EL CONTROL DE PLAGAS URBANAS.

Buenas a todos, he estado bastante tiempo inactivo en el blog básicamente por un motivo: estoy centrado en escribir un libro, lo cual me está dando muchos quebraderos de cabeza. Escribir un libro no tiene nada que ver con compartir artículos para un blog, donde sí me siento cómodo. Un blog te permite mucha más libertad para expresarte, sin miedo por cometer algún ‘fallo’ o no hilar ni sintetizar de una manera precisa y exacta todo lo que llevas en la mente. El resultado es que, al menos en mi caso, los artículos me salen mucho mejores que los capítulos de un libro. En fin, he decidido volver para contar aquellos temas que me parezcan interesantes, sin necesidad de una gran profundización o síntesis completa de dicho tema.

Estoy actualmente completando una serie de cursos necesarios para dedicarme al control de plagas, principalmente las urbanas pero también las agrícolas o de jardines. En este trabajo se usan muchos productos químicos peligrosos y desde luego, tóxicos, pero recientemente se procura hacer de un modo en que el uso de esos productos sea la última opción, y se utilice lo mínimo posible. Personalmente, pienso que las plagas agrícolas son evitables en gran parte si se cambiase el modo de hacer la agricultura, evitando los monocultivos, permitiendo al suelo regenerarse, respetando a los animales beneficiosos (abejas, escarabajos, lombrices, avispillas que se comen las plagas, etc) por ello he preferido dedicarme al sector de las plagas urbanas, las cuales son realmente inevitables si es que existen ciudades. Además, casi todas las especies de plagas urbanas son alóctonas o extranjeras, vienen de otros lugares muy alejados de Europa, generalmente de zonas tropicales de Asia, África o América. Con lo cual, no es un trabajo que vaya contra especies naturales propias de aquí, sino contra especies que en condiciones normales no deberían vivir aquí.

La cucaracha roja tiene su origen en las selvas de África, y llegó alrededor del siglo XVIII a Europa y a América.

La rata negra proviene de Asia, y llegó a Europa en el siglo VIII. Fue la transportadora de una pulga que causó la peste negra.

La avispa asiática llegó hace muy poco tiempo a España, desde la región de Vietnam. Se dedica a asesinar a abejas, a otras avispas autóctonas, y a muchos insectos beneficiosos, contribuyendo así a la desaparición de estos que ya viene siendo causada por los productos tóxicos usados en la agricultura.

Voy a ir compartiendo artículos sobre plagas que os puedan ser interesantes y que nos sirvan para intercambiar información o experiencias personales sobre el tema. ¿Vosotros habéis tenido alguna vez alguna plaga? ¿Cómo os ha ido?

En el próximo os pondré imágenes de un parque que tengo cerca de mi casa, donde las plantas invasoras se están cargando a las autóctonas. Son varios ya los árboles derribados. Hay una serie de plantas que no se deberían plantar ni siquiera en nuestra propia casa, por el riesgo de que se reproduzcan fuera. Son plantas que crecen muy rápido, son difíciles de eliminar, y compiten con las de aquí. Os mostraré ejemplos para que sepáis cuáles son esas especies a las que podemos considerar enemigas de nuestro entorno.

En fin, lo dicho, me reincorporo al blog y cada semana iréis viendo nuevas entradas. Un saludo.