JAPÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL ¿VÍCTIMA DE LA USURA? (PARTE ii)

Goodson señala algo sorprendente para muchos de los no iniciados:

Por tanto, puede verse que el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos estuvo involucrado íntimamente en el trazado y la financiación de la caída del Imperio ruso [7]. Con su dominio absoluto sobre los medios de comunicación y sus miembros que ocupan la mayor parte de los puestos clave en el gobierno en 1941, el Banco estaba en una posición favorable desde la que manipular y provocar la guerra con Japón.

Tanto el Banco de Japón como el Reichsbank alemán con sus sistemas de creación de oferta de dinero a interés cero del estado – y la inevitabilidad de que esos sistemas de financiación podrían ser replicados por otros países, en particular los de la propuesta Esfera de Co-Prosperidad de la Gran Asia Oriental – representaban una seria amenaza para los inversores privados del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos, por lo que una guerra mundial se consideró que era el único medio de lucha contra ella.

En julio de 1939 los Estados Unidos abrogaron unilateralmente el Tratado de Comercio de 1911, restringiendo así la capacidad de Japón para importar materias primas esenciales. Estas medidas fueron impuestas declaradamente a causa de la guerra en China y fueron seguidas en junio de 1940 por un embargo de combustible de aviación y la prohibición de la exportación de hierro y acero en noviembre de 1940.

En julio de 1941 todos los activos japoneses en Inglaterra, Holanda y Estados Unidos fueron congelados después de que Japón había ocupado pacíficamente Indochina, con el permiso de la Francia de Vichy, con el fin de bloquear las rutas de abastecimiento del sur de China. Al mismo tiempo se hizo cumplir un embargo de petróleo. Sin petróleo Japón no podría sobrevivir.

1032364044_3cf23f2682.jpg

El general Hideki Tojo, primer ministro (octubre 1941-julio 1944) explica en su diario cómo los Estados Unidos frustraron continuamente los esfuerzos japoneses en el mantenimiento de la paz. Las relaciones comerciales pacíficas de Japón estaban siendo socavadas por los persistentes EE.UU. y representaban una grave amenaza para su existencia futura. Mediante el bloqueo económico una soga estaba siendo colocada alrededor del cuello de Japón.

No sólo fueron los Estados Unidos: Inglaterra, China y Holanda estaban rodeando Japón a través de presiones económicas, pero también las fuerzas navales de la región en las Filipinas, Singapur y Malasia se estaban desplegando y fortaleciendo.

Un almirante estadounidense afirmó que la flota japonesa podría ser hundida en un par de semanas, mientras que el primer ministro Churchill declaró que Inglaterra se uniría al lado de Estados Unidos dentro de 24 horas.

“Japón trató de eludir estas circunstancias peligrosas por la negociación diplomática, y aunque Japón se colmó de concesión en concesión, con la esperanza de encontrar una solución a través de un compromiso mutuo, no hubo ningún avance, porque los Estados Unidos no se retirarían de su posición original.

Al final, los Estados Unidos repitieron las demandas que, dadas las circunstancias, Japón no podía aceptar: la retirada completa de las tropas de China, el repudio del gobierno de Nankín, la retirada del pacto tripartito.

En este punto, Japón perdió toda esperanza de llegar a una solución mediante la negociación diplomática. Dado que los acontecimientos habían progresado como lo habían hecho, se hizo evidente que continuar de esta manera dirigiría la nación al desastre. Con todas las opciones embargadas, con el fin de proteger y defender la nación y despejar los obstáculos que se interponían en su camino, se hizo un decisivo llamamiento a las armas.

La guerra se decidió en la Conferencia Imperial el 1 de diciembre de 1941, y el paso a operaciones reales se hizo en este punto. Sin embargo, incluso durante los preparativos para la acción, se establecieron planes de tal manera que si hubiera progreso a través de la negociación diplomática, estaremos bien preparados para cancelar las operaciones en el último momento que la tecnología de la comunicación lo permita. ” [10]

Un incentivo adicional para los líderes sin principios del gobierno de Estados Unidos para instigar una guerra con Japón fue el pacto tripartito de 21 de septiembre de 1940. Esta fue una alianza militar defensiva en los términos de los cuales, si una de las potencias del Eje, fuese atacada los demás vendrían a su defensa. Por estos medios Alemania fue inducida a declarar la guerra a la USA.[11]

Después de diversas iniciativas diplomáticas, incluyendo la oferta de una cumbre el 8 de agosto de 1941, habían fracasado, Japón se vio obligado a atacar a los Estados Unidos con el fin de mantener su prosperidad y asegurar su existencia como Estado soberano.

En las masacres que siguieron 2,3 millones de americanos y japoneses perdieron sus vidas. Decenas de miles de soldados aliados fueron sometidos a las humillaciones y sufrimientos de los prisioneros de guerra, en la vida en el campo [12].

En un acto de hipocresía consumada, el alto mando japonés fue llevado a juicio por “crímenes de guerra”. Estos tribunales se basan en leyes ex-post facto, lo que resultó en la subversión de 2500 años de la jurisprudencia occidental. La regla de tu quoque (tú también) fue ignorada cínicamente, a pesar de los brutales ataques nucleares contra Hiroshima y Nagasaki, donde se estima que 239 000 murieron.[13]

Uno de los primeros actos de las fuerzas de ocupación de Estados Unidos en Japón en septiembre de 1945 fue la reestructuración del sistema bancario japonés, con el fin de hacerlo compatible con las normas de los banqueros internacionales, es decir, la usura. La financiación sin restricciones del estado por el Banco de Japón fue abolida y los grandes grupos industriales, los Zaibatsu, fueron desmantelados. Esta política se llevó a cabo por Joseph Dodge, un banquero de Detroit, que era asesor financiero del comandante supremo aliado, el general Douglas MacArthur.

En tanto el 50 y el 60 aniversario de conmemoración del final de la Segunda Guerra Mundial, los funcionarios japoneses, entre ellos el primer ministro de Japón, Junichiro Koizumi[14] en la última ocasión, se han disculpado. Es evidente que este tipo de disculpas están fuera de lugar y es tal vez Estados Unidos quien debería disculparse a los japoneses por haberlos llevado a una guerra inútil y sin sentido, que según la propaganda aliada se libró para hacer el mundo seguro para la democracia.

La realidad es que la Segunda Guerra Mundial se libró para hacer el mundo seguro para la usura – para garantizar la esclavización permanente de la humanidad a través de la deuda y los intereses.

Fuente: http://www.veteranstoday.com/2011/06/26/was-world-war-ii-fought-to-make-theworld-safe-for-usury/

 

JAPÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, ¿UNA VÍCTIMA DE LA USURA?

Una vez más, comparto este artículo por el interés histórico de la narración, no porque yo mismo comparta todo lo que se dice.

Texto enviado por fpmadlax

¿Fue la Segunda Guerra Mundial luchada para hacer el mundo seguro para los banqueros?
Por la Dr. Ingrid Rimland Zundel

Gracias al exitoso autor, David Irving, la opinión establecida de que los Estados Unidos de América se vieron envueltos en la Segunda Guerra Mundial como resultado de un ataque sorpresa a Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941 ya no está aceptada por los principales historiadores. Los orígenes de este conflicto, dice el político sudafricano y banquero, Stephen Goodson, tienen raíces mucho más profundas.

Goodson explica los antecedentes de la siguiente manera:

Durante la década de 1930 Japón expandió rápidamente su producción industrial, mientras que el resto del mundo, con la excepción de la Alemania Nacional Socialista, se estancó. En 1941 Japón se había convertido en la primera potencia económica de Asia oriental. Sus exportaciones fueron sustituyendo progresivamente las de Estados Unidos e Inglaterra.

Goodson escribe:

Japón cuenta con muy pocos recursos naturales, así que ¿cuál era el secreto de su éxito? Con el fin de responder a esta pregunta, es necesario volver al año 1929, cuando uno de los reformistas monetarios más importantes del siglo XX, el comandante Clifford Hugh Douglas, fueron en un viaje de conferencias a Japón.

La teoría económica de Douglas abogó por la transferencia del proceso de creación de dinero de los bancos privados, que crean dinero de la nada como una deuda con costo, al Estado. Este gobierno crearía un dinero que calificó como crédito social. También era favorable al pago de una renta básica o dividendo nacional de cada ciudadano. Este dividendo serviría para proporcionar a los consumidores el poder de compra adicional necesario para absorber toda la producción corriente de bienes de una manera no inflacionaria [2].

clifford-hugh-douglas.jpg

Las propuestas financieras de Douglas para un sistema de dinero honesto, basado en la creación de dinero por el gobierno de la nación y de crédito sobre una base libre de intereses, fueron recibidas con entusiasmo por la industria y el gobierno japonés [3].

Todos los libros y folletos de Douglas fueron traducidos al japonés, y más copias se vendieron en ese país que en todo el resto del mundo.[4]

Desde su creación en 1882 en el mayor accionista del Banco de Japón (Nippon Ginko) había sido la Casa Imperial japonesa. Su reorganización en un banco estatal, que fue administrada exclusivamente para la realización de los intereses nacionales, se llevó a cabo en 1932.

La reforma del banco central se completó en febrero de 1942 cuando el Banco de Japón fue remodelado basándose en el Acta del Reichsbank de Alemania de 1939 [a veces llamado Ley, pero que no lo es].

Goodson continúa:

“El Acta (de fundacion) del Banco de Japón declaró que el banco era una corporación especial de carácter fuertemente nacional. El Banco fue creado ‘para asumir la tarea de controlar la moneda y las finanzas y el apoyo y la promoción del sistema de crédito en conformidad con las políticas del Estado para garantizar la plena utilización de las potencialidades del país’. Además, ‘que se logró con la realización de los objetivos nacionales como su único principio rector »(artículo 2).

En cuanto a las funciones del Banco, la ley abolió el antiguo principio de prioridad de las finanzas comerciales, para que éste pueda supervisar las instalaciones para la financiación industrial. La ley también autorizaba al Banco a hacer (=prestar) avances ilimitados al gobierno sin seguridad, y para suscribir y para absorber los bonos del gobierno.

Con respecto a la nota a emitir, el Acta (la ley) hace permanente el sistema del límite máximo de las emisiones; por lo tanto, el Banco podría hacer emisiones ilimitadas para satisfacer las necesidades de las industrias de municiones y del gobierno.

Por otro lado, la supervisión por el gobierno del Banco se fortaleció notablemente. El gobierno podría proponer, dirigir y dar órdenes al presidente y los directores; también había una cláusula que otorgaba al gobierno poderes más amplios para dar las llamadas “órdenes funcionales” al Banco, para dirigirlo para realizar cualquier función que fuese considerada necesaria para la consecución del objetivo del Banco.

Por otra parte, la ley hizo que una amplia gama de negocios del Banco estuvieran sujetos a aprobación gubernamental, incluidas cuestiones tales como la alteración de la tasa de interés, nota de las emisiones y las cuentas “.[5]

Los resultados de estas reformas se pueden ver en la mejora sostenida que tuvo lugar en la economía japonesa, una vez que los grilletes de la usura se habían retirado. Durante el período 1931-1941, la producción manufacturera y la producción industrial aumentó en un 140% y 136%, respectivamente, mientras que el ingreso nacional y el producto nacional bruto (PNB) se incrementaron en un 241% y 259%, respectivamente. Estos incrementos notables superaron por un amplio margen el crecimiento económico del resto del mundo industrializado.

En el mercado laboral el desempleo se redujo del 5,3% en 1930 al 3,0% en 1938. Los conflictos de trabajo, con la disminución del número de parados pasó de estar por debajo de 998 en 1931 a 159 en 1941.

En contraste con Japón, Estados Unidos tenía un banco central privado de propiedad mayoritariamente extranjera, el Banco de la Reserva Federal de los Estados Unidos. Desde su creación el 23 de diciembre de 1913 bajo circunstancias muy sospechosas [infórmate aquí: LA RESERVA FEDERAL (PARTE VIII) ], este banco había estado socavando la Constitución de Estados Unidos y la destrucción de la libertad y la prosperidad del pueblo estadounidense.

Una acusación contemporánea de la Reserva Federal de Estados Unidos puede encontrarse en una cita de los primeros párrafos de un discurso pronunciado por el Honorable Louis T. McFadden, Presidente del Comité de la Cámara en Banca y Moneda (1920-1931). Fue realizado en el Congreso el 10 de junio de 1932 provocando el aplauso general de los miembros presentes.

“El Sr. McFadden. Sr. Presidente( Chairman), tenemos en este país una de las instituciones más corruptas que el mundo jamás haya conocido. Me refiero a la Junta de la Reserva Federal y los bancos de la Reserva Federal. La Junta de la Reserva Federal, una Junta Directiva, ha engañado al Gobierno de los Estados Unidos y el pueblo de los Estados Unidos fuera de dinero suficiente para pagar la deuda nacional. Las depredaciones y las iniquidades de la Junta de la Reserva Federal y los bancos de la Reserva Federal que actúan juntos han costado a este país bastante dinero para pagar la deuda nacional varias veces.

Esta institución diabólica ha empobrecido y arruinado al pueblo de los Estados Unidos; se ha arruinado, y ha arruinado prácticamente a nuestro Gobierno. Lo ha hecho a través de los defectos de la ley bajo la que opera, a través de la mala administración de esa ley por el Consejo de la Reserva Federal, y por medio de las prácticas corruptas de los buitres adinerados que lo controlan.

Algunas personas piensan que los Bancos de Reserva Federal son instituciones del Gobierno de los Estados Unidos. No son instituciones gubernamentales. Son monopolios privados de crédito, que se aprovechan de la gente de los Estados Unidos para el beneficio de ellos mismos y sus clientes extranjeros; especuladores y estafadores extranjeros y nacionales; y prestamistas ricos y depredadores.”

quote-we-have-in-this-country-one-of-the-most-corrupt-institutions-the-world-has-ever-known-louis-thomas-mcfadden-61-52-37.jpg

El Sr. McFadden a continuación, pasó a exponer cómo el Banco de la Reserva Federal compraba los votos en los Estados con el fin de controlar las legislaturas de los estados; y cómo utilizaban sus enormes recursos financieros en el mantenimiento de “una propaganda internacional” para encubrir sus fechorías anteriores y poniendo en marcha nuevas oportunidades para su “gigantesco tren de delincuencia”.

Según McFadden, estos 12 monopolios privados de crédito habían “engañosamente y deslealmente” endilgado a un público desprevenido por los banqueros extranjeros, que en 1904 financiaron a Japón en su guerra con Rusia. En 1917 se financia el programa político de Trotsky en América y pagan su pasaje a Rusia. Con la ayuda de sus sucursales bancarias en Suecia, estos banqueros internacionales “fomentaron e instigaron la Revolución Rusa”, lo que dio lugar a la “destrucción del Imperio Ruso”.

 

LOS ESTAFADORES DE SEGUROS.

La mayoría de los detalles que aparecen en Internet lo son como propaganda, pero hay que leer entre líneas:

“Desde sus primeros inicios en la de Edward Lloyd Coffee House en 1688, Lloyds ha sido pionero en seguros y reaseguros. A partir de sus raíces en el seguro marítimo, Lloyds ha crecido más de 300 años para convertirse en los líderes mundiales en el mercado de seguros especializados”.

Ahora hacemos una pausa para insertar lo que hemos aprendido acerca de la “ciudad de Londres” – “City of London” (La fascista “corona” – Crown en inglés) en esta empresa de propaganda a través de Internet.

“Desde las navegaciones del siglo XVII y la victoria de Lord Nelson en la batalla de Trafalgar, a través de la devastación del terremoto de San Francisco en 1906, y en la aparición de la tecnología espacial por satélite a finales del siglo XX, la historia de Lloyds es a la vez larga y muy interesante”.

La propaganda de Internet se cuida de no distinguir la “ciudad” -City- del Londres metropolitano en general: “la casa original de Lloyd era la Edward Lloyd’s Coffee House, firmemente establecida en el año 1688 en la Tower Street en la ciudad de Londres. Este pequeño club de suscriptores marinos se trasladó a la calle Lombard, más cerca del corazón de la “City” en 1691.

lloyd

El mercado comenzó en la casa de café de Edward Lloyd alrededor de 1688. Su establecimiento fue un lugar popular para los navegantes, comerciantes y propietarios de buques, y Lloyd les proporcionaba noticias marítimas confiables. La comunidad de la industria de la navegación frecuentaba el lugar para discutir ofertas de seguros entre ellos. Justo después de la Navidad de 1691, la cafetería se trasladó a la calle Lombard (una placa azul conmemora esta ubicación). Esta ubicación se mantuvo hasta 1774, mucho después de la muerte de Lloyd en 1713, cuando los miembros participantes de la ‘casa de seguros’ formaron un comité y se trasladaron a la Real Exchange en Cornhill como la Sociedad de Lloyd (Lloyd’s Society).

Cada vez que vemos la designación de “Royal Society” debemos darnos cuenta de que esto es históricamente y de hecho una organización cabalística masónica para los racistas de la élite.

barco esclavos.jpg

Debido al enfoque en los negocios marítimos, durante los años de formación de Lloyd (entre 1688 y 1807), una de las principales fuentes de negocio de Lloyd fue el seguro de los buques utilizados en el tráfico de esclavos, a medida que Gran Bretaña (léase la “corona”) rápidamente se estableció como la principal potencia comercial de esclavos en el Atlántico.

La navegación (de la Corona) llevó a más de 3,25 millones de personas como esclavos, lo que significa que a finales del siglo XVIII, el comercio de esclavos se había convertido en uno de los principales constituyentes de todo el comercio (de la corona). Los peligros que necesariamente implicaba promovían que el aseguramiento de las navegaciones de tráfico de esclavos fuera una preocupación importante. Entre 1689 y 1807, se perdieron 1053 buques británicos, mientras realizaban actividades de comercio de esclavos.

“El Royal Exchange fue destruido por un incendio en 1838, y, aunque el edificio fue reconstruido en 1844, muchos de los primeros registros de Lloyd se perdieron (convenientemente). En 1871, la primera Ley de Lloyd (Act en Inglés) fue aprobada en el Parlamento (por marionetas), lo que dio al negocio una base jurídica sólida (como si fuera necesario). El Acta de Lloyd de 1911 establece los objetivos de la Sociedad, que incluyen la promoción de los intereses de sus miembros y la recopilación y difusión de información. [ http://www.lloyds.com/~/media/Files/The%20Market/Operating%20at%20Lloyds/Regulation/Acts%20and%20byelaws/Acts/Mar07LloydsAct1871.pdf ]. La membresía de la Sociedad, que se había hecho en gran parte de los lavadores de dinero participantes en el mercado, resultó ser demasiado pequeño en relación con la capitalización del mercado y los riesgos que estaba asumiendo.

Como+funciona+el+mercado+de+londres

Tenga en cuenta las fechas dadas a partir de ahora son historia moderna.

(Los miembros internos de la Corona siempre buscan cubrir el riesgo con el dinero de la borreguil población contribuyente). “La respuesta de Lloyd fue encargar una investigación interna secreta, conocido como el Informe de Cromer, que reportó en 1968. Este informe defendía la ampliación del número de miembros a personas no participantes en el negocio, incluyendo a individuos no británicos y mujeres, y reducir los onerosos requerimientos de capitalización (lo que creó un inversor más pequeño conocida como un Mini-Name). El informe también llamó la atención sobre el peligro de conflictos de intereses. (Bandera falsa en el informe).

Durante la década de 1970, una serie de problemas surgieron que iban a tener una influencia significativa en el transcurso de la Sociedad. El primero fue la estructura de impuestos en el Reino Unido: las ganancias de capital se gravaban al 40 por ciento, los ingresos obtenidos se sometían a imposición superior al 83 por ciento, y los ingresos de inversión, superior al 98 por ciento.

El ingreso de Lloyd cuenta como ingreso fruto del trabajo, aunque fuera por nombres que no trabajaban en Lloyd, y esto influenciaba fuertemente el manejo de las suscripciones: en resumen, era conveniente para los sindicatos hacer una (pequeña) pérdida de suscripción, pero un (mayor) beneficio de la inversión.

Las pérdidas fueron en un 98% financiadas por el contribuyente (las cuotas de oveja), mientras que las ganancias se acumularon en manos de los Names; cuando el gobierno (títere) de Margaret Thatcher redujo en gran medida el tipo máximo del impuesto sobre la renta, (Esta ingeniosa estratagema de código fiscal funcionaba muy bien ¿recuerdan Ronnie Reagan?) la proporción de las pérdidas pagadas por los Names aumentó astronómicamente. El beneficio de la inversión se consigue típicamente “vínculo de lavado” o “gilt stripping”: la compra del bono ‘cum dividendo’ y venderlo ‘ex dividendo’, creando una pérdida de capital ganancias y los ingresos. (Gambito inteligente que continúa usándose por los inversores de la Banca de hoy en día).

Los fondos sindicados también se movieron en alta mar (lo que más tarde creó problemas a través del fraude y la auto-negociación; ¿cómo podrían los gobernantes de todos los mares desplazarse “en alta mar”?

Debido a que Lloyd se había convertido en un paraíso fiscal (para súper ricos), el segundo problema que afectaba a Lloyd era un aumento de su número de miembros externo, de tal manera que, a finales de la década, el número de inversores pasivos volvió enano el de inversores en el mercado (una táctica de la “City”). En tercer lugar, durante la década una serie de escándalos había salido a la luz, incluyendo el colapso del sindicato Sasse y la desgracia de Christopher Moran, que había puesto de manifiesto tanto la falta de regulación como la incapacidad legal del Consejo para administrar la Sociedad (sorpresa sorpresa).

Surgiendo simultáneamente con estos desarrollos fueron cuestiones más amplias: en primer lugar, en los Estados Unidos, una interpretación cada vez mayor por los Tribunales de seguros ¿almirantazgo? La cobertura en relación con la compensación de trabajadores en relación a pérdidas relacionadas con el amianto, que tuvo el efecto de crear un agujero enorme, en un principio no reconocido y luego no admitido en las reservas de Lloyd.

En segundo lugar, a finales de la década, casi la totalidad de los acuerdos de mercado, tales como el Joint Hull Agreement, que eran efectivamente mafias ordenando términos mínimos, (un toque de la verdad) habían sido abandonados bajo la presión de la competencia. En tercer lugar, las nuevas políticas especializadas que habían surgido tenían el efecto del riesgo de concentración: esto incluía políticas de ‘run off’, en las que la responsabilidad de los ejercicios de suscripción anteriores se transferirían, y las políticas de tiempo y distancia’, con lo que las reservas serían usados para comprar una garantía de ingresos futuros.

“En 1980, Sir Henry Fisher fue encargado por el Consejo de Lloyd para producir las bases para una nueva ley de Lloyd. Las recomendaciones de su informe se dirigían al “déficit democrático” y la falta de músculo regulador. (Oh ho-ho, otra comisión falsa).

“El Acta de 1982 de Lloyd [ http://www.lloyds.com/~/media/Files/The%20Market/Operating%20at%20Lloyds/Regulation/Acts%20and%20byelaws/Acts/Dec08LloydsAct%201982_2008.pdf ] redefine aún más la estructura de la empresa, y fue diseñada para dar a los Names externos, introducidos en respuesta al informe de Cromer, una voz en el funcionamiento de la empresa a través de un nuevo Consejo de Administración.” (Más doble discurso; sabemos cómo la “corona” opera).

¿No es hora de eclipsar estos masones arcaicos? Nosotros, el pueblo productivo, no prestamos atención a esto.

*Nota del traductor: Esta ultima parte basicamente indica que: Socializar las deudas y los gastos entre los pringaos, esos “pequeños nombres” y extranjeros, a medida que el negocio se expande, hay más riesgo, y ciertas decisiones de tribunales ponen en duda su “negocio” piramidal, y por otro lado privatizar las ganancias, mediante la omision de todos los datos y las operaciones de Lloyds, es decir, una pirámide, donde los de abajo no saben lo que hacen los de arriba, pero que les encanta porque se les ponen los dientes como colmillos, cada vez que oyen hablar de dinero, y por eso invierten… en una trampa.

Fuente: http://www.veteranstoday.com/2011/08/12/insurance-scammers-as-evil-as-centralbankers-a-history/

HITLER Y LOS BANQUEROS CRIMINALES (PARTE ii)

La fuente original de este artículo es: http://www.veteranstoday.com/2011/09/13/hitler-and-the-banksters-the-abolition-of-interest-servitude/

Texto enviado por fpmadlax

Nuestro principio financiero: Hacienda existirá en beneficio del Estado; los magnates financieros no podrán formar un Estado dentro del Estado. Por lo tanto nuestro objetivo es el de romper la esclavitud al interés.

-El alivio del estado, y por lo tanto de la nación, de su deuda con las grandes casas financieras, que se prestan entre ellas con interés.
-La nacionalización del Reichsbank y las casas emisoras, que prestan con interés.
-La provisión de fondos para todos los grandes proyectos públicos (energía hidráulica, ferrocarriles, etc), no por medio de préstamos, sino mediante la concesión de bonos estatales que no devengan intereses o sin el uso de dinero en especie.
-Introducción de un estándar fijo de la moneda de forma segura.
-Creación de un banco nacional para el desarrollo de negocios (reforma monetaria) para la concesión de préstamos que no devengan intereses.
-Remodelación fundamental del sistema de impuestos sobre los principios socio-económicos. Alivio del consumidor de la carga de los impuestos indirectos y de los productores de impuestos paralizante (la reforma fiscal y el alivio de impuestos). (10)

La ilimitada impresión de billetes de banco, sin crear nuevos valores, significa la inflación. Todos vivíamos a través de ella. Pero la conclusión correcta es que una emisión de bonos que no devengan intereses por parte del Estado no puede producir la inflación si los nuevos valores son al mismo tiempo creados.

reichstag-600x437.jpg

El hecho de que hoy en día grandes empresas económicas no se pueden establecer sin necesidad de recurrir a los préstamos es una locura. Aquí es donde el uso razonable del derecho del Estado para producir el dinero podría producir los resultados más beneficiosos. “(11)

Feder fue nombrado Secretario de Estado para Asuntos Económicos cuando los nacionalsocialistas llegaron al poder el 30 de enero de 1933, pero sus esfuerzos para aplicar la política económica oficial nacionalsocialista se frustró inmediatamente por el Dr. Hjalmar Schacht, que había sido nombrado presidente del Reichsbank en de marzo de 1933. Schacht era un personaje enigmático. Aunque nació en Tingleff, Schleswig-Holstein, en 1877, su familia era originaria de Hungría. En 1903 a la edad de 26 años se unió al Banco Dresdner, y en 1908 se convirtió en un masón.

Él también era un estudiante del hebreo (12) ya que se consideraba que el conocimiento de esta lengua era necesario si se quería avanzar en la carrera profesional en la banca.

Schacht inmediatamente se dispuso a destruir los planes de Feder, culminando con la destitución de este último de su cargo en agosto de 1934, después de que Schacht había sido nombrado titular del Ministerio de Asuntos Económicos.

Este trágico despido puede atribuirse en parte a la falta de una comprensión profunda de los asuntos financieros y económicos de Hitler. Él lo admitió cuando conoció a Feder en 1919, “Así, el juicio llegado a Gottfried Feder me decidió a hacer un estudio fundamental de una pregunta con la que hasta ahora no había sido muy familiar.” (13)

Se introdujo una versión algo atenuada de la reforma monetaria. Con el fin de financiar los programas de trabajo y de rearme del estado, se establecieron dos empresas ficticias llamadas Gesellschaft fuer Offentliche Arbeiten (Offa-Empresa para Trabajos Públicos) y Metallforschung Gesellschaft (Mefo-Empresa de Investigaciones Metalúrgicas). Estas corporaciones aceptaban letras de cambio de proveedores que cumplían órdenes estatales. Estas letras de cambio fueron descontadas en el Reichsbank a un ritmo de 4 por ciento. Ellas fueron emitidas por sólo tres meses, lo que era claramente insatisfactorio en vista de la naturaleza a largo plazo de los distintos proyectos que se financiaban. Podrían, sin embargo, extenderse en tres intervalos mensuales durante un máximo de cinco años.

En enero de 1939 las cosas llegaron a un punto crítico cuando Schacht negó la extensión de 3 millones de marcos alemanes en proyectos de la ley Offa y Mefo, debido a los temores de la “inflación”. El 7 de enero de 1939, envió a Hitler el siguiente memorándum:

“1) El Reich debe gastar sólo la cantidad cubierta
2) el control financiero completo debe ser devuelto al Ministerio de Hacienda. (Entonces obligado a pagar por cualquier cosa que el ejército deseaba.)
3) El precio y el control de los salarios deben ser prestados de forma eficaz. La mala gestión existente debe ser eliminada.
4) El uso de los mercados de dinero y de inversión debe ser a discreción exclusiva del Reichsbank.
(Esto significó la eliminación práctica del Plan de Cuatro Años de Goering) “(14)

Por estos medios Schacht estaba destinado a colapsar la economía alemana, que durante el período 1933-39 había aumentado su producto nacional bruto en un 100 por ciento. De ser un país en ruinas y en bancarrota en enero de 1933 con más de seis millones de personas desempleadas, Hitler había transformado a Alemania en un paraíso socialista y el estado más poderoso y próspero en la historia de Europa. Él rechazó airadamente las recomendaciones del Reichsbank, describiéndolos como “motín”. (15)

El 19 de enero de 1939 se despidió al lacayo insolente de las finanzas internacionales. (16) Sin más preámbulos instruyó el Reichsbank para emitir todos los créditos solicitados por el Estado. Una forma de Federgeld (dinero Feder) estaba ahora en circulación, aunque las letras de cambio sigue siendo atraídos de interés nominal.

Una nueva ley del Reichsbank, que fue promulgada el 15 de junio de 1939, hizo que el banco estuviera “INCONDICIONALMENTE subordinado a la soberanía del Estado.” (17) En el artículo 3 de la ley se decretaba que el banco debería ser “administrado y dirigido de acuerdo con las instrucciones y bajo la supervisión del Führer y Canciller del Reich “(18) Hitler era ahora su propio banquero, pero habiendo partido desde el manto de estafadores y usureros internacionales él iba, como Napoleón Bonaparte, a correr la misma suerte: una guerra innecesaria seguida de la ruina de su pueblo y su país.

Los acontecimientos de desarrollaron rápidamente. El 31 de marzo de 1939, Polonia recibió un cheque en blanco (19) de Inglaterra, que ofreció unilateralmente garantizar su soberanía; no sólo si Alemania invadía Polonia, sino también si Polonia invadía Alemania! Esto simplemente sirvió para endurecer la resistencia polaca al genuino deseo de Hitler de alcanzar una solución permanente de todas las cuestiones pendientes que emanaban del Tratado de Versalles.

Durante los próximos cinco meses el gobierno polaco intensificó progresivamente la opresión, hostigamiento y ataques a los 1,5 millones de alemanes étnicos que vivían en Polonia. Estos ataques, en los que más de 58 000 civiles alemanes fueron asesinados por los polacos en una orgía de barbarie, culminó en la masacre de Bromberg, el 3 de septiembre de 1939, en la que fueron asesinadas 5 500 personas. Estas provocaciones y atrocidades fueron estoicamente ignoradas. (20)

2611005.jpg

Finalmente, Hitler se vio obligado a emplear la intervención militar con el fin de proteger a los alemanes en Polonia.

El 30 de agosto de 1939, en un acto de gran habilidad política, Hitler volvió a ofrecer a los polacos las propuestas Marienwerder, (21) es decir, la retención de las fronteras existentes en 1919, la devolución de Danzig (97% alemán), la construcción de una autopista de 60 millas y un enlace ferroviario que conectase Occidente y Prusia Oriental (de Schoenlanke a Marienwerder) y un intercambio de poblaciones alemanas y polacas. En las órdenes de los banqueros internacionales, el ministro de Exteriores británico, Lord Halifax, recomendó encarecidamente a los polacos no negociar. Esto es cómo y por qué se inició la Segunda Guerra Mundial. La guerra subsiguiente resultó en victoria para los financieros internacionales y la derrota y la esclavitud para todos los pueblos de Europa.

Edward-Wood-taken-by-MM.jpg

Hoy en día los banqueros reinan. La Unión Europea, con sus comisarios en Bruselas y su llamado Banco Central “europeo” con sede en Frankfurt, (22) se asemeja cada vez más la antigua Unión Soviética. Sin embargo, con el reciente curso de la crisis de la deuda “soberana” y el colapso del euro, el plan para una Europa unida anclado en la esclavitud de la deuda perpetua ha recibido un revés importante y de hecho ha comenzado a desintegrarse.

A pesar de la incapacidad de Adolf Hitler para liberar permanentemente Europa, corresponde apreciar que lo que logró no se hizo en vano. Nos incumbe a nosotros aprender y entender los fundamentos de la usura y difundir ese conocimiento sin descanso, hasta que se hayan restaurado nuestras libertades materiales y espirituales.

HITLER Y LOS BANQUEROS CRIMINALES: LA ABOLICIÓN DEL INTERÉS DE SERVIDUMBRE.

Comparto este artículo porque contiene información interesante sobre la historia, y como siempre, no significa que yo piense como los autores originales (en este caso, Stephen Goodson). La fuente original de lo que sigue es: http://www.veteranstoday.com/2011/09/13/hitler-and-the-banksters-the-abolition-of-interest-servitude/

Texto enviado por fpmadlax.

Este artículo fue escrito para personas maduras y reflexivas que quieren entender el hoy a la luz de ayer. No fue escrito para los babuinos que comienzan a aullar en el momento que escuchan “Hitler” – de la forma en que los monos de mi juventud solían aullar frente a mi ventana en Sudamérica cuando oían un trueno.

Su autor es un relativamente joven banquero de Sudáfrica con el nombre de Stephen Goodson. Tengo su autorización para publicarlo. Ahí va:

A finales de noviembre de 1918, Adolf Hitler regresó a Munich y luego procedió a irse a un campamento militar en Traunstein en el sureste de Baviera. Cuando el campamento se disolvió en abril de 1919, regresó a Munich, que todavía estaba siendo gobernado por una república soviética fundada por un polaco judío Kurt Eisner (nombre real Salamon Kosmanowsky).

índice.jpg

A principios de mayo, pocos días después de que la revolución comunista había sido suprimida el 1 de mayo de 1919 por los Freikorps bávaros, Hitler fue convocado como miembro del segundo regimiento de infantería para asistir a un curso de instrucción política. El objetivo de este ciclo de conferencias era proporcionar a los soldados una base sobre la política, lo que les permitiría controlar los muchos movimientos revolucionarios y políticos presentes en Munich en ese momento.

71hjNhjf7kL.jpg

Uno de los profesores fue un ex ingeniero de la construcción que se volvió economista, el Dr. Gottfried Feder (1881 a 1941). (1) Su primera conferencia se tituló “La abolición de la servidumbre a los intereses”. Hitler fue cautivado por lo que escuchó, y esto iba a ser un punto de inflexión en su carrera política. Las siguientes citas de Mein Kampf reflejan sus pensamientos iniciales.

“Por primera vez en mi vida escuché una discusión que se ocupa de los principios del capital de bolsa de valores y el capital que se utilizan para las actividades de préstamo. Después de escuchar la primera conferencia pronunciada por el Dr. Feder, la idea de inmediato me vino a la cabeza que yo había encontrado la forma de uno de los requisitos más esenciales para la fundación de un nuevo partido.

A mi juicio, el mérito de Feder consistió en la manera implacable y mordaz en la que describió el doble carácter del capital involucrado en las transacciones de la Bolsa y de préstamos, poniendo al descubierto el hecho de que este capital era cada vez más y siempre depende del pago de intereses. En cuestiones fundamentales sus declaraciones estaban tan llenas de sentido común que los que le criticaron no negaron que en el fondo sus ideas eran sólidas, pero dudaban de si sería posible poner en práctica estas ideas. Para mí esto parecía el punto más fuerte en la enseñanza de Feder, aunque otros consideran que era un punto débil.” (2)

Y de nuevo,

“… Comprendí inmediatamente que aquí había una verdad de trascendental importancia para el futuro del pueblo alemán. La separación absoluta del capital bursátil de la vida económica de la nación haría posible oponerse al proceso de internacionalización de las empresas alemanas sin que al mismo tiempo se esté atacando al capital en si mismo, pues hacer esto sería poner en peligro los cimientos de nuestra independencia nacional. Vi claramente lo que se estaba desarrollando en Alemania, y me di cuenta de que la lucha más dura que tendríamos que librar no estaría en contra de las naciones enemigas, sino contra el capital internacional. En el discurso de Feder encontré un grito de guerra eficaz para nuestra lucha por llegar “. (3)

Además escribió,

“La lucha contra el capital internacional y contra el capital financiero y de crédito se ha convertido en uno de los puntos más importantes del programa en el que la nación alemana ha basado su lucha por la libertad económica y la independencia.” (4)

Unas semanas más tarde Hitler recibió una instrucción de sus superiores para investigar una asociación política llamada (Partido de los Trabajadores alemán) Deutsche Arbeiterpartei. En esta reunión celebrada en el Sterneckerbrau Inn en Munich, cerca de 20 a 25 personas estaban presentes. El orador principal fue el Dr. Gottfried Feder.

Poco después Hitler se unió a la reunión y recibió un certificado provisional de membresía numerado. Su primer acto al asumir el control del partido era cambiarle el nombre al Nationalsozialistiche Deutsche Arbeiterpartei (Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores).

Feder, que fue el redactor principal de los 25 puntos del partido, se convirtió en el arquitecto y teórico del programa (5) hasta su desafortunado despido como Secretario de Estado de Economía en agosto de 1934.

Aproximadamente el 40 por ciento del programa del “El Programa del NSDAP” de Feder estaba dedicado a las políticas económicas y financieras. A continuación se presentan algunos de los aspectos más destacados.

Adolf Hitler imprime sus dos puntos principales en mayúsculas:

“EL INTERÉS COMÚN ANTES QUE EL PERSONAL – EL ESPÍRITU DEL PROGRAMA DE LA ABOLICIÓN DE LA SUMISIÓN AL INTERÉS – EL NÚCLEO DEL NACIONAL SOCIALISMO” “Una vez que se consigan estos dos puntos, ello significará una victoria de su próximo ordenamiento universalista de la sociedad en el verdadero estado sobre la separación actual del Estado, la nación y la economía bajo la influencia corruptora de la teoría individualista de la sociedad tal como está construida hoy. El estado simulacro de hoy, opresor de las clases trabajadoras y protector de las saqueadas ganancias de los banqueros y los especuladores bursátiles, es el área para el enriquecimiento privado sin descanso y para el provecho político más rastrero; no piensa ni una sola vez en su pueblo, y no proporciona ningún vínculo moral elevado de unión. El poder del dinero, el más despiadado de todos los poderes, tiene control absoluto, y ejerce corruptora influencia destruyendo el estado, la nación, la sociedad, la moral, el teatro, la literatura y todos los asuntos de moralidad, menos fáciles de estimar. (6)

“Derribar la esclavitud al interés” es nuestro grito de guerra. (7) ¿Qué se entiende por esclavitud al interés? El propietario del terreno está bajo esta esclavitud, pues tiene que aumentar los préstamos para financiar sus operaciones agrícolas, préstamos con tan gran interés, que casi devoran los resultados de su trabajo, o quien se ve obligado a pagar deudas y  arrastrar las hipotecas tras él como un peso equivalente de plomo.

Así es el trabajador, produciendo en tiendas y fábricas por una miseria, mientras que el accionista atrae dividendos y bonificaciones que no ha trabajado. Así es la clase media, cuyo trabajo va casi en su totalidad a pagar los intereses bancarios. (8)

La esclavitud al interés es la expresión real del antagonismo del capital contra el trabajo, la sangre contra el dinero, el trabajo creativo frente a la explotación. La necesidad de romper esta esclavitud es de tan gran importancia para nuestra nación y nuestra raza, que en ella únicamente reside la esperanza de nuestra nación de elevarse por encima de su vergüenza y su esclavitud; de hecho, la esperanza de recuperar la felicidad, la prosperidad y la civilización en todo el mundo. Es el eje sobre el que todo gira; es mucho más que una mera necesidad de la política financiera. Mientras que sus principios y consecuencias muerden profundamente en la vida política y económica, es una cuestión esencial para el estudio económico, y por lo tanto afecta a cada individuo y exige una decisión de cada uno: El servicio a la nación o el enriquecimiento privado ilimitado. Significa una solución de la cuestión social. (9)

 

EL GRUPO BANCARIO INTER-ALFA (PARTE IV)

Texto enviado por fpmadlax

Objetivo: Estados Unidos:

Cuando la Administración Nixon puso fin al sistema de tipos de cambio fijos de Bretton Woods en 1971, una medida que en sí era el resultado de una manipulación Imperial británica, estaba lista para comenzar su asalto financiero a los Estados Unidos. Las termitas imperiales ya habían comenzado su ataque sobre los cimientos de la nación. El “fascista” Félix Rohatyn de Lazard estaba ocupado preparando el escenario para el surgimiento de los comerciantes de Wall Street, y el proceso de “sicario económico” descrito por John Perkins, estaba en marcha. Si bien estos cambios se estaban produciendo en los EE.UU., los británicos estaban organizando la guerra árabe-israelí de 1973, de la que surgió el mercado spot del petróleo. El mercado spot permitió a los manipuladores imperiales aumentar el precio del petróleo a voluntad, y lo hicieron, lo que resultó en una piscina enorme y cada vez mayor de “petrodólares” en los bancos europeos. Estos petrodólares, junto con las ganancias provenientes del comercio de la droga del Imperio, proporcionan una enorme oferta de “dinero de otras personas” para financiar la adquisición de empresa mundial / globalización de los EE.UU. y el mundo.

índice.jpg

A medida que los mercados crecieron, los comerciantes asumieron cada vez mayor poder en los bancos de inversión de Wall Street, y comenzaron a empujar a un lado a los banqueros de “zapato blanco” que habían dominado previamente el negocio. Wall Street se transforma lentamente de un club exclusivo de los ladrones de la Ivy League en un mundo del ‘grande se come al chico’ donde las ganancias crecían cada vez más. En los viejos tiempos, los banqueros de inversión habían estafado a sus clientes de acuerdo a un tipo de cambio, y tuvieron cuidado de preservar sus mejores relaciones por no robar demasiado descaradamente. Pero en la era de comercio que comenzó a romper la conexión, el robo pasó de relaciones directas de clientes a los mercados más anónimos y despersonalizados. Wall Street se convirtió poco a poco en un casino gigante, donde todo el mundo jugaba. Magos de matemáticas e informática fueron traídos para idear nuevas estrategias comerciales, y todo el mercado se convirtió en un juego de ordenador gigante, que hizo un enorme daño antes de que finalmente explotó. A finales de la década de 1970, la economía industrial estadounidense estaba contra las cuerdas. Las alzas de tasas de interés de la Reserva Federal bajo Paul Volcker hicieron casi imposible para las empresas industriales su ampliación, dándole la ventaja a drogas y petrodólares para entrar y empezar a comprar hasta América en centavos de dólar.

Este asalto se aceleró durante la década de 1980. A instancias de los banqueros, el Congreso aprobó la ley para desmantelar las protecciones normativas puestas en marcha por Franklin Delano Roosevelt. Los S & Ls se abrieron para los saqueos; los grandes del dinero se mudaron, y después de unos años, habían destruido la parte más estable del sistema bancario de Estados Unidos.

Gran parte de la financiación para el derribo del S & Ls vino del mercado de bonos basura, dominado por los Rothschild-Morgan ligados a Drexel Burnham Lambert, que tuvo acceso a un flujo constante de dinero de la droga. Los bonos basura también financiaron una ola de invasores corporativos, que no sólo se hicieron cargo de una serie de grandes empresas, sino que enviaron a muchas del resto a huir a los brazos de los bancos de inversión para “protegerlas”. Los bancos de inversión dirigidos por Lazard y sus compañeros, organizaron una orgía de fusiones, aprovechando su acceso al dinero caliente para crear cada vez corporaciones más grandes e industrias cada vez más concentradas, necesarias para montar los cárteles globales. Entra en mi sala, dijo la araña a la mosca.

MW-HQ653_greens_MG_20190904102933.jpg

La caída de la bolsa de 1987 fue un punto de inflexión. El nuevo presidente de la Fed, Alan Greenspan, respondió con el lanzamiento de la mayor burbuja de todos los tiempos, los mercados de derivados. A finales de la década, sólo los derivados, lo que representa el fraude, y la vista gorda deliberada de los reguladores evitan que el sistema bancario de Estados Unidos se estrellase. Para el Grupo Inter-Alpha y sus controladores, todo fue según el plan.

Inter-Alpha crece:

En este entorno, el Grupo Inter-Alpha comenzó a expandirse. La pertenencia al grupo no había cambiado desde 1973 hasta 1982, cuando el Banco Ambrosiano fracasó a raíz de las investigaciones italianas en sus conexiones con la Logia P-2. Un pequeño cambio se produjo en 1985, cuando el Banco Williams & Glyn fue absorbido por el Royal Bank of Scotland, dando a RBS el número de miembros en su propio nombre. Pero el sistema bancario europeo podría cambiar drásticamente en 1986, y el Grupo Inter-Alpha sería justo en el medio para ello.

La globalización dio un gran paso hacia adelante en el año 1986, con la desregulación “Big Bang” de los mercados financieros en la ciudad de Londres. Después de haber puesto en marcha el casino en Nueva York durante la década de 1970, el Imperio decidió traerlo a casa, a Londres, y convertir la ciudad en el nuevo centro del esquema global de derivados. Los bancos de los EE.UU. y Europa acudieron a Londres, donde las reglas eran más flexibles, y los reguladores de usar. Incluso más que antes, Londres se convirtió en el centro financiero de Europa, y el centro de la globalización.

El Grupo Inter-Alpha se aprovechó de los cambios, la adición de cuatro bancos entre 1986 y 1989, y aún más en la década de 1990. San Paolo di Torino y el Banco de Bilbao se unieron en 1986, el llenar el hueco dejado por el Banco Ambrosiano y el último de convertirse en el primer miembro español. Un par de años más tarde, en 1988, el grupo obtuvo su primer miembro portugués, el Banco Espirito Santo. AIB (siglas de Allied Irish Bank) se unió en 1989. El Banco Nacional de Grecia se unió en 1990, seguido por Nordbanken de Suecia en 1995 y Merita Banco de Finlandia en 1997. El Banco de Bilbao se convirtió en el Banco Bilbao Vizcaya en 1998, y fue reemplazado inmediatamente por el Banco Santander.

Además, los bancos Interamericanos de Alpha se estaban expandiendo rápidamente en sus mercados nacionales, cada vez más grandes a través de una serie de fusiones: Nederlandsche Middenstandsbank se convirtió en el International Group Nederlanden (ING); Privatbanken, Nordbanken y Merita se involucraron en una serie de fusiones que produjeron el Nordea; Kreditbank transformó en KBC Group; San Paolo di Torino se convirtió en Intesa Sanpaolo; y Banco Santander engullió a varios rivales españoles.

Tres bancos más se unieron en 2003: Erste Bank de Austria; Hypovereinsbank (HVB) de Alemania; y Societe Generale de Francia. HVB reemplazó al miembro fundador BHF, que había sido comprado por ING; y Société Générale reemplazó al miembro fundador CCF, que había sido adquirido por HSBC. HVB dejó el grupo en 2005 después de haber sido tomado por UniCredit, y Commerzbank tomó su ranura como el miembro alemán del grupo.

 

EL GRUPO BANCARIO INTER-ALFA (PARTE iii)

Artículo enviado por fpmadlax.

El fascismo, Toma Dos:

El Grupo Inter-Alpha fue creado como un instrumento de este nuevo fascismo, y es en sí mismo un nido de fascistas. Uno no tiene que rascar profundamente para encontrar la prueba, ya que estos ejemplos lo indican:

* Uno de los primeros actos del Grupo Inter-Alpha después de su fundación, fue enlazar con la facción Harriman en los EE.UU., la misma familia Harriman que financió a Hitler, y en cuyas “investigación” eugenésica Hitler modeló su genocida políticas de “ciencia de la raza”. Los bancos del Grupo Inter-Alpha hicieron esto mediante la compra de una participación combinada de 40% en el caso Brown Harriman & Bancos Internacionales, un consorcio banccario fundado en 1968 en Londres por Brown Brothers Harriman, el banco mercantil de Londres / dope Robert Fleming & Co, y Suez de Francia.

* El Miembro fundador de Kredietbank Fernand Collin ayudó a los nazis a ejecutar la economía belga durante la Segunda Guerra Mundial, y uno de sus bancos privados, Merck und Finck, se hizo famoso por ayudar a los nazis.

* BHF Bank, el miembro fundador alemán del grupo, que tiene sus raíces en el Banco Frankfurter, fundado por los Rothschild, fue encabezado en 1920 por Otto Jeidels, que era un buen amigo de ambas cabezas del Reichsbank y el ministro nazi de Economía, Hjalmar Schacht, y jefe de financiación de Hitler- y del Banco de Inglaterra, Montagu Norman. Jeidels fue enviado a los EE.UU. en 1939 al banco (fascista sinarquista, francés) Lazard, para manejar el oro oligárquico huyendo de Europa. Lazard, como hemos indicado anteriormente, ha desempeñado un papel particularmente desagradable en este complot fascista imperial, y es parte de lo que consideramos el lado oculto del Grupo Inter-Alpha.

* Durante la Segunda Guerra Mundial, Ricardo Espírito Santo Silva del Banco Espírito Santo -que se convirtió en el miembro portugués del Grupo Inter-Alpha- acogió al duque de Windsor en Lisboa, simpatizador nazi, después de que él abdicó del trono británico, y ha sido identificado como un enlace entre el Duque y Hitler, en el complot abortado del duque para recuperar el trono después de una conquista alemana de Gran Bretaña. (El Reino Unido tenía su propio movimiento fascista, y había un montón de simpatía por el duque dentro de la élite británica).

* Los dos miembros españoles del grupo, Banco de Bilbao (más tarde el Banco Bilbao Vizcaya, miembro entre 1.986-1.998) y Banco Santander (miembro desde 1998), ambos tenían vínculos con el dictador fascista Francisco Franco, que gobernó España desde 1936 hasta su muerte en 1975. El Banco de Santander fue fundado por la familia del agente de Rothschild en la ciudad de Santander.

Las conexiones fascistas eran más flagrantes en el caso del Banco Ambrosiano, el banco fundador en Italia del Grupo Inter-Alpha, que se integra perfectamente con el duque de la Logia Masónica Propaganda-Dos (P-2) en Italia. La Logia P-2 fue dirigida por el ex “Camisa Negra” de Mussolini Licio Gelli, y se inspira en la anterior “fascista universal” Propaganda Uno (P-1) Logia de Giuseppe Mazzini. Investigaciones de la policía italiana en las actividades de P-2 encontraron que tanto la casa de campo como su banco, el Banco Ambrosiano, estaban involucrados en tráfico de armas y drogas, el terrorismo, los grupos de asesinato neonazis y los grupos paramilitares fascistas de la Operación Gladio. El control sobre P-2 se ejerce a través de la Logia Alpina de Suiza, y en última instancia la “Logia Madre”, la Gran Logia Unida de Inglaterra, dirigida en ese entonces por SAR el Príncipe Eduardo, duque de Kent, de la familia real británica.

La Logia Alpina es interesante por derecho propio. Sus miembros incluyen: Gelli; confesado agente británico y el secretario de Estado, Henry Kissinger; y el fundador del Club de Roma, Aurelio Peccei. A pesar de que estaba en la nómina del Banco Ambrosiano, Peccei es con razón más infame como un genocida que como un banquero. Su Club de Roma sentó las bases “intelectuales” para el programa de genocidio del Imperio en todo el mundo, mediante la realización de propaganda de masas para los “límites del crecimiento” como doctrina fraudulenta.

vignette-lamer-dessous-des-cartes-club-de-rome.jpg

705418.jpg

Peccei fue el iniciador clave del Instituto Internacional para el Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA), con sede en Laxenburg, Austria, cuya misión era propagar el programa del club de Roma, bajo un barniz “científico”, proporcionado por el grupo de análisis de sistemas de Bertrand Russell en Cambridge. IIASA se dirige especialmente a envenenar el pensamiento estratégico en los Estados Unidos y Rusia, convirtiéndose en un importante canal de la inteligencia anglo-veneciana en la Unión Soviética y la Rusia postsoviética. El legado de IIASA en la antigua Unión Soviética es el paquete completo de las desastrosas llamadas “reformas” de la década de 1990, que el personal IIASA redactó en Laxenburg en 1985 a 1991, así como la participación permanente de Rusia en esos planes de saqueo financiero internacionales como la Internacional Brasil-Rusia-India-China (BRIC) de hoy, operación del Grupo Alfa. (Un aspecto relacionado de la actividad del IIASA era promover los modelos matemáticos de los que los mercados financieros basados en la especulación de hoy dependen -en la era de la información).

EL GRUPO BANCARIO INTER-ALFA (PARTE ii)

Texto enviado por fpmadlax

La huelga veneciana:

El Grupo Inter-Alpha fue fundado como un mecanismo para aprovechar esta vulnerabilidad de la moneda. El grupo surgió de seis bancos europeos relativamente pequeños que representaban la suerte -o la familia Fondi- del sistema veneciano. Cada uno de estos bancos tenían importantes brazos de banca privada, banca privada es un término para los bancos que se especializan en el manejo de dinero para los ricos. Cada uno de sus seis miembros fue elegido para representar a un banco en una de las principales naciones de la Comunidad Económica Europea: Kredietbank, de Bélgica; Nederlandsche Middenstandsbank de los Países Bajos; Credit Commercial de France, de Francia; Banco Ambrosiano, de Italia; Williams & Glyn (una unidad de la Royal Bank of Scotland), en el Reino Unido; y BHF Bank, de Alemania. Un séptimo banco, Privatbanken de Dinamarca, se añadió en 1972.

Inter-Alpha tomó la forma de una alianza entre estos bancos; cada banco mantuvo su identidad separada, mientras que todos ellos trabajaron juntos para avanzar la misión del Grupo. El grupo, y sus bancos miembros, se dedicaron a la restauración de la dominación imperial.

La operación fue dirigida por Jacob Rothschild, inicialmente de NM Rothschild en Londres. La red de banqueros Rothschild, desde su creación en Frankfurt a finales de 1700, ha sido una operación de Venecia. Uno de sus primeros patrocinadores era la familia Thurn und Taxis de Baviera, los controladores de la inteligencia veneciana y una de las principales familias del Imperio austríaco de los Habsburgo. (Abajo se muestra el emblema de Thurn und Taxis).

Thurn-und-Taxis-Wappen

Esta conexión de Venecia es la verdadera fuente de la legendaria red de inteligencia Rothschild, así como la fuente de poder financiero de la familia. Los Rothschild también estaban cerca de la corona británica, primus inter pares de las familias reales de Europa, y tenían un considerable poder en el Imperio. Jacob Rothschild, por ejemplo, administra los fondos del príncipe Carlos, entre sus otros crímenes.

A pesar de la enorme riqueza representada por estos bancos, son los únicos que no tienen los fondos necesarios para transformar el mundo según lo previsto. Ellos proporcionarían el capital inicial, y aprovecharían su poder a través del control del dinero de otras personas, para crear los mercados y las instituciones a las que en última instancia necesitan para controlar el mundo. Este es el origen de la estratagema de hoy de los fondos de cobertura, fondos de capital privado y piscinas financieras relacionadas, muchas de los cuales forman parte de la cara oculta del Grupo Inter-Alpha.

Jacob Rothschild reveló explícitamente la misión del proyecto Inter-Alpha, en un discurso pronunciado en 1983, cuando él se jactó de que “dos grandes tipos de instituciones gigantes, la compañía de servicios financieros en todo el mundo y el banco comercial internacional con una competencia mundial de comercio, pueden converger a formar el último todopoderoso conglomerado financiero, de muchas cabezas”. Para Rothschild, no era una predicción, sino una declaración de intenciones.

Corporativismo fascista:

En la reunión de Bilderberg 1968 en Mont Tremblant, Canadá, el Imperio inició una nueva fase de su guerra contra la soberanía nacional, el lanzamiento de una campaña para crear un sistema de cárteles corporativos destinados a sustituir a los Estados-nación como la organización política del planeta. El Grupo Bilderberg, llamado así por el Hotel de Bilderberg en Oosterbeek, Países Bajos, donde el grupo se reunió por primera vez en 1954, era una organización fascista, cuyo patrocinador, el Príncipe Bernhard de los Países Bajos, había sido un miembro nazi y miembro de las SS de Hitler. Bernhard también fundó, con el príncipe Felipe de Gran Bretaña, el Fondo Mundial para la Naturaleza y el Club 1001. Los Bilderberg, como un brazo político de élite del Imperio, representaban el mismo sistema oligárquico detrás del Grupo Inter-Alpha.

El nuevo esquema de cártel, apodado la “sociedad mundial”, fue presentado por George W. Ball, un banquero de Lehman Brothers, un miembro superior de la élite angloamericana, y miembro del comité de dirección de Bilderberg. De acuerdo con Ball, la nueva compañía mundial sustituiría a la “estructura política arcaica de los Estados-nación” con las corporaciones, que son mucho mejores en “utilizar de manera eficiente los recursos”. Estos recursos, Ball dejó claro, pertenecen al Imperio, no a los campesinos que pasan a vivir por encima de ellos, y las naciones con demasiada frecuencia ponen sus propios intereses por delante de los del Imperio, una situación que el Imperio encontraba intolerable.

64943.jpg

Sólo para asegurarse de que su mensaje era claro, Ball elogió la integración de Europa como condición previa para el éxito de este proyecto de empresa mundial, y citó como modelo, “las soberanías superpuestas de los gobiernos de Europa y de la Casa de los Rothschild.” (Si esa cita no le ofende, reflexione sobre el concepto de soberanía, y por qué es vital para la existencia de los estados-nación. Un país que “comparte” su soberanía con una casa de banca, no es ni soberana, ni una nación, sino una colonia).

En el momento del discurso de Ball, la creación de estos cárteles corporativos ya había comenzado, con la formación de los primeros conglomerados, y este proceso se aceleraría en los próximos años. La crianza de estos horrores se convertiría en una parte importante de la obra de la vida del banquero Felix Rohatyn de Frères Lazard, y ellos, con el tiempo, llegarían a dominar el panorama económico.

El concepto de la empresa mundial, aunque comercializado como una consecuencia natural del progreso humano, no es nada de eso. Lo que es, fundamentalmente, es un retorno al modelo oligárquico de la British East India Company y sus predecesores, en combinación con la tecnología informática moderna, y que operan dentro de una estructura de mercado. En un estado corporativista, el poder del gobierno está usurpado por intereses financieros y corporativos privados, que utilizan el gobierno para mantener a la población en su línea mientras saquean despiadadamente tanto el gobierno como el pueblo. Estos intereses privados son falsamente descritos como una consecuencia del nacionalismo, cuando en verdad, representan la corrupción de la nación por un imperio.

El corporativismo es el resultado de las “soberanías superpuestas” de George Ball entre las naciones y los banqueros imperiales, y es la creación de los venecianos.

Fueron los venecianos y los neo-venecianos del Imperio Británico, quienes crearon a Mussolini y Hitler, y los que organizaron los movimientos fascistas en todo el mundo en los años 1920 y 1930, como parte de su guerra contra la soberanía. Eso incluye a los Estados Unidos, donde los banqueros anglófilos de Wall Street ayudaron a las finanzas y organizaron sus propios movimientos fascistas, incluyendo la Liga de la libertad Americana, en los EE.UU., y trataron de organizar un golpe de Estado contra Franklin Delano Roosevelt.

Major General Smedley D. Butler, USMC

Esta agrupación promovió fuertemente en los Estados Unidos a Mussolini, que aparece en la portada de su revista Time en ocho ocasiones, entre 1923 y 1943, y elogiándolo fuertemente en sus otros medios de prensa. Los de Wall Street hicieron esto, no porque se enamoraron de Mussolini personalmente, sino porque era un aliado, una herramienta del mismo imperio que los controlaba.

La Italia de Mussolini, en gran medida creación de los círculos alrededor del Conde de Venecia Volpi di Misurata, fue el banco de pruebas para el modelo de Estado corporativista que el Imperio planeaba imponer al mundo, el modelo para el concepto de “sociedad mundial” en el centro de la globalización. Era un estado dominado por los intereses financieros venecianos, y se ejecutaba en su beneficio.

Las similitudes con los Estados Unidos hoy en día no son accidentales. Afortunadamente para el mundo, Adolf Hitler destruyó la ilusión cuidadosamente elaborada del fascismo como un movimiento benévolo, lo que obligó a los banqueros a retirarse. Su compromiso de imponer el fascismo se mantuvo, sin embargo, por lo que buscaron nuevas formas de empaquetarlo. El nombre que eligió para su “nuevo y mejorado” fascismo corporativista era “globalización”. Igual de malo, pero en una nueva caja brillante.

EL GRUPO BANCARIO INTER-ALFA.

Artículo enviado por fpmadlax

El Grupo Inter-Alfa: Asesinos de Naciones para el Genocidio Imperial.

“Lo que no cambió significativamente con ese traslado desde el Mediterráneo hasta el Atlántico, fue el papel esencial ostentado por Venecia. Venecia, una vez establecido como una potencia, siguió siendo el centro de la organización del poder monetario, mientras que la cáscara externa del poder monetarista, el interés marítimo anglo-holandés, se convirtió en la capital política y militar del Imperio. Venecia nunca renunció a ese papel, sino que simplemente transfirió algunas de sus funciones a la sucursal de Londres recientemente constituida, todo ello como parte de la adaptación al cambio del Mediterráneo al Atlántico como campo de acción principal “. [John Hoefle]

Por Lyndon H. LaRouche Jr.

BANCOS MAPA MUNDIAL - ALPHA INTERNACIONAL

El Grupo Inter-Alpha de Bancos es un instrumento de genocidio. Se formó con el propósito explícito de destruir no sólo la existencia, sino el concepto mismo, de la soberanía nacional, con los Estados Unidos como su objetivo principal, como una forma de reducir de forma permanente la población del planeta. El Grupo Inter-Alpha ha jugado un papel crucial en la destrucción de la base industrial de los Estados Unidos, y la posterior transformación de su economía en un gigante casino, y desesperadamente en quiebra. Cuando ese casino implosionó en 2007, el Grupo Inter-Alpha y las fuerzas detrás de él se movieron para completar la tarea de destruir los EE.UU., al organizar el mayor robo de dinero público en la historia, que aún continúa, de forma inconstitucional, y descaradamente mediante operaciones criminales que se conocen colectivamente como “el rescate”. El resultado es una nación que no sólo es incapaz de satisfacer las necesidades físicas de su pueblo, sino que también está destruyendo rápidamente su propia moneda a través de la hiperinflación.

En un sentido limitado, esta operación ha sido un éxito. El sistema monetario imperial, mediado a través de un sistema de bancos centrales, bancos privados, los mercados financieros, y los cárteles mundiales, es la primera potencia del planeta. Pero en otro sentido muy real, ha sido un fracaso colosal, porque estos tontos regiamente arrogantes consiguen, en las naciones que destruyen, también destruirse a si mismos, y colocar al mundo en el camino hacia una nueva Edad Oscura. Su condena está sellada, porque sólo a través de aumentar el dominio del hombre sobre el universo se puede evitar esta Edad Oscura, y al hacer eso, vamos a crear un mundo que ya no tolerará las prácticas medievales de estos parásitos imperiales.

Ellos están acabados, de un modo u otro. La pregunta es, ¿irá el resto de nosotros con ellos?

El propósito de este informe es poner el foco en el Grupo Inter-Alpha y sus controladores, para que podamos derrotar a sus malvadas maquinaciones. Usted, lector, saldrán de aquí con una mejor comprensión de la naturaleza y la misión del Grupo, ¿por qué esa misión debe ser derrotada, y cómo podemos hacerlo?

unnamed

La solución comienza con el restablecimiento de la ley Glass-Steagall en Estados Unidos, y la adopción del principio de la Glass-Steagall por otras naciones, en combinación con una vuelta al sistema de Bretton Woods de tipos de cambio fijos. Estos dos pasos pondrán al Inter-Alpha en la quiebra, pero deben ser acompañados por una tercera medida: el embargo por el Gobierno de Estados Unidos de todas las operaciones e instalaciones del Grupo Inter-Alpha dentro de las fronteras de Estados Unidos. Estamos seguros de que una futura investigación de estilo Comisión Pecora encontrará los registros resultantes bastante esclarecedores. Al igual que un nuevo Tribunal de Nuremberg por crímenes de lesa humanidad.

Aunque el Grupo Inter-Alpha no fue fundado hasta 1971, la operación para su constitución se lanzó en realidad en las últimas etapas de la Segunda Guerra Mundial. Una vez que el Imperio Brutánico se dió cuenta de que Hitler sería derrotado, centró su atención en la restauración de su antigua infame “gloria”. Si lo hacía, significaba la destrucción de los EE.UU., que, bajo la presidencia de Franklin Roosevelt (1933 a 1945), tenía toda la intención de romper el Imperio, y establecer a sus colonias libres. Como los EE.UU. eran demasiado fuertes para asumir enfrentarse directamente, el Imperio británico decidió atraerlo al suicidio económico y cultural.

Este informe se ocupa principalmente del aspecto financiero de esta trampa, pero el lector debe tener en cuenta que estos movimientos financieros fueron parte de un asalto coordinado en el estado político, cultural, económico y psicológico de la nación, en lo cual, todas las habilidades del Imperio se habían perfeccionado en los siglos de subyugación que emplearon en las naciones y los pueblos. El objetivo éramos nosotros los tontos de debajo, matar nuestro sentido de optimismo, la erradicación de nuestro compromiso con la infraestructura y la industria, hacernos olvidar nuestra herencia. Estos movimientos deben hacerse lentamente, década tras década, generación tras generación, para evitar desencadenar una revolución.

El Imperio británico de hoy es la última encarnación de un sistema monetario marítimo que ha existido desde los días del culto de Apolo, y tiene sus orígenes inmediatos en una lucha de facciones en Venecia, a finales del año 1500, cuando la “Serenissima Repubblica”, fue una de las principales potencias mundiales en su propio nombre. El Giovani, o Nuevo Partido Veneciano, querían construir a Inglaterra y los Países Bajos como potencias marítimas basadas en el modelo veneciano, mientras que el Vecchi, el Partido veneciano viejo, quería seguir con la base mediterránea existente.

thumb2-flag-of-venice-4k-silk-texture-red-silk-flag-coat-of-arms

El Giovani comenzó a moverse hacia el norte a lo largo del Rin en Alemania, los Países Bajos e Inglaterra, llevando consigo un enorme poder financiero. A pesar de que a menudo adoptaron los nombres y las costumbres de sus nuevas ubicaciones, permanecieron venecianos por el método y la intención. Establecieron el Banco de Amsterdam, la Dutch East India Company, y la British East India Company. Este último finalmente se hizo cargo de Inglaterra para crear el Imperio Británico. Al igual que antes en Venecia, el Imperio Británico se basa en su capacidad de controlar los flujos monetarios, y manipular las monedas nacionales.

Esa fue la base de su poder y de su asalto a la América post-Segunda Guerra Mundial.

Para lograr este objetivo, el Imperio primero construye su aparato bancario en la Europa devastada por la guerra, como la base para lo que parece ser una nueva estructura financiera globalizada, pero lo que, en realidad sería, es un retorno al modelo imperial que existía antes de la revolución americana. La planificación de esta nueva Europa comenzó incluso antes de que la guerra se detuviese y condujo a la creación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero en 1951, y la formación de la Comunidad Económica Europea en 1957, según los pasos iniciales hacia la actual Unión Europea y el euro como moneda supranacional.

Con estos movimientos hacia la eliminación de la soberanía nacional, el imperio comenzó el proceso de construcción de un sistema financiero europeo sin fronteras. En rápida sucesión vino el desarrollo del eurobono y los mercados de eurodólares, y los bancos del consorcio. Estos bancos eran sindicatos o empresasmayormente conjuntas con sede en Londres, que une los bancos británicos con los bancos con sede en Europa, Asia y las Américas. Fueron diseñados para flanquear las regulaciones bancarias nacionales, y, como tal, representa el comienzo de la “globalización” (es decir, imperialización) de las finanzas.

Las leyes bancarias nacionales no eran el único obstáculo regulatorio a esta globalización. También estaba el sistema internacional de tipos de cambio de moneda fija que había sido implementado como parte del Tratado de Bretton Woods 1944. La aplicación de los tipos de cambio fijos era una parte crucial del plan de Roosevelt para poner fin a la época colonial, ya que se llevó gran parte de la capacidad histórica del Imperio de manipular a las naciones a través de la manipulación de sus monedas. Por lo tanto, la derrota del sistema de Bretton Woods fue un paso necesario en la creación del nuevo orden mundial del Imperio. Cuando el presidente Nixon puso fin al sistema de Bretton Woods, eliminando como reserva el dólar del patrón oro en 1971, abrió la caja de Pandora, y puso en libertad a los manipuladores de dinero que habían sido tan cuidadosamente puestos en cajas por Roosevelt.

LA GUERRA ECONÓMICA BRITÁNICA (PARTE VI)

Texto enviado por fpmadlax.

Estado de Guerra Financiera Británico: 1929, 1931-33;
Como la City de Londres creó la Gran Depresión.

En 1925, ya que la libra estaba regresando al oro, Montagu Norman, Hjalmar Schacht y Charles Rist, el vicegobernador del Banco de Francia visitaron a Benjamin Strong en Nueva York para movilizar su red de influyentes infiltrados para promover el dinero fácil y las bajas tasas de interés en los Estados Unidos. Strong fue capaz de obtener las políticas solicitadas por Norman y sus títeres europeos. Norman & Co. hizo una segunda peregrinación a Wall Street del 28 de junio al 1 de julio de 1927 para promover la especulación y la inflación estadounidense. En este segundo viaje de cabildeo, Norman mostró gran preocupación debido a que la primera mitad de 1927 ha sido testigo de un gran movimiento del oro en Nueva York. Strong y su camarilla de inmediato entró en acción.

La segunda venida de Norman y Schacht en 1927 motivó a Strong a obligar a través de una nueva reactivación de la oferta monetaria en julio y un nuevo recorte en la tasa de interés de Estados Unidos en agosto de ese mismo año. La tasa de interés del FED de Nueva York se redujo del 4% al 3,5%. Este fue el crédito que alimentó la fase culminante del mercado alcista con Coolidge durante 1928 y 1929. Strong también consiguió que el FOMC comenzara la compra de títulos del Tesoro estadounidense en las operaciones de mercado abierto, dejando a los bancos repletos de dinero. Este dinero pronto entró en el mercado de préstamos solicitados por brokers (agentes de bolsa), donde fue tomado por los especuladores de valores para comprar acciones en el margen, alimentando una creciente especulación bursátil. Se suponía que las tasas de interés en Londres, según Norman, debían mantenerse por encima de los de Nueva York – aunque Norman tarde se desvió de esto cuando le convenía.

En su ensayo “Las consecuencias económicas de Mr. Churchill” Lord Keynes señaló que los británicos habían regresado al oro a un ritmo que era por lo menos 10% más alto del límite; Keynes demostró que el gobierno británico también eligió una política de aumentar deliberadamente el desempleo, sobre todo en las industrias de exportación con el fin de bajar los salarios. Con el fin de detener el flujo de oro de Londres, Keynes observó, la política del Banco de Inglaterra era “alentar a los Estados Unidos a que nos presten dinero manteniendo la situación sin precedentes de la tasa de las letras un 1 por ciento mayor en Londres que en Nueva York . “ [Essays in Persuasion, p. 254]

Un observador alarmado de estos eventos fue, irónicamente, el Secretario de Comercio Herbert Hoover de la administración Coolidge, quien condenó las políticas de la FED como “la inflación directa”. “En noviembre de 1925” relata Hoover “se me confirmó por medio de Adolph Miller, un miembro de la Junta de la Reserva de la FED, que Strong y sus aliados europeos proponen aún más “políticas de dinero fácil”, que incluían la manipulación continua de las tasas de interés y de las operaciones de mercado abierto. “Más inflación”. Hoover dice que protestó al presidente de la FED Daniel Crissinger, un cargo político que quedaba de la era Harding que estaba más alto de lo que su cabeza podía. “Los otros miembros de la junta” dice Hoover, “excepto Adolph Miller, eran mediocres, y el Gobernador Strong era un anexo mental de Europa”.

Hoover había hasta cierto punto luchado detrás de las escenas en 1925 en contra de las demandas de Norman, pero para 1927 había comenzado a diferir en cuestiones de las altas finanzas con Ogden Mills, que estaba dispuesto a ir junto con el programa del Banco de Inglaterra. Después del ‘crash’ financiero, el amigo de Hoover, Adolph Miller de la Junta de Gobernadores de la FED dijo a un comité del Senado de Estados Unidos:

En el año 1927 … notarán el aumento pronunciado en estas propiedades [valores del Tesoro en poder de la FED] en la segunda mitad del año. Junto con las fuertes compras de ‘contratos de futuro’ [acceptances] que era la más grande y más audaz operación de todas emprendida por el Sistema de la Reserva Federal, y, a mi juicio, dió lugar a uno de los errores más costosos cometidos por él o cualquier otro sistema bancario en los últimos 75 años … ¿Cuál era el objetivo de la política de la Reserva Federal en 1927? Fue para reducir las tasas de dinero, la tarifa de llamadas entre ellos, debido a la importancia internacional que la tarifa de llamadas había llegado a adquirir. El propósito era iniciar una salida de oro – para invertir el flujo de entrada anterior de oro en este país.

[Las audiencias del Senado de conformidad con S.R. 71, 1931, p. 134 en Lionel Robbins, La Gran Depresión (Londres, 1934), p. 53.]

Lionel Robbins

Unos años más tarde, el economista británico Lionel Robbins [LA FOTOGRAFÍA DE ARRIBA] ofreció el siguiente comentario sobre el testimonio de Miller:

“La política tuvo éxito … La posición de Londres se alivió. La reactivación tuvo éxito. Pero a partir de esa fecha, la situación se puso completamente fuera de control. En 1928 las autoridades estaban profundamente asustadas. Pero ahora las fuerzas que habían liberado eran más fuertes que ellos. En vano se emitieron advertencias secretas. En vano hizo subir sus tasas de interés. La velocidad de circulación, la anticipación frenética de los especuladores y promotores de la empresa, ahora se había hecho con el control. Con la renuncia a los mejores hombres en el sistema esperaban la rotura violenta inevitable” [Robbins, pp. 53-54]

Robbins sostiene que la burbuja de Wall Street en 1925-1929 fue construida en la cima de una economía que se estaba hundiendo en la recesión en 1925. La burbuja Norman-Strong enmascaró la recesión hasta que el pánico estalló en 1929. Robbins coloca la responsabilidad del ‘crash’ en la Reserva Federal y sus homólogos europeos: “Por lo tanto, en último análisis, había una deliberada cooperación entre los bancos centrales, una deliberada ‘reactivación’ por parte de las autoridades de la Reserva Federal, que produjo la peor fase de esta inflación incontenible. “ [Robbins, p. 54]

La evolución de las tácticas de Norman, muestra claramente que él no provocó un ‘crash’ en Nueva York en legítima defensa, para proteger el oro del Banco de Inglaterra de ser exportado a Manhattan. Norman estaba dispuesto a sacrificar grandes cantidades de oro con el fin de alimentar la burbuja de Nueva York y así estar seguro de que cuando el pánico llegó finalmente, sería tan devastador como sea posible. Entre julio de 1928 y febrero de 1929, la tasa de interés de la FED de Nueva York fue del 5%, medio punto más que el 4,5% que era la tasa que tenía el Banco de Inglaterra. El Economist de Londres comentó: “Hace dos años [a principios de 1927] que nadie hubiera creído Nueva York podría permanecer medio punto por encima de Londres por más de unas cuantas semanas sin que Londres se viese obligado a hacer lo mismo.” [Economist, 09 de febrero, 1929, p. 275] Durante todo el otoño de 1928, el Banco de Inglaterra sufrió una hemorragia de oro a Manhattan, a medida que libras esterlinas se aprovechaban de las tasas de interés anual de 12% para fluir al mercado de préstamos solicitados por agentes de bolsa de Wall Street. Incluso en enero y febrero de 1929, mes en que el Banco de Inglaterra, normalmente podía esperar recibir oro, la salida de oro continuó.

Durante la primera semana de febrero de 1929, Norman elevó la tasa bancaria de Londres al 5,5%. The Economist sarcásticamente comentó:

Finalmente, la tasa de interés del 5,5 por ciento se convierte en una señal clara a los Estados Unidos. No debe suponerse que los centros Continentales permanecerán indiferentes a la dirección de Londres, y su efecto acumulativo puede muy bien ser un pronunciamiento definitivo de que Europa no está dispuesta a permanecer de brazos cruzados y ver que las poblaciones del mundo caigan en una vorágine. Wall Street apenas puede permanecer indiferente ante tal pronunciamiento, sobre todo si el Banco de la Reserva de Nueva York sigue con un fuerte aumento en su propia tasa de interés. En todo caso, el establecimiento de los tipos de interés europeos sobre un nuevo y más alto nivel puede así sacar el oro de vuelta de Nueva York en poco tiempo; y si es así la tasa del 5,5 por ciento habrá hecho su trabajo.

[The Economist 9 de febrero de 1929, p. 275]