Para Mí Son Enigmas

"Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan."

EL AGUA, TESORO AZUL

Artículo escrito por Javier Campos

Hoy en día, contamos con el gesto tan coloquial de introducir un pack de agua en nuestro carro de la compra, pero… ¿realmente nos hemos parado a pensar el por qué?

¿Qué diferencias podemos encontrar entre el agua de la red doméstica y el agua embotellada?

– Sorprendentemente ninguna, de hecho estudios avalan la del hogar ¡y la OCU lo apoya!

Has oído bien, tras una fuerte campaña por vendernos un manantial, con cascadas y pájaros saliendo del supermercado, parece que lo tenemos más cerca de lo que pensábamos.

– Origen

El agua es un elemento natural que abarca el 70% de nuestro planeta (curiosamente el mismo que nuestro cuerpo).

Su consumo es procedente de ríos, manantiales y pozos, para después ser tratada en plantas potabilizadoras, ésto es lo mismo para ambas, incluso algunas aguas embotelladas salen directamente del mismo grifo.

– Tratado

Toda agua vendida o suministrada debe cumplir la normativa que asegure su potabilidad, mediante tratamientos físicos, químicos y biológicos, cumpliendo los mismos parámetros y ésto incluye al famoso cloro.

Pero… ¿es cierto que en la red doméstica hay restos de fármacos, pesticidas..?

Siempre hay que ser responsables con lo que se deseche por el wc y la pila, pero ésto jamás regresará, su destino será el alcantarillado, donde se usará para fines de limpieza o riego, pasando por plantas depuradoras para no dañar el medio ambiente, pero en el caso de que aparezcan restos (que han aparecido), es por su origen, con lo cual ambas corren el mismo riesgo.

Depende de dónde residas, porque hay comunidades con aguas muy duras…

Entonces estás de enhorabuena, cuanto más dura es un agua, más minerales tiene. Es una gran fuente de calcio, magnesio, sodio, potasio… aportándole un sabor característico.

¿Pero qué pasa con la cal?

La cal es una sustancia natural compuesta principalmente por calcio y magnesio, determinando la dureza del agua, dependiendo de las rocas por las que pase.

– Embotellado

Aquí es donde la balanza se desequilibra.

Análisis y consecuencias de las toxinas que emanan los envases de plástico:

Formaldehido: cancerígeno

Bisfenol A: problemas reproductivos, gestacionales y de intestino delgado.

Imagínense el tiempo que están en contacto desde el envasado, una vez abierto hacen de él un consumo preferente de 2 días, ya que el agua podría contaminarse, aunque no todas las marcas lo exponen, pero sí el consejo de no reutilizarlas y desecharlas al contenedor correspondiente.

Conclusión

El agua de baja mineralización, tanto en botella como en algunas provincias, es saludable si padeces problemas de riñón, ya que no puede realizar la filtración debida, pero sino es tu caso, estás bebiendo agua de menor calidad. Aún así, Bezoya es la más débil y de las más vendidas, sin embargo prohíben el agua destilada por su nula mineralización ¿ésto tiene algún sentido?

En cuanto al precio no hay discusión: un litro de agua de grifo vale 0,0016 € de media en España, mientras que uno de agua embotellada, puede costar desde 0,12 € hasta 0,46 €. Además, estarás ayudando al medio ambiente.

Yo lo tengo claro ¿y tú?

Anuncios

octubre 19, 2019 Posted by | Cuidemos el planeta., Revolución / Capitalismo, Salud humana y Nutrición | , , | Deja un comentario

LOS FRAUDES DE LA MUTUA LABORAL

Artículo escrito por Javier Campos



¿Qué es una mutua?

Una mutua es una entidad sin ánimo de lucro, formada por personas que se unen voluntariamente para tener acceso a servicios de forma solidaria. Los socios de ésta, llamados mutualistas, contribuyen a la financiación de la institución con una cuota periódica.

¿Cuál es su origen?

Nace a mediados del siglo XVIII en Inglaterra, donde pequeños grupos de personas adquirían el compromiso de soportar en común los gastos por enfermedad o entierro de sus miembros. La Ley de Rose de 1793 dio el primer estatuto a las mutualidades.

¿Cuándo llegó a España?

A principios del siglo XIX, tras la creación de puestos de trabajo en grandes empresas durante la Segunda Revolución Industrial. Podían incluir asistencia médica, maternidad o jubilación, concentrándose principalmente en Cataluña. Éste modelo pervivió en España hasta la aprobación del seguro obligatorio de enfermedad en 1942.

En la actualidad:

A día de hoy nos costaría encontrar similitudes con el origen de ésta, salvo que los trabajadores siguen aportando su financiación periódica en forma de impuestos. En las murallas más sólidas se encuentran recovecos donde poder entrar y en las mejores ideas hay puntos para convertirlas en negocio.

¿Qué quieres decir con ésto?

Parece sencillo, es como montar una empresa más, en la que gracias al desconocimiento de los trabajadores, podrás quedarte en balance positivo con las contribuciones.

Contratas a un personal sanitario, les haces entrega de unas tablas mágicas que canjearán tu lesión por días de recuperación y… ¡enhorabuena! Eres parte de su negocio redondo.

Cuidado con salir de ésas tablas o te convertirás en su enemigo, estáte preparado para saber cómo combatirlas.

Pasos para indultar un alta médica:

  1. Hablar con el director de la Mutua.
  2. Exigir la hoja de reclamaciones, de negarse llamar a la Policía Local.
  3. Googlear Oficina virtual de reclamaciones.
  4. Acudir a tu médico de cabecera.
  5. Ir al INSS más cercano.


¡Atención, importante! El tiempo corre en tu contra, los plazos burocráticos es su arma preferida, les respaldarán pasados 10 días hábiles aprox. sino dirán que saliste sano como una manzana y te lo hiciste escalando el Everest.

octubre 17, 2019 Posted by | Historia, Revolución / Capitalismo, Salud humana y Nutrición | , , | 1 comentario

LA NUEVA DIETA DEL S.XXI: ¿QUÉ HAY DETRÁS?

Artículo escrito por Javier Campos



Todos conocemos diversas dietas, en las que abogan por respaldos científicos (o no) para mejorar nuestra salud. En éste artículo no haré mención de ello, ya que todos se contradicen y he acabado siendo partidario de alimentarme según mis instintos biológicos, independientemente de lo que digan unos u otros, creo que es la apuesta más sabia, sensata y sencilla. ¿Os imagináis a un perro diciendo: tengo antojo de carne pero igual tiene grasa, mejor me voy al mar a pescar? Pues algo así sería. Creo que hemos perdido el norte y estamos dejando de escuchar nuestros instintos, que es lo único natural que nos queda, innato y por educar.

Dicho ésto me centraré en la teoría que se está creando en torno a todas las dietas en general, seas partidario de una u otra, parece que se esté castigando a los productos básicos y suplantando por productos más caros ¿casualidad?

Después de una crisis económica, la solución es que la economía no se estanque, se mueva. Pensemos en qué ámbitos del día a día podriamos intervenir, se nos ocurren unas cuántas, alquiler de vivienda, tasas de vehículos…pero hacerlo de una manera sutil y por nuestro bien, eso si que está bien tirado, ¡vamos a crear la nueva alimentación! así, de un día para otro.

Echemos un vistazo a “grosso modo” pudiendo eludir a alguna dieta conocida.



Alimentos básicos:

Cereales:

Consumirlo integral.

Más completos como cebada, centeno, espelta…

Sin gluten como avena, maíz..

Lácteos:

Leche por bebidas vegetales.

Yogures por fermentados de soja o kéfir.

Queso de vaca por cabra u oveja.

Huevos:

Comienza la era campera, iniciativa a aplaudir pero ¿les empiezan a importar ahora los animales, en el S.XXI? Parece ser que depende de para qué, sigamos.

Alimentos de consumo ocasional:

Carne:

Alternativas vegetales como seitán, tofu.

Pescado:

Ensalzar producto estrella por su omega 3, el salmón.

Alimentos de consumo excepcional:

Grasas saludables:

Exterminar como el demonio todo tipo de grasas y aceites, menos el de oliva y el cotizado aceite de coco, frutos secos, semillas y aguacates.

Dulces y snacks:

Eso es para los obesos que salen en las series americanas, con sus refrescos y sus calcetines hasta las rodillas.



Desarrollemos un poco sobre las causas posibles a éste cambio, desmontando algunos mitos:

Lácteos contienen alérgenos y tratamientos hormonales.

Está demostrado que la alergia a los lácteos la provoca en igual o mayor medida una proteína llamada caseína y no tanto un azúcar llamado lactosa, con lo cual, la leche sin lactosa no sería tan válida como se hace ver.

Abogar por la leche de cabra nos dejaría en las mismas condiciones, ya que emiten igualmente hormonas naturales para amamantar a sus crías, y siguen conteniendo caseína, por tanto, como método más saludable sólo aportaría diferencias en el valor nutricional.

Respecto a las bebidas vegetales, la almendra entra en la lista principal de alérgenos al igual que la soja, siendo ésta última un verdadero disruptor hormonal, interviniendo en el aumento de mamas y cambios en la voz entre otros, demostrado en varones.

Cereales integrales tienen más valor nutricional.

La naturaleza es sabia, al igual que existe la cadena trófica para la supervivencia de los animales, también hace lo mismo por los vegetales, es decir, crea una fina capa alrededor de ellos como protección a modo de corteza. Está compuesta por el germen y el salvado, conteniendo una gran cantidad de antinutrientes, es decir, ingredientes que harán que no asimiles el alimento, creando problemas de digestión y de asimilación de minerales y vitaminas.

Los orientales son los consumidores más ocasionales de arroz y siguen tomándolo blanco, pueden presumir de ser una de las culturas más sanas y longevas.

¿Qué cereal es mejor?

Cada cereal contiene un valor nutricional diferente.

¿Pero qué pasa con el gluten?

Lo resumiré en que ya empieza a venderse suelto en herboristerías.

Carnes blancas y pescados azules.

Cada animal contiene una diversidad nutricional diferente, en mi opinión, uno no sustituye al otro, pero ya puestos a resaltar el omega 3, la caballa contiene más que el salmón, y su precio es como 5 veces inferior.

Grasas saludables y no saludables.

No pongo en duda los efectos positivos que pueda tener el aceite de oliva virgen, español 100%, prensado en frío, a tope ahí, full HD, 210cv, pero tampoco el resto de ellos, exalzar el producto propio está bien ¿pero hasta tal punto? Es rico en omega 9, que el propio cuerpo sintetiza, y que decir de freír ciertos alimentos con sabor a oliva, un manjar para preparar a las visitas que se alargan.

Hay que huir de las grasas saturadas, pero el aceite de coco está compuesto únicamente por ellas, 100 gr. de cada 100 gr. el mayor producto que las contiene, estudios dicen que actúa de forma diferente, entonces las otras grasas saturadas deben de ser en realidad el 3 en 1 que se echa a la moto.

Ojo con eliminarlas en la dieta, las grasas, todas ellas cumplen un papel esencial, aportando energía, asimilando vitaminas, regulando hormonas, protegiendo la piel… entre muchos otros, casi nada.

Dulces y snacks sin azúcar.

El “free”o “zero”, “bajo en sal” es el nuevo light, suena cool, pero cuando vayas arrastrándote por las paredes tómate una Coca Cola con azúcar y una barrita energética. En cierta medida el azúcar es necesaria para proporcionar energía, al igual que la sal para regular la tensión.



Con la lista de la compra preparada y el bolsillo con un gasto triplicado, que no se nos olvide beber 2 litros diarios de agua de baja mineralización (siendo idéntica o peor a la del grifo, del que merece un artículo) y ya estamos listos, o no… ¡ahora a pasar por los estantes de la nutricosmética!

octubre 17, 2019 Posted by | Actualidad, Revolución / Capitalismo, Salud humana y Nutrición | , , | 1 comentario

¿CÓMO COGER LAS RIENDAS DE NUESTRA MENTE?

Nuestro cerebro tiene una actividad altísima y constante, aún por la noche no deja de funcionar y soñamos con situaciones que simbolizan estados internos de nuestra alma, problemas que rondan nuestra mente a lo largo del día y que nos preocupan. Pero no es un órgano que nos hayan enseñado nunca a controlar, no es este la verdad un conocimiento muy difundido en la población, pese a la plétora de libros que existen sobre autoayuda o meditación. Por ello, nuestras mentes están normalmente yendo de un lado para otro, entre nubes de conceptos, imágenes, recuerdos y alucionaciones que nos entorpecen, y que son una verdadera carga que llevamos sobre nuestros cuellos. Salvo que usted haya ejercido un poderoso y eficaz direccionamiento de su actividad psíquica, esta derivará por vías absurdas e inútiles. Y todo esto le alejará del lugar donde podría estar, porque le estará previniendo de funcionar a su máximo potencial a todos los niveles: desde la coordinación corporal o la percepción del entorno hasta la comunicación con los demás.

La mente es de hecho, ubicada en el encéfalo, nuestro más importante órgano, y del que más deberíamos ocuparnos. A nuestro hígado no le preocupa nada más que el hecho de que nos alimentemos bien, que no bebamos alcohol, basta con eso, pues él hace sus funciones por si solo. ¿Quién regula su mente, se lo ha preguntado? Parece que es lo único en nuestro cuerpo que debemos gestionar y regular nosotros mismos.

Le invito primero a preocuparse de ello, a darse cuenta de lo importante que es para usted. A continuación le animo a hacer todo lo posible para lograrlo. Pare y observe un momento sus propios pensamientos. Con toda probabilidad, tiene la mente llena de auténtica basura, proveniente de mil fuentes diferentes. En una sociedad como la actual, tan baja a nivel espiritual, es casi estroboscópico el bombardeo de distracciones. Toneladas de datos y señales impactan en nuestros oídos y retinas, en tanta cantidad que apenas podemos filtrarlos: no nos da tiempo. Y todo ello es intencionado.

Hay una serie de cosas que nos acercan al autodominio de nuestra mente, y con ello, a una vida más elevada, más plena, a una manifestación más auténtica de nosotros mismos en el mundo. Ante todo, debemos permanecer concentrados en lo que estamos haciendo en este momento, y hacerlo con plenitud. Serán muchos los miedos, los razonamientos que intenten perturbarnos o intimidarnos a la hora de llevar a cabo con éxito, valentía y altura lo que nos proponemos. Muchas serán también las cargas mentales que nos confundan por el solo hecho de estar ahí, como un enjambre de mosquitos que nos bloqueen la visión de nuestro alrededor. También debemos mantener una atención plena de nuestro entorno, de lo que hacemos, de la posición de nuestro cuerpo, sin perdernos nada en ningún momento.

Debemos escuchar nuestro interior, para conocernos a nosotros mismos. ¿Qué queremos realmente en nuestra vida, cuál es el propósito que más sentido nos puede aportar? ¿Qué es lo que nos llena y hace sentir bien, independientemente de lo que digan otros, ya sean nuestros familiares, amigos o conocidos? ¿Qué es lo que nos elimina la pena y el dolor, que no sean sustancias químicas o drogas?

Finalmente, debemos ser capaces de guiar nuestra vida hacia lo más alto, sin perder el tiempo. Lo más alto no es, por supuesto, el tener un puesto alto en una jerarquía burocrática o social de ninguna clase, sino el ser capaces de convertir nuestra existencia terrena en un proyecto cuyo fundamento sea a la vez lo que nos hace realmente sentir más vivos, más plenos, más fuertes, menos aburridos, menos deprimidos, menos nerviosos.

abril 15, 2018 Posted by | Control de la sociedad, Filosofía y autoconocimiento., Misterios y enigmas., Salud humana y Nutrición | 2 comentarios

EL CULTIVO DEL GUISANTE

El guisante es una de las plantas que más proteínas aportan y es por ello que se convierte en imprescindible cultivarla cuando se pretende vivir de lo que se produce. Es una planta leguminosa que crece y da abundante cosecha rápidamente, si se las cuida y mantiene, en forma de las conocidas vainas. Es ideal su cultivo en zonas de clima no demasiado cálido, pero tampoco excesivamente frío. Su temperatura óptima de crecimiento está entre 16 y 20 grados de media.

Si quieres cultivarlos, conoce el clima de tu zona a nivel regional y local (no es lo mismo en la ladera de una montaña que en un valle, por ejemplo) y escoge las fechas que más coincidan. Piensa que el guisante aguanta heladas leves, por lo que se lo puede sembrar incluso un mes antes de que llegue la última helada. Para acelerar la germinación y que las raíces crezcan más rápido, se puede poner las semillas en agua 1 día antes. Así se previene que las débiles raicillas sean invadidas por los hongos, cuando sus paredes son finas. La siembra se hace a unos 5 centímetros de profundidad.

Hay múltiples variedades, que se diferencian en la altura de la planta. Se trata de una trepadora, a la cual hay que ponerle siempre tutores, que pueden ser simples cañas o palos, a los que ir atando el tallo principal con hilos o cuerdecillas conforme crezca, para elevarla del suelo. Los palos se pueden poner antes de sembrar, y colocar una semilla a cada lado, formando hileras dobles. Por supuesto, esto es solo una de las posibles formas de siembra. Algo muy recomendable es combinarlo con otras hortalizas, por ejemplo, una hilera de guisantes y otra de lechugas, rábanos, zanahorias, nabos, pepinos, judías, espinacas, coliflor, brócoli… Evitando porque hay una incompatibilidad, juntar el guisante con las cebollas o los ajos. En todo esto hay que tener en cuenta que las fechas de siembra de una y de otra, y sus desarrollos, pueden ser muy diferentes. Se suele dejar de 80 a 120 centímetros entre hileras de guisantes.

Otra opción es la siembra en cuadros, y no en hileras. Esto es especialmente favorable en una variedad española llamada tirabeque, que es de enrame. Los palos son totalmente necesarios aquí.

El tipo de suelo también ha de tenerse en cuenta. El guisante no necesita apenas riego o materia orgánica aportada desde fuera, no es muy exigente en ello siempre que el suelo la tenga. Si hay carencia, obviamente hay que proporcionarle lo que necesita. El acolchado es muy bueno para retener el agua e impedir encharcamientos (que favorecen a hongos como la antracnosis y el oidio o blanquilla). Pero sí hay que regar antes de sembrar, como es habitual en muchas plantas, y también durante la época de floración y de engrosamiento de las vainas, al menos 3 o 4 veces. Fertilizar justo antes de sembrar también es necesario. Posteriormente, el cultivo de guisante aportará abundante nitrógeno al suelo, por su asociación con bacterias Rhizobium.

Tarda alrededor de 100 a 150 días en dar vainas maduras. Deben ir recolectándose por la mañana con las manos, antes de que endurezcan (en cuanto se noten llenas). Es un cultivo de invierno-primavera pero esto varía según el clima local.

mayo 13, 2017 Posted by | Biología, Control de la sociedad, Cuidemos el planeta., Salud humana y Nutrición | 7 comentarios

EL CULTIVO DEL TOMATE.

El tomate es una de las hortalizas que más se cultivan en todo el mundo, y más imprescindibles en nuestra alimentación. De nuevo, nos encontramos con miles de variedades, cada una de ellas de forma y tipo de crecimiento distinto pero en esencia se distinguen dos tipos de tomateras: las arbustivas, que dan todos los frutos de una sola vez (se utilizan para conservar el tomate, en forma de salsa, zumo… mediante congelación o enlatado) y las que tienen un crecimiento hacia lo alto (con ayuda de estacas) y que dan tomates a lo largo de toda la temporada.

Como se trata de una planta fundamental, voy a contar en detalle cómo cultivarlo de forma autosuficiente. Esta es una información que se puede encontrar en muchísimas páginas web y libros, de forma más profunda, pero una vez más lo hago para compartir con vosotros experiencias o dudas que nos surjan (todos nosotros en nuestra casa, si tenemos terraza y un clima caluroso, podríamos tener nuestros propios tomates, aunque es una planta de bastante crecimiento y necesita altura).

GERMINACIÓN

Las semillas del tomate pueden sembrarse en bandejas ya preparadas o en porciones de terreno especiales dedicadas a eso, o incluso en vasos de plástico. El tomate es una planta que no tolera las temperaturas bajo cero, de modo que se puede poner a germinar de 6 a 8 semanas antes del trasplante, que ocurrirá justo cuando ya hayan pasado las heladas (dependiendo de la variedad, será más temprano o más tarde). A los 5 o 10 días germinan las semillas. Hay que regarlas frecuentemente, sin inundarlas. Cuando tengan 2 hojitas o ramitas, se pasan a macetas más grandes. El sustrato de estas macetas ha de ser ligero, y una combinación que se recomienda, aunque hay otras es: 1 parte de turba de esfagno, 1 parte de vermiculita, y 1 parte de perlita, materiales que se pueden conseguir con facilidad, aunque con dinero (hay alternativas sin dinero). El esfagno tiene propiedades antifúngicas.

Sobre todo se ha de asegurar que el sustrato esté previamente esterilizado (sin otras semillas y sin posibles hongos perjudiciales). El suelo de nuestra huerta se puede usar pero solamente si se esteriliza: esto puede lograrse calentándolo a 82 grados C como mucho, si se sobrepasa esta temperatura el suelo emitirá elementos tóxicos.

Al pasar las plántulas de las bandejas de germinación a las macetas o cubos, hay que mirar atentamente si alguna tiene problemas de hongos (Pythium, Rhizoctonia, Phytophtora…) que suelen atacar en esta fase de fragilidad. Si observamos hongos, hay que retirar la plantita.

Antes de poner las semillas en el sustrato, hay que regarlo, e incluso, hay que mezclar previamente este sustrato con agua caliente removiendo ambos con una cuchara de madera u otro utensilio estéril.

PLANTACIÓN

Si estamos a 10 o 14 días de la última helada, y la temperatura es cálida tanto por el día como por la noche, es momento de poner las tomateras en su lugar definitivo. Es preferible hacerlo cuando el Sol no pegue fuerte, por ejemplo, un día nublado, o bien a horas del amanecer o atardecer: las plantas pueden quemarse pues ahora son débiles. Conviene dejar unos 50 centímetros entre cada planta, y 80 centímetros entre hileras.

En la siguiente imagen se ve un cultivo de tomate con estacas y con un acolchado de paja.

Para plantar, se cavan agujeros 2 veces más grandes que lo que ocupa una raíz de tomatera (o el cepellón de tierra a su alrededor) y de unos 15 centímetros de profundidad. 1 hora antes de plantar hay que regar bien las macetas de tomates. Una vez colocada la planta, un tercio del agujero se rellena con tierra de alrededor, y el resto con compost y algún fertilizante especial. Se añade agua, se entierra parcialmente la parte inferior del tallo, y se cortan las hojas inferiores.

Opcionalmente, se puede clavar una caña o estaca al lado de donde se pondrá cada planta, que servirá como tutor, para mantener a la tomatera erguida hacia arriba. Para eso, conforme vaya creciendo, tendremos que ir atando las nuevas ramas a dicha estaca o palo alto, con cuerdas o hilos. Esto tiene sus ventajas y desventajas pero es muy recomendable hacerlo: lo único, es que se necesitará regar un poco más.

CUIDADOS Y MANTENIMIENTO

El tomate necesita un riego muy frecuente y continuado en el tiempo, sin interrupciones. Esto es crucial para evitar grietas en los frutos y numerosas enfermedades.

Aquí es donde tenemos que mencionar el acolchado o mülch de nuevo. Para hacerlo tenemos que extender una capa de algún material (hay muchos: paja, hojas secas, césped, compost, hojas de periódico, o plástico negro) en nuestro terreno (al menos, en las hileras donde están los tomates). Conseguiremos con esto retener mucho mejor la humedad y evitar el crecimiento de otras plantas que nos perjudicarían, evitándonos el esfuerzo de quitarlas nosotros. Eso sí, ¡nunca hacer el acolchado hasta que hayan pasado de 3 a 5 semanas tras la plantación!

Los tomates dan fruto en pocas semanas. La fertilización ha de hacerse cada 3 o 4 semanas desde que aparecen los primeros frutos pequeños. Antes de eso, justo después de plantar, ver que las hojas amarillean es un indicio de que no se ha fertilizado bastante (el tomate es muy exigente en nutrientes). En tal caso simplemente hay que añadir más compost o el fertilizante especial de que se disponga. Preferentemente algo rico en calcio, como la harina de huesos, ya que la deficiencia de calcio es una de las causas de que aparezca una de las peores y más comunes plagas del tomate: la podredumbre.

Para fertilizar se retira la capa de mülch, se vierte el fertilizante y a continuación se riega. Luego se vuelve a poner el beneficioso acolchado.

A los tomates les salen primero hojas en las ramas principales, pero luego, del tallo principal directamente en la base de cada rama, salen unas hojas que luego darán nuevas ramas. Conviene quitar estos “chupones” ya que su desarrollo hace que no llegue tanta energía a los frutos. Es mejor tener pocas ramas con frutos gruesos y grandes, que muchas ramas con menos cantidad de frutos en total. También hay que ir quitando con el tiempo las hojas inferiores, que van amarilleando y pueden ser fuente de hongos y bacterias peligrosas.

De 60 a 85 días después de plantar ya se puede empezar a recolectar, según la variedad.

abril 25, 2017 Posted by | Biología, Cuidemos el planeta., Salud humana y Nutrición | 3 comentarios

EL CULTIVO DE LA PATATA.

La patata es una gran fuente de hidratos de carbono, y también contiene mucho potasio. Es además fácil de almacenar durante el invierno, por lo que cultivarla se convierte en algo casi esencial para el que quiera sobrevivir por sus propios medios.

Son miles las variedades de patata que existen, que aparte de ser distintas por su resistencia a las condiciones ambientales y a las enfermedades, dan lugar a una variedad de tubérculos muy grande, muy distintas de las que solemos ver en el mercado. Sin embargo a la hora de cultivar lo que tal vez sea más importante es distinguir entre variedades “tempranas”, que se pueden sembrar en pleno enero y plantarse en el exterior a mediadios de marzo, o variedades más tardías, que prefieren una época más calurosa.

Es una planta que viene de los Andes, y prefiere una temperatura que vaya de 13 a 18ºC. Como la mayoría de hortalizas, hay que plantarla en el suelo al exterior solo una vez que la temperatura sea superior a 7ºC. El proceso de formación de la patata se llama tuberización. Se trata de un tubérculo, es decir, no es un fruto sino una reserva de energía que se forma en las raíces de 90 a 100 días una vez plantada, y que utiliza para dar flores y frutos durante ese mismo año. Luego, las semillas atraviesan una etapa de letargo en el suelo hasta que encuentran buenas condiciones para germinar (recordemos que toda semilla necesita 3 condiciones para germinar: agua, aire y temperatura adecuada). La polinización suelen hacerla abejas, u otros insectos voladores, pero en general se intenta evitar la formación de frutos, o recoger el tubérculo antes de que esto ocurra, porque consume la energía almacenada dentro de la patata.

La planta es muy sensible a las heladas, si hay riesgo de noches por debajo de 0ºC hay que cubrirlas o protegerlas. Otra alternativa es esperar a que pase ese riesgo y hacer una siembra previa en un lugar interior, en un recipiente cualquiera: una maceta o una caja de huevos pueden servir para eso. No se utilizan semillas, sino que los de los tubérculos salen unas yemas o brotes que generarán nuevas plantas. También se les llama “ojos”. Hacer esto conviene sobre todo en variedades tempranas.

A la hora de sembrar los tubérculos con yemas ya aparecidas en la tierra, hay que evitar que estén muy cerca de la superficie porque el contacto con la luz solar los hace verdes. Hay que enterrarlos a 7 u 8 centímetros. Prefiere un suelo profundo, suelto, con mucha materia orgánica (que retendrá muy bien el agua) y con un pH entre 5,5 y 6. De todos modos, se adapta bastante bien a muchos tipos de suelo, exceptuando los pedregosos o excesivamente compactados. Por norma general se planta en hileras, dejando entre 50 y 70 centímetros entre cada hilera o surco. Se ve muy favorecida si se echa estiércol previamente a la plantación, pero este debe echarse 3 meses antes de la misma, porque el estiércol durante la época de calor se pudre y es fuente de enfermedades. Cuando se plante, ya debe estar bien descompuesto.

Nutrición de la patata: Para la patata son fundamentales nitrógeno, fósforo y potasio. El nitrógeno aumenta el crecimiento de las hojas y la tuberización. El fósforo también activa la tuberización (hace que se desarrolle antes) e impide el ennegrecimiento interno de la patata y aumenta su contenido en fécula (que hace al tubérculo comestible y dulce). El potasio es especialmente importante: da resistencia a heladas, sequía o enfermedades (en especial el mildiu, que es la peor de todas). También aumenta el tamaño de las patatas. Es muy sensible a la deficiencia de magnesio: esta se empieza a notar con amarilleamiento de los nervios de las hojas, y en casos graves la planta muere. Aportes de zinc la favorecen mucho. Es muy exigente de agua: variaciones entre períodos secos y húmedos hacen que aparezcan grietas, surcos y estrechamientos.

El aporcado: El aporcado consiste en cubrir con tierra, de un lado y del otro de la hilera, la planta hasta una cierta altura (sin llegar a tapar las hojas, claro). Esto tiene varios beneficios: hace que no le de la luz del sol a las patatas, así no enverdecen, hace que tengan más espacio para crecer, y se eliminan herbas adventicias de los surcos.

aporcado

Cultivo en contenedores:

1440217784-growing-potatoes-in-bags

abril 8, 2017 Posted by | Biología, Control de la sociedad, Cuidemos el planeta., Salud humana y Nutrición | 7 comentarios

EL CULTIVO DEL NARANJO.

Tras el artículo sobre la cebolla, paso a describir el cultivo del que quizá sea el árbol cultivado más frecuente en mi tierra (Valencia), el naranjo. De hecho hay una variedad de naranja llamada Valencia que es una de las más habituales. Una fruta que recomiendo a todos comer a menudo cuando sea la temporada, por su contenido en vitamina C. Aunque es un árbol subtropical, crece muy bien en la zona mediterránea, ya que lo que más necesita este árbol es recibir una alta cantidad de luz solar, y no estar expuesta a un frío intenso (las heladas de hecho pueden matarlo). Es muy sensible también al exceso de humedad y a una alta salinidad. Requiere muchísima agua. Su nombre científico es Citrus sinensis L. Osbeck.

Empiezo contando un poco la vida de un naranjo. Como muchos árboles, nace a partir de una semilla, que se siembra en un vivero. En los viveros la plantita crece y se desarrolla durante 1 o 2 años, durante los cuales nunca produce flores ni frutos todavía. Pero en estos viveros hacen otra cosa: los injertos. En los naranjos que luego se llevan a un campo para plantarlos, hay dos variedades, e incluso a veces hasta dos especies distintas combinadas. Las raíces y el tronco pertenecen a lo que se llama el ‘portainjerto’. Este suele ser una variedad muy resistente al frío (aunque nunca tolera temperaturas bajo cero) y a varias enfermedades. El portainjerto más utilizado es sin duda el Citrange Carrizo, pero hay otros: Citrange Troyer, Citrumelo, Mandarino Cleopatra, naranjo amargo, etc.

El injerto corresponde a una variedad que da abundantes y dulces frutos. La naranja dulce es de la que nos ocuparemos en este artículo, pero hay multitud de cítricos: limones, limas, pomelos, mandarinas…

A los 2 años aproximadamente, se lo lleva a plantar en un campo, con las raíces rodeadas de tierra formando un cepellón, y dentro de un recipiente. A los cuatro o cinco años desde su germinación en el vivero, ya comienza a dar frutos. Producirá abundantes frutos durante 20 años, y desde entonces irá disminuyendo su producción, en lo que se llama el envejecimiento del árbol. Puede alcanzar los 10 metros de alto, pero suelen tener entre 3 y 7 metros.

Plantación: Una vez escogido del vivero el árbol que buscamos (aunque también podemos plantarlo nosotros mismos a partir de una semilla, lo que tarda más y requiere aún más cuidados) tenemos que elegir un lugar que sepamos que va a recibir abundante luz solar y que tenga un pH neutro o tan solo ligeramente ácido. Los suelos calcáreos o con pH mayores que 7 dan bastantes problemas sobre todo para la absorción de nutrientes como el hierro y el magnesio, dos minerales que suelen ser agregados como fertilizantes en los cultivos a gran escala.

Hay que cavar un agujero que sea el doble de ancho que el recipiente donde viene el naranjo, y alrededor de 1,5 veces más profundo. Luego mezclar esta tierra con compost que hayamos elaborado, y dicho compost preferentemente hecho con abundancia de elementos animales (restos de carnes o pescados, excrementos, gallinaza, etc) y añadir la mezcla a la base del agujero. Si el suelo es pesado o arcilloso, conviene añadirle algo de arena porque esto favorece el drenaje (el flujo de agua hacia abajo en el suelo, sin que haya encharcamientos, que son fatales para el naranjo). Se coloca el árbol dentro y se rellena con tierra. Se riega con abundancia. La plantación debe hacerse en primavera cuando todo riesgo de heladas haya pasado.

A los naranjos les beneficia mucho un mülch o acolchado de materia orgánica, por ejemplo de estiércol, hojas, o (mejor aún) de compost. Esto disminuirá la evaporación del agua del suelo, y liberará nutrientes de forma paulatina. Pero hay que estar muy atento a no echar este acolchado en las inmediaciones del tronco, porque la acumulación de humedad favorecería la aparición de hongos como Phytophtora citrophtora (causante de la gomosis de los cítricos) o la Armillaria mellea.

EL naranjo requiere mucha agua, más que el limonero. Generalmente se quitan hojas o algunas ramas del árbol cuando se acumulan demasiadas hojas en el centro, para asegurar que hay un flujo de aire en el interior de su copa (esto impedirá muchas plagas y favorecerá la fotosíntesis).

https://www.regenerative.com/magazine/seven-tips-growing-citrus-trees

abril 2, 2017 Posted by | Biología, Cambio climático / Ecología, Control de la sociedad, Cuidemos el planeta., Salud humana y Nutrición | Deja un comentario

CÓMO CULTIVAR LA CEBOLLA.

Empezando con las cebollas, poco a poco iremos informando en el blog de cómo se cultivan las frutas, hortalizas y plantas que más necesitamos para vivir y alimentarnos. Nos centraremos en los aspectos más prácticos y en la perspectiva de un cultivo autosuficiente (sin recurrir al mercado) que sin duda es más difícil y requiere más esfuerzo, y también es más arriesgado, pero que merece la pena. Estos artículos son principalmente para que los que tengáis experiencia directa aportéis información, y para resolver dudas sobre cómo cultivar.

SIEMBRA

La cebolla normalmente se siembra en un almácigo o semillero. Las semillas tienen 3 milímetros de diámetro, por lo que se entierran en orificios de 1 centímetro (el triple) y esto ocurre con la mayoría de las plantas a la hora de sembrarlas. En cada agujero se recomienda meter 1 o 2 semillas, aunque son muy pequeñas, luego se cubre con tierra, se aprieta un poco y se riega. La brotación se observa a los 15 días. El semillero puede llegar a producir 1.000 plantas por metro2, y a los 3 o 4 meses hay que proceder al trasplante al lugar definitivo de crecimiento. El semillero es un lugar donde las plantas germinan y crecen un poco. Es un medio especial del que ya haremos un artículo: al inicio de su crecimiento las plantas son más sensibles. En el caso de la cebolla hay que trasplantar cuando las plántulas tengan de 6 a 8 centímetros de altura (la única hoja alargada y fina que tendrán por el momento).

TRASPLANTE

Antes de hacer el trasplante hay que aflojar el suelo y echar compost encima. Aflojar significa romper la costra superficial o los terrones que se hayan formado, para “ablandarlo”. Se pueden ubicar las plantas en la tierra directamente, pero también en camas de cultivo (fragmentos de terreno a un nivel más alto, rodeados de madera por ejemplo) o en macetas, pero siempre hay que asegurarse de que haya al menos 30 centímetros de profundidad, si no no podrá crecer bien.

Las pequeñas plantitas hay que cogerlas con sumo cuidado y no dañar las raíces. Hay que realizar orificios en el terreno que sean lo bastante profundos como para cubrir hasta donde empiece la hoja. Ubicar las plantas a unos 15 cms. de distancia en la hilera o caballón, si son de bulbo grande, y a unos 8 cms. si son de bulbo pequeño (esto depende de la variedad escogida). Una vez colocadas las plantas en sus agujeros, hay que tapar con tierra y regar inmediatamente. También habrá que regar desde este momento a intervalos de 15 a 20 días.

El ciclo total dura 3 o 4 meses. Primero crecen las hojas y raíces. Luego esto se detiene y es cuando el bulbo se empieza a formar y engrosar debajo de la tierra. El bulbo es un conjunto de hojas subterráneas encajadas entre sí, que acumulan nutrientes (azúcares y aminoácidos). La planta hace esto por ella misma: el bulbo es su reserva de energía para la época de floración y reproducción sexual. Esto se produce cuando comienza el segundo año. A los 3 o 4 meses la planta ya ha hecho el bulbo y ya se puede extraer para consumirlo o almacenarlo.

SALUD DEL CULTIVO

Numerosas plagas pueden afectar a la cebolla pero para evitarlas en la medida de lo posible, tenemos que tener en cuenta las preferencias de la cebolla. Se necesita un suelo con un pH de 6 a 6,5 es decir, un poco ácido, que no sea un suelo calcáreo. Respetar la mencionada densidad de siembra y la abundancia de materia orgánica. También hay que sembrar en el momento adecuado: cada variedad de cebolla es distinta. Unas son tempranas y se pueden plantar en pleno invierno, otras son más tardías (de día largo se llaman también) y no se han de plantar hasta que vengan los días más calurosos.

Asociaciones que se han visto muy positivas con la cebolla son: la lechuga, tomate, remolacha, fresa, manzanilla, calabacines… Muy conocida asociación es la de cebollas y zanahorias, puesto que la cebolla ahuyenta a la peligrosa mosca de la zanahoria. Puede plantarse una hilera de cada una, por ejemplo. Hay varias formas de hacer las asociaciones.

marzo 30, 2017 Posted by | Biología, Cambio climático / Ecología, Control de la sociedad, Cuidemos el planeta., Salud humana y Nutrición | 3 comentarios

CÓMO FABRICAR JABÓN.

En las grandes ciudades de hormigón en las que vivimos, con sus bosques de antenas y su alta tecnología, hemos olvidado algo tan simple como elaborar jabón. Hasta tal punto que vamos a comprar al supermercado o la droguería productos que contaminan la naturaleza y que resultan tóxicos para nosotros para lavarnos a diario. Si usted se para un momento a mirar la composición química de un champú o un gel de baño de los que se usan habitualmente, e investiga, encontrará que la cantidad de sustancias que contiene es enorme y además, muchas de ellas son perjudiciales para su salud (ftalatos, bisfenol, diversos cancerígenos).

Si queréis buscar información apropiada sobre alguna de estas sustancias, os recomiendo que pongáis su nombre en la siguiente web, donde pone ‘Search for Chemicals’: https://echa.europa.eu/

La ignorancia sobre la elaboración del jabón demuestra lo alejados que estamos de la experiencia y lo mal que se enseña la ciencia. La química detrás del proceso es muy simple. Que podamos estar asustados por el simple hecho de tener que ponernos unos guantes o gafas de protección, demuestra el miedo que nos han implantado a la experiencia real de las cosas. ¿Qué nos impide realmente hacer nuestros propios jabones, que en nada envidiarían a los industriales?

A un nivel muy básico todo lo que se necesita es agua, un hidróxido (puede ser la sosa o la potasa, y esto marca una importante diferencia) y un aceite vegetal (pueden ser muchos: oliva, girasol, coco, colza, palma…).

En primer lugar tenemos que echar al agua, muy poco a poco, la sosa (hidróxido de sodio) o la potasa (hidróxido de potasio). Si queremos conseguir un jabón sólido y firme, es preferible la sosa, y la potasa para jabones más viscosos o líquidos. Al contacto con el agua la parte positiva y negativa se separan y esto libera calor. Es una reacción que libera mucha energía y debemos estar protegidos de las salpicaduras, que son corrosivas si tocan nuestra piel.

Una vez se estabiliza la disolución, se echa el aceite vegetal poco a poco y se da vueltas con un un utensilio de madera (una cuchara) durante un tiempo de varias horas. Poco a poco, la mezcla irá cogiendo la consistencia de un puré. Este es el momento adecuado para agregarle esencias si queremos, las cuales son aceites esenciales (os recomiendo este artículo: ¿QUÉ SON LOS ACEITES ESENCIALES? ). Estos darán al jabón su olor agradable y aparte algunos aceites mejoran propiedades de la piel.

También se le ha podido añadir un colorante si queremos que el jabón tenga un determinado color: azul, rojo, amarillo, verde… Hay muchos colorantes de origen natural con todos estos tonos de color.

El jabón son sales de un ácido graso, y se hacen de la combinación de los triglicéridos del aceite con la parte positiva de la base. La reacción química se llama saponificación y es esta:

Sin embargo, ni siquiera es necesario entender esto para hacer el jabón uno mismo. La experiencia hace al maestro incluso sin los conocimientos teóricos que proporcionan los científicos.

MOLDEADO.

Para darle una forma determinada al jabón es necesario elegir un molde. Los más habituales son de silicona o de madera, aunque hay de más materiales. El jabón se solidifica lejos de la luz solar directa, en un entorno seco.

marzo 28, 2017 Posted by | Cambio climático / Ecología, Control de la sociedad, Cuidemos el planeta., Salud humana y Nutrición | 5 comentarios

bucker125

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Entramado de sentimientos

Relatos, cuentos, historias y libros escritos por Anne Kayve

MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS

MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS

The West’s Darkest Hour

The site of a Priest of the 14 Words

realpolitics

¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo? ¿Por qué? La política explicada de forma clara y comprensible

Lost in the Darkness

«All those moments will be lost in time, like tears in rain. Time to die» Nexus 6 -Roy Batty

Blog del Historiador

Conoce la historia de diferentes épocas.

AmaLur

¿Qué es la libertad? Libertad es poder sacar una conclusión real con tu lógica, y empíricamente, nunca bajo ninguna doctrina dogmática.

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

Espacio de Arpon Files

Just another WordPress.com site

Mi Septiembre Rojo®

BLOG ECUATORIANO DE DIVULGACIÓN ACADÉMICA

El desinsectador y desratizador

Control de plagas en el área de Barcelona

Druid Life

Pagan reflections from a Druid author - life, community, inspiration, health, hope, and radical change

LA NAVE VA

Aportaciones para la reflexión antropológica, filosófica y literaria

Para los que necesitan evolucionar

Reflexiones de crecimiento.. para una inmensa minoria.

Amor por la Vida sin "Sistema"

Textos de Artur y Fiona Cristian entre otros