Para Mí Son Enigmas

"Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan."

¿EXISTE EL MUNDO ESPIRITUAL?

Uno de los más grandes enigmas para los seres humanos es la muerte, o si existe una vida que podamos seguir llevando de un modo independiente de este cuerpo en el que estamos en este momento. Hasta hace unos pocos años, yo no rechazaba esta idea (al fin y al cabo, sería demasiado soberbio por mi parte decretar que no hay nada más allá, pues lo desconocía totalmente) pero me inclinaba a pensar que, como lo único comprobable de un modo material o científico (a través de los sentidos, de las mediciones de la materia o la energía) es la vida corpórea, entonces cuando el cuerpo dejara de autorregularse, toda experiencia acabaría. Actualmente, algunas cosas que me han sucedido en la vida me han hecho cambiar de opinión. Y es por ello que me quiero animar a lanzar posibles hipótesis sobre cómo podría ser la experiencia en lo que solemos llamar lo espiritual, por oposición a lo corporal o material. Me baso en mis propios pensamientos, no en las ideas de ninguna corriente o autor sobre estos temas. Lógicamente, ignoro lo que pasará cuando abandonemos este cuerpo, así que esto son simplemente suposiciones que me hago, utilizando la lógica, descartando cosas que para mí no tienen sentido ni explicación.

En primer lugar, existe una experiencia que vivimos por medio de los sentidos, con los cuales podemos contactar, a partir de un vehículo (el cuerpo) con una realidad material. Al estar dentro del cuerpo, los límites son obvios, y también el condicionamiento que inevitablemente ejerce sobre nosotros la realidad circundante. Un hecho en el que también podríamos estar todos de acuerdo es que todos nosotros compartimos el mismo escenario aun siendo, en principio, seres independientes o separados. ¿Cómo es posible que todos vivamos en un mismo lugar, al que llamamos cosmos o universo, y lo compartamos? No es una pregunta fácil. Hay quienes dicen que la realidad la creamos nosotros, pero yo pienso que más bien, nosotros somos parte de la realidad, intervenimos en ella, vivimos en ella, teniendo la oportunidad de experimentarla hasta niveles inimaginables. Los límites que nos pone el cuerpo dentro de este escenario, quedan anulados al 100% si tenemos en cuenta la variedad o cantidad de experiencias que podemos tener a través de las herramientas de que disponemos: ideas, pensamientos, emociones, sensaciones… Todo ello son medios de acceder a aspectos de la realidad que, aunque estén conectados o vinculados a la materia a través del cuerpo, no forman una parte directa de la materia. En este sentido, se puede decir que hay algo en nosotros que no conoce límites, pero obviamente eso no es nuestro cuerpo material, que se frena frente a un tronco o una pared, o que puede morir y degradarse. Es lo que se llama el alma. La vida es un viaje del alma en el mundo material. También considero que es una prueba para ese alma, por las dificultades que impone esta vida y por las enseñanzas que aporta.

Los pensamientos provienen muchas veces del mundo material en origen, por ejemplo las imágenes mentales, los recuerdos, los sonidos guardados en la memoria… Los sentimientos, por su parte, se traducen también en emisiones de hormonas, alteraciones del ritmo cardíaco y la respiración, corrientes eléctricas a través del sistema nervioso… Todo el sistema corporal está conformado de una manera increíblemente precisa y compleja, necesaria para permitirnos acceder a tantos aspectos de la realidad. Nuestra alma proviene de una vivencia no corporal, ilimitada, en la que todo se hace visible al mismo tiempo. Al estar en un cuerpo, empiezan los límites, las restricciones, las condiciones. Sin embargo la puerta está abierta: la vida consiste precisamente en acceder a lo que hay detrás de los muros que la vida nos presenta. Quebrar muros, romper límites, ir más allá, eso nos acerca al potencial que tenemos, ¡así es como el alma intenta salirse del cuerpo y volver a lo que realmente es!. Es más, si no rompemos nuestras barreras ni nuestros límites, si nos quedamos estancados y bloqueados, fácilmente acabaremos quitándonos la vida, porque ese es el propósito de la existencia. Nuestra alma puede expresar o vivir mucho a través del cuerpo, pero para ello debemos pasar por muchas pruebas, ser valientes. Sentirnos bien es un indicativo de que lo estamos haciendo bien, pero sentirnos mal es lo que nos indica lo que tenemos que hacer para continuar avanzando. El sufrimiento es una guía, la plenitud es la meta.

La pregunta entonces es: ¿debemos nuestras experiencias a nuestro cuerpo físico, sin el cual estas desaparecerían, o por el contrario, el cuerpo es un vehículo con el cual podemos traspasar nuestras experiencias al mundo material, a un ser individual? ¿Cómo son nuestras experiencias sin ese cuerpo, sin esa identidad, sin los sentidos de la vista, el oído, etc?

La idea de que tal experiencia es posible, obviamente supone la premisa de que esta realidad es mucho más amplia de lo que nosotros podemos conocer. Si la vida más allá es real, entonces tras la muerte formaremos parte de la misma realidad en la que vivimos ahora, pero de un modo completamente distinto. Si la vida corporal nos pone límites, pero nos abre al mismo tiempo la puerta a tantas vivencias, y en cambio el alma es aquello que también existe pero que no conoce límites, entonces surge un dilema. O bien el alma es algo individual, separado de otras almas, pero que puede desplazarse por toda la realidad sin restricciones, o bien el alma es la realidad en si, en su conjunto, con lo cual existiría una única alma común a todos, la cual sería la Naturaleza. Yo creo que ambas cosas son verdad. Si miramos la Naturaleza, esta se basa en equilibrios, en los que todo nace y muere, para luego volver a renacer. Es por ello que me inclino a pensar que el alma necesita vivir nuevas experiencias constantemente. Al igual que nosotros vivimos en un instante único (el tiempo no existe, tengo esa firme creencia) pero en ese instante todo está cambiando continuamente, evolucionando y luego siendo destruido de forma cíclica, también el alma aunque sea única, necesita reproducir su experiencia una y otra vez, y lo hace en innumerables vidas y existencias, de ahí que existan tantos planetas, seres vivos, galaxias, estrellas… pero al mismo tiempo, todo sucede en el mismo lugar y tiempo, en un instante único, en un mismo Cosmos o Universo, como quiera llamársele.

¿Qué somos nosotros en todo esto? Solo una de las múltiples experiencias que la Naturaleza recrea, produce o fabrica, para poder seguir existiendo. Cuando nuestro cuerpo muere, eso no constituye el final, porque nosotros somos la propia Naturaleza en una de sus múltiples manifestaciones, y la Naturaleza nunca muere. No existe un Creador del Mundo, sino que el propio mundo se crea a si mismo, y lo hace creándose y destruyéndose permanentemente.

Cuando nos alejamos de la civilización artificial que hemos construido, y vamos a un entorno natural inalterado por la mano humana, podemos darnos cuenta de que allí hay mucho más que simplemente una comunidad de seres vivos, agua o viento. Esto es solamente lo que podemos ver con los sentidos corporales. Todo lo que vivimos o experimentamos a lo largo de nuestra vida, forma parte de la experiencia de un único ser, realmente existente, que es la Naturaleza misma que, desde un cuerpo limitado, estando en un planeta específico, solamente podemos admirar y disfrutar.

bosque

Os invito a plantearos cómo afecta el estilo de vida que muchos llevan teniendo en cuenta la existencia del alma. Es evidente que estar cerca de un entorno natural nos sienta bien, porque, en el fondo, se trata como nosotros mismos somos, de manifestaciones de la misma Naturaleza a la que pertenecemos. Lo que hacemos en la vida o los límites que nacer en un determinado lugar nos impone, condicionan la experiencia que el alma está viviendo en el mundo material. Hay una serie de cosas que colocan vendas ante los ojos, que sujetan al alma impidiéndole salir de una cáscara demasiado estrecha. Estamos hechos para crecer, evolucionar, contribuir a la Naturaleza que nos ha engendrado. Si nos quedamos estancados, nuestra existencia no habrá cumplido su función. La propia Naturaleza aprende, ¡de si misma! Quizás por eso ha llegado a un grado tan alto de armonía, de belleza, que se puede ver en las imágenes del Hubble o en el cambio de las estaciones. El cuerpo condiciona a nuestra alma, porque nuestras decisiones hacen que la vida tenga o no tenga sentido. La Naturaleza se alimenta del sentido. Perder el sentido de vivir es como un suicidio. Es por ello que debemos dejar que nuestra alma conduzca a nuestra mente y cuerpo, como un aúriga conduce a unos caballos. La Naturaleza que somos puede guiarnos, pues es la que desea crecer, romper sus límites, tomar conciencia de si misma. Si no se lo permitimos, es porque vamos en su contra, dejando que lo antinatural se apodere de nosotros. Lo artificial, la depresión, la soledad, el materialismo, son cosas antinaturales que nos alejan de nuestra inconmensurable e increíble Verdad.

Y dicho todo esto, ¿cómo es la experiencia de morir? Con la muerte, nuestra alma se libera de nuestro cuerpo, deja de ocuparse de él, y por tanto, de estar influenciada por lo que suceda en la realidad material o corpórea. Sin embargo, el alma ha experimentado todo eso que ignoramos en la vida corporal solo porque no lo podemos ver ni tocar. Continúa existiendo, pero ahora liberada de las limitaciones de un ser individual. Recupera todo su poder, su grandeza, su infinitud. Tras la muerte, podemos seguir indagando, resolviendo nuestras más profundas necesidades y anhelos, acudiendo sin fronteras a la solución de todo lo que nos haya hecho sentir tristes en la vida actual. Es por ello que morir es, en el fondo, algo muy bueno, incluso necesario. No debemos tener miedo alguno a la muerte, pues gracias a ella, nos desapegamos de todas las dificultades, dolores, tristezas, malestar, etc, que esta vida haya podido ocasionarnos, comprendiendo que, en lugar de desaparecer, nos podemos expandir hasta donde queramos.

Al morir, volvemos a ser la Naturaleza, que es un ser único, y que ya somos en vida. Ese ser evoluciona, se mantiene con sus múltiples manifestaciones, y alberga todo el potencial que ya tenemos en nuestra vida, pero que solo alcanzaremos plenamente al morir. Ninguna depresión, circunstancia adversa o dolor podrá poner límites a ese potencial que hoy, en nuestra vida, vemos tan coartado por tantas causas al mismo tiempo, tanto internas como externas, pero siempre materiales o corpóreas. Nuestro esfuerzo aquí se verá recompensado tras la muerte. Volveremos al mayor estado de felicidad que recordemos haber tenido jamás. En realidad, la convicción de que esto será así, nos puede llenar de una tranquilidad y una sensación de orgullo tan grande, que no podríamos hacer de nuestra vida otra cosa que un homenaje a eso tan grande que somos, ya en vida, pero que alcanzaremos plenamente cuando muramos. Recuperaremos toda una sensibilidad que ahora nos permanece oculta.

Por todo ello, lo que nos debería preocupar no es si vamos a morir o no, sino si durante nuestra existencia hemos tenido una experiencia digna de las oportunidades que la vida nos ha dado.

Anuncios

mayo 11, 2019 Posted by | Filosofía y autoconocimiento., Misterios y enigmas. | Deja un comentario

MÚSICA TRADICIONAL EUROPEA

Abro este artículo para que entre todos hagamos aportes sobre música tradicional europea, la cual por supuesto incluye toda nuestra música clásica, sin embargo, tenemos también una música más bien calificada como folklórica, que muchos no reconocerían como propia de aquí, que para la mente de muchos evocaría países lejanos o exóticos. Nuestra cultura es mucho más antigua de lo que parece, antiguamente había pueblos celtas por toda Europa, los cuales extendían toda una red de druidas y bardos por todo el territorio europeo (incluida la actual España). Aún antes de eso, durante 800.000 años los neandertales habitaron estas tierras, y es prácticamente seguro que nosotros somos sus descendientes directos (en contra de la teoría de que todos provenimos de la estirpe africana Homo sapiens). ¿Quién puede asegurarnos que el neandertal se extinguió o se cruzó completamente con otras estirpes? Pero ese no es el tema. Muchos verían en la historia de la música un comienzo allá por el siglo V, con los cánticos gregorianos iniciados por el papa Gregorio e implantados más tarde en todos los monasterios. Es obvio que los romanos, los griegos, los egipcios, los celtas, los germánicos, los nórdicos, tenían su música, que es a la que hoy llamamos folklórica (y de la que queda muy poca original, por cierto, al menos que yo sepa).

Honestamente, nuestra cultura fue aniquilada especialmente cuando el cristianismo se impuso en Europa, mediante el edicto de Tesalónica del emperador Teodosio. La arquitectura, la pintura, la música, la literatura, las tradiciones religiosas, todo fue eliminado sin contemplaciones de forma violenta, todo amparado por las altas autoridades y los ejércitos. Pienso que al compartir estos videos musicales os puede acercar un poco a ese antiguo espíritu que intentó ser exterminado, y que debemos recuperar a toda costa, pues está en nuestra sangre, en nuestro ADN, y puede reavivar nuestras almas dentro de esta sociedad tan corrupta a nivel espiritual.

Os voy a lanzar solamente unas recomendaciones, pero con la esperanza de que hagáis más aportes de lo que conozcáis. Ojalá los comentarios se llenen de videos de música recomendados por vosotros, y que se haga un rico intercambio. ¡Ponedle unos buenos altavoces y a disfrutar! 😉

Welsh_Druid_playing_the_harp_02400.jpg

Apolo-mirada.jpg

 

febrero 24, 2019 Posted by | Filosofía y autoconocimiento., Historia, Misterios y enigmas. | 1 comentario

LA TIRANÍA DE LA AMABILIDAD OBLIGATORIA.

Buenas, hoy me ha pasado algo que me ha dejado helado por dentro, y pensativo a la vez. Resulta que iba en bici por la calle, por una acera (yo siempre voy con mucho cuidado por la gente) y me tuve que parar debido a que me encontré que una madre vestida como musulmana, un hombre y un niño pequeño bloqueaban el paso. Frené para no pasar cerca del niño por si acaso este no me veía. El padre de repente me pide perdón y yo le digo que no pasa nada. La madre coge entonces al niño como si hubiera hecho algo malo, de mala manera, llevando hacia abajo su cabeza, y luego le coge en brazos. Yo insisto al hombre: tranquilos que no pasa nada, no hay problema… Y lo peor no fue la exagerada reacción de la madre, sino lo que a continuación me dijo el hombre: es normal, si él (el niño) va por la carretera. ¿A qué se debe esto? Estaba ocurriendo en una acera, y si alguien estaba yendo por un lugar que no tocaba ir era yo. Mi pregunta es ¿estamos llegando a un punto, la población en conjunto, en el que nuestra actitud dócil o nuestro miedo nos llevan a negar la propia realidad?

Son varias las posibilidades para explicar una conducta así, que por cierto, está completamente al orden del día allí donde vayamos en todo tipo de circunstancias. Somos dóciles, excesivamente complacientes. Se respira en el entorno una amabilidad falsa, motivada solamente por el miedo a quedar mal, a ser rechazado, al conflicto con el otro, a la discrepancia. La misma amabilidad que podemos ver en las cajeras de un supermercado, en un comercial inmobiliario, o en las grabaciones de las compañías telefónicas. Fuera de esto, parece que veamos en los demás solo amenazas, que no sintamos otra cosa que desconfianza, y eso hasta el punto en el que cualquier interacción que sobrepase un umbral mínimo o establecido por la rutina, eleva los niveles de adrenalina y causa pánico.

Me parece que viene bien recordar unas frases de Etienne de la Boetie, autor de un libro que me quiero leer dentro de poco llamado ‘La Servidumbre Voluntaria’.

La primera dice: Siempre ha pasado que los tiranos, para fortalecer su poder, han empleado todo su esfuerzo en entrenar al pueblo no solo en la obediencia y el servilismo hacia ellos, sino también en adoración’.

Y la segunda: La libertad es la condición natural del pueblo. La servidumbre, sin embargo, se promueve cuando el pueblo es criado en la sumisión. La gente está entrenada para adorar a los dirigentes. Mientras la libertad está olvidada por muchos, siempre hay algunos que nunca se someten’.

Pero esto no es solo un fenómeno que se produzca hacia los gobernantes políticos ni personas de alta jerarquía. No se trata de un asunto político, sino psicológico. Ocurre cada día en las interacciones que se dan entre las personas en la calle, en las tiendas, entre los vecinos de un edificio, en los puestos de trabajo… Incluso con nuestros amigos podríamos estar siendo dóciles sin darnos cuenta, solo para mantener así su amistad. ¿Os han pasado situaciones parecidas?

La docilidad, la conducta pasiva, la amabilidad forzosa y obligada que mantenemos día tras día, acaba explotando en gestos o actitudes hostiles y agresivas. Tampoco es difícil encontrarse gente que a la mínima te manda a la mierda o te insulta, o gente que critica exageradamente a los demás, incluso sin conocerles, o personas que buscan bronca y conflicto. Ayer mismo vi como un chaval joven le daba una patada a un cristal de una famosa hamburguesería (no quiero hacer propaganda) y lo rompía en pedazos, para a continuación marcharse como si nada hubiera pasado. Nadie reaccionó a eso, se siguieron repartiendo hamburguesas y patatas. ¿Vivimos en una sociedad donde todo debe parecer bonito, agradable, hecho por nuestro bien, a toda costa? ¿No será este el dogma más incuestionable de nuestro tiempo, ante el que permanece ciega más proporción de gente? Por qué tanta depresión… ¿no será en parte por atribuirnos todo lo malo a nosotros mismos, por tener que aparentar que todo está bien cuando no es cierto?

Así parece la sociedad en la que vivimos. Habrá amabilidad mientras nada sea alterado en el orden establecido. Si ocurre cualquier alteración, será severamente castigada, y problema resuelto. El descontento, el malestar, la disconformidad, se tapan y ocultan como la mayor abominación que haya nunca existido. He aquí la imagen permanente de uno de los más grandes tiranos de nuestra época:

enero 8, 2019 Posted by | Control de la sociedad, Filosofía y autoconocimiento., Misterios y enigmas., Revolución / Capitalismo | 3 comentarios

LA LOBOTOMIZACIÓN DE LOS JÓVENES.

Buenas, me gustaría poner sobre la mesa un problema que veo cada vez más frecuente. Algo está pasando con los jóvenes. Cada día un mayor número de ellos están cayendo en una especie de lobotomía, convirtiéndose en verdaderos zombis. Ayer, mientras paseaba a los perros por el parque al que los llevo siempre, vi a unos seis o siete chavales, que tendrían unos 13 o 14 años, y me fijé en ellos porque no hablaban entre ellos, ni siquiera se miraban, estaban quietos con la mirada perdida en el vacío. Me recordaron a los alumnos que se aburren en clase y que no tienen ninguna motivación por nada. Yo ya soy consciente de que los jóvenes se degradan a si mismos, con los botellones, las drogas, el consumismo, lo superficial… No es nada nuevo. Pero esta vez me dio verdadera lástima: esos pobres diablos no parecían tener nada que decirse entre ellos. Ninguna actividad cerebral parecía expresarse en su actitud, como si su encefalograma estuviese plano. No decían estupideces, no bebían, no estaban distrayéndose con nada, ni siquiera eso. Es como si el mundo o la vida no significara nada para ellos, como si no esperasen ya nada. Intuí una aguda depresión en ellos.

Este caso no es para nada el único. Muchos de vosotros, imagino, habréis podido observar a grupos de jóvenes afectados por esta misma incomunicación o por comportamientos que dan a entender que están tirando su vida por el desagüe. No es difícil de identificar este nuevo ‘transtorno’. Por ejemplo, supongo que habréis observado el alto consumo de alcohol entre la población cada vez de menor edad. El consumo de esta droga se ha normalizado, se ha convertido en la distracción o evasión emocional cotidiana de muchísimos jóvenes, diríase que de la mayoría de ellos. Parece que no haya diversión o comunicación si no es acompañada por unos tanques de cerveza o un botellón. Es evidente que si beben tanto y de forma tan reiterada, es porque algo en su estado de ánimo no está bien. No les gusta la realidad, hay algo en sus vidas que no pueden solucionar, de lo que necesitan huir mediante el alcohol o cualquier otra droga o incluso medicamento (el consumo de antidepresivos o tranquilizantes es también asombrosamente alto en nuestros días, por desgracia). Lo curioso es que se trata de algo colectivo y generalizado. Desde luego que cada caso es diferente, pero debe haber también alguna causa compartida, algún factor común que haga a tantos jóvenes lanzarse a la bebida. Algo que no afrontan, que no miran de frente, algo de lo que muchos ni siquiera serán conscientes. Algo que tapan con químicos que alteran el sistema nervioso y bajan la actividad mental. Dejando aparte los motivos personales, familiares o privados, se trata de algo que está en la sociedad en la que vivimos. De ahí que sea la propia sociedad quien fomente el consumo de alcohol como algo bueno o festivo. No le conviene que se cobre consciencia de ciertas cosas.

Os contaré una historia. Antiguamente, nuestros antepasados (llamados paganos) desinfectaban el agua con objetos de plata o utilizando recipientes de plata. Cuando el cristianismo se impuso en Europa, mediante el edicto de Tesalónica del emperador Teodosio, la iglesia prohibió el uso de la plata porque lo consideraba un método o tradición pagana (para ellos eso significaba lo mismo que criminal o hereje). Las enfermedades infecciosas a partir del agua aumentaron en la población europea a raíz de esta prohibición. Entonces, la iglesia empezó a difundir que el alcohol era bueno para prevenirlas, vendiéndolo como Aqua Vitae (Agua de Vida). Su objetivo, supongo, era idiotizar o dominar más fácilmente a la población. El mismo objetivo que tienen hoy los que manejan la industria haciendo que el alcohol sea algo muy barato. El alcohol ya no necesita promocionarse: los jóvenes lo toman por adaptarse al grupo. Porque si no lo toman se les ve como raros o inadaptados. Con esta actitud, los mismos jóvenes están perjudicándose unos a otros, y no se dan cuenta de lo próximos que están del alcoholismo, si no han caído ya en él.

agua-vs-alcohol-5-728

Se puede ver también que las conversaciones en muchos de ellos son muy superficiales y que le dan una importancia o énfasis enorme a cosas que no la tienen para nada, y lo más llamativo es que son cosas que tampoco son importantes para ellos mismos, pero que sirven para intentar elevar la autoestima que no han podido forjar a lo largo de su vida. Aunque suene triste, todo ello es por adaptarse al grupo, por miedo a la soledad o al desprecio ajeno. La necesidad de seguir los comportamientos de los demás, aunque sean absurdos, estúpidos o inmorales, se compensa con la sensación de estar integrado. Hay un rechazo a quien no siga esa manera de actuar, desprecio a quien piense o actúe de una forma fuera de lo común. Todo ello es por el terror a que alguien destaque o mejor dicho, se destaque del resto (la uniformidad es el método de protección o seguridad empleado para sentirse igual de válidos que el resto). En realidad, no existe una verdadera comunicación entre ellos, solo una imitación. Para comunicarse no hace falta gritar ni ser agresivo. Además, siempre hay alguien que emite un mensaje y otro que lo recibe, y que contesta a su vez algo coherente. Esto es algo que se está perdiendo entre los jóvenes, no sé si os habéis dado cuenta. Por favor, observadlo porque es muy grave. El nivel de las conversaciones está degradando. Todo esto conduce a la destrucción de la mente, a la pérdida de la motivación, de la conciencia, de la vitalidad, de la chispa que hay en nosotros. Y si eso avanza, llegamos a convertirnos en zombis sin expresión, sin nada que decir o hacer. Tan solo agresividad y frases oídas de otros, de la televisión, de las canciones, igualmente degradantes y absurdas que se escuchan en esta época (muchas de ellas, no todas, claro) y de lo que sirva para ser como el vecino. Los jóvenes se transforman en meros productos de la industria, sin vida propia, sin ideas, sin mente, sin alma.

La agresividad o la hostilidad son actitudes que también se pueden ver en muchos jóvenes. He visto muchas veces como entre ellos se insultan ‘Hijo de puta, vas a morir’ o cosas semejantes, y cómo destrozan por las noches cubos de basura, papeleras o todo lo que puedan. Una vez más, esto es por un factor social: la impotencia, la falta de responsabilidad que sienten, quizás sin saberlo siquiera, al formar parte de instituciones sociales como la escuela, el trabajo escaso, los medios de comunicación manipuladores, falta de medios de subsistencia, de faenas propias, de estímulos… En lugar de analizar estas causas y tratar de ponerle remedio al problema, vuelcan su rabia y frustración en actitudes o actos hostiles que no sirven para nada.

moviles.jpg

Es lo mismo que observo cuando cojo el metro o paseo por la calle y veo como un porcentaje altísimo de los presentes están centrados en su teléfono móvil ‘inteligente’ (quizás se llama así porque absorbe y anula la inteligencia de los usuarios). En los lugares donde nos concentramos en mayor densidad, como las grandes aglomeraciones, metros, autobuses, trenes, etc, se puede ver a la gente aislada, incomunicada, inexpresiva. Es algo muy deprimente. La interacción desaparece entre nosotros, como si no se pudiera sacar de ella nada valioso, como si nos viéramos mutuamente como nadas andantes, como seres insignificantes, con absoluta frialdad e indiferencia. No se trata de ser todos uno como venden las sectas que intentan manipularnos. Sin embargo, debe de ser por algo esa tendencia tan fuerte a aislarse y a no interaccionar.

¿Por qué tantas personas se abstraen en los móviles, escuchando música o leyendo?

¿Por qué no tenemos nada que decirnos? ¿Por qué la comunicación y el diálogo son tan escasos?

¿A qué hemos sido reducidos por esta sociedad, hasta el punto de que los demás seres humanos llegan a no existir, a no estar presentes?

Saco una reflexión de todo esto. En realidad, todo esto solo puede ocurrir por uno de los sentimientos más profundos y ancestrales de los seres humanos: Fobos, el miedo. Imaginemos que de repente se abriera la comunicación que está cerrada entre las masas humanas por tantas vías de distracción, propaganda, entretenimiento… ¿Cuántas cosas horribles saldrían al exterior, como si se tratara de una auténtica caja de Pandora? ¿Cuánta rabia, pensamientos de desprecio, de violencia contenida, de frustración, de lamento, de tristeza? ¿Cuántas cosas buenas, interesantes, positivas, cuántas posibilidades se echan a perder por otro lado, por mantener cerrada la caja?

Dejo una canción que me gusta:

 

diciembre 23, 2018 Posted by | Actualidad, Control de la sociedad, Filosofía y autoconocimiento., Misterios y enigmas. | 1 comentario

CÓMO EL CRISTIANISMO DESTRUYÓ EL PAGANISMO.

Escribo este artículo y os pido que lo leáis seáis o no creyentes de alguna religión. Investigando en profundidad sobre el cristianismo y la historia de su implantación a través del imperio romano, me he visto en la obligación de redactar estas líneas invitando al planeta entero a abandonar este culto que se originó en el desierto de Judea, y tengo unos motivos para ello que os pido que leáis.

En primer lugar, conviene dejar en claro que el Cristianismo es una variante del judaísmo, es decir, Dios no es otro que Yahveh o Jehová, una divinidad adorada antiguamente por los judíos en el Templo de Salomón, en Jerusalén. Jesús de Nazaret, quien probablemente existió, pero del cual se han inventado muchísimas cosas en la Biblia que, no sé por qué motivo, incluso historiadores consideran como fuente de datos verídicos: por ejemplo, su resurrección una vez que murió, o los milagros que se le atribuyen. Lo cierto es que la gente dudaba de que un señor que había sido crucificado por los romanos y muerto de esa indigna forma pudiera ser el enviado por el Creador del Mundo, y por ello inventaron posteriormente lo de la resurrección. ¡Eh, sí que soy inmortal! ¿Sabíais que no se tienen escritos sobre la vida de Jesús hasta 30 años después de su muerte?

Sí, el cristianismo es puro y simple judaísmo, lo dicen las palabras de Jesús en la Biblia:

‘No penséis que he venido para abolir la ley o los profetas; no he venido para abolir, sino para cumplir. Porque en verdad os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la ley hasta que toda se cumpla’. (Mateo, 5:17-19)

Una de las ideas principales del cristianismo era promover ‘el reino de Dios’ el cual aparece en las tres religiones (judía e islámica también) y que consiste en la destrucción de todas las naciones o bien su unión para la obediencia del ‘único dios verdadero’ es decir, el dios judío Yahveh. El Reino de Dios empezó con Jesús quien dijo que era inminente, y que él era el agente del mismo enviado por el propio Dios. Se realizaría finalmente con su retorno y con el Juicio Final. El reino de Dios es claramente una idea política de dominio mundial, por ello, Jesús le entrega a Simón Pedro las llaves del reino celestial, concediéndole así autoridad. La idea es fundar un reino que perdure para siempre y que englobe a toda la humanidad, bajo las directrices de Dios, que se comunica a través de Moisés, Jesucristo y otros. Esto es equivalente al dominio del pueblo judío sobre la Tierra. De ahí el interés de los judíos por el estado de Israel.

El cristianismo es una locura colectiva que utiliza el victimismo, la amenaza, el miedo, el dogmatismo, la opresión y la persecución para ganar adeptos y expandirse. Han ido a la gente más necesitada para ofrecerles salvación: ciegos, cojos, desgraciados, pobres, inválidos, marginados… Requiere una fe ciega, sin raciocinio, sin un significado profundo, ni siquiera simbólico, es puro dogma. Fanáticos, herejes, falsos, mentirosos, locos… Así serán llamados quienes no comulguen con los dogmas, no solo por el emperador Teodosio y los grandes jerarcas, sino en la Biblia, los filósofos cristianos, etc. Ellos se ensalzan a si mismos y se atribuyen todas las virtudes, palabrería tras la cual se esconde una enorme soberbia: sólo quien acepte mis palabras será digno, los demás van errados, son ignorantes, son egoístas, incrédulos, dogmáticos… Nadie hay más fanático que aquel que llama fanáticos a los que no piensan como él.

Tanto el Islam como el cristianismo son métodos y estrategias para expandir las creencias y planes de los judíos a lo que ellos llaman los gentiles o paganos, es decir, hacerse sencillos y aceptables mediante unas normas sencillas, pero exigiendo a la vez obediencia y creando una jerarquía política y administrativa desde el primer momento. El uso de propaganda fue masivo (mártires, predicaciones, etc). Reescritura de la Biblia sobre la marcha, por ejemplo, la gente dudaba sobre Jesús porque le habían matado siendo el supuesto enviado de Dios. Para ello inventaron la resurrección. Vendían la esperanza de una vida más allá de este mundo. Despreciaban este mundo. Absorbieron muchas cosas de las otras culturas (Navidad, Pascua y otros son de origen pagano) y eliminaron muchas del judaísmo (Pablo de Tarso eliminó la circuncisión, las normas del Sábado y los alimentos prohibidos).

El Islam es más de lo mismo: se reduce a orar, viajar a la Meca, ayunar en el Ramadán, limosna y poco más (cinco pilares fundamentales).

El cristianismo dispuso de una jerarquía administrativa muy potente: el obispo se encargaba de la comunidad de creyentes de una región o ciudad, cada obispo tenía una serie de presbíteros o sacerdotes, y también había diáconos, que hacían diversas funciones organizativas. Estaban también los profetas, los apóstoles (encargados de evangelizar a los no cristianos) y los fieles. Entre las diversas iglesias se comunicaban con eficacia, intercambiando escritos o noticias acerca de mártires. Se hacían concilios.

Entre los paganos siempre hubo tolerancia en materia religiosa: se admitía la adoración de diferentes divinidades. Generalmente los dioses estaban relacionados con el mundo real y con los procesos vitales, en cuanto que representaban fuerzas de la naturaleza. El cristianismo se impuso ejerciendo una opresión inmensa sobre los otros cultos, creencias y formas de vida. Trajo la intolerancia: los cristianos no aceptaban la existencia de otras religiones formas de pensar, por lo que trató de absorber todo o de lo contrario eliminarlo. La historia seguía un curso determinado que fue aplastado por la expansión de las religiones abrahámicas. ¿Por qué había que destruir toda la riqueza literaria, artística, el pensamiento y el conocimiento de lo que no era cristiano? Solo un enorme odio e intolerancia puede explicar esto. Un odio a la naturaleza, a la sensualidad. Un sentimiento de inferioridad y un terrible miedo a la verdad, a la realidad, que era adorada y honrada de muchas formas diversas por otros pueblos. Para los paganos, lo importante eran las virtudes: el bien, la justicia, la templanza, la fortaleza, la sabiduría… No era realmente importante qué tipo de divinidad se adorase, había multitud de cultos diversos: Mitra, Sol Invictus, Apolo, Zeus, Afrodita, Poseidón, los Dioscuros, los antepasados (lares y penates) … Se aceptaban también religiones extranjeras como el culto a Isis. En cambio, para los cristianos, lo más importante era seguir a su Dios, ahí estaba la única verdad posible, y no concebían nada más.

thorneptuno

 

¡Reivindiquemos nuestras propias raíces, seas del continente que seas! Nosotros los europeos tenemos mucho que recuperar. Como dijo el filósofo Celso:

Las naciones más venerables por su antigüedad están de acuerdo entre sí en los dogmas fundamentales, es decir, en las opiniones más comunes. Egipcios, asirios, caldeos, indios, odrisos, persas, samotracios y griegos tienen tradiciones poco más o menos semejantes. Es en esos pueblos donde se debe buscar la verdadera fuente de la sabiduría, que en seguida se esparció por todas partes en todas direcciones por mil senderos y riberas. Sus sabios, sus legisladores, Lino, Orfeo, Museo, Zoroastro y otros, son los más antiguos fundadores e intérpretes de estas tradiciones y ellos son los verdaderos patronos de la cultura toda. Nadie piensa en contar a los judíos entre los países de la civilización, ni en conceder a Moisés honras semejantes a las concedidas a los más antiguos sabios. Las historias que contó a sus compañeros son propias de su carácter y nos aclaran plenamente quién era él y quiénes eran ellos. Las alegorías mediante las cuales intentaron acomodar sus historias al buen sentido común son insostenibles: nos revelan que las plantearon con más complacencia y bondad que espíritu crítico. Su cosmogonía es de una puerilidad tal que sobrepasa todos los límites. El mundo es mucho más hermoso de lo que Moisés cree.

Discurso verdadero contra los cristianos, Celso.

mayo 25, 2018 Posted by | Actualidad, Control de la sociedad, Historia, Misterios y enigmas., Revolución / Capitalismo | 6 comentarios

¿CÓMO COGER LAS RIENDAS DE NUESTRA MENTE?

Nuestro cerebro tiene una actividad altísima y constante, aún por la noche no deja de funcionar y soñamos con situaciones que simbolizan estados internos de nuestra alma, problemas que rondan nuestra mente a lo largo del día y que nos preocupan. Pero no es un órgano que nos hayan enseñado nunca a controlar, no es este la verdad un conocimiento muy difundido en la población, pese a la plétora de libros que existen sobre autoayuda o meditación. Por ello, nuestras mentes están normalmente yendo de un lado para otro, entre nubes de conceptos, imágenes, recuerdos y alucionaciones que nos entorpecen, y que son una verdadera carga que llevamos sobre nuestros cuellos. Salvo que usted haya ejercido un poderoso y eficaz direccionamiento de su actividad psíquica, esta derivará por vías absurdas e inútiles. Y todo esto le alejará del lugar donde podría estar, porque le estará previniendo de funcionar a su máximo potencial a todos los niveles: desde la coordinación corporal o la percepción del entorno hasta la comunicación con los demás.

La mente es de hecho, ubicada en el encéfalo, nuestro más importante órgano, y del que más deberíamos ocuparnos. A nuestro hígado no le preocupa nada más que el hecho de que nos alimentemos bien, que no bebamos alcohol, basta con eso, pues él hace sus funciones por si solo. ¿Quién regula su mente, se lo ha preguntado? Parece que es lo único en nuestro cuerpo que debemos gestionar y regular nosotros mismos.

Le invito primero a preocuparse de ello, a darse cuenta de lo importante que es para usted. A continuación le animo a hacer todo lo posible para lograrlo. Pare y observe un momento sus propios pensamientos. Con toda probabilidad, tiene la mente llena de auténtica basura, proveniente de mil fuentes diferentes. En una sociedad como la actual, tan baja a nivel espiritual, es casi estroboscópico el bombardeo de distracciones. Toneladas de datos y señales impactan en nuestros oídos y retinas, en tanta cantidad que apenas podemos filtrarlos: no nos da tiempo. Y todo ello es intencionado.

Hay una serie de cosas que nos acercan al autodominio de nuestra mente, y con ello, a una vida más elevada, más plena, a una manifestación más auténtica de nosotros mismos en el mundo. Ante todo, debemos permanecer concentrados en lo que estamos haciendo en este momento, y hacerlo con plenitud. Serán muchos los miedos, los razonamientos que intenten perturbarnos o intimidarnos a la hora de llevar a cabo con éxito, valentía y altura lo que nos proponemos. Muchas serán también las cargas mentales que nos confundan por el solo hecho de estar ahí, como un enjambre de mosquitos que nos bloqueen la visión de nuestro alrededor. También debemos mantener una atención plena de nuestro entorno, de lo que hacemos, de la posición de nuestro cuerpo, sin perdernos nada en ningún momento.

Debemos escuchar nuestro interior, para conocernos a nosotros mismos. ¿Qué queremos realmente en nuestra vida, cuál es el propósito que más sentido nos puede aportar? ¿Qué es lo que nos llena y hace sentir bien, independientemente de lo que digan otros, ya sean nuestros familiares, amigos o conocidos? ¿Qué es lo que nos elimina la pena y el dolor, que no sean sustancias químicas o drogas?

Finalmente, debemos ser capaces de guiar nuestra vida hacia lo más alto, sin perder el tiempo. Lo más alto no es, por supuesto, el tener un puesto alto en una jerarquía burocrática o social de ninguna clase, sino el ser capaces de convertir nuestra existencia terrena en un proyecto cuyo fundamento sea a la vez lo que nos hace realmente sentir más vivos, más plenos, más fuertes, menos aburridos, menos deprimidos, menos nerviosos.

abril 15, 2018 Posted by | Control de la sociedad, Filosofía y autoconocimiento., Misterios y enigmas., Salud humana y Nutrición | 2 comentarios

LOS NUEVOS CONTADORES DE LUZ.

Voy a hablaros de un tema que mucha gente no conoce y con el que me ha tocado lidiar: los nuevos contadores de la luz, llamados ‘inteligentes’ (inteligente es más bien el lumbreras de las compañías eléctricas que ha ordenado sustituirlos en cada vivienda de España para el 2020). Me he tenido que informar con bastante profundidad sobre este tema y voy a exponeros lo que he descubierto y mi problema en particular.

Los contadores en cuestión funcionan de un modo distinto a los tradicionales. Hasta hace no mucho los contadores solamente medían la cantidad de energía eléctrica (Kilovatios o KW) que consumía una vivienda, con un ligero margen de error. Hoy en día, están conectados por cables a cada electrodoméstico y reciben información detallada de qué aparatos están encendidos, a qué horas del día y cuánto consumen. Esta conexión mediante cables se hace con una tecnología llamada PLC (Power Line Carrier). A nuestras viviendas llega la electricidad mediante una acometida, que pasa por el contador y luego de ahí va al cuadro eléctrico, ya dentro de la vivienda y que tiene los interruptores y el diferencial. Luego de dicho cuadro salen derivaciones (ramificaciones) hacia cada aparato, bombilla o enchufe.

Luego, estos nuevos contadores envían dicha información a una central que recoge y organiza los datos. La información se envía en forma de microondas, concretamente (en nuestro caso) de una frecuencia que va de 902 a 928 MHz (Mega Herzios) la cual se ubica en el rango de las UHF (Ultra High Frequency). Se trata de frecuencias altas, semejantes a las de un móvil o un router WiFi, pero de distinta naturaleza. La emisión de un móvil es continua en el tiempo, aunque puede aumentar o disminuir según la actividad del aparato. La emisión de los contadores se produce mediante pulsos rapidísimos, de 21 milésimas de segundo (21 milisegundos) que tienen un pico de mayor potencia y luego bajan. Estos pulsos se emiten las 24 horas del día.

Estos pulsos no pueden ser detectados con un medidor de campos magnéticos habitual, se necesita para ello un osciloscopio que determine la forma de la onda a lo largo del tiempo. Hay numerosas pruebas de los efectos sobre la salud de las microondas de alta frecuencia, conocido es ya este problema con las antenas y los módems de internet. Pero estos nuevos contadores no tienen detrás estudios (al menos, publicados) que avalen su salubridad para nosotros. Una organización llamada ICNIRP es la mayor referencia en cuanto a los niveles de exposición que son salubres y los que no (lo óptimo sería cero, obviamente) sin embargo sus recomendaciones no se aplican con categoría de leyes en los países (y concretamente, en España se toleran unos niveles de radiación electromagnética mucho más altos que en el resto de Europa).

Podéis visitar este enlace para informaros sobre las recomendaciones de ICNIRP: https://paramisonenigmas.files.wordpress.com/2017/11/recomendaciones_icnirp.pdf

Aquí tenéis un segundo enlace, con gran cantidad de información sobre cómo funcionan y qué efectos tienen los nuevos contadores, IMPORTANTE LEER para conocer a fondo el tema: http://www.asides.es/Pdf/contadores.pdf

MI CASO PARTICULAR CON LOS CONTADORES DE LUZ.

Mi problema va más allá del peligro general que suponen estos contadores de luz. Hace un par de meses alquilé un piso que encontré bastante barato (para la tónica general, que es de un precio elevado) y por un contrato de seis meses mínimo. A los dos meses, en los que había notado ciertos síntomas (ligero dolor de cabeza, zumbidos en los oídos…) relacioné la presencia de contadores justo detrás de la pared del salón con estos síntomas. Pero la razón por la que empecé a relacionarlo es que a uno de mis perros le dió un ataque epiléptico que duró unos dos minutos, esto ocurrió fuera de la casa. Recordé que la epilepsia tiene que ver con impulsos muy rápidos de las neuronas en el cerebro. Comencé a buscar información sobre los contadores y vi que emitían pulsos muy rápidos. Aunque no puedo confirmar al 100% que una cosa va vinculada a la otra, la posibilidad es bastante alta desde mi punto de vista.

[IMG]https://i0.wp.com/i64.tinypic.com/dxcjk1.jpg[/IMG]

En la imagen de arriba podéis ver el armario de contadores que tenemos justo delante de nuestra puerta. Esta no es la ubicación normal de estos aparatos. Por lo general están en la planta baja de la casa, tienen unas carcasas de plástico que los recubren, y se sitúan en un cuarto de contadores protegido de los incendios. Tienen además cerradura y algún sistema de ventilación. El edificio donde alquilamos el piso, es muy antiguo y no se podían instalar los contadores en otro lugar, por lo que se pusieron ahí. Lo cierto es que incumple todas y cada una de las medidas de seguridad que vienen especificadas en el Real Decreto 842/2002, concretamente la ITC-BT-16 (Instrucción Técnica Complementaria 16 del Reglamento Español de Baja Tensión, que se refiere a la instalación de contadores). Dicha instrucción técnica la podéis leer aquí: http://editorial.cda.ulpgc.es/ftp/normativa/2-Edificacion/REBT/rebt-HTML+ITC/rebt/legislation/RD/itc_bt_16.htm

La empresa que instaló estos contadores es Iberdrola (en otros lugares podría ser Endesa, otra de las importantes suministradoras de electricidad en España).

Respecto al piso, lo conseguimos a través de una inmobiliaria llamada Grupo 90. Dado que mi intención era abandonar el piso y no volver a pagar ni un solo mes más, por haberse dado condiciones ilícitas y potencialmente insalubres en el piso, le pedimos a la inmobiliaria que le solicitara a los dueños del piso que nos dieran permiso para hacerlo. El propietario era en realidad una empresa llamada VIBRIM SL. La inmobiliaria no estaba autorizada al parecer para ponernos en contacto con la empresa. No obstante, tras una investigación lo conseguimos, y descubrimos que se trataba en realidad de una empresa ubicada en Barcelona llamada Jager & Pachowiak, una empresa de cierta importancia cuya web podéis visitar aquí: http://jp-immobilien.de/esp/index.html

Esta empresa no nos ha dado permiso para abandonar el piso antes de los 6 meses sin pagar lo restante, en total 1.300 euros. El motivo es que el Ayuntamiento de Valencia les concedió la cédula de habitabilidad y porque el tema de los contadores no es relativo al piso en si, sino de la comunidad de vecinos, y quien es realmente responsable de su ubicación ilegal es Iberdrola, no los propietarios.

Todo esto nos ha llevado a plantearnos denunciar a Iberdrola con la finalidad de que una vez hayamos abandonado el piso, nos paguen el resto de la multa, ya que lo abandonamos por culpa de que no cumplen la ley de la instalación de los contadores. Pese a que nos podemos informar en profundidad, lo más seguro es que no sepamos cómo afrontar una denuncia semejante. Además tampoco sabemos si el precio va a merecer la pena. Pero hemos localizado a una asociación de abogados que está especializada en este tema y que han ganado unos 500 juicios contra las eléctricas por diferentes motivos. No sabemos en este momento si realmente afrontaremos este desafío legal o no, pero queremos desde el blog dar a conocer a esta asociación que está luchando para que tengamos herramientas legales con las que defendernos de esta amenaza de los contadores. La asociación se llama Abogados QAE y su web es: http://plataforma.quieroauditoriaenergetica.org/.

noviembre 8, 2017 Posted by | Actualidad, Cambio climático / Ecología, Control de la sociedad, Misterios y enigmas., Tecnología | 8 comentarios

ESTÁIS INVITADOS AL BLOG.

¡Hola a todos!

Os escribo para animaros a participar más activamente en el blog, y a pediros ayuda en cuanto a su difusión. Recientemente, y haciendo caso de mis propios consejos para luchar contra la globalización en mi último mensaje, he dejado de utilizar el Facebook, y lo mismo hice con Twitter hace ya mucho tiempo. Por tanto, mi capacidad para dar a conocer el blog es muy escasa. Últimamente estoy escribiendo con menos frecuencia de la habitual, aunque sigo estudiando para escribir artículos sobre autosuficiencia, que es en lo que decidí centrar el blog principalmente (hay otros temas que esperan a ser escritos también, que van a interesar a mucha gente). Y en fin por todo ello estoy viendo un claro bajón de participación en el blog a nivel de comentarios, visualizaciones, etc.

Me gustaría recordaros que este blog no es una enciclopedia, ni un lugar donde simplemente se van acumulando conocimientos. Se trata de un verdadero arsenal de conocimientos para convertirnos en seres humanos soberanos de nuestras vidas, conscientes de muchos temas importantes, y capaces de ir más allá de las indicaciones de esta sociedad, que solo apunta hacia su vientre, para engullirnos. Es por ello que os invito a revisarlo más a menudo y dejar huellas de vuestra visita en viejos artículos. Si os interesa escribir sobre algún tema, podéis enviármelo a mi correo electrónico, y será publicado a vuestro nombre, sin ningún problema, siempre que sea de interés. Este blog abarca muchísimos temas y obviamente yo no los conozco todos. Muchos podéis aportar cosas que yo no sepa.

En fin, este es un espacio en internet en el que me gustaría que os sintiérais acogidos, a gusto y en una compañía virtual, donde poder intercambiar opiniones y conocimientos, así como recibir ayuda o resolver vuestras dudas. No es un espacio muy a la última, ni vanguardista, ni muy moderno, sería equiparable más bien a una cabaña o ‘pagus’ apartada en medio del bosque. Aquí podéis pararos a descansar los que salís de las vías normales (normativas) de la sociedad, y respirar un poco de camaradería y libertad.

¡Bienvenidos!

Guardar

Guardar

julio 24, 2017 Posted by | Misterios y enigmas. | 5 comentarios

CÓMO HACER FRENTE A LA GLOBALIZACIÓN.

La globalización que para algunos es un progreso lógico de los seres humanos, al haberse inventado nuevas tecnologías de comunicación, es en realidad un proceso de uniformización de toda la especie y una centralización del poder mundial en muy pocas manos. Que se haya inventado internet, es lo único que lo hace parecer un presagio de mayor libertad, ya que lo cierto es que Internet nos ha abierto las puertas a muchísima información valiosa. Por lo demás, es un grave peligro para todos nosotros, y una auténtica amenaza a nuestra supervivencia y a nuestra libertad a todos los niveles. Cada día estamos más controlados y vigilados, y cada vez más las raíces culturales de cada pueblo son atacadas y destruidas. Mediante las crisis económicas, los distintos países son endeudados y sometidos a chantajes cada vez mayores. Con un sistema legal globalizado, cada día nos distinguimos menos, para acercarnos al prototipo del “ciudadano global”.

Para todos los que conozcan el mal que esto supone para el mundo, o se lo puedan imaginar, os dejamos con una lista de cosas que cada uno por nuestra cuenta podemos hacer para hacer frente a la globalización.

1) No ver la televisión. La televisión es el principal medio de transformación psicológica de la población para adaptarnos al modo de pensar y ver el mundo de los intereses globalistas, junto al sistema escolar.

2) No leer la prensa globalista. En España, todas las vinculadas al grupo PRISA y en general las más vendidas (El País, el Mundo, ABC, Público…).

3) Sacar el dinero de los bancos, y conocer cómo funciona realmente el sistema de la usura y la deuda.

4) Conoce la historia de tu nación, y disfruta con la literatura de los mejores autores de tu país.

5) Defiende la desescolarización y proyectos como las redes de aprendizaje. El sistema escolar estatal es exactamente igual en todo el planeta, con ligeras diferencias de contenido, y es necesario combatir el dogma de que si no pasamos por ahí “no estaremos preparados para el mundo”. Para el mundo globalizado al menos.

6) Todo lo que consumas, que haya sido producido localmente.

7) Reduce todo lo que puedas tu consumo de plástico.

8) Conoce las raíces culturales europeas (si eres europeo) o sudamericanas (si eres del Cono Sur).

9) Investiga la negativa influencia del cristianismo en el mundo.

10) Investiga la realidad del nacional socialismo alemán.

11) Investiga quiénes manejan las grandes empresas, medios de comunicación, Banca, con nombres y apellidos.

12) Se lo más autosuficiente posible: estudia todo lo que puedas sobre construcción, fontanería, electricidad, agricultura, artesanía, etc.

13) Huye del entorno urbano para vivir en el campo, rodeado de naturaleza.

14) Lee autores críticos con la sociedad actual (recomiendo especialmente a Iván Illich).

15) Conoce el origen del actual sistema legal y el verdadero significado de las palabras usadas en el lenguaje legal.

16) Ten criterio propio sobre todo tipo de temas.

17) Sigue tus principios y un estilo de vida que elijas tú mismo por motivación propia.

18) No te adaptes a los demás por miedo a la soledad, al rechazo o por ambición.

19) Rodéate el máximo de tiempo de personas afines: ¡no te aísles!

20) No consumas ningún fármaco a menos que sea imprescindible (ejemplo: la insulina de un diabético tipo I).

21) No votes: realmente no existe una solución política actualmente.

22) No vayas en contra de la corriente: ¡sal de ella en su lugar!

23) Aprende todo lo que puedas mediante la experiencia.

24) No consumas drogas, salvo con un uso puramente terapéutico (ejemplo el cannabis para ciertas enfermedades como la fibromialgia). Evita usarlas de forma recreativa o por adicción, incluido el alcohol y el café.

25) Ayuda a proteger la naturaleza siempre que puedas.

26) Lleva una dieta sana: la mejor es la paleolítica. En especial evita alimentos procesados industrialmente.

27) Haz deporte. Desplázate andando o en bici siempre que puedas hacerlo.

28) No gastes dinero en cosas innecesarias: ahórralo para una vida autosuficiente. El dinero es tiempo de tu vida dedicado a un trabajo.

29) Aprende sobre la influencia de los nutrientes en la salud, y sobre plantas medicinales.

30) Vive sin bienes materiales innecesarios: plantéate si puedes vivir sin algo, y si es así, no lo tengas.

31) Haz que tu vida persiga fines elevados: no caigas en la mediocridad o en la pereza.

32) No te dejes espiar por móviles, ordenadores, redes sociales, etc. Evita meter micrófonos y cámaras en tu hogar. Mantén tu privacidad a salvo.

33) Elabora por ti mismo todos los productos de uso cotidiano que puedas (o para venderlos).

34) Ayuda a otras personas a salir adelante, siempre y cuando te lo puedas permitir u obtengas a su vez algo a cambio (apoyo mutuo).

35) Escucha buena música que alimente el corazón, y no la basura industrial que tanto se oye actualmente.

julio 8, 2017 Posted by | Actualidad, Control de la sociedad, Misterios y enigmas., Revolución / Capitalismo | 11 comentarios

VIVIMOS RODEADOS DE EXCESOS

No sé si os habéis dado cuenta de que vivimos rodeados de excesos permanentemente a nuestro alrededor, muy distantes del modo de vida del que provenimos, y en el que nos desarrollaríamos naturalmente por nuestra propia cuenta si no fuera por la creación del entorno que ha erigido para nosotros la civilización moderna. Os voy a comentar algunos de los excesos que yo percibo y que siento que nos perjudican.

Una sobrecarga de información.

Una saturación de estímulos sensoriales.

Un exceso de ángulos rectos y de caminos trazados, y mucha gente siguiéndolos.

Un exceso de señales e indicaciones, de normas y prohibiciones, de advertencias y servicios para nuestra seguridad.

Un exceso de palabras vacías que no se concretan en acciones.

Un exceso de caras apagadas, de personas cabizbajas, de miradas desconfiadas y perdidas.

Un exceso de luces directas que nos ciegan al enfocarnos, en ausencia de la luz indirecta y reveladora de las estrellas.

Un exceso de seres humanos, y de muestras de su presencia.

Un exceso de tiempo perdido, desaprovechado en la inmovilidad de algún asiento.

Un exceso de incomunicación, y un exceso de frivolidad para compensarlo.

Un exceso de velocidad.

Un exceso de esperas y trámites.

Un exceso de presunta perfección tecnológica.

Un exceso de reclamos para pagar.

Un exceso de veneración a todo lo material.

Un exceso de comodidades.

Un exceso de barreras y límites para frenar nuestro desarrollo.

abril 5, 2017 Posted by | Control de la sociedad, Misterios y enigmas. | 1 comentario

bucker125

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Entramado de sentimientos

Relatos, cuentos, historias y libros escritos por Anne Kayve

MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS

MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS

The West’s Darkest Hour

The site of a Priest of the 14 Words

realpolitics

¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo? ¿Por qué? La política explicada de forma clara y comprensible

Lost in the Darkness

«All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die» Nexus 6 -Roy Batty

Blog del Historiador

Conoce la historia de diferentes épocas.

AmaLur

¿Qué es la libertad? Libertad es poder sacar una conclusión real con tu lógica, y empíricamente, nunca bajo ninguna doctrina dogmática.

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

Espacio de Arpon Files

Just another WordPress.com site

Mi Septiembre Rojo®

BLOG ECUATORIANO DE DIVULGACIÓN ACADÉMICA

El desinsectador y desratizador

Control de plagas en el área de Barcelona

Druid Life

Pagan reflections from a Druid author - life, community, inspiration, health, hope, and radical change

LA NAVE VA

Aportaciones para la reflexión antropológica, filosófica y literaria

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Amor por la Vida sin "Sistema"

Textos de Artur y Fiona Cristian entre otros