gran cantidad de gusanos nematodos, muchos de ellos microscópicos. También hay ácaros de 8 patas que son beneficiosos, y algunos crustáceos terrestres como las cochinillas o “bichos bola”. Muchas plagas anidan, colocan sus huevos o atraviesan sus fases de larva en el suelo. ¡Imaginad la importancia de que existan en el suelo animales que compitan con ellas o las devoren como alimento, o que protejan a la planta del ataque a las raíces!

FAVORECER EL HÁBITAT DE ENEMIGOS NATURALES.

Aparte de incrementar la fauna en el suelo, se puede investigar a fondo el ciclo de vida de los animales beneficiosos porque devoran o parasitan a las plagas. Son muchos los ‘enemigos naturales’ de por poner un ejemplo los pulgones. Dos muy comunes son Myzus persicae y Aphis gossypii. Entre sus enemigos naturales hay avispillas parásitas (Aphidius colemanii, Aphidius ervi, Lysiphlebus testaceipes, Trioxis acalephae, Praon volucre, Ephedrus cerasicola…) y predadores como el mosquito Aphidoletes aphidimyza, mariquitas como Adalia bipunctata, Coccinella septempunctata o Hippodamia variegata, crisopas como Chrysoperla carnea, etc. Como ves, el hecho de estudiar y favorecer que estos animalillos se desarrollen, encuentren dónde vivir, encuentren las mejores plantas donde crecer, poner sus huevos o cobijarse, puede llegar a conseguir que ellos solos consigan impedir plagas. Ciertas arañas también cumplirían un papel, incluso ciertos pájaros que coman orugas. Al hecho de cultivar algunas plantas que no son para recoger sus productos sino solo para que se desarrollen estos animales beneficiosos se le llama ‘plantas búnker’.

Anuncios

agosto 31, 2016 Posted by | Biología, Cambio climático / Ecología, Cuidemos el planeta., Transgénicos | 4 comentarios

LA SITUACIÓN DE LA AGRICULTURA.

Hoy en día la mayor parte de la agricultura en el mundo es de producción intensiva, una manera de realizar los cultivos que disminuye la complejidad para crear un aumento en la cantidad de cosecha por unidad de área y de tiempo. La complejidad se hace bajar de dos maneras. La primera es que se cultiva una misma planta a lo largo y ancho de una gran superficie, y si se cultivan varias, deben estar separadas y aisladas. En segundo lugar, se simplifican los métodos de trabajo mediante máquinas, un enorme aporte de agua, y agroquímicos, que incluyen fertilizantes y productos fitosanitarios (herbicidas, insecticidas, acaricidas, fungicidas…). Como dato, más del 10% de la superficie de cultivos ya se dedica a los transgénicos, quienes siguen este modelo intensivo. Este modelo tiene éxito en producir suficientes alimentos para toda la humanidad (los motivos del hambre son distintos) pero tiene unas consecuencias muy negativas que están intentando ser corregidas con el regreso a métodos más “sostenibles” y “ecológicos” que también consisten en cultivos intensivos. De hecho, solo con métodos más blandos o más considerados con el entorno es que puede continuarse este modelo, que ya está llegando a su límite.

Entre las consecuencias negativas del modo de producción intensivo están:

AGOTAMIENTO DEL SUELO.

Para que las plantas puedan crecer y mantenerse sanas, necesitan un suelo rico en todos los nutrientes y que tenga una gran actividad biológica. Necesita multitud de animalillos como lombrices, escarabajos, insectos como los colémbolos, y abundante materia orgánica que alimente a esos animales, que a su vez la transformarán en nutrientes. El hecho de tener a un mismo cultivo durante todo o casi todo el año sin descanso, hace que el suelo se quede sin materia orgánica, sin agua y finalmente sin microfauna (ese conjunto de animalillos). Esto crea una dependencia extrema hacia los fertilizantes de nitrógeno, fósforo y cualquier otro mineral.

suelo agotado

GRAN ABUNDANCIA DE PLAGAS

Nada puede ser tan favorable para un insecto o un ácaro que le guste comer ciertas plantas como encontrarse con un campo donde no hay otra cosa. Solo el alimento que anda buscando. Así, un campo de maíz o de tomates, se convierte en un lugar perfecto para la expansión de orugas, hongos o moscas blancas, por poner solo algunos ejemplos. Ante la ausencia de mecanismos que les controlen o frenen su crecimiento como depredadores naturales o avispillas parásitas, estos insectos destrozarían toda la plantación si no fuera por la aplicación de productos tóxicos a lo largo de todo el cultivo con maquinaria especializada. Y es que todos estos insectos, hongos, ácaros y ‘malas hierbas’ que llaman plagas lo son solamente cuando crecen de manera ilimitada, y no cuando están en unas cantidades razonables, donde no pueden afectar a la productividad (de hecho a veces la aumentan).

plaguicida

EXCESIVO CONSUMO DE AGUA.

Un suelo que tenga carencia de coloides como el humus o la arcilla, apenas podrá retener el agua, que las plantas necesitan tener al alcance de sus raíces, no siempre muy profundas. Los suelos sin actividad biológica y a los que se suministran fertilizantes sintéticos, no tienen apenas humus. Esto hace que los materiales del suelo pierdan solidez y consistencia. Las lluvias, benéficas al principio, poco a poco van arrastrando el propio suelo hacia abajo, lo que se conoce como lixiviación. La capacidad de retener agua es muy pobre y estos terrenos acaban dependiendo de un aporte enorme de agua. Hoy en día, el 70% de toda el agua dulce se emplea en la agricultura, para que os hagáis una idea.

tecnificación-de-riego.jpg

DEPENDENCIA DE PRODUCTOS FITOSANITARIOS Y FERTILIZANTES DE MULTINACIONALES.

Dado que las condiciones son inmejorables para la expansión de los fitófagos (comedores de plantas) o de las enfermedades (hongos o virus) se hace oblgatorio utilizar estos productos de manera continua. Estos productos en muchos sitios están llegando a alcanzar niveles muy elevados en las corrientes de agua y los acuíferos. Se hace extremadamente necesaria su reducción en la medida que sea posible. Además, muchas plagas se hacen resistentes a ellos de forma natural.

Esto no se trata de alarmismo ni de una generalización, es lo que está ocurriendo en todo el planeta y se están estudiando maneras para corregir todo esto. Aparecen alternativas que en realidad tienen el objetivo de que la agricutura pueda seguir del mismo modo, entre ellas estas:

manejo-integrado-de-plagas-y-enfermedades-en-el-cultivo-de-tomate-1-638cbcontrolnatural

El manejo integrado y el control biológico se están aplicando e imponiendo legalmente por la urgente necesidad de reducir el uso de agroquímicos. Hace que las hortalizas sean más sanas al tener menos pesticidas. Generalmente se usa más en invernaderos que al aire libre. Pero hay que tener una cosa en cuenta: aunque es una mejoría por la reducción de la toxicidad del entorno, se trata de un negocio más, donde el agricultor sigue dependiendo de las industrias de elaboración de productos, que en este caso son depredadores naturales o parásitos. La agricultura es, igualmente intensiva.

Pero, ¿sería posible ir más allá?

agosto 29, 2016 Posted by | Actualidad, Biología, Cambio climático / Ecología, Cuidemos el planeta., Revolución / Capitalismo, Transgénicos | 2 comentarios

   

lanaveva.wordpress.com/

Aportaciones para la reflexión antropológica, filosófica y literaria

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Amor por la Vida sin "Sistema"

Textos de Artur y Fiona Cristian entre otros

Derribando el Muro

de las mentiras que nos esclavizan

Patricio Contreras

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

SALIENDO DEL HIPERCUBO

Para salir del Hipercubo, del gran Laberinto de este mundo solo tienes que abrir la PUERTA del Conocimiento. Y tu eres el único con la LLAVE. Aúna tu MENTE, tu CORAZÓN y tu ESPÍRITU y únete a la BUSQUEDA de la VERDAD.

Analisis 06

Blog de analisis histórico, filosófico y espiritual sobre el ser humano y la auténtica historia, en la medida de lo posible.

Política

(y media)

Reflexiones Antropológicas

Pensamientos acerca del pasado y el ahora desde una perspectiva enfocada en el hombre y sus diversas manifestaciones.

Un rincón que te abrigue

Mis escritos, mis canciones, mi reflejo

El foco

Reseñas de cine

How to blue

Un blog acerca mi vida personal sientete libre de juzgar.

DERRIBANDO EL MURO

Rompiendo el Paradigma

Reparaciones profesionales 24 horas

Servicio de-Cerrajero-Electricista-Fontanero-Persianista

Wanderlust

Blog personal | Bitácora de viajes