LA CAZA CONTRA LOS NO VACUNADOS HA COMENZADO.

Hola a todos. Debería estar hablando de otros temas, sin embargo y por desgracia, el sempiterno asunto del Covid sigue afectando a nuestras vidas, y me veo casi forzado a exponer lo que observo. En realidad, todo lo que está sucediendo es un aceleramiento de los acontecimientos que muchos ya sabíamos que iban a suceder, debido a las declaraciones de políticos de diversas instituciones. En efecto, el totalitarismo que se avecinaba tan claramente ya está presente en nuestras vidas, la caza ha comenzado. Se trata de una guerra, una más de las divisiones que se pretende crear entre personas que deberían ayudarse mutuamente, con la finalidad de someterlos y controlarlos más eficientemente. En este caso, y a una escala especialmente encarnizada, se está fomentando la confrontación y enemistad entre aquellos que se han vacunado para el Covid y aquellos que, por motivos que ya hemos expuesto en este blog y que son completamente razonables, no lo hemos hecho. Lo que se decía en la teoría, ahora se está plasmando en la práctica: la persecución, la limitación de los derechos de los que no se han puesto esta vacuna en específico. No diré nada nuevo: todos hemos visto las protestas en Francia, Italia y otros países, en contra del llamado ‘Green Pass’ o ‘Pasaporte Covid’ sin el cual los políticos globalistas pretendían coartar a todo el mundo a ponerse la vacuna contra su voluntad. Se ha recurrido a todo tipo de chantajes, desde la prohibición de entrar en restaurantes o lugares públicos (esto se está haciendo actualmente en Francia, por ejemplo) hasta el dar 100 dólares a las personas por ponerse la vacuna, como ha hecho el alcalde de Nueva York recientemente (https://www.farodevigo.es/mundo/2021/07/28/nueva-york-pagara-100-dolares-55605455.html). En muchas ocasiones se ha forzado a personas de ciertos sectores laborales a vacunarse contra su voluntad, especialmente a los que trabajan en hospitales o residencias (el ámbito sanitario en general) ya que si no los despedían de sus trabajos. No obstante, todo esto no es más que el principio. En este blog, y si la intuición no falla, auguramos que esto no solo va a continuar, sino que se va a acelerar en progresión geométrica, pues tal es la agenda globalista. Y es muy importante que nos opongamos a ello con todos nuestros recursos.

green pass

Tener que explicar que por no querer ponerse esta vacuna en específico, para esta enfermedad en concreto, no significa negar que exista o ser ‘antivacunas’ en general, es algo lamentable que solo demuestra el poder de los medios de masas como la televisión o la prensa. En efecto, el asociar una respetable opción, justificable de múltiples formas, con puntos de vista que nada tienen que ver (estar en contra de cualquier vacuna, o negar que exista el coronavirus SARS-CoV-2) es lo que permite anular el debate y lo que convierte en aparentes criminales a quienes no se vacunen. Se tacha a estos últimos, entre los que me incluyo, de todo lo imaginable: egoístas, peligrosos para la salud de los demás, anticientíficos, anti-todo en definitiva. Se pretende señalarnos como un peligro para la sociedad. Y la principal finalidad de mi artículo es desmontar esto, y pedir a cualquiera que lo lea que reflexione sobre esto, que no crea todo lo que le cuentan, y que no caiga en este conflicto absurdo en el que ahora nos quieren enzarzar mientras ellos ven el combate desde sus mansiones o, peor aún, desde los mismos salones donde los planifican al detalle.

No me centraré en explicar por qué yo u otros muchos tenemos motivos bien fundamentados para no vacunarnos (estar fuera de la población de riesgo, la posibilidad de tener efectos secundarios graves, el desconocimiento de los efectos a largo plazo…). Trataré más bien el tema de la postura que creo que todos debemos mantener ante lo que está sucediendo. En primer lugar, se debe respetar por completo a aquellos que han decidido vacunarse. Solamente el tiempo va a ir demostrando si era verdad o no todo aquello de la eficacia y seguridad casi totales, o de la perdurabilidad de los efectos protectores durante toda la vida. Por el momento, ambos pilares de la confianza en las vacunas están siendo muy puestos en duda. Esta es la principal novedad de los últimos meses. En un principio se divulgaba que las vacunas protegían POR COMPLETO del coronavirus en un porcentaje cercano al 97%. Esto es lo que encontramos por ejemplo en el diario ABC, basado en un estudio hecho en Israel:

https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-israel-confirma-vacuna-pfizer-protege-95-por-ciento-contagio-hospitalizacion-y-muerte-covid-202105060130_noticia.html

wall street journal 1

wall street journal 2

Observad cómo exponen que el estudio y la experiencia en Israel han demostrado claramente que las vacunas no solo protegen de las muertes y hospitalizaciones en un elevadísimo porcentaje, sino que también protegen del contagio. Periódicos como el Wall Street Journal en inglés, o estudios científicos afirmaban exactamente lo mismo. Pues bien, ahora resulta que eso no era cierto. Ahora que estamos en julio, descubrimos sorprendidos y con una población altamente vacunada, que cualquier persona que esté vacunada, puede igualmente contagiarse, transmitir el virus a otras personas e incluso tener síntomas. De lo único que les protegería es, en principio, de los síntomas más graves o de la muerte. Lo podemos leer en este enlace a un artículo de la Sexta:

https://www.lasexta.com/bienestar/salud/que-estando-vacunado-puedo-contagiarme-contagiar-pero-tener-covid-grave_2021071560f0514070facd0001f9ae5c.html

Como váis a leer a continuación, lo que ahora se nos dice es que todos los vacunados pueden contagiarse, algo que es contradictorio con lo que decían los estudios científicos y todos los medios de masas que se basaban en ellos hasta hace poco.

sexta 1

No obstante, algo llama mucho más incluso la atención en ese artículo, y son precisamente las fuentes de donde provienen sus conclusiones. ¿No os resulta curioso que sean las propias compañías farmacéuticas o sus altos directivos quienes informen sobre los resultados de sus productos? Es algo que ya comentábamos en este blog con respecto a los estudios iniciales. Al parecer esto no ha cambiado, y los estudios realizados por las mismas farmacéuticas que fabrican todas estas vacunas siguen siendo la máxima referencia. La independencia de la investigación científica no parece ser ya un valor reclamado ni tener mucha importancia, ante la sobreactivación de tantas amígdalas cerebrales a nivel planetario.

sexta 2

¿Protegen realmente las vacunas a todo el mundo de la muerte y de tener síntomas graves? Es obvio que no a todo el mundo, por lo que el problema se reduce a un tema de proporciones. Si la proporción de personas vacunadas que fallecen (en esto tenemos que sumar a los que mueren por los efectos secundarios de la vacuna y a los que mueren diagnosticados de Covid-19) es menor a la proporción de personas no vacunadas que fallecen (diagnosticadas de Covid-19) entonces la vacuna probaría algo de su eficacia, y solamente la práctica dirá cuánta es realmente. Sin embargo, para esto, e insisto porque esto es muy importante, debemos esperar al invierno. Siempre es en invierno cuando aumentan las enfermedades pulmonares, entre ellas la gripe o neumonías en general. Nos enfrentamos a dos posibles escenarios de aquí al próximo invierno y ya entrando en el 2022.

➢ Uno es que en efecto la enfermedad ya esté controlada, que toda esta campaña de vacunación masiva haya servido de algo, y que no se produzca un nivel de muertes y fallecimientos más elevado que cualquier otro año por causa de las gripes. En este caso no habrá ningún problema, todo volvería a la normalidad, y podríamos disfrutar de nuestras vidas, tanto los vacunados como los no vacunados, dado que se habría alcanzado la inmunidad de grupo.

➢ Otro es que se vuelva a producir un elevado pico de muertes diagnosticadas como Covid-19, ante lo cual de nuevo podríamos sacar dos conclusiones. Una es que una nueva variante resistente a los anticuerpos (por ejemplo la Delta Plus, o la Epsilon) sean las causantes. Otra es que las vacunas sencillamente no han funcionado y que si las muertes han bajado es debido simplemente al verano. O quizá la verdad sea una combinación de ambas cosas.

Lamentablemente y conforme el invierno se aproxima, todo parece decantarse hacia el segundo escenario. Por un lado, ya se habla de esas nuevas variantes que harían inútiles las actuales vacunas, como podéis leer aquí: https://isanidad.com/191039/tres-mutaciones-de-la-variante-epsilon-ayudan-a-estimular-la-evasion-inmune-del-covid/

epsilon

Por otro lado, las medidas de restricción parece que solamente son frenadas o paralizadas por determinados tribunales, ya que los políticos no cesan en su empeño de ejercerlas. Toques de queda han tenido que ser declarados ilegales por el Tribunal Constitucional, como lo fue incluso el confinamiento al que fuimos sometidos en toda España.  Y aquí tenemos suerte, ya que Francia, Portugal, Italia o Grecia están imponiendo el pasaporte Covid para cosas muy cotidianas como ir a restaurantes, cines o lugares públicos en general. Esto es algo que no se explicaría si hubiese una verdadera confianza en las vacunas, dado que la población de riesgo ha sido vacunada ya casi por completo. En otras palabras, por un motivo u otro, parece que esto no se acaba. El control sobre nuestras vidas es algo de lo que los globalistas no quieren desprenderse, es su mayor tesoro, y no lo harán bajo ningún concepto. Pero solo conseguirán ganarnos la partida si nos enfrentamos entre nosotros, si nos reprochamos haber sido o no vacunados mutuamente, si seguimos en la espiral de pánico y angustia que nos inducen los medios de masas constantemente, y si seguimos manteniendo una confianza ciega en quienes gobiernan o en lo que se nos trata de introducir en la cabeza.

¿Cómo podemos llegar a consentir amenazas de muerte directas, como esta en la ciudad de Almería, aparte de la humillación que supone lo que dice el cartel? Solamente por el elevadísimo nivel de pánico que tiene la gente. En ninguna otra circunstancia esas palabras, auténtico pisoteo de la dignidad humana, podrían estar ahí.

Image

Tampoco es cierto que las vacunas sean completamente seguras. Aparte de los casos confirmados de personas que han muerto o tenido síntomas muy graves provocados por las vacunas, como el de una pobre chica que podéis ver en este enlace (poned el video de la madre llorando mientras cuenta lo sucedido):

https://news.yahoo.com/mom-describes-daughter-bad-covid-124148320.html.

O como el caso de un hombre de 36 años de Sevilla que iba a ser padre, y que no tenía ninguna patología antes de vacunarse:

https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-fallecido-sevilla-tras-vacunarse-janssen-padre-proximo-octubre-202107261340_noticia.html

Otro ejemplo que en mi opinión personal demuestra que las autoridades sanitarias están poniendo por delante la vacuna ante el hecho de que pueda provocar efectos nocivos, es el hecho de que muchas mujeres notan efectos secundarios en el ciclo ovárico, como podéis leer aquí: https://www.larazon.es/salud/20210712/3gyhijp42vau3oamisfcf7nu6m.html

mujeres

Como es obvio, cualquier cosa que fomente el sangrado o la precocidad de la ovulación puede ser (al menos es algo que debería investigarse seriamente) peligroso para las mujeres embarazadas. Es lo mismo que sucede con ciertos alimentos o plantas que se desrecomienda consumir a las mujeres embarazadas. ¿Es esta la prudencia que estamos observando en los médicos y autoridades sanitarias, como sería de esperar? No tenéis más que leer el siguiente artículo de el País, quizá el periódico globalista por excelencia en España: https://elpais.com/sociedad/2021-07-28/los-ginecologos-llaman-a-acelerar-la-vacunacion-de-las-embarazadas-tras-la-muerte-de-tres-gestantes.html

mujeres ii

mujeres iii

No solo esto, sino que por la calle escucho a la gente hablar del tema, y he podido saber de situaciones como que a un hombre mayor a partir de la vacuna le empezaron a dar vómitos todos los días durante más de un mes, y que cuando fue a urgencias, le dijeron sencillamente que eso no era una urgencia, o como otra persona que tuvo inflamación en un ganglio y problemas serios por ello. Se ha demostrado que las vacunas pueden provocar trombosis, inflamación del corazón (miocarditis, pericarditis) así como síndromes muy raros de los que es muy difícil dudar el vínculo, como el síndrome de Guillain-Barré. No todos los que fallecen al poco de vacunarse mueren por la vacuna, eso es obvio, pero una parte de ellos sí, especialmente si tienen problemas como los mencionados. A otros la vacuna les deja indudables secuelas. Es algo que aquellos que no tenemos especial miedo a un virus que solo provoca síntomas graves en un porcentaje muy escaso de la población, sencillamente no queremos arriesgarnos.

Pido respeto hacia todo el mundo, se haya o no vacunado. Dejemos atrás el miedo y el odio hacia los que no se vacunen, porque no tiene fundamento científico y sí fines políticos de control social.

Quiera la buena fortuna que esto sea entendido masivamente.

ROMPER LA NIEBLA DE INDIFERENCIA.

Disculpad que no esté muy presente últimamente por esta web, últimamente no tengo apenas tiempo a pesar de los cientos de temas que se me pasan por la cabeza junto al deseo de compartirlos con los pocos que aún sigáis entrando en esta recóndita y perdida web. Últimamente me planteo mucho cómo pasar del medio escrito al auditivo o incluso en ocasiones al visual, si bien encuentro algo curioso en los “youtubers” y demás gente famosa. Algunos de ellos sencillamente se limitan a ofrecer lo que saben que la gente reclama masivamente, tal es el caso de los más famosos, del “trending topic” por emplear uno de esos anglicismos tan de moda, al parecer porque lo que se dice en otro idioma parece mejor o más avanzado. Otros sin embargo han llegado a interesarme, por su contenido interesante, e incluso me han sorprendido por cómo mucho de su pensamiento tenía que ver con el mío. Es el caso de un “youtuber” llamado Yom5, o de otro que he descubierto más recientemente, llamado Esquizofrenia Natural. A pesar de que los recomiendo vivamente, no dejo de pensar que cuando llegas a un cierto nivel de fama, algo te obliga a venderte, a servir a la sociedad. Estoy completamente seguro que nadie que sea escuchado masivamente pone en peligro los intereses de la globalización que está degradando cada vez más a la humanidad, dividiéndola permanentemente para enfrentarla, mientras la mantiene ignorante en un océano de distracciones, placeres efímeros propios de esta sociedad de consumo desenfrenado.

tabu

La verdad es que la fama no es algo que tenga en mi lista de deseos por alcanzar, no me interesa en absoluto (salvo de ello el reconocimiento a lo que pueda hacer bien, pues considero que es natural buscarlo y que todos lo merecemos). Sin embargo, con el tiempo me he dado cuenta de que el compartir mis intereses con los demás, el dar a conocer realidades o mis propios enfoques de la realidad cuando considero que son importantes, es algo que me llena por dentro, me produce felicidad. Esto se incrementa exponencialmente cuando se trata de asuntos que en mi opinión (o incluso objetivamente) conciernen a todos los seres humanos, pues les afectan a todos. Es decir, cuando hay un objetivo de cambiar la realidad a mejor, esto me produce muchos más niveles de endorfinas que el mero hecho de una conversación cotidiana. Me he vuelto adicto a contar allí donde voy y la ocasión surge aquello que me parece relevante sobre el mundo, sobre cómo nos controlan, sobre los avances de la globalización y cómo cada día somos más esclavos sin darnos cuenta.

Lamentablemente la sociedad tiene un antídoto contra la gente como yo. Ante lo no conveniente, ante lo que puede poner en riesgo sus intereses, ante aquello que se desvía de una humanidad uniforme, materialista, globalista y sin valores de ningún tipo, la sociedad pone en marcha todo tipo de estrategias que hacen de ciertos temas o puntos de vista un tabú. Por ejemplo, si no compartes el punto de vista que conviene a la sociedad y que esta vuelve mayoritario por medio de la televisión, radio y prensa masivas, se te tilda de negacionista. Es algo muy antiguo, el utilizar una categoría que suena mal o incluso como algo criminal, para simplificar y denigrar a las personas, se ha hecho desde hace milenios. Por ello no me asusta. Cada día me planteo más pasar a la acción. Estoy harto de esta Matrix en la que estamos atrapados, de este mundo digital, donde todo se comparte a través de “redes sociales” (antisociales diría yo, más bien) donde todo es electrónica, donde no hay auténtica comunicación. Quiero romper esa niebla de indiferencia y apatía que parece gobernarnos sin ser vista ni olida. Quiero dejar de bajar la cabeza y asentir ante todo aquello que me subleva, ante todo lo que no siento como justo ni positivo.

UN ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN ACTUAL EN EL MUNDO: COVID-19.

Este artículo es para hacer un análisis de lo que está pasando actualmente en relación con el coronavirus y a qué nos estamos enfrentando en el mundo entero. Ante todo me gustaría abrir un poco de luz sobre el aluvión de informaciones que recibimos todos los días sobre el tema, y con esta luz poder aclarar dudas y ayudar a distinguir lo que es cierto de lo que no. Supongo que muchos estaréis en la misma situación que yo, dudando tanto de la versión mediática y oficial en relación al Covid-19 y dudando igual o más de todo lo alternativo, en especial de lo que se va al otro extremo, por no haber pruebas totalmente concluyentes de una u otra postura. De este modo nos mantienen polarizados y enfrentados entre “oficialistas” y “negacionistas” cuando lo único que debería haber es seres humanos utilizando la razón y la inteligencia, dudando de todo y analizando los datos y hechos que suceden día tras día hasta llegar a forjarse un criterio verídico y sólido. Esto lamentablemente brilla por su ausencia, y los extremos irreconciliables, difundidos y repetidos sin filtros, son la tónica más habitual. Una locura generalizada nos invade, mucho más peligrosa que el Covid. Una locura que afecta al mundo entero, una especie de guerra entre dos bandos, los que están a favor de la libertad creyendo que solo negando el problema esta puede alcanzarse, y los que están a favor de todas las restricciones que imponen los políticos y las organizaciones internacionales como si todas ellas fueran de tipo científico o sanitario. Por favor, a todos los que leáis esto, os pido reflexión sobre este asunto, y que fomentéis no la lucha sino una conciliación razonable, basada únicamente en datos comprobables. Es lo que voy a intentar desarrollar a continuación.

EXIJAMOS CULTIVOS CELULARES EN LUGAR DE LAS PRUEBAS RT-qPCR.

En primer lugar, debemos tener claro que toda este pánico está basado en los resultados de los test RT-qPCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa Cuantitativa en Tiempo Real). Nos han dicho que es una prueba completamente verídica, que nos demuestra la cantidad de un virus que tenemos o no en el organismo, y por tanto la capacidad de contagio. Y sin embargo, el propio funcionamiento de la prueba expone que esto no es exactamente así. Nadie niega que esta prueba lo que hace es amplificar un fragmento del ARN (en principio, únicamente del SARS-CoV-2) creando millones de copias de este fragmento. Después se crean unas curvas de amplificación, que muestran en el eje X el número de ciclos de duplicación del material genético realizados, y en el eje Y la intensidad de la fluorescencia (cuantas más copias se produzcan, más intensa será esta señal lumínica). Después, esa curva tiene que ser interpretada y de ella se deduce, mediante unas fórmulas matemáticas, si una persona puede tener o no el virus.

RT-qPCR

Por lo tanto, no es una medición directa de lo que hay en nuestro cuerpo humano, sino una interpretación. Esto hace que pueda dar resultados que no se correspondan con la realidad, dependiendo de cómo se interprete. Una de las pruebas directas de detección de virus activos e infecciosos es, en cambio, el cultivo celular. Nada probaría más la fiabilidad de las PCR que la comparación entre los resultados de esos tests y los resultados de cultivos celulares, en relación a las mismas muestras o a las mismas personas. ¿Se ha realizado esta comparativa y se ha comprobado que el resultado es idéntico? ¿Realmente todos los “casos” diagnosticados como Covid-19 por las RT-qPCR son personas potencialmente contagiosas? ¿Todas las personas que fallecen de neumonía o de patologías del sistema circulatorio y que dan PCR positiva han muerto realmente por una infección de ese virus?

cultivo viral

Solo en el momento en que empecemos a dudar y a cuestionar los resultados de las RT-qPCR esta enfermedad podrá comenzar a ponerse en su sitio, en su verdadera magnitud, aportando números reales, en lugar de cifras magnificadas tanto de muertes como de “casos” que incluyen a miles de personas que no tienen ningún síntoma y que, debido a este resultado positivo, creen que tienen un virus contagioso en su cuerpo. Quizás no siempre esto sea así. Pero en lugar de negarlo, exijamos pruebas y resultados directos, como los de un cultivo celular. Esta sería la postura más adecuada desde mi punto de vista.

Otro asunto que demuestra la falta de fiabilidad de las RT-qPCR es la misteriosa desaparición de la gripe en 2020, algo que solamente puede concebirse si se considera que los casos de gripe han sido catalogados como Covid-19. No existe otra explicación coherente a esto.

La RT-qPCR no solo da resultado positivo en seres humanos. Al parecer, también en leones es capaz de detectar este mismo virus SARS-CoV-2, como parece haber ocurrido en la India según podéis leer aquí:

https://www.20minutos.es/noticia/4690112/0/ocho-leones-zoo-india-positivo-coronavirus/

leones

Y esto sinceramente no presagia nada bueno. Ya en Dinamarca se dijo que los visones habían desarrollado una cepa de un coronavirus similar al SARS-CoV-2 y tuvieron que sacrificar 17 millones de visones, una cifra casi inimaginable, una matanza a escala industrial. Si la detección de posibles virus que pasen a seres humanos genera un pánico irracional, esto podría conducir a horribles matanzas de animales por doquier. Y todo basado de nuevo en una prueba inexacta e interpretativa como es la PCR. Es otro asunto muy serio del que creo que debemos estar al tanto.

https://www.lavanguardia.com/natural/20201110/49387454303/coronavirus-terribles-imagenes-sacrificio-visones-dinamarca.html

ANALICEMOS LA INCOHERENCIA Y FALTA DE SENTIDO DE ALGUNAS MEDIDAS ANTI-COVID.

Cuando empezó todo esto, en toda España se declaró un confinamiento generalizado, apenas se podía salir, y la situación no se resolvió. Volvió a haber “oleadas” de infecciones, incesantes, que llevan durando ya casi año y medio. Algo falla, y son precisamente las medidas incoherentes que se toman, entre ellas los toques de queda y los cierres perimetrales.

Analicemos el toque de queda. Se impide salir a todo el mundo por la noche, cuando sí pueden hacerlo durante el día. Además no se distingue entre aquellos que van a hacer un recorrido, quizás solos, en su vehículo, o aquellos que van a tener una reunión multitudinaria, lo cual también carece de todo sentido sanitario (debería prohibirse y censurarse solo lo que sea potencialmente un riesgo sanitario). Por lo tanto en el toque de queda hay mucho más de política que de ciencia. Y eso partiendo de que no todo el mundo está infectado con este virus, ni todo el mundo puede transmitirlo, como parece que pretenden convencernos.

metro

El cierre perimetral es algo similar, resulta que podemos estar rodeados de personas ancianas y en principio sensibles a morir de esta enfermedad en supermercados, en transportes públicos abarrotados, podemos reunirnos con nuestras familias si esto ocurre dentro de una comunidad autónoma, pero en cambio, no podemos ir a ver a nuestra familia a otra comunidad. ¿Qué sentido científico tiene todo esto? Sencillamente, ninguno. De ahí que, a pesar de todas estas restricciones aplicadas durante tanto tiempo, todo esto continúe.

EL COVID-19 ES UNA ENFERMEDAD VASCULAR, NO RESPIRATORIA. LA PROTEÍNA S POR SI SOLA PUEDE PROVOCAR EFECTOS NOCIVOS.

Una investigación que han realizado recientemente y que parece haber pasado desapercibida por parte de muchos es que la enfermedad de Covid-19 es ante todo de tipo vascular y no respiratorio, ya que el receptor del virus se encuentra principalmente en el endotelio de los vasos sanguíneos. Lo más llamativo es que se ha descubierto que la proteína S, por si sola, causa efectos nocivos al provocar una cascada de reacciones químicas en las células que acaban por destruir las mitocondrias (las cuales usan el oxígeno para producir energía). Lo podéis ver en estos enlaces:

https://es.euronews.com/2021/05/04/la-covid-19-es-una-enfermedad-vascular-no-respiratoria-que-implica-para-su-tratamiento

https://www.salk.edu/news-release/the-novel-coronavirus-spike-protein-plays-additional-key-role-in-illness/

https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCRESAHA.121.318902

endotelio

El hecho de que la proteína S por si sola, justo lo que producen las vacunas en nuestro organismo, sea capaz de provocar daños en células endoteliales (las que recubren los vasos sanguíneos en contacto directo con la sangre) no parece alarmar a los científicos respecto a las vacunas, ya que afirman que la vacuna produce una cantidad escasa de esa proteína. No obstante, se han hecho otros descubrimientos recientemente que son realmente interesantes.

 EL ARN DEL VIRUS PUEDE INCORPORARSE EN NUESTRO GENOMA.

Las vacunas como sabéis están hechas básicamente de dos mecanismos. Algunas, como la de Oxford (AstraZeneca) contienen ADN que se introduce en las células gracias a un adenovirus. Era fácil pensar que este ADN podría incorporarse en nuestro genoma, causando mutaciones en las células diana o incluso expresando la proteína S durante años en nuestro organismo. Sin embargo, un estudio ha sacado a la luz que el ARN del coronavirus puede convertirse en ADN (gracias a una enzima llamada retrotranscriptasa inversa que todos tenemos en las células) e incorporarse así en el genoma. Afirman los científicos que esto no se ha demostrado en el caso de las vacunas, pero nada impide que sea así, de hecho, por el mismo mecanismo. Afirman que esto puede hacer que las personas, a pesar de haber pasado ya la infección, digan dando positivo: seguirían expresando en su organismo el ARN viral que detecta la RT-qPCR.

https://www.sciencemag.org/news/2021/05/further-evidence-offered-claim-genes-pandemic-coronavirus-can-integrate-human-dna

Las vacunas basadas en adenovirus utilizan precisamente una técnica que se inventó para modificar el genoma de las células, como podéis ver en la imagen inferior, llamada terapia génica. El virus suelta el ADN justo en el núcleo y el fragmento se une a los cromosomas, pudiendo expresar la proteína. Lo más curioso es que el SARS-CoV-2 un virus con ARN también puede incorporar su material genético en nuestros cromosomas. ¿Realmente esto es imposible con las nuevas vacunas como se afirma? No, no lo es.

terapia genica

¿TODO EL MUNDO TIENE QUE VACUNARSE CONTRA COVID-19?

La respuesta es no. Como ya hemos hablado en otros artículos, ocurre con Covid-19 lo que con muchas otras enfermedades infecciosas o no, y es que afectan principalmente a personas ancianas, bajando la tasa de mortalidad conforme la franja de edad se reduce. Los niños menores de 9 años tienen una tasa de mortalidad muy próxima al cero por ciento, es decir, los que mueren por esto son absolutamente excepcionales o tienen algún otro tipo de patología grave previa. Yo, que tengo en este momento 32 años, no tengo miedo alguno a morir de esta patología, tengo un sistema inmune fuerte que me protege, no tengo enfermedades de otro tipo, y en todo este tiempo no he cogido ni siquiera un constipado, por lo cual, hablando de mi situación personal, no voy a vacunarme, pues considero el riesgo de padecer una neumonía grave o algo similar absolutamente despreciable. La vacunación infantil me parece igualmente un auténtico despropósito al que por motivos obvios deberíamos oponernos, especialmente si se establece de forma obligatoria (como no me cabe duda que harán en su momento).

Aquí tenéis una imagen extraída de una fuente oficial con las tasas de mortalidad según las franjas de edad en España (por lo visto en cada país es distinto, por ejemplo en China, no hay mortalidad ninguna, y desde abril dejaron de tomar medidas restrictivas o mascarillas obligatorias, lo cual da un poco que pensar). En base a esta tabla podéis pensar vuestra tasa de supervivencia. Entre 0 y 9 años la supervivencia no se aleja apenas del 100%, y lo mismo entre los 10 y los 19 años. Si tienes entre 20 y 29 años tus posibilidades de supervivencia son del 99,88%. Entre 30 y 39 años sobrevivirán un 99,68%. Entre 40 y 49 años sobrevivirán un 98,94%. Es decir, hasta los 50 años sobrevive casi todo el mundo. A partir de los 50, y según esta gráfica, suponiendo que todas estas personas hayan fallecido por este coronavirus (la PCR detecta trozos del genoma pero no una infección activa del virus, recordemos) la tasa de supervivencia disminuye. Entre 50 y 59 años sobrevive un 96,78% de los que se contagian. Entre los 60 y 69 años sobrevive un 95%. La cosa por lo tanto empieza a ser preocupante a partir de los 70 años. Por supuesto que también hay gente que no fallece pero que ha atravesado neumonías o que han estado en estado grave. No obstante, también esto aumenta con la edad. Por lo tanto, en líneas generales cuanto más joven se es menos riesgo hay de padecer Covid-19 y por tanto menos necesidad de vacunarse. Que cada cual evalúe por si mismo.

Screenshot_2021-05-20 Spain coronavirus mortality rate by age 2020 Statista

https://www.statista.com/statistics/1105596/covid-19-mortality-rate-by-age-group-in-spain-march/

¿MUERTES DEBIDAS A LAS VACUNAS ANTI COVID-19?

Se afirma que las vacunas son seguras para la salud y que provocan muy pocos casos de efectos secundarios graves y mucho menos aún muertes. Sin embargo, ha habido bastantes casos de personas que han muerto o tenido graves efectos secundarios (convulsiones, shock anafiláctico…) después de estas vacunaciones. Si se parte de la premisa de que todo es pura casualidad y que son solo un pequeño porcentaje del total, entonces no hay nada de qué preocuparse. Pero, a mi entender, cada caso debería estudiarse. Y es evidente que los efectos a largo plazo de estas vacunas no los sabemos todavía. No obstante, como siempre, no debemos caer en ninguno de los dos extremos, sino simplemente tener en cuenta todos los hechos que podamos, sin excluirlos. Ni debemos caer en creer ciegamente a las farmacéuticas y concluir que las vacunas son completamente seguras, ni tampoco irnos al extremo opuesto y plantear un apocalipsis en el que todos podemos morir. Las cosas hay que analizarlas en su verdadera medida, sin descartar ni afirmar categóricamente ninguna posibilidad de efectos nocivos.

Lo cierto es que el hecho de que la proteína S que produce la vacuna pueda producir efectos nocivos en la salud, y el hecho adicional de que el material genético de todas estas vacunas (ARN o ADN) pueda incorporarse en nuestro genoma produciendo mutaciones e incluso que expresemos de por vida la proteína S, son posibilidades que pueden producir enfermedades inflamatorias o autoinmunes y muertes tanto a corto como a más largo plazo. No estoy afirmando que esto sea así pues no tengo pruebas, lo que digo es que es una posibilidad nada descartable y que solo veremos cuando pase el tiempo.

Por el momento, ya han salido noticias de casos de muertes tras las vacunaciones, lo cual debe estudiarse y no descartar de primeras que sean pura coincidencia, pues dependiendo de la causa de muerte puede relacionarse más o menos con la vacuna. Pongo algunos enlaces de casos en España y en Estados Unidos.

mujer 73 años

https://www.lavanguardia.com/local/sevilla/20210506/7432868/junta-estudia-muerte-mujer-73-anos-recibir-segunda-dosis-vacuna.html

marbella

https://www.lavanguardia.com/vida/20210423/7084725/informe-relacion-vacuna-astrazeneca-muerte-profesora-marbella.html

enlace3

https://as.com/diarioas/2021/04/22/actualidad/1619106799_484681.html

enlace1

https://abc7.com/johnson-covid-teen-vaccine/10537228/

enlace2

https://eminetra.co.uk/mother-asks-for-an-answer-after-her-20-year-old-son-died-within-12-hours-of-receiving-pfizer-jab/413277/

enlace3

https://news.sky.com/story/covid-19-family-of-italian-woman-who-died-after-oxford-astrazeneca-vaccine-launches-legal-action-12278855

enlace4

https://www.wsj.com/articles/family-of-teacher-who-died-after-astrazeneca-shot-seeks-answers-11619947801

enlace5

https://www.kansascity.com/news/coronavirus/article250199260.html

enlace1

https://childrenshealthdefense.org/defender/scientist-fda-ignoring-danger-covid-vaccine/

También se han dado casos aparentemente aislados de enfermedades o problemas desarrollados tras la administración de las vacunas. Aquí pongo algunos ejemplos de arritmias, miocarditis, síndrome de Guillain-Barré (una enfermedad autoinmune que afecta a las vainas de mielina de las neuronas).

gabilondo

https://www.abc.es/espana/madrid/abci-angel-gabilondo-ingresa-hospital-ramon-y-cajal-202105061843_noticia.html

Miocarditis Israel

https://www.france24.com/es/programas/ciencia-y-tecnolog%C3%ADa/20210519-covid19-efectos-secundarios-pfizer-miocarditis

Miocarditis España

https://www.eleconomista.es/sanidad/noticias/11179867/04/21/Espana-e-Israel-detectan-casos-de-miocarditis-en-vacunados-con-Pfizer.html

Enfermeda Austria

https://www.antena3.com/noticias/mundo/extremadamente-rara-reaccion-inmune-esta-detras-muerte-enfermera-vacunada-astrazeneca-austria_202103206055cf0fc7f10d000105d14c.html

Guillain-Barré Menorca

https://www.antena3.com/noticias/sociedad/baleares-notifica-un-posible-caso-de-reaccion-grave-a-la-vacuna-de-astrazeneca_20210320605616cdd319a500013ec16d.html

También se dió el caso, curioso cuando menos, de una autoridad sanitaria de Dinamarca que sufrió un desmayo justo cuando anunciaban que iban a prohibir la vacuna de Oxford-Astrazeneca en ese país por sus efectos nocivos:

Finalmente, y aunque se dice que los brotes están reduciéndose mucho en las residencias españolas (lo cual, aparte de la vacuna, puede ser debido al verano, cosa que comprobaremos en invierno) se dieron bastantes casos en los que, después de haber estado sin enfermedad durante más de un año, al administrarse las vacunas a residentes y trabajadores se produjeron brotes justo después. En algunos casos fueron asintomáticos, lo cual puede deberse a que al ser inyectados con el material genético de la vacuna daban positivos en la PCR (es decir, no estarían enfermos). En otros casos no obstante fueron sintomáticos e incluso con muertos, lo cual es más sorprendente.

enlace1

https://www.redaccionmedica.com/autonomias/asturias/covid-19-brote-residencia-recibir-2-dosis-vacuna-3711

enlace2

https://www.elcomercio.es/gijon/residencia-cimadevilla-sufre-brote-10-dias-despues-segunda-vacuna-20210204000634-ntvo.html

enlace4

https://cadenaser.com/emisora/2021/02/02/ser_gijon/1612263575_088350.html

Lagartera

https://www.ondacero.es/emisoras/castilla-la-mancha/toledo/menos-7-fallecidos-covid-residencia-toledo_202102016017adbc4bf2df0001ab40ac.html

CUIDADO CON EL FIN DEL ESTADO DE ALARMA: NO ES MÁS QUE UN DESAHOGO.

Estamos viendo cómo hoy 9 de mayo ha terminado el estado de alarma, y cómo parece que los políticos nos devuelven una alícuota de nuestra libertad para controlar y dirigir nuestras vidas. Y sin embargo, lo que muchos están celebrando, es en realidad lo más peligroso: nuestra humillante dependencia hacia los políticos, en una situación de evidente dictadura que están creando bajo una retorcida premisa.

LIBERTAD ES IGUAL A ENFERMEDAD

Esta es la conclusión a la que se llega con tan solo analizar todo lo que está pasando, estamos en una situación de locura, de totalitarismo, aceptada tan solo por el miedo a propagar o contagiar una enfermedad. Esto es algo que tiene que terminar de una vez por todas, debemos dejar atrás la locura irracional en la que nos están sumiendo, basada en argumentos que son cuestionables por todos los lados. Celebrar esta pequeña “libertad” que nos parecen conceder (poder volver o salir de casa a la hora que queramos, salir de la comunidad autónoma) es en realidad lo mismo que si unas gallinas celebrasen que las dejan salir del galpón un día o dos. Cuando el amo ordene volver a las jaulas, y es algo que ocurrirá con toda probabilidad en invierno, los mismos que celebraban la libertad volverán a donde les ordenan. Hay también quienes tienen miedo a salir de la situación, aquellos a los que no parece importarles su falta de libertad, pues creen que eso redunda en el bien común. Pues bien, amigos, lo que está pasando no es una simple cuestión sanitaria, es también un asunto político y de control social, además de económico, sin duda. Y esta realidad no puede negarse. Ambas cuestiones deberían separarse por completo. Analizando las cosas al margen del pánico en el que pretenden sumirnos, se ve a toda una maquinaria social con miles de engranajes girando con tal de mantenernos en un estado totalitario, que cada vez se irá volviendo más potente y opresivo, aplastándonos más en nuestro día a día. Y esta tendencia que nos afecta a todos durará y se agudizará solo hasta el momento en el que nosotros dejemos de obedecer.

maquiavelo2

Y ojo, no estoy negando el problema sanitario, lo que sostengo es que este problema no se está poniendo en su adecuado contexto, en su verdadero nivel de gravedad, el cual no se corresponde con esta campaña de pánico generalizado y de paranoia colectiva. Es indudable que se pretende darnos este desahogo tan solo para que luego sigamos aceptando unas condiciones intolerables de represión de nuestra libertad. Y espero que llegue un momento en el que el lema “Libertad es igual a Enfermedad” sea por fin destruido y tomemos conciencia de que solo debemos tener en cuenta aquello que se corresponde con la salud de los demás o la propia, pero de ningún modo aquello que no tenga ninguna justificación basada en hechos comprobables. Y es en especial el hecho de confiar en datos basados en las pruebas RT-qPCR lo que debe comenzar ser cuestionado, y en lo que se justifican los datos que avalan el pánico. Miles de personas que resultan ser asintomáticas son diagnosticadas como “casos” de una enfermedad, sin haber detectado en estas personas un virus activo mediante cultivo celular. Muertes de lo más variado son achacadas al Covid-19. La gripe ha desaparecido, misteriosamente, y coincide que el Covid también baja en verano, como la gripe. Estos y otros datos los analizaremos a fondo en el siguiente artículo, aportando enlaces y evidencias de todo. Lo importante es que seamos conscientes de que solo deberíamos tomar aquellas precauciones que realmente tengan una justificación, y no obedecer en todo a esta sarta de políticos y de instituciones globalistas vendidas a la industria farmacéutica.

No celebremos, por tanto, una libertad que no tenemos. Estemos más bien en guardia contra el totalitarismo que se avecina, y no lo permitamos bajo ningún concepto. Ha de llegar un punto de opresión intolerable, y ese será el momento de desobedecer de manera masiva.

TWITTER, UNA RED SOCIAL CONTROLADA POR AGENTES MANIPULADORES.

Actualmente la única llamada “red social” que utilizo y veo habitualmente es Twitter. En realidad, hace mucho tiempo que sé que las redes sociales no son ni algo revolucionario, ni mucho menos algo que fomente el verdadero contacto entre los seres humanos. Como mucho, pueden servir para acceder a informaciones o datos que puedan resultar interesantes en un momento dado. Más allá de esto, todo lo que hacen es un efecto esponja. Como sabéis, las esponjas son materiales que absorben y retienen dentro de ellas el agua. Imaginad ahora que el agua es el contacto directo entre los seres humanos, cara a cara, o el desarrollo real en la práctica de ideas sanas y positivas. Y con ello tendréis una idea de las consecuencias negativas de estas, como deberían llamarse realmente, esponjas antisociales y antihumanas. No obstante, no pensemos que están allí para el mal de toda la humanidad. Existen una serie de individuos que se benefician enormemente de que usemos las redes sociales como Facebook, Twitter, What’s App, Telegram, Instagram, TikTok y todas las demás. Estos individuos obtienen una enorme cantidad de datos sobre quiénes somos, nuestra descripción física o incluso fotografías, nuestros datos biométricos como la huella digital o el iris, qué pensamos, qué nos gusta o disgusta, qué intenciones tenemos en la vida, qué objetos o servicios compramos, cuánto dinero tenemos, quiénes son nuestros amigos, qué hacemos en el día a día, qué tipo de personalidad tenemos, cómo reaccionamos a distintas situaciones, qué emociones sentimos, y muchas más cosas. Todos estos datos son recogidos y dirigidos a una serie de servidores que los procesarán para elaborar perfiles hipercomplejos de cada uno de nosotros, una información que hace 40 años, antes de toda esta época de móviles, tablets y “tecnologías de la información” era totalmente privada, salvo que uno así lo decidiera expresamente. Estas instalaciones que almacenan todo sobre nosotros se llaman “data centers” y son como podéis observar justo abajo.

data-center-google

No obstante os quería comentar mi impresión personal respecto a Twitter, ya que por allí “navego” de vez en cuando en busca de informaciones interesantes. Lo que observo es un fenómeno que se produce en TODAS estas empresas, y es que aquello que más fama tiene, es justo aquello que no pone en peligro una serie de intereses (los de la globalización), y especialmente aquello que los favorece. Por supuesto, todo lo que sirva para dividirnos (como el reciente espectáculo que se da a la tal Rocío Carrasco, o los partidos políticos y sus supuestos enfrentamientos) y nos desvíe de los problemas importantes para nosotros y los que nos rodean, será potenciado, el mundo entero se desfogará hablando de esos temas desde un punto de vista o el contrario, y será lo más publicado, lo más seguido, lo más “retwitteado” según el argot popular allí. Esto es algo en lo que Twitter coincide con la televisión, y es un fenómeno ya casi clásico y conocido por mucha gente.

Lo que pasa mucho más desapercibido es la complejidad de Twitter a la hora de manipular a los seres humanos. Twitter, a diferencia de la televisión, no es una herramienta de suministro unilateral de información desde los distintos canales hacia los espectadores. En Twitter realmente puedes elegir a quién sigues, en base a distintos criterios como la forma de pensar, los temas de interés, la afinidad mental o cultural… Por lo tanto, es increíblemente fácil crear una serie de personajes anónimos, de quienes nada se sabe, pero que se convierten en los adalides de una serie de ideas o formas de pensar que se oponen al status quo. Fomentados por esta red social, llegan a alcanzar decenas de miles de seguidores. Estos personajes pueden cuadrar aparentemente con tu forma de ver las cosas, sin embargo, no son más que un engaño. Cuando uno los observa atentamente, se da cuenta de a qué se dedican realmente. En primer lugar, se dedican a generar falsas esperanzas de supuesta acción respecto a un tema u otro. Su papel consiste en un reclamo hacia aquellos que piensan de una determinada manera. Consiguen seguidores haciéndose pasar por una especie de activistas, luchadores por la verdad o la libertad, alternativos, etc. Acaban convirtiéndose en los referentes de miles de personas que les siguen y llegan a creer en ellos. Se caracterizan por ser MUY activos en Twitter, hasta el punto en el que cuesta creer que sean una sola persona, y por tener gran cantidad de seguidores. Y sin embargo, para lo único que sirven es para captar a todos aquellos que piensen de forma parecida, de modo que puedan ser identificados y registrados como portadores de tales ideas en sus cabezas. No se puede esperar nada de ellos, partiendo de que no muestran ni siquiera su verdadera identidad, pero cumplen con su cometido reuniendo a quienes podrían suponer algún tipo de amenaza o palo en la rueda ante toda una gama de intereses globalistas. Si tienes una idea que puede ser buena, tranquilo, tienes al menos a cinco falsos referentes que seguir en Twitter, encontrarás que de ese modo “no estás solo” y que “hay muchos que piensan como tú” lo que te llenará de esperanza. Sin embargo, sentado en el sofá o la silla de tu escritorio, te encontrarás en el mismo vacío que si estuvieras totalmente solo con tus ideas. Eso sí, aquellos ante los que podrías ser un peligro sabrán muy bien quién eres y qué piensas.

Y parece que no soy el único que lo dice. Recientemente Boris Johnson ha dado un discurso en la ONU donde podéis ver cómo alerta del enorme peligro de esta era electrónica y digital donde continuamente conpartimos todo tipo de información que debería ser y permanecer privada:

ESTOY HASTA LOS COJONES DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS.

Hola a todos. Este artículo es simplemente para expresar que he vuelto a la cordura en lo que a política se refiere, es decir, que he vuelto a la abstención de una manera que ya no van a poder echar atrás los acontecimientos, después de dejarme engañar por algunas de las ideas de VOX con las que coincido. No obstante, aunque los partidos políticos que hay en España en efecto tienen unas ideologías o propuestas diferentes, hay algo que no cambia en ninguno de ellos: la hipocresía. Todos miran únicamente para su propio interés como partido, y en base a ello actúan, pronuncian un tipo u otro de discurso, toman unas u otras decisiones, establecen sus millonarias campañas de marketing, utilizan unos u otros calificativos según les conviene en cada momento, y un largo etc que seguramente podáis completar en los comentarios.

Hasta el momento, y pese a mi desconfianza de base ante el sistema político de España, me estaba planteando volver a votar a VOX o no, porque pensé que de todos modos la abstención no iba a cambiar nada a nivel práctico, o que incluso podría ser contraproducente. Sin embargo, algo que ha sucedido en el Congreso justo ayer 18 de marzo de 2021, me ha hecho definitivamente volver a la abstención, algo que ya no tiene vuelta atrás. Es para mí la prueba definitiva de que ningún político quiere el bien de la población general, y por lo tanto, todo lo que digan respecto a que ellos nos representan, o que ellos luchan por nuestro bien, es diametral y rotundamente una mentira, una falsedad, y una hipocresía que solo logran que muchos crean por su enorme capacidad como actores y oradores, unido esto al bombardeo del marketing político hacia los distintos partidos por parte de la televisión, la radio y la prensa. Sin los medios de masas y sin discursos que parecen elocuentes pero que en el fondo no son más que auto elogios y críticas acérrimas a los otros partidos, inventando calificativos que luego sus contrarios les devuelven de igual modo, ningún partido político tendría importancia ni poder, ni la confianza de millones de personas.

Y sin más digresiones, os invito a que os fijéis en esto que dijo Íñigo Errejón en el Congreso:

Como podéis ver lo que ha dicho Íñigo Errejón es algo muy positivo y que va claramente a favor de la población. No solo eso, es algo que me afecta personalmente, y que en efecto es una desgracia enorme y casi algo criminal que se invierta en tantas sandeces, que haya tantos gastos lujosos estériles, y que no se invierta en ayudar a tantas personas que sufren enfermedades o transtornos mentales como la depresión, el TOC, la bipolaridad, la esquizofrenia, la psicosis, y muchas otras de las que nunca se habla. Es algo que como ha dicho este diputado, hace sufrir mucho a millones de personas, también a las familias y allegados de todos ellos. El aplauso que tendría que haber recibido Errejón tendría que haber sido unánime, ya que el hecho de aplaudir o dar la razón a una persona no significa apoyar cualquier cosa que esa persona pueda decir en otras ocasiones, sino única y exclusivamente a lo que se está refiriendo. Sin embargo, hubo gente que no le ha aplaudido, y entre ellos están los de VOX, pues puedo distinguir a Iván Espinosa de los Monteros, un buen retórico sin duda pero que ha demostrado su tremenda hipocresía en este acto que apenas ha trascendido en los medios. Y es exactamente la misma hipocresía y mezquindad de la que se quejaba Santiago Abascal cuando él mencionó durante la moción de censura los nombres de las más de 800 víctimas de ETA y ningún miembro de otros partidos se levantó en señal de respeto, algo que me pareció infame, ya que de nuevo apoyar en eso a Abascal no significaba darle la razón en todo lo que él piensa, sino simplemente era una muestra de respeto por esas víctimas que fallecieron en esos atentados.

Por lo tanto, esto para mí ya no tiene remedio, no pienso volver a votar jamás, pues tampoco creo que haya un cambio de régimen como proponen algunos si la abstención sube a niveles elevados, y si hubiera dicho cambio de régimen, dudo mucho que fuera a mejor.

Partitocracia

Por lo que veo no soy el único:

LA DICTADURA DE LA TOLERANCIA.

Supongo que muchos habréis notado una extraña e inexplicable opresión en la sociedad cada vez más globalizada en la que vivimos, aun cuando por todos lados nos bombardean con frases como “vivimos en una democracia” o se defiende a capa y espada la libertad, una palabra que ha sido sin duda prostituida y tergiversada para pasar a significar “cualquier cosa es válida”. Y es que en esa sencilla pero terrorífica frase reside en increíble engaño de nuestro mundo. Hoy en día, miles de barbaridades son justificadas en base a la libertad, por ejemplo, la libertad de comercio, la libertad de expresión, la libertad de prensa, la libertad de educación… Y eso es lo que a partir de ahora voy a empezar a llamar la dictadura de la tolerancia. Porque resulta que el imperio de esa falsa libertad, implica la anulación de todos los demás valores que existen: la belleza en el arte, la moralidad, el amor a la patria, la verdad, la sensatez, la cordura, el raciocinio, la inteligencia. Todos quedan subyugados por esa terrible bota a la que han dado el biensonante nombre de libertad. De este modo, todo aquel que quiera reivindicar esos “antiguos y rancios” valores, como los mencionados, la belleza en el arte o la música, la veracidad de unos argumentos, el razonamiento, sencillamente se le califica con los peores epítetos que se le puedan ocurrir a las mentes ideologizadas: fascista, egoísta, e incluso, por qué no, opresor y dictador. Y así es como el mundo en el que vivimos ha llegado a la degradacion que observamos por doquier. La causa, la sustitución de todos los valores por un antivalor, al que han dado el nombre de libertad.

Y esa es la ideología de aquellos que gobiernan en las más altas esferas, es lo que transmiten los grandes medios de masas (que no de comunicación, pues para que exista una comunicación debería poder producirse un intercambio de mensajes entre el emisor y el receptor), es lo que está detrás de todas las ideologías políticas tan en boga en la actualidad. Es también así como se debilita a un pueblo, como se consigue que un determinado pueblo acepte cualquier cosa, por nociva que pueda resultar, siempre y cuando esta venga edulcorada con palabras positivas como tolerancia, libertad, modernidad, entre otras que a buen seguro se os ocurrirán. Por muy contrario a la lógica que algo pueda resultar, no conviene decir nada contra ello, ya que entonces estaríamos “atentando contra la libertad del prójimo”. Por muy horrible que sea la música que escucha la juventud, o por muy ridículo y repugnante que sea el llamado arte abstracto, no se te ocurra dar tu verdadera y muy natural opinión, ya que entonces podrías ofender a alguien y además estarías “creyéndote en posesión de la verdad absoluta” (sencillamente, estás diciendo la verdad, pero eso se ve mal en estos tiempos). Si recalcas el mal de la globalización, y defiendes que cada patria debe defenderse ante todo a si misma, entonces eres un fascista (como si pertenecieras a ese movimiento político italiano, algo absurdo). En definitiva, en nombre de la libertad se censuran multitud de opiniones, de reacciones ante la degradación de nuestro mundo, se acallan todas las reivindicaciones de esos valores tan saludables que hacen que un pueblo se defienda a si mismo. Por lo tanto, la libertad social no existe ni existirá nunca amigos, quitáos ese velo de vuestros ojos de una vez.

La única libertad auténtica, como han afirmado tantos filósofos y sabios en la historia, es la individual, es la capacidad de controlar la propia existencia y dirigirla, como si de un navío se tratara, al rumbo deseado, enfrentando todas las tormentas y oleajes de la vida.

frase2

EXPONIENDO LA GLOBALIZACIÓN: DESMONTANDO EL DISCURSO DEL CALENTAMIENTO GLOBAL.

Hola a todos, hoy comienza un programa de podcasts que trataré de subir tanto a iVoox como a Youtube, si me lo permiten, y al que os podéis suscribir, ya que voy a tratar todo tipo de temas. En este primer programa hemos tratado de desmontar el discurso en torno al calentamiento global. Sé que no ha salido con una gran calidad, pero es algo que iremos corrigiendo conforme vayamos haciendo más. Me ha motivado a hacerlo unas declaraciones de Bill Gates al ser entrevistado en el periódico El País, es decir, el periódico más globalista de España entrevistando a uno de los grandes globalistas del planeta. Ha declarado lo siguiente:

Tan solo un par de ejemplos de las peligrosas locuras de Bill Gates, una persona que sin duda está desequilibrada, son los siguientes.

PROMUEVE EL CONSUMO DE CARNE SINTÉTICA FABRICADA EN LABORATORIO, BAJO EL NOMBRE DE ‘CARNE VEGANA’.

Así lo ha detallado en su nuevo libro, que no recomiendo, llamado ‘Cómo evitar un desastre climático’. Evidentemente, los beneficios de la pseudo-carne fabricada en laboratorio que promociona están subiendo como la espuma en países como Estados Unidos.

Fuente: https://www.20minutos.es/noticia/4590414/0/bill-gates-cree-que-los-paises-ricos-deberian-comer-carne-100-sintetica-para-evitar-un-desastre-climatico/

Otro de sus magnánimos, solidarios y filantrópicos proyectos que sin duda son por el bien de la humanidad, es el de tapar la luz del Sol. Sí, su objetivo es emitir una gran cantidad de partículas en la estratosfera, una capa alta de la atmósfera, que haga que la luz solar rebote y no llegue hacia la Tierra, todo ello, claro, para salvarnos del calentamiento global.

Fuente: https://www.forbes.com/sites/arielcohen/2021/01/11/bill-gates-backed-climate-solution-gains-traction-but-concerns-linger/?sh=12dd220e793b

maxresdefault

Precisamente para desmontar y hacer frente a todas estas locuras, desde esta humilde web, hemos creado este primer podcast, en el que se expone de una forma muy clara y con datos científicos, por qué no debemos creer en el calentamiento global ni en todas las amenazas y demenciales planes de todos estos psicópatas que, con sus iniciativas pueden causar un daño terrible en la humanidad.

Aquí tenéis el enlace a iVoox del primer programa, donde podéis suscribiros a mi canal:

https://www.ivoox.com/desmontando-discurso-del-calentamiento-global-audios-mp3_rf_65482653_1.html

Y aquí tenéis el canal de Youtube, al que intentaré subir también el video del programa:

https://www.youtube.com/channel/UCa8_UYgwyS6kDlvqEYlQvRg

Podéis hacer cualquier sugerencia que os parezca interesante para futuros programas y trataré de hacerlos lo antes posible.

Un saludo.

¿HASTA QUÉ PUNTO ESTÁN JUSTIFICADAS LAS MEDIDAS POR EL COVID-19?

Supongo que muchos al ver el título de este artículo, habéis pensado en la palabra “negacionismo” o términos parecidos con los que se ataca y denigra a cualquiera que hace una crítica no sobre la existencia del virus ni de los fallecidos, sino tan solo sobre la gestión que se está haciendo con todo esto. Pues ya podéis desengañaros, en esta web no se niega ni una cosa ni la otra. El verdadero engaño sobre el Covid-19 son las medidas que se están tomando, la ruina de miles de negocios, la separación de tantas familias y amigos, la limitación de tantas actividades y la eliminación temporal o no de tantos derechos humanos (reunión, trabajo, desplazamiento…). Que todo esto es necesario y que se debe aplicar al conjunto de la población, estén o no sanos, sean o no susceptibles de padecer esta enfermedad o de morir a consecuencia de ella, es el terrorífico engaño con el que nos están bombardeando los medios de comunicación de masas, los políticos, las instituciones globalistas, etc. Estas medidas están causando un terrible daño, posiblemente irreparable, y a nadie parece importarle, porque están convencidos de que todo es para nuestra seguridad, para evitar un gran número de muertes que ocurrirían si no fuera por estas salvadoras medidas. Todo esto, sin embargo, es falso.

En primer lugar, conviene centrarse en el dato de la tasa de mortalidad del coronavirus actual. Como podéis ver en este documento oficial de la OMS, la tasa de letalidad de este virus a nivel mundial se sitúa entre el 0,5% y el 1% de los infectados.

Fuente: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/333857/WHO-2019-nCoV-Sci_Brief-Mortality-2020.1-spa.pdf

En efecto, se trata de una letalidad más alta que la de la gripe. Si la gripe alcanza una mortalidad del 0,1% a nivel mundial, el Covid como hemos visto alcanza entre cinco y diez veces más. No obstante, su tasa de mortalidad continúa siendo baja: más de un 99% de las personas infectadas sobrevivirán. Y eso no es lo más importante, ya que la incidencia de casos mortales varía según el rango de edad. En el siguiente artículo de la revista Nature, publicado en Octubre de 2020 por científicos japoneses, podéis observar que hasta una edad de 50 años, la mortalidad casi no se produce. Hasta los 60 continúa siendo muy baja, y es solo a partir de los 70 que comienza a subir. Esto sin embargo es completamente lógico, y pasa con todas las enfermedades infecciosas: los ancianos, cuanta más edad tienen, más tocados están de salud, lo que los hace más susceptibles.

Fuente: https://www.nature.com/articles/s41598-020-73777-8

Tenemos que tener en cuenta que los datos cambian. A medida que se hacen más tests PCR que dan positivo, el índice de letalidad baja, ya que se descubren más “casos” y por supuesto, la proporción de las muertes baja. Esto explica que al principio de 2020, cuando empezó todo esto, los índices de mortalidad declarados fueran más elevados que ahora. En aquel entonces se centraba todo más en aquellos que tenían síntomas, y daba la impresión de que muchos de los que adquirían el virus morían. Ahora se sabe que esto no es verdad, y que la proporción es mucho más baja. Antes, asustados por los medios de comunicación y ante lo desconocido, todos teníamos miedo, ahora muchos han perdido una parte de ese miedo inicial ante las evidencias, de ahí que ya no usemos guantes o gel constantemente.

Con todos estos datos no pretendo decir que no haya que tener medidas de precaución, sino que los confinamientos, el cierre de negocios y la eliminación de los derechos humanos no son medidas adecuadas ni que se deban aplicar al conjunto de la población. Nadie desea aquí que haya más muertes por Covid ni por ninguna otra enfermedad. Lo que plantea esta web es que se debe proteger a la población que sea susceptible de morir por esta enfermedad, en especial a los más ancianos. Como hemos visto, en las personas de más de 80 años de edad, la mortalidad puede subir hasta el 13 o el 16%, incluso en España ha llegado al 21%, con lo que se debe tener un cuidado muy especial con ellos. No obstante, esta es precisamente la población que no trabaja, que no mantiene negocios. Los habitantes de menos de 40 años, tienen índices de mortalidad del 0,4% y bajando según disminuye la edad (hasta el 0% en niños menores de 9 años), lo que significa que a todas estas personas no se les debería impedir hacer una vida normal.

Fuente: https://www.statista.com/statistics/1105596/covid-19-mortality-rate-by-age-group-in-spain-march/

La gráfica impacta: las cifras cuadran con un virus realmente peligroso que ha causado más de 70.000 muertos desde que comenzó todo esto, en especial personas de edad avanzada superior a los 70 años. Todo esto aparenta justificar las medidas de confinamiento, el cierre de tantos negocios y la consiguiente ruina de miles de familias, y la prohibición de ejercer nuestros supuestos derechos humanos. Pero se trata tan solo de una estadística, y como bien sabéis, muchas veces esconden datos. Y es que ese porcentaje de muertos no se puede atribuir a una única enfermedad o patología. Incluso considerando que la RT-PCR sea una prueba altamente específica (pese a que los estudios señalan que tiene una cierta proporción de falsos positivos), la existencia de una prueba PCR positiva no implica que el virus SARS-CoV-2 haya causado la muerte de esa persona. En ocasiones puede ser así, y en otras no. Supongamos que alguien fallece de gripe, pero que ha estado en contacto además con el coronavirus, y aunque este último no le haya causado una infección fuerte y la gripe sí lo haya hecho, hasta el punto de llevarle a la muerte, se le considera como una muerte de Covid-19. Lo mismo puede suceder con otras patologías. Y más aún cuando el Covid-19 incluye una amalgama de síntomas de lo más diverso, no tan solo puede inducir neumonía bilateral, sino también infarto de miocardio, infarto cerebral, trombosis, y otras muchas.

Fuente: https://secardiologia.es/comunicacion/notas-de-prensa/notas-de-prensa-sec/11980-el-infarto-de-miocardio-mata-cinco-veces-mas-en-pacientes-con-covid-19-que-en-pacientes-sin-infeccion

Fuente: https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/el-impacto-neurologico-de-la-covid-19-un-estudio-encuentra-un-vinculo-con-los-infartos-cerebrales-y-la-inflamacion-cerebral/

Fuente: https://gacetamedica.com/investigacion/el-26-pacientes-ingresados-con-covid-19-en-la-uci-sufren-una-trombosis/

En otras palabras, incluso sin negar que el coronavirus pueda potenciar todo esto, lo cierto es que mucha gente muere de infartos, o con trombos en el sistema circulatorio, o de neumonías, o con síntomas neurológicos, sin que ello sea atribuible al Covid-19. ¿Basta una prueba PCR positiva para saber que ese ha sido el motivo? Evidentemente no. Puede que esa prueba haya detectado al virus con muchos ciclos de amplificación, lo que significa que no tendría una verdadera infección grave de coronavirus (la muerte sería por otra causa). Por lo tanto, y si esto es como todo indica, se está incluyendo muchas muertes que no son causadas por el virus dentro de la estadística. Y si este virus no no tiene una incidencia de letalidad tan elevada como nos muestran estas estadísticas, entonces estas medidas no serían tan necesarias para tratar de contenerlo.

¿Hasta qué punto todas esas muertes son atribuibles a un único virus? ¿Cuál es la verdadera estadística de mortalidad del Covid-19? ¿Cuánta gente cuya muerte ha sido atribuida al coronavirus ha muerto realmente por este virus?

¡Sencillamente no lo sabemos, ya que una PCR positiva se considera, fraudulentamente, como prueba definitiva de la causa de la muerte!

¿SON LAS VACUNAS PARA COVID-19 TAN EFICACES Y LAS RT-PCR TAN ESPECÍFICAS?

Recientemente ha comenzado la vacunación contra Covid-19 en España, están llegando lotes de vacunas de la farmacéutica Pfizer, una vacuna compuesta por un ARN mensajero como explicamos en este artículo, el cual os invito a que leáis antes de continuar con este:

EL MIEDO AL CORONAVIRUS Y LAS VACUNAS PARA COVID-19

Me gustaría compartir con vosotros una serie de datos que he ido encontrando y que pueden ser de sumo interés. Antes de comenzar a dar mis argumentos, me gustaría dejar muy claro que creo en la existencia del Covid-19, así como del virus SARS-CoV-2 (en cada artículo de este blog se ha defendido su existencia) es decir, que por las conclusiones que voy a sacar en este artículo, no se me puede calificar de negacionista ni cualquier otra palabra denigrante, y el que así lo haga en lugar de aportar nuevas informaciones que puedan refutar mis argumentos, no hará sino fortalecer lo que yo mismo estoy diciendo.

Hablemos en primer lugar sobre las vacunas, sobre su eficacia a la hora de prevenir esta enfermedad. Muchos países están comprando una gran cantidad de lotes para vacunar en masa a toda la población, haciendo además mucha propaganda en favor de la vacunación. Pero, ¿hasta qué punto es verdad lo que se vende? ¿Hasta qué punto está probada la eficacia o la seguridad de estas vacunas de Pfizer, de Moderna o de otras compañías?

Para ello, vayamos al ensayo de la propia vacuna. En este artículo del New York Times [https://www.nytimes.com/2020/11/18/health/pfizer-covid-vaccine.html], se expone que la vacuna es segura y que tiene un 95% de efectividad. El artículo detalla cómo se realizó el ensayo y de dónde proceden los datos, información aportada por Pfizer, naturalmente. Y lo que se hizo fue lo siguiente: de 44.000 voluntarios en total, distribuidos alrededor del mundo, se hicieron dos grupos de 22.000 aproximadamente. Al primer grupo se le suministró la vacuna de Pfizer para Covid-19, y al segundo un placebo, que en este caso era una inyección de suero salino. Pasado un tiempo, observaron lo siguiente: en el grupo que recibió la vacuna, hubo 8 personas que tuvieron síntomas de Covid-19, es decir, fueron infectados y desarrollaron síntomas, leves o graves de la enfermedad. En el grupo del placebo hubo 162 personas que en el mismo período de tiempo enfermaron con síntomas. En un primer golpe de vista, parece que hay mucha diferencia entre un grupo u otro, y teniendo en cuenta a estas personas enfermas, resulta que solamente el 4,7% de los sintomáticos tenían la vacuna, mientras que el 95,3% habían recibido el placebo. Suena prometedor. Pero, ¿y si miramos las cifras en su conjunto? De 22.000 personas que recibieron el placebo, solo 162 enfermaron, lo que significa que un 99,19% estaban sanos. En el caso de los vacunados, si de 22.000 personas solo 8 enfermaron, un 99,96% estaban sanos.

Si usted se pone la vacuna de Covid-19 tendrá un 99,96% de posibilidades de estar sano (casi un 100%) pero si no se vacuna, tendrá un 99,19% de posibilidades, todo ello según este estudio. La diferencia no es demasiada. Pero al observar solamente los enfermos, parece mucho mayor de lo que es.

¿Por qué se produce este cambio entre el triunfalismo de los datos si solamente se mira a los que desarrollan la enfermedad, y la decepción si se mira a todos los participantes?

En muchos estudios clínicos es muy habitual hacer los dos grupos mencionados, el de aquellos que reciben un fármaco (por ejemplo) y los que reciben un placebo. Son lo que se llaman estudios de “doble ciego” ya que ninguno de los dos grupos saben si han recibido una cosa o la otra, algo muy importante. Lo que sucede es que en estos estudios, normalmente, todos los individuos están enfermos. Por poner un ejemplo ficticio pero probable, se tiene un tratamiento para la migraña, y se aplica a un grupo de pacientes con migraña un tratamiento, mientras que al otro grupo un placebo (suero salino). Se ve entonces la proporción de personas cuyos síntomas han remitido. Si hay una diferencia significativa entre ambos grupos, es que el tratamiento ha funcionado, en otras palabras, es eficaz. En este caso, se cuenta a todos los participantes.

En el ensayo de las vacunas, no pueden contar a todos los participantes, ya que no saben cuáles de ellos han estado expuestos, cuántos se han defendido del virus por si mismos o no, en definitiva, no tienen nada claro, son pacientes aleatorios. Al final, solo pueden basarse en el número de sintomáticos, pues es lo único observable, pero deben descartar al resto, como si nunca hubieran formado parte del experimento. Sencillamente, no los incluyen en el resultado. Y eso es lo que distorsiona las conclusiones. Decir que la vacuna tiene un 95% de eficacia cuando tanto en un grupo como en el otro casi la totalidad de los voluntarios nunca cogieron el Covid-19, es algo que, cuando menos, debe quedar sujeto a serio debate.

No obstante, las pruebas RT-PCR que se están utilizando como prueba diagnóstica también se afirma que son absolutamente certeras en el resultado, que es casi imposible que den falsos positivos salvo algún caso de contaminación en laboratorio (¿con el coronavirus?) y que son absolutamente fiables. Me he adentrado en este asunto y quiero compartir lo que he encontrado sobre esto, ya que me parece realmente importante, y todo ello ha sido a raíz de leer artículos científicos y buscar lo que se ha publicado acerca del tema (no lo he leído todo, y por supuesto, dejo lo que voy a decir expuesto a crítica de aquellos que sepan más que yo).

La prueba PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa, como casi todo el mundo sabe a estas alturas) es una técnica con la que se pueden hacer millones de copias de una secuencia de ADN o de ARN a partir de una cantidad muy escasa de esas secuencias. En el caso del Covid-19 lo que hacen es extraer una muestra (con la famosa turunda o bastoncillo) del tejido del interior de la nariz (tracto respiratorio superior), extraen todo el ARN que contiene esa muestra (puede ser ARN procedente de otros virus, de bacterias, de las células humanas…) y introducen unas secuencias que se llaman cebadores o “primers” que se unirán tan solo a una secuencia específica, la que se busca amplificar. Una vez los cebadores se han unido a la molécula de ADN que se busca (el ARN ha sido previamente convertido en ADN con una enzima, la transcriptasa inversa) la máquina de la PCR (llamada termociclador) empieza a producir millones de copias de esa secuencia, siempre y cuando los cebadores la hayan encontrado, de lo contrario no harán copias y el resultado saldrá negativo.

La máquina trabaja mediante una serie de ciclos de amplificación, puede haber 20, 25, 30 ciclos, los cuales multiplicarán por dos las copias presentes en el ciclo anterior, dándose una proporción geométrica. Por ejemplo, si partimos de una sola molécula, obtendremos las siguientes copias en cada ciclo: 1, 2, 4, 8, 16, 32, 64, 128, 256, 512, 1024, 2048, 4096, 9192, etc. Como veis es algo que crece rápidamente y llega un momento en el que puede ser detectada. Estas copias pueden detectarse, por ejemplo, mediante una molécula que emite una señal luminosa (un fluoróforo) y según la intensidad de esa señal, eso muestra que hay más moléculas. Y esto es lo que se hace en la prueba PCR del Covid-19, que se llama Real Time PCR. A partir de un determinado número de copias el aparato detecta la señal luminosa, llegando a lo que se llama el Ct (Cycle Threshold) es decir, el ciclo umbral. Cuantos menos ciclos sean necesarios para llegar a ese ciclo umbral (a esa señal luminosa detectable por la máquina) eso significa que había más cantidad de ARN en la muestra original. Es una manera de calcular no solo si el ARN del virus está o no presente, sino también cuánto había aproximadamente en origen. Por ejemplo, si se detecta señal a los 23 ciclos, en origen había mucha más cantidad que si se detecta señal a los 28 ciclos.

Todos estos tecnicismos son necesarios para entender lo que viene a continuación. Resulta que un test tiene dos valores de fiabilidad. El primero es la sensibilidad y el otro es la especificidad. La sensibilidad es la capacidad de detectar lo que se busca cuando está presente, es decir, en el caso del ARN del coronavirus, sería que en caso de estar presente el virus, la prueba es capaz de detectarlo. Un test que no es sensible da muchos falsos negativos, al no ser capaz de detectar lo que busca a pesar de que está ahí. El otro valor, la especificidad, es la capacidad de distinguir lo que busca de otras cosas muy similares. En el caso del test para Covid, sería la capacidad de no dar señal en ningún caso excepto si hay virus del tipo que se busca. Un test que no es específico da falsos positivos, porque confunde lo que busca con otras cosas similares, en este caso, secuencias de ADN o ARN.

La mayoría de los artículos científicos sobre la fiabilidad de la RT-PCR del Covid hablan de la sensibilidad, y en efecto, algunos artículos corroboran que el test RT-PCR cuando hay virus SARS-CoV-2 lo detecta y produce una señal apreciable. Este es un ejemplo:

https://www.eurosurveillance.org/content/10.2807/1560-7917.ES.2020.25.32.2001483?crawler=true#f1

O este:

https://www.eurosurveillance.org/content/10.2807/1560-7917.ES.2020.25.3.2000045

Sin embargo, este último artículo ha sido analizado de manera externa por otros científicos, los cuales han detectado 10 fallos científicos en dicho estudio. Lo cual demuestra que no podemos fiarnos de lo que provenga de un único estudio, sino que debemos buscar siempre la coincidencia de varios estudios independientes, y asegurarnos de que no tienen conflictos de intereses (por ejemplo, el estudio sobre la vacuna de Pfizer hecho por Pfizer, la misma empresa que la ha fabricado y que tiene interés en venderla, debe ser mirado con mucho escepticismo). Aquí tenéis la refutación de este artículo sobre la sensibilidad de las RT-PCR, si necesitais cualquier aclaración por favor pedírmela:

https://paramisonenigmas.files.wordpress.com/2020/12/reviewcorman_drosten_paper_final_version_10-3-public_final.pdf

¿Y qué hay acerca de la especificidad del test RT-PCR? ¿Es capaz de distinguir clara y nítidamente el virus SARS-CoV-2 de cualquier otra cosa que haya en la muestra a analizar? Veamos qué dicen los estudios que he encontrado:

Cuando la prevalencia del Síndrome Agudo Respiratorio Severo del coronavirus 2 (SARS-CoV-2) es baja, muchos resultados positivos de los tests son falsos positivos. Tests confirmatorios reducen el sobrediagnóstico y la infección nosocomial y capacitan estimaciones reales sobre la especificidad del test y su valor predictivo positivo. Este estudio estima estos parámetros para evaluar el impacto de los tests confirmatorios y para mejorar el diagnóstico clínico, la estimación epidemiológica y la interpretación de los ensayos de vacunas.

Fuente: https://www.clinicalmicrobiologyandinfection.com/article/S1198-743X(20)30614-5/fulltext

Contrariamente a la práctica durante previas epidemias, con el Covid-19 las autoridades de salud han tratado un simple caso positivo basado en un test PCR como una confirmación de infección, al margen de los signos, los síntomas y la exposición. Esto está basado en una extendida creencia de que los resultados positivos de estos tests son altamente fiables. Sin embargo, la evidencia de evaluaciones de calidad externas y los datos reales indican una tasa bastante alta de falsos positivos como para hacer los resultados positivos altamente sospechosos en un gran número de escenarios. Esto tiene implicaciones clínicas y de manejo de los casos, y afecta a un abanico de estadísticas epidemiológicas, incluyendo el ratio de asintomáticos, la prevalencia y las tasas de muerte y hospitalización, así como a los modelos epidemiológicos. Se deben tomar pasos para llamar la atención sobre los falsos positivos y reducir su frecuencia. La acción inmediata más importante es comprobar los resultados positivos con tests adicionales, al menos cuando la prevalencia es baja.

Fuente: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.04.26.20080911v4 [Como véis he dejado ver la nota superior en la que dice que este artículo no ha pasado una revisión por pares, lo cual no significa que sea falso, además coincide con el primero.]


Reacción cruzada: Para investigar la reactividad cruzada de los tests con otros virus respiratorios, conjuntos de muestras positivas usadas en nuestro laboratorio como controles de calidad interna para pruebas de RT-PCR fueron analizados (Virus de la Influenza A, H1N1 y H3N2, virus parainfluenza 3 y 4, rinovirus, coronavirus 229, y coronavirus HKU). (…)

Especificidad analítica: Las muestras nasofaríngeas de hisopo de 60 voluntarios sanos fueron sometidas a 6 tipos diferentes de pruebas consideradas para el SARS-CoV-2 para comprobar la generación de una respuesta inespecífica. Observamos resultados falsos positivos en las pruebas de tipo N y N2 (60 de las 60 muestras para ambos). La prueba de tipo N3 generó señal falsa positiva o resultados inconcluyentes en 13 de las 60 muestras. Debido a esto, las pruebas tipo N, N2 y N3 no fueron consideradas en subsiguientes experimentos debido a la falta de especificidad analítica bajo nuestras condiciones. Esta falta de especificidad analítica no fue observada para N1, E y RdRP.

Fuente: https://paramisonenigmas.files.wordpress.com/2020/12/genes-11-01183-v2.pdf

Lo que en principio nos demuestra este artículo es que dependiendo de los cebadores que se utilicen, la prueba será más o menos específica. Parece que con cebadores diseñados para las proteínas N1, E y RdRP (que son la proteína de la nucleocápside, la proteína de la envuelta y la transcriptasa inversa del SARS-CoV-2) el test es mucho más específico. Sin embargo, la comparativa no se ha hecho con otros patógenos, ni con personas con otras enfermedades que podrían dar positivo, sino con 60 personas sanas, por lo que a raíz de este estudio no podemos saber si el test puede dar falso positivo en cualquier otra situación. Por otro lado, este estudio afirma haber sido enteramente realizado y financiado por un laboratorio privado llamado Sabin Laboratory, lo cual hace difícil fiarse del mismo sin más. Lo podéis leer al final del artículo:

Sabin

Obviamente, la única forma de saber que el test es realmente específico es hacer la comparativa entre un grupo de personas que se sepa que no tienen Covid, y otro grupo de personas con Covid, y ver que siempre da positivo cuando hay Covid y que nunca da positivo cuando no lo hay (cuando es un caso de gripe, o de cualquier otra cosa). Sin embargo, es como la pescadilla que se muerde la cola. Para saber si la prueba funciona, es imprescindible tener claro un grupo de personas que tienen Covid-19 y otro grupo de personas que no lo tienen (personas con gripe, o con rinovirus, o sencillamente sanas). Sin embargo, si para aclarar y discriminar esto se requiere la prueba de RT-PCR, ¿Cómo se va a probar científicamente la especificidad de esta prueba basándonos en resultados de la misma? Eso sería algo totalmente anticientífico. Un método más sencillo y directo sería purificar en laboratorio muestras de otros virus, bacterias, ARNs humanos, y comprobar que estas PCR nunca dan positivo excepto si lo que hay en la muestra purificada es el SARS-CoV-2. No obstante, no he encontrado estudios que hagan esto y den los resultados.

Planteo un reto a cualquiera que lea esto, y es que me ofrezca datos verídicos y certeros de la especificidad de la RT-PCR para diagnosticar Covid-19. Yo aún los estoy buscando, y la verdad es que no los he encontrado, y con ello no quiero decir que no existan, solo que los que he encontrado no son fiables ni convincentes. Unos son refutados por otros científicos, con razones de peso, otros son financiados por instituciones privadas con un claro conflicto de intereses. Aún espero (y quiero confiar) en que alguien me podrá aportar los estudios realmente fiables, objetivos y claros, que no saquen conclusiones en base a estadísticas o secuencias artificiales, sino en base a comparativas directas entre muestras.

Recordemos además que la PCR dio positiva en aguas residuales de Barcelona de marzo de 2019, cuando el SARS-CoV-2 aún no había surgido:

Fuente: https://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20200626/481955723656/detectan-investigadores-ub-coronavirus-covid-19-aguas-residuales-barcelona-marzo-2019.html

Pensemos también en la misteriosa desaparición de la gripe este 2020. ¿Es posible que la PCR esté dando positiva en casos de gripe, y se estén pasando por casos de Covid-19?

Gripe Sevilla

Fuente: https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-coronavirus-come-gripe-desaparece-completo-sevilla-202012292138_noticia.html

Sin embargo, quizás no sea tan preocupante la exactitud de la prueba o su grado de aciertos, sino la interpretación que se da a los resultados positivos. Cuando se habla de casos de Covid, no se distingue entre los que realmente están enfermos de los que no (asintomáticos o sintomáticos) y tampoco se distingue entre enfermos muy graves (que tienen que ingresar en UCI) los enfermos graves pero no tanto y los enfermos leves (que tienen un catarro, fiebre o poco más). Todos se incluyen en la lista de los casos, como si fueran todos igual de graves. Sin embargo, ¿quién le tiene miedo a un simple resfriado, o a algo que pasa por el organismo sin ni siquiera notarse? El hecho de que los casos vengan definidos tan solo por un resultado de PCR positivo, hace que se incluya como caso de Covid a alguien que se defiende del virus sin más complicaciones, o a personas con síntomas muy leves, y que no deberían preocupar tanto ni de lejos que alguien con neumonía bilateral. Es más, se puede dar la circunstancia de que haya personas que tengan síntomas de catarro o gripe, y que acudan al médico, y obtengan una PCR positiva para Covid, y aún así eso no necesariamente significa que el patógeno que le esté causando esos síntomas sea, precisamente, el virus del Covid-19, ya que una persona puede tener en su organismo varios patógenos a la vez. Aun suponiendo que las PCR solo dan positivo cuando detectan el SARS-CoV-2 (cosa que, a mi entender, necesita de muchos más estudios y que no está totalmente aclarada aún) eso no significa que el resultado positivo represente el diagnóstico de una enfermedad. Al basar el diagnóstico solo en la PCR, se está incluyendo como enfermo a los llamados “asintomáticos” una categoría que relativiza los resultados, ya que suponiendo que la PCR fallase, ¿cómo saberlo? La única forma lógica sería: si una persona no desarrolla ningún síntoma, no está enferma. Pero al catalogarla como asintomática, esto lleva a que la PCR tiene siempre “la verdad” (un nuevo caso de determinada enfermedad) sin que haya forma posible de saber cuándo se ha producido un falso positivo. Esta “verdad” oficial nos impide entender la situación en su verdadero contexto, confundiendo y magnificando enormemente el problema y generando una alarma injustificada.

Sumemos a esto la extraña circunstancia de que en China, Hong Kong y otros lugares se está haciendo vida normal. Allí no hay Covid o muy pocos casos (si aparece, confinan la zona involucrada y se acabó). ¿Qué interés tienen en arruinarnos, pudiendo hacer lo mismo que ellos?