ESTÁIS INVITADOS AL BLOG.

¡Hola a todos!

Os escribo para animaros a participar más activamente en el blog, y a pediros ayuda en cuanto a su difusión. Recientemente, y haciendo caso de mis propios consejos para luchar contra la globalización en mi último mensaje, he dejado de utilizar el Facebook, y lo mismo hice con Twitter hace ya mucho tiempo. Por tanto, mi capacidad para dar a conocer el blog es muy escasa. Últimamente estoy escribiendo con menos frecuencia de la habitual, aunque sigo estudiando para escribir artículos sobre autosuficiencia, que es en lo que decidí centrar el blog principalmente (hay otros temas que esperan a ser escritos también, que van a interesar a mucha gente). Y en fin por todo ello estoy viendo un claro bajón de participación en el blog a nivel de comentarios, visualizaciones, etc.

Me gustaría recordaros que este blog no es una enciclopedia, ni un lugar donde simplemente se van acumulando conocimientos. Se trata de un verdadero arsenal de conocimientos para convertirnos en seres humanos soberanos de nuestras vidas, conscientes de muchos temas importantes, y capaces de ir más allá de las indicaciones de esta sociedad, que solo apunta hacia su vientre, para engullirnos. Es por ello que os invito a revisarlo más a menudo y dejar huellas de vuestra visita en viejos artículos. Si os interesa escribir sobre algún tema, podéis enviármelo a mi correo electrónico, y será publicado a vuestro nombre, sin ningún problema, siempre que sea de interés. Este blog abarca muchísimos temas y obviamente yo no los conozco todos. Muchos podéis aportar cosas que yo no sepa.

En fin, este es un espacio en internet en el que me gustaría que os sintiérais acogidos, a gusto y en una compañía virtual, donde poder intercambiar opiniones y conocimientos, así como recibir ayuda o resolver vuestras dudas. No es un espacio muy a la última, ni vanguardista, ni muy moderno, sería equiparable más bien a una cabaña o ‘pagus’ apartada en medio del bosque. Aquí podéis pararos a descansar los que salís de las vías normales (normativas) de la sociedad, y respirar un poco de camaradería y libertad.

¡Bienvenidos!

Guardar

Guardar