Para Mí Son Enigmas

"Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan."

¿CÓMO COGER LAS RIENDAS DE NUESTRA MENTE?

Nuestro cerebro tiene una actividad altísima y constante, aún por la noche no deja de funcionar y soñamos con situaciones que simbolizan estados internos de nuestra alma, problemas que rondan nuestra mente a lo largo del día y que nos preocupan. Pero no es un órgano que nos hayan enseñado nunca a controlar, no es este la verdad un conocimiento muy difundido en la población, pese a la plétora de libros que existen sobre autoayuda o meditación. Por ello, nuestras mentes están normalmente yendo de un lado para otro, entre nubes de conceptos, imágenes, recuerdos y alucionaciones que nos entorpecen, y que son una verdadera carga que llevamos sobre nuestros cuellos. Salvo que usted haya ejercido un poderoso y eficaz direccionamiento de su actividad psíquica, esta derivará por vías absurdas e inútiles. Y todo esto le alejará del lugar donde podría estar, porque le estará previniendo de funcionar a su máximo potencial a todos los niveles: desde la coordinación corporal o la percepción del entorno hasta la comunicación con los demás.

La mente es de hecho, ubicada en el encéfalo, nuestro más importante órgano, y del que más deberíamos ocuparnos. A nuestro hígado no le preocupa nada más que el hecho de que nos alimentemos bien, que no bebamos alcohol, basta con eso, pues él hace sus funciones por si solo. ¿Quién regula su mente, se lo ha preguntado? Parece que es lo único en nuestro cuerpo que debemos gestionar y regular nosotros mismos.

Le invito primero a preocuparse de ello, a darse cuenta de lo importante que es para usted. A continuación le animo a hacer todo lo posible para lograrlo. Pare y observe un momento sus propios pensamientos. Con toda probabilidad, tiene la mente llena de auténtica basura, proveniente de mil fuentes diferentes. En una sociedad como la actual, tan baja a nivel espiritual, es casi estroboscópico el bombardeo de distracciones. Toneladas de datos y señales impactan en nuestros oídos y retinas, en tanta cantidad que apenas podemos filtrarlos: no nos da tiempo. Y todo ello es intencionado.

Hay una serie de cosas que nos acercan al autodominio de nuestra mente, y con ello, a una vida más elevada, más plena, a una manifestación más auténtica de nosotros mismos en el mundo. Ante todo, debemos permanecer concentrados en lo que estamos haciendo en este momento, y hacerlo con plenitud. Serán muchos los miedos, los razonamientos que intenten perturbarnos o intimidarnos a la hora de llevar a cabo con éxito, valentía y altura lo que nos proponemos. Muchas serán también las cargas mentales que nos confundan por el solo hecho de estar ahí, como un enjambre de mosquitos que nos bloqueen la visión de nuestro alrededor. También debemos mantener una atención plena de nuestro entorno, de lo que hacemos, de la posición de nuestro cuerpo, sin perdernos nada en ningún momento.

Debemos escuchar nuestro interior, para conocernos a nosotros mismos. ¿Qué queremos realmente en nuestra vida, cuál es el propósito que más sentido nos puede aportar? ¿Qué es lo que nos llena y hace sentir bien, independientemente de lo que digan otros, ya sean nuestros familiares, amigos o conocidos? ¿Qué es lo que nos elimina la pena y el dolor, que no sean sustancias químicas o drogas?

Finalmente, debemos ser capaces de guiar nuestra vida hacia lo más alto, sin perder el tiempo. Lo más alto no es, por supuesto, el tener un puesto alto en una jerarquía burocrática o social de ninguna clase, sino el ser capaces de convertir nuestra existencia terrena en un proyecto cuyo fundamento sea a la vez lo que nos hace realmente sentir más vivos, más plenos, más fuertes, menos aburridos, menos deprimidos, menos nerviosos.

Anuncios

abril 15, 2018 Posted by | Control de la sociedad, Filosofía y autoconocimiento., Misterios y enigmas., Salud humana y Nutrición | 2 comentarios

LAS VERDADERAS INTENCIONES DE LA ESCOLARIZACIÓN.

¿Qué se puede entender por las verdaderas intenciones de la escolarización? Aquello que está más allá de lo visible, aquello para lo que realmente fue establecido un sistema de instrucción pública en manos del Estado, despojado de sus justificaciones morales. Motivos que siguen vigentes hoy en día con mucha más fuerza, puesto que los consiguen alcanzar con mayor eficacia.

En primer lugar, el sistema escolar tiene como finalidad la integración de los hombres y mujeres (el conjunto de la población) en la sociedad, la llamada ‘adaptación social’. La escuela es el instrumento ideológico y psicológico mediante el cual se nos habitúa desde la época más primigenia de nuestra vida a vivir en el marco de una institución social, con un régimen de normativas internas y una rutina a seguir.

Ante todo, se trata de una imposición, de un control que se ejerce sobre nuestra vida de forma involuntaria y obligatoria. Lo que con eso se consigue es convertirnos en seres dependientes. Hoy en día, la globalización nos quiere ver ignorantes (no hay más que ver la ‘información’ que se ofrece en los telediarios o la prensa), distraídos y despistados (de ahí todo el ocio y las nuevas tecnologías) aislados unos de otros (véase el elevado consumo de antidepresivos y tranquilizantes, por ejemplo), pobres (miremos los bajos salarios o los impuestos hasta por respirar) y en fin, todo ello conduciendo a un estado de dependencia ante las instituciones sociales. Dependencia a nivel legal, tecnológico, político, psicológico y hasta emocional es inducida en los ciudadanos de muchas e ingeniosas formas, a veces impensables. Pues bien, la escuela no es otra cosa que el vivero donde se gesta y fabrica a ese futuro ser humano dependiente, con abstinencia hacia las instituciones.

Otro de los objetivos auténticos de que asistamos a una escuela es aislarnos del mundo real en nuestra infancia y juventud, encerrarnos y privarnos de una experimentación real de las cosas. Separando así nuestra mente de nuestro corazón, se genera una disociación permanente en nuestra vida.

abril 6, 2018 Posted by | Control de la sociedad | 4 comentarios

LA CRIANZA SIN ESCUELA.

Me faltan muchos autores alternativos por leer, sobre todo Pestalozzi, María Montessori y Steiner, sin embargo, todos coinciden en asimilar educación con asistencia a una escuela, y todo se trata de encontrar un método adecuado para educar a los niños, un conjunto de pautas fundadas en un conocimiento profundo del funcionamiento de la mente, la psicología, el desarrollo del carácter, las habilidades, etc.

Detrás del barniz de preocupación por los niños, hay la creencia subyacente de que el desarrollo es algo que debe ser suministrado por maestros, o si no, al menos sí se ha de pasar por una escuela para que dicho desarrollo sea óptimo. En definitiva, se fomenta el miedo de que nuestros hijos se puedan “quedar atrás” en un aspecto o el otro (como si, por otro lado, la perfección existiera). La cantidad de escuelas alternativas, métodos y técnicas pedagógicas es inagotable, la imaginación y la retórica son ingeniosas y hábiles, el marketing de lo institucional parece hablarte como un amigo o un padre.

¿Significa eso que hay que dejar en manos del azar la crianza de nuestros hijos? No es lo más adecuado en la sociedad en la que vivimos, que pone tantas dificultades y problemas, que es tan compleja, tan rápida, tan frenética. Si algo nos falta, como padres, no significa por ello que debamos delegar en otros más sabios o mejores la crianza de nuestros pequeños, significa más bien que hay algo que hemos perdido y tenemos que recuperar. ¿Cómo hacernos cargo de la educación de los hijos y cumplir con nuestro deber como padres?

Tal vez tenemos que distinguir entre las metas que la sociedad nos propone o nos quiere vender, de las verdaderas necesidades que cualquiera tiene en su infancia. No hay ninguna de estas últimas que los padres no puedan aportar a sus hijos. Un espacio de exploración y descubrimiento, un espacio de creación, respeto, atención, cuidado, seguridad, aprecio, aprendizaje, conocimiento, un entorno saludable, convivencia con otros, todo ello son cosas que los padres han de fomentar todo lo posible. Pero hay muchas cosas que brotan por si mismas con el tiempo, cosas que el simple paso del tiempo y las experiencias aportan de forma inevitable. Basta con que un niño crea en si mismo para que llegue lejos. Dificultades en la vida no han de faltarles, y eso le hará más fuerte. No lo podrá tener todo a su alcance de forma inmediata, pero si lo necesita, se esforzará en buscarlo por si mismo. Hay que dejarle también que haga su camino.

abril 1, 2018 Posted by | Control de la sociedad | 6 comentarios

   

bucker125

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Entramado de sentimientos

Relatos, cuentos, historias y libros escritos por Anne Kayve

MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS

MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS

The West’s Darkest Hour

The site of a Priest of the 14 Words

realpolitics

¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo? ¿Por qué? La política explicada de forma clara y comprensible

Lost in the Darkness

«All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die» Nexus 6 -Roy Batty

Blog del Historiador

Conoce la historia de diferentes épocas.

AmaLur

¿Qué es la libertad? Libertad es poder sacar una conclusión real con tu lógica, y empíricamente, nunca bajo ninguna doctrina dogmática.

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

Espacio de Arpon Files

Just another WordPress.com site

Mi Septiembre Rojo®

BLOG ECUATORIANO DE DIVULGACIÓN ACADÉMICA

El desinsectador y desratizador

Control de plagas en el área de Barcelona

Druid Life

Pagan reflections from a Druid author - life, community, inspiration, health, hope, and radical change

LA NAVE VA

Aportaciones para la reflexión antropológica, filosófica y literaria

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Amor por la Vida sin "Sistema"

Textos de Artur y Fiona Cristian entre otros