LA CAZA CONTRA LOS NO VACUNADOS HA COMENZADO.

Hola a todos. Debería estar hablando de otros temas, sin embargo y por desgracia, el sempiterno asunto del Covid sigue afectando a nuestras vidas, y me veo casi forzado a exponer lo que observo. En realidad, todo lo que está sucediendo es un aceleramiento de los acontecimientos que muchos ya sabíamos que iban a suceder, debido a las declaraciones de políticos de diversas instituciones. En efecto, el totalitarismo que se avecinaba tan claramente ya está presente en nuestras vidas, la caza ha comenzado. Se trata de una guerra, una más de las divisiones que se pretende crear entre personas que deberían ayudarse mutuamente, con la finalidad de someterlos y controlarlos más eficientemente. En este caso, y a una escala especialmente encarnizada, se está fomentando la confrontación y enemistad entre aquellos que se han vacunado para el Covid y aquellos que, por motivos que ya hemos expuesto en este blog y que son completamente razonables, no lo hemos hecho. Lo que se decía en la teoría, ahora se está plasmando en la práctica: la persecución, la limitación de los derechos de los que no se han puesto esta vacuna en específico. No diré nada nuevo: todos hemos visto las protestas en Francia, Italia y otros países, en contra del llamado ‘Green Pass’ o ‘Pasaporte Covid’ sin el cual los políticos globalistas pretendían coartar a todo el mundo a ponerse la vacuna contra su voluntad. Se ha recurrido a todo tipo de chantajes, desde la prohibición de entrar en restaurantes o lugares públicos (esto se está haciendo actualmente en Francia, por ejemplo) hasta el dar 100 dólares a las personas por ponerse la vacuna, como ha hecho el alcalde de Nueva York recientemente (https://www.farodevigo.es/mundo/2021/07/28/nueva-york-pagara-100-dolares-55605455.html). En muchas ocasiones se ha forzado a personas de ciertos sectores laborales a vacunarse contra su voluntad, especialmente a los que trabajan en hospitales o residencias (el ámbito sanitario en general) ya que si no los despedían de sus trabajos. No obstante, todo esto no es más que el principio. En este blog, y si la intuición no falla, auguramos que esto no solo va a continuar, sino que se va a acelerar en progresión geométrica, pues tal es la agenda globalista. Y es muy importante que nos opongamos a ello con todos nuestros recursos.

green pass

Tener que explicar que por no querer ponerse esta vacuna en específico, para esta enfermedad en concreto, no significa negar que exista o ser ‘antivacunas’ en general, es algo lamentable que solo demuestra el poder de los medios de masas como la televisión o la prensa. En efecto, el asociar una respetable opción, justificable de múltiples formas, con puntos de vista que nada tienen que ver (estar en contra de cualquier vacuna, o negar que exista el coronavirus SARS-CoV-2) es lo que permite anular el debate y lo que convierte en aparentes criminales a quienes no se vacunen. Se tacha a estos últimos, entre los que me incluyo, de todo lo imaginable: egoístas, peligrosos para la salud de los demás, anticientíficos, anti-todo en definitiva. Se pretende señalarnos como un peligro para la sociedad. Y la principal finalidad de mi artículo es desmontar esto, y pedir a cualquiera que lo lea que reflexione sobre esto, que no crea todo lo que le cuentan, y que no caiga en este conflicto absurdo en el que ahora nos quieren enzarzar mientras ellos ven el combate desde sus mansiones o, peor aún, desde los mismos salones donde los planifican al detalle.

No me centraré en explicar por qué yo u otros muchos tenemos motivos bien fundamentados para no vacunarnos (estar fuera de la población de riesgo, la posibilidad de tener efectos secundarios graves, el desconocimiento de los efectos a largo plazo…). Trataré más bien el tema de la postura que creo que todos debemos mantener ante lo que está sucediendo. En primer lugar, se debe respetar por completo a aquellos que han decidido vacunarse. Solamente el tiempo va a ir demostrando si era verdad o no todo aquello de la eficacia y seguridad casi totales, o de la perdurabilidad de los efectos protectores durante toda la vida. Por el momento, ambos pilares de la confianza en las vacunas están siendo muy puestos en duda. Esta es la principal novedad de los últimos meses. En un principio se divulgaba que las vacunas protegían POR COMPLETO del coronavirus en un porcentaje cercano al 97%. Esto es lo que encontramos por ejemplo en el diario ABC, basado en un estudio hecho en Israel:

https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-israel-confirma-vacuna-pfizer-protege-95-por-ciento-contagio-hospitalizacion-y-muerte-covid-202105060130_noticia.html

wall street journal 1

wall street journal 2

Observad cómo exponen que el estudio y la experiencia en Israel han demostrado claramente que las vacunas no solo protegen de las muertes y hospitalizaciones en un elevadísimo porcentaje, sino que también protegen del contagio. Periódicos como el Wall Street Journal en inglés, o estudios científicos afirmaban exactamente lo mismo. Pues bien, ahora resulta que eso no era cierto. Ahora que estamos en julio, descubrimos sorprendidos y con una población altamente vacunada, que cualquier persona que esté vacunada, puede igualmente contagiarse, transmitir el virus a otras personas e incluso tener síntomas. De lo único que les protegería es, en principio, de los síntomas más graves o de la muerte. Lo podemos leer en este enlace a un artículo de la Sexta:

https://www.lasexta.com/bienestar/salud/que-estando-vacunado-puedo-contagiarme-contagiar-pero-tener-covid-grave_2021071560f0514070facd0001f9ae5c.html

Como váis a leer a continuación, lo que ahora se nos dice es que todos los vacunados pueden contagiarse, algo que es contradictorio con lo que decían los estudios científicos y todos los medios de masas que se basaban en ellos hasta hace poco.

sexta 1

No obstante, algo llama mucho más incluso la atención en ese artículo, y son precisamente las fuentes de donde provienen sus conclusiones. ¿No os resulta curioso que sean las propias compañías farmacéuticas o sus altos directivos quienes informen sobre los resultados de sus productos? Es algo que ya comentábamos en este blog con respecto a los estudios iniciales. Al parecer esto no ha cambiado, y los estudios realizados por las mismas farmacéuticas que fabrican todas estas vacunas siguen siendo la máxima referencia. La independencia de la investigación científica no parece ser ya un valor reclamado ni tener mucha importancia, ante la sobreactivación de tantas amígdalas cerebrales a nivel planetario.

sexta 2

¿Protegen realmente las vacunas a todo el mundo de la muerte y de tener síntomas graves? Es obvio que no a todo el mundo, por lo que el problema se reduce a un tema de proporciones. Si la proporción de personas vacunadas que fallecen (en esto tenemos que sumar a los que mueren por los efectos secundarios de la vacuna y a los que mueren diagnosticados de Covid-19) es menor a la proporción de personas no vacunadas que fallecen (diagnosticadas de Covid-19) entonces la vacuna probaría algo de su eficacia, y solamente la práctica dirá cuánta es realmente. Sin embargo, para esto, e insisto porque esto es muy importante, debemos esperar al invierno. Siempre es en invierno cuando aumentan las enfermedades pulmonares, entre ellas la gripe o neumonías en general. Nos enfrentamos a dos posibles escenarios de aquí al próximo invierno y ya entrando en el 2022.

➢ Uno es que en efecto la enfermedad ya esté controlada, que toda esta campaña de vacunación masiva haya servido de algo, y que no se produzca un nivel de muertes y fallecimientos más elevado que cualquier otro año por causa de las gripes. En este caso no habrá ningún problema, todo volvería a la normalidad, y podríamos disfrutar de nuestras vidas, tanto los vacunados como los no vacunados, dado que se habría alcanzado la inmunidad de grupo.

➢ Otro es que se vuelva a producir un elevado pico de muertes diagnosticadas como Covid-19, ante lo cual de nuevo podríamos sacar dos conclusiones. Una es que una nueva variante resistente a los anticuerpos (por ejemplo la Delta Plus, o la Epsilon) sean las causantes. Otra es que las vacunas sencillamente no han funcionado y que si las muertes han bajado es debido simplemente al verano. O quizá la verdad sea una combinación de ambas cosas.

Lamentablemente y conforme el invierno se aproxima, todo parece decantarse hacia el segundo escenario. Por un lado, ya se habla de esas nuevas variantes que harían inútiles las actuales vacunas, como podéis leer aquí: https://isanidad.com/191039/tres-mutaciones-de-la-variante-epsilon-ayudan-a-estimular-la-evasion-inmune-del-covid/

epsilon

Por otro lado, las medidas de restricción parece que solamente son frenadas o paralizadas por determinados tribunales, ya que los políticos no cesan en su empeño de ejercerlas. Toques de queda han tenido que ser declarados ilegales por el Tribunal Constitucional, como lo fue incluso el confinamiento al que fuimos sometidos en toda España.  Y aquí tenemos suerte, ya que Francia, Portugal, Italia o Grecia están imponiendo el pasaporte Covid para cosas muy cotidianas como ir a restaurantes, cines o lugares públicos en general. Esto es algo que no se explicaría si hubiese una verdadera confianza en las vacunas, dado que la población de riesgo ha sido vacunada ya casi por completo. En otras palabras, por un motivo u otro, parece que esto no se acaba. El control sobre nuestras vidas es algo de lo que los globalistas no quieren desprenderse, es su mayor tesoro, y no lo harán bajo ningún concepto. Pero solo conseguirán ganarnos la partida si nos enfrentamos entre nosotros, si nos reprochamos haber sido o no vacunados mutuamente, si seguimos en la espiral de pánico y angustia que nos inducen los medios de masas constantemente, y si seguimos manteniendo una confianza ciega en quienes gobiernan o en lo que se nos trata de introducir en la cabeza.

¿Cómo podemos llegar a consentir amenazas de muerte directas, como esta en la ciudad de Almería, aparte de la humillación que supone lo que dice el cartel? Solamente por el elevadísimo nivel de pánico que tiene la gente. En ninguna otra circunstancia esas palabras, auténtico pisoteo de la dignidad humana, podrían estar ahí.

Image

Tampoco es cierto que las vacunas sean completamente seguras. Aparte de los casos confirmados de personas que han muerto o tenido síntomas muy graves provocados por las vacunas, como el de una pobre chica que podéis ver en este enlace (poned el video de la madre llorando mientras cuenta lo sucedido):

https://news.yahoo.com/mom-describes-daughter-bad-covid-124148320.html.

O como el caso de un hombre de 36 años de Sevilla que iba a ser padre, y que no tenía ninguna patología antes de vacunarse:

https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-fallecido-sevilla-tras-vacunarse-janssen-padre-proximo-octubre-202107261340_noticia.html

Otro ejemplo que en mi opinión personal demuestra que las autoridades sanitarias están poniendo por delante la vacuna ante el hecho de que pueda provocar efectos nocivos, es el hecho de que muchas mujeres notan efectos secundarios en el ciclo ovárico, como podéis leer aquí: https://www.larazon.es/salud/20210712/3gyhijp42vau3oamisfcf7nu6m.html

mujeres

Como es obvio, cualquier cosa que fomente el sangrado o la precocidad de la ovulación puede ser (al menos es algo que debería investigarse seriamente) peligroso para las mujeres embarazadas. Es lo mismo que sucede con ciertos alimentos o plantas que se desrecomienda consumir a las mujeres embarazadas. ¿Es esta la prudencia que estamos observando en los médicos y autoridades sanitarias, como sería de esperar? No tenéis más que leer el siguiente artículo de el País, quizá el periódico globalista por excelencia en España: https://elpais.com/sociedad/2021-07-28/los-ginecologos-llaman-a-acelerar-la-vacunacion-de-las-embarazadas-tras-la-muerte-de-tres-gestantes.html

mujeres ii

mujeres iii

No solo esto, sino que por la calle escucho a la gente hablar del tema, y he podido saber de situaciones como que a un hombre mayor a partir de la vacuna le empezaron a dar vómitos todos los días durante más de un mes, y que cuando fue a urgencias, le dijeron sencillamente que eso no era una urgencia, o como otra persona que tuvo inflamación en un ganglio y problemas serios por ello. Se ha demostrado que las vacunas pueden provocar trombosis, inflamación del corazón (miocarditis, pericarditis) así como síndromes muy raros de los que es muy difícil dudar el vínculo, como el síndrome de Guillain-Barré. No todos los que fallecen al poco de vacunarse mueren por la vacuna, eso es obvio, pero una parte de ellos sí, especialmente si tienen problemas como los mencionados. A otros la vacuna les deja indudables secuelas. Es algo que aquellos que no tenemos especial miedo a un virus que solo provoca síntomas graves en un porcentaje muy escaso de la población, sencillamente no queremos arriesgarnos.

Pido respeto hacia todo el mundo, se haya o no vacunado. Dejemos atrás el miedo y el odio hacia los que no se vacunen, porque no tiene fundamento científico y sí fines políticos de control social.

Quiera la buena fortuna que esto sea entendido masivamente.

3 comentarios sobre “LA CAZA CONTRA LOS NO VACUNADOS HA COMENZADO.

  1. Esto de la pandemia me suena a los psicopatas y a las inmorales personas obsesionadas con explotar, putear , incluso intentar que personas se suicidasen dejando hijos y cadaver, porque todo eso ha ocurrido, ahora les ha dado por las pandemias y vacunas , que será lo próximo …

    Le gusta a 1 persona

  2. Soy estadounidense y escribo esto a través de un traductor. También leo su blog a través de la traducción. Mi nombre de pantalla es años de edad, es de una película de 2001, no soy un médico.

    La vacuna es una preocupación para mí. La Autorización de Uso de Emergencia (EUA) para el uso de la misma especifica que nadie debe ser obligado a vacunarse (en los Estados Unidos), sin embargo, están obligando descaradamente a la gente a vacunarse.

    Un documento que encontré:

    Divulgación del consentimiento informado a los sujetos de los ensayos de vacunas sobre el riesgo de que las vacunas COVID-19 empeoren la enfermedad clínica
    https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/ijcp.13795

    Dice:

    “Resultados del estudio – Las vacunas COVID-19 diseñadas para provocar anticuerpos neutralizantes pueden sensibilizar a los receptores de la vacuna a una enfermedad más grave que si no estuvieran vacunados. Las vacunas contra el SARS, el MERS y el VRS nunca han sido aprobadas, y los datos generados en el desarrollo y las pruebas de estas vacunas sugieren una seria preocupación mecanística: que las vacunas diseñadas empíricamente utilizando el enfoque tradicional (que consiste en la espiga viral del coronavirus sin modificar o mínimamente modificada para provocar anticuerpos neutralizantes), ya estén compuestas por proteínas, vectores virales, ADN o ARN e independientemente del método de administración, pueden empeorar la enfermedad de COVID-19 a través de la potenciación dependiente de anticuerpos (ADE). Este riesgo está lo suficientemente oculto en los protocolos de los ensayos clínicos y en los formularios de consentimiento de los ensayos de la vacuna contra la COVID-19 que están en curso, de modo que es poco probable que los pacientes comprendan adecuadamente este riesgo, lo que impide el consentimiento verdaderamente informado de los sujetos en estos ensayos.

    Conclusiones extraídas del estudio e implicaciones clínicas
    El riesgo específico y significativo de ADE de la COVID-19 debería haber sido y debería ser revelado de forma prominente e independiente a los sujetos de investigación que actualmente están en ensayos de vacunas, así como a los que están siendo reclutados para los ensayos y a los futuros pacientes después de la aprobación de la vacuna, con el fin de cumplir con la norma de ética médica de comprensión del paciente para el consentimiento informado”.

    Simplificando, la vacuna puede hacer que algunas personas experimenten un “covid” peor que si no se hubieran vacunado. Esto se basa en su exposición al virus. El verano en el hemisferio norte suele reducir las infecciones respiratorias, y sin embargo ya estamos viendo casos de ruptura, personas vacunadas y que siguen infectadas con “covid”, y que siguen transmitiéndolo a otros. Están alabando la vacuna, pero sólo el tiempo lo dirá, si las estaciones en las que florecen las infecciones respiratorias (finales de otoño y principios y mediados de invierno) ven una reducción continua de las personas vacunadas que se infectan, la vacuna puede ser eficaz. Me temo que veremos muchas infecciones de los vacunados, y culparán a los no vacunados y a las nuevas cepas ” covid”.

    Pero, como dice específicamente el documento anterior, hay que concienciar a la gente de que, al optar por recibir la vacuna contra el “cóvido”, en los ensayos o una vez aprobada, pueden tener una infección peor de “cóvido” a causa de ella. (Por supuesto, puede que no lo tengan, pero sólo el tiempo lo dirá).

    En mi bloque (una zona delimitada por intersecciones de calles) una persona ya no puede hablar de forma inteligible desde que recibió la primera inyección de la vacuna (no recibió la segunda), pero parece físicamente normal, sin signos de un ataque convencional. 3 Semanas después de la segunda inyección de la vacuna, otra persona se debilitó, desarrolló temblores, se le dijo que tenía Lupus, Sjogren, Enfermedad de Lyme, (no todo al mismo tiempo, creo que es lo que el médico está persiguiendo), (estuvo en el hospital durante 3 semanas y 1 semana en terapia, y todavía tiene una enfermera visitante y va a terapia), y ahora, trágicamente, esta persona es diagnosticada con Leucemia y comenzará el tratamiento de quimioterapia pronto. Otra persona desarrolló los mismos síntomas que la anterior, estuvo en el hospital, y no sabemos el resultado.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s