CÓMO HACER FRENTE A LA GLOBALIZACIÓN.

La globalización que para algunos es un progreso lógico de los seres humanos, al haberse inventado nuevas tecnologías de comunicación, es en realidad un proceso de uniformización de toda la especie y una centralización del poder mundial en muy pocas manos. Que se haya inventado internet, es lo único que lo hace parecer un presagio de mayor libertad, ya que lo cierto es que Internet nos ha abierto las puertas a muchísima información valiosa. Por lo demás, es un grave peligro para todos nosotros, y una auténtica amenaza a nuestra supervivencia y a nuestra libertad a todos los niveles. Cada día estamos más controlados y vigilados, y cada vez más las raíces culturales de cada pueblo son atacadas y destruidas. Mediante las crisis económicas, los distintos países son endeudados y sometidos a chantajes cada vez mayores. Con un sistema legal globalizado, cada día nos distinguimos menos, para acercarnos al prototipo del “ciudadano global”.

Para todos los que conozcan el mal que esto supone para el mundo, o se lo puedan imaginar, os dejamos con una lista de cosas que cada uno por nuestra cuenta podemos hacer para hacer frente a la globalización.

1) No ver la televisión, o al menos desconfiar de todo lo que salga a través del aparato, incluidos los disidentes fabricados. La televisión es el principal medio de transformación psicológica de la población para adaptarnos al modo de pensar y ver el mundo de los intereses globalistas, junto al sistema escolar.

2) No leer la prensa globalista, o al menos desconfiar de cualquier información que den y mirarla con ojo crítico. En España, todas las vinculadas al grupo PRISA y en general las más vendidas (El País, el Mundo, ABC, Público…).

3) Sacar el dinero de los bancos, y conocer cómo funciona realmente el sistema de la usura y la deuda.

4) Conoce la historia de tu nación, así como los hechos que han ido conduciendo a la globalización actual. Sé consciente de lo original y única que es la cultura de tu país, y de los grandes escritores, científicos, arquitectos, músicos, pintores, etc, que ha habido.

5) Defiende la legalización del homeschooling (educación en el hogar, crianza sin escuela) en tu país. Es necesario combatir el dogma de que si no pasamos por la escolarización “no estaremos preparados para el mundo” o permaneceremos en la ignorancia, pues justamente lo contrario es la verdad. La escuela es un medio de adaptarnos al mundo globalizado y su degradante estilo de vida.

6) Todo lo que consumas, que haya sido producido localmente, o al menos a nivel nacional.

7) Reduce todo lo que puedas tu consumo de plástico.

8) Conoce tus verdaderas raíces culturales, es decir, lo que llaman el paganismo en Europa o en otras partes del mundo (en Estados Unidos serían los indios americanos, en África los pueblos tradicionales y costumbres ancestrales).

9) Investiga la negativa influencia del cristianismo en el mundo. El cristianismo ha sido la empresa multinacional con más éxito de la historia, y ha ido suplantando las culturas originales de los pueblos allí donde ha ido, junto con su hermanastro de origen igualmente judío: el Islam.

10) Investiga la realidad del nacional socialismo alemán. Solo nos han contado el punto de vista de los vencedores, pero ¿y el de los vencidos?

11) Investiga quiénes manejan las grandes empresas, medios de comunicación, Banca, con nombres y apellidos.

12) Se lo más autosuficiente posible: estudia todo lo que puedas sobre construcción, fontanería, electricidad, agricultura, artesanía, etc.

13) Huye del entorno urbano para vivir en el campo, rodeado de naturaleza.

14) Lee autores críticos con la sociedad actual (recomiendo especialmente a Iván Illich).

15) Conoce el origen del actual sistema legal y el verdadero significado de las palabras usadas en el lenguaje legal.

16) Ten criterio propio sobre todo tipo de temas.

17) Sigue tus principios y un estilo de vida que elijas tú mismo por motivación propia.

18) No te adaptes a los demás por miedo a la soledad, al rechazo o por ambición.

19) Rodéate el máximo de tiempo de personas afines: ¡no te aísles!

20) No consumas ningún fármaco a menos que sea imprescindible (ejemplo: la insulina de un diabético tipo I).

21) No votes: realmente no existe una solución política actualmente. Si decides votar, vota a partidos que hablen de los perjuicios de la globalización y que tomen medidas antiglobalistas.

22) No vayas en contra de la corriente: ¡sal de ella en su lugar!

23) Aprende todo lo que puedas mediante la experiencia.

24) No consumas drogas, salvo con un uso puramente terapéutico (ejemplo el cannabis para ciertas enfermedades como la fibromialgia). Evita usarlas de forma recreativa o por adicción, incluido el alcohol, el café o el chocolate.

25) Ayuda a proteger la naturaleza siempre que puedas, por todos los medios posibles, incluido generar conciencia en los demás.

26) Lleva una dieta sana: la mejor es la paleolítica, pues es la que han llevado nuestros ancestros durante cientos de miles de años. En especial evita alimentos procesados industrialmente.

27) Haz deporte. Desplázate andando o en bici siempre que puedas hacerlo.

28) No gastes dinero en cosas innecesarias: ahórralo para una vida autosuficiente. El dinero es tiempo de tu vida dedicado a un trabajo.

29) Aprende sobre la influencia de los nutrientes en la salud, y sobre plantas medicinales.

30) Vive sin bienes materiales innecesarios: plantéate si puedes vivir sin algo, y si es así, no lo tengas.

31) Haz que tu vida persiga fines elevados: no caigas en la mediocridad o en la pereza.

32) No te dejes espiar por móviles, ordenadores, redes sociales, etc. Evita meter micrófonos y cámaras en tu hogar. Mantén tu privacidad a salvo.

33) Elabora por ti mismo todos los productos de uso cotidiano que puedas (o para venderlos).

34) Ayuda a otras personas a salir adelante, siempre y cuando te lo puedas permitir u obtengas a su vez algo a cambio (apoyo mutuo).

35) Escucha buena música que alimente el corazón, y no la basura industrial que tanto se oye actualmente.