Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

LOS NUEVOS CONTADORES DE LUZ.

Voy a hablaros de un tema que mucha gente no conoce y con el que me ha tocado lidiar: los nuevos contadores de la luz, llamados ‘inteligentes’ (inteligente es más bien el lumbreras de las compañías eléctricas que ha ordenado sustituirlos en cada vivienda de España para el 2020). Me he tenido que informar con bastante profundidad sobre este tema y voy a exponeros lo que he descubierto y mi problema en particular.

Los contadores en cuestión funcionan de un modo distinto a los tradicionales. Hasta hace no mucho los contadores solamente medían la cantidad de energía eléctrica (Kilovatios o KW) que consumía una vivienda, con un ligero margen de error. Hoy en día, están conectados por cables a cada electrodoméstico y reciben información detallada de qué aparatos están encendidos, a qué horas del día y cuánto consumen. Esta conexión mediante cables se hace con una tecnología llamada PLC (Power Line Carrier). A nuestras viviendas llega la electricidad mediante una acometida, que pasa por el contador y luego de ahí va al cuadro eléctrico, ya dentro de la vivienda y que tiene los interruptores y el diferencial. Luego de dicho cuadro salen derivaciones (ramificaciones) hacia cada aparato, bombilla o enchufe.

Luego, estos nuevos contadores envían dicha información a una central que recoge y organiza los datos. La información se envía en forma de microondas, concretamente (en nuestro caso) de una frecuencia que va de 902 a 928 MHz (Mega Herzios) la cual se ubica en el rango de las UHF (Ultra High Frequency). Se trata de frecuencias altas, semejantes a las de un móvil o un router WiFi, pero de distinta naturaleza. La emisión de un móvil es continua en el tiempo, aunque puede aumentar o disminuir según la actividad del aparato. La emisión de los contadores se produce mediante pulsos rapidísimos, de 21 milésimas de segundo (21 milisegundos) que tienen un pico de mayor potencia y luego bajan. Estos pulsos se emiten las 24 horas del día.

Estos pulsos no pueden ser detectados con un medidor de campos magnéticos habitual, se necesita para ello un osciloscopio que determine la forma de la onda a lo largo del tiempo. Hay numerosas pruebas de los efectos sobre la salud de las microondas de alta frecuencia, conocido es ya este problema con las antenas y los módems de internet. Pero estos nuevos contadores no tienen detrás estudios (al menos, publicados) que avalen su salubridad para nosotros. Una organización llamada ICNIRP es la mayor referencia en cuanto a los niveles de exposición que son salubres y los que no (lo óptimo sería cero, obviamente) sin embargo sus recomendaciones no se aplican con categoría de leyes en los países (y concretamente, en España se toleran unos niveles de radiación electromagnética mucho más altos que en el resto de Europa).

Podéis visitar este enlace para informaros sobre las recomendaciones de ICNIRP: https://paramisonenigmas.files.wordpress.com/2017/11/recomendaciones_icnirp.pdf

Aquí tenéis un segundo enlace, con gran cantidad de información sobre cómo funcionan y qué efectos tienen los nuevos contadores, IMPORTANTE LEER para conocer a fondo el tema: http://www.asides.es/Pdf/contadores.pdf

MI CASO PARTICULAR CON LOS CONTADORES DE LUZ.

Mi problema va más allá del peligro general que suponen estos contadores de luz. Hace un par de meses alquilé un piso que encontré bastante barato (para la tónica general, que es de un precio elevado) y por un contrato de seis meses mínimo. A los dos meses, en los que había notado ciertos síntomas (ligero dolor de cabeza, zumbidos en los oídos…) relacioné la presencia de contadores justo detrás de la pared del salón con estos síntomas. Pero la razón por la que empecé a relacionarlo es que a uno de mis perros le dió un ataque epiléptico que duró unos dos minutos, esto ocurrió fuera de la casa. Recordé que la epilepsia tiene que ver con impulsos muy rápidos de las neuronas en el cerebro. Comencé a buscar información sobre los contadores y vi que emitían pulsos muy rápidos. Aunque no puedo confirmar al 100% que una cosa va vinculada a la otra, la posibilidad es bastante alta desde mi punto de vista.

[IMG]https://i0.wp.com/i64.tinypic.com/dxcjk1.jpg[/IMG]

En la imagen de arriba podéis ver el armario de contadores que tenemos justo delante de nuestra puerta. Esta no es la ubicación normal de estos aparatos. Por lo general están en la planta baja de la casa, tienen unas carcasas de plástico que los recubren, y se sitúan en un cuarto de contadores protegido de los incendios. Tienen además cerradura y algún sistema de ventilación. El edificio donde alquilamos el piso, es muy antiguo y no se podían instalar los contadores en otro lugar, por lo que se pusieron ahí. Lo cierto es que incumple todas y cada una de las medidas de seguridad que vienen especificadas en el Real Decreto 842/2002, concretamente la ITC-BT-16 (Instrucción Técnica Complementaria 16 del Reglamento Español de Baja Tensión, que se refiere a la instalación de contadores). Dicha instrucción técnica la podéis leer aquí: http://editorial.cda.ulpgc.es/ftp/normativa/2-Edificacion/REBT/rebt-HTML+ITC/rebt/legislation/RD/itc_bt_16.htm

La empresa que instaló estos contadores es Iberdrola (en otros lugares podría ser Endesa, otra de las importantes suministradoras de electricidad en España).

Respecto al piso, lo conseguimos a través de una inmobiliaria llamada Grupo 90. Dado que mi intención era abandonar el piso y no volver a pagar ni un solo mes más, por haberse dado condiciones ilícitas y potencialmente insalubres en el piso, le pedimos a la inmobiliaria que le solicitara a los dueños del piso que nos dieran permiso para hacerlo. El propietario era en realidad una empresa llamada VIBRIM SL. La inmobiliaria no estaba autorizada al parecer para ponernos en contacto con la empresa. No obstante, tras una investigación lo conseguimos, y descubrimos que se trataba en realidad de una empresa ubicada en Barcelona llamada Jager & Pachowiak, una empresa de cierta importancia cuya web podéis visitar aquí: http://jp-immobilien.de/esp/index.html

Esta empresa no nos ha dado permiso para abandonar el piso antes de los 6 meses sin pagar lo restante, en total 1.300 euros. El motivo es que el Ayuntamiento de Valencia les concedió la cédula de habitabilidad y porque el tema de los contadores no es relativo al piso en si, sino de la comunidad de vecinos, y quien es realmente responsable de su ubicación ilegal es Iberdrola, no los propietarios.

Todo esto nos ha llevado a plantearnos denunciar a Iberdrola con la finalidad de que una vez hayamos abandonado el piso, nos paguen el resto de la multa, ya que lo abandonamos por culpa de que no cumplen la ley de la instalación de los contadores. Pese a que nos podemos informar en profundidad, lo más seguro es que no sepamos cómo afrontar una denuncia semejante. Además tampoco sabemos si el precio va a merecer la pena. Pero hemos localizado a una asociación de abogados que está especializada en este tema y que han ganado unos 500 juicios contra las eléctricas por diferentes motivos. No sabemos en este momento si realmente afrontaremos este desafío legal o no, pero queremos desde el blog dar a conocer a esta asociación que está luchando para que tengamos herramientas legales con las que defendernos de esta amenaza de los contadores. La asociación se llama Abogados QAE y su web es: http://plataforma.quieroauditoriaenergetica.org/.

Anuncios

noviembre 8, 2017 Posted by | Actualidad, Cambio climático / Ecología, Control de la sociedad, Misterios y enigmas., Tecnología | 7 comentarios

ELABORAR MORTEROS DE CAL.

La cal es un material que se ha utilizado durante miles de años para todo tipo de construcciones, y ha sido en gran parte sustituida por el cemento desde que éste se descubrió, allá por 1824. Sin embargo, tiene sorprendentes ventajas que la hacen un material superior al cemento como forma de unión de unidades en edificaciones. Por ejemplo, es un excelente aislante térmico (mantiene el calor en invierno, y el fresco en verano), se tiende a agrietar mucho menos que el cemento, y es fuertemente impermeable, no dejando pasar el agua.

La cal es en realidad óxido cálcico (de fórmula química CaO) y se ha obtenido tradicionalmente de la piedra caliza (carbonato de calcio, o CaCO3) ya sea una caliza pura, o bien margas o dolomitas. La caliza forma el 20% de la superficie terrestre. Se transportaba hasta unos hornos de cal, dentro de los cuales se calentaba hasta 900 grados, y ese calor hacía que se desintegrara en cal y CO2:

CaCO3 –> CaO + CO2.

Tales hornos de cal adornan la geografía española.

La cal se puede distinguir en dos tipos: cal viva que es el óxido de calcio sólido, un material fuertemente corrosivo y peligroso si entramos en contacto con él, y la cal apagada que se consigue aportando agua al óxido de calcio, según esta fórmula:

CaO + H2O –> Ca(OH)2

Pero a su vez, este hidróxido de calcio lo podemos encontrar en dos formas, que se venden con nombres distintos. Por un lado, está la pasta de cal y por otro el hidróxido de cal. La pasta de cal mantiene el agua que se le añadió a la cal viva, y como su nombre indica, tiene una consistencia de pasta. En cambio el hidróxido de cal es vendido en forma de polvo sólido, y ya ha perdido la humedad. La pasta de cal es el mejor material que se puede utilizar.

Con esta pasta de cal se elaborará un mortero, fruto de la mezcla de dicha pasta con arena y agua, que puede servir para unir piedras o ladrillos, y también para alisar y repellar superficies (muros, techos…).

El proceso de elaborar la pasta de cal a partir de la cal viva es costoso, sin embargo merece la pena, porque una vez obtenemos la pasta, la podemos guardar durante muchos meses para utilizarla cuando la necesitemos. De hecho, cuantos más meses pasen antes de que la usemos, mucho mejor será la calidad, ya que se ha probado que cambia su estructura cristalina, haciéndose más pequeñas las partículas, consiguiendo así mejores propiedades y facilidad de uso.

Para el apagado de la cal hay que combinar 3,6 litros de agua por cada kilogramo de cal viva. Mucho cuidado con esto incluso a pequeña escala, en pequeñas cubetas, ya que es muy corrosiva la cal viva (hay que usar guantes de goma para manipularla) y por el CO2 que se emite en el proceso. Conviene hacerlo en el exterior y usar mascarilla con filtro para vapores inorgánicos. Aquí abajo, un ejemplo de fabricación a escala un poco mayor:

Aproximadamente se necesitan de 400 a 550 kilogramos de cal viva para producir 1 metro cúbico de pasta. Se ha de echar primero el agua y luego la cal viva, nunca al revés, a riesgo de que la reacción sea demasiado repentina. Lo mejor para hacer esto son bidones metálicos grandes y totalmente limpios previamente. A ser posible, con tapa hermética y cierre de anilla.

Al ir echando la cal en el agua, aumentará la temperatura hasta la ebullición (el agua empezará a hervir). Una vez baja la temperatura, conviene remover con una pala o rastrillo, para evitar que caigan terrones de cal al fondo. Estos trozos que no se disuelven se llaman caliches y si los usamos en la construcción, disminuyen mucho la calidad aumentando el riesgo de fracturas. Hay que batir la mezcla continuamente.

Dos días más tarde, se hace un tamizado o cribado, para dejar fuera los posibles fragmentos de cal sólida. Se usa un tamiz metálico o una malla plástica resistente, con un orificio máximo de 1 milímetro. Se ponen pequeñas cantidades de pasta y se aplasta con un paletín o paleta de puntas redondeadas.

La cal tamizada se guarda en un recipiente, siendo el óptimo los bidones o cubetas de plástico, ya que si son de metal se oxidarían con el tiempo, echando a perder la pasta de cal. Se deben almacenar al resguardo de la luz y de cambios bruscos de temperatura.

Para conservarse en buen estado, la pasta debe tener un exceso de humedad. Normalmente la cal va absorbiendo el agua, y si no se le añade periódicamente, se combina con el aire y se inicia la carbonatación es decir, se vuelve a formar caliza. Por ello, hay que poner agua cada vez que se note que le falta, o que hay una costra superficial seca en el bidón.

Aquí podéis ver otro procedimiento, más sencillo, para hacer un mortero de cal, directamente a partir de cal viva:

octubre 1, 2017 Posted by | Control de la sociedad, Tecnología | 1 comentario

MUROS DE PIEDRA.

Hola a todos, primero deciros que es la primera vez que el blog ha estado tan parado, ya van dos meses sin escribir y es todo porque he estado ocupado. Ahora ya entro en una época en la que tengo más tiempo para dedicarlo a escribir y van a ir apareciendo muchos artículos que tenía pensados, tanto de autosuficiencia, como de otros muchos temas, que abrirán un poco de luz en esta sociedad oscura y críptica en la que vivimos. Os pido colaboración y difusión en las redes sociales si pensáis que este blog merece la pena.

Empezaré con dos artículos que tenía pensados desde hace tiempo, continuando con la serie de artículos sobre agricultura. El primero sobre cómo construir correctamente un muro de piedra, y el segundo sobre cómo elaborar por uno mismo un mortero de cal para unir bloques ya sean de roca, ladrillo, adobe, etc. Lo haré lo mejor que pueda en base a la información que he ido recogiendo de diferentes webs, ya que es algo que yo nunca he tenido la experiencia de hacer. Aquí queden sin embargo estos conocimientos para el día de mañana.

CÓMO CONSTRUIR UN MURO DE PIEDRA.

Veamos en primer lugar cómo construir un muro de piedra con mortero de cemento (el mortero es el material que se usa para unir los bloques o unidades de un muro, suelo, camino, etc). Un mortero puede estar hecho con cemento, cal o tierra (a estos materiales se les conoce como aglomerantes) unidos con arena y agua.

Es muy importante que el muro que se construya tenga una base firme, que no se hundan unas partes sí y otras no con el tiempo. Salvo que sea construido sobre roca viva, habría que hacer un cimiento. En este caso, pondré cómo se hace el cimiento de hormigón (cemento junto con piedras).

Primero se marca el emplazamiento del muro, ya sea con una cuerda, hilo, pintura o marca sobre el suelo, preferentemente la línea media o central del muro.

A continuación, se cava una trinchera o zanja que tenga el doble de ancho del muro, y una profundidad de entre 50 y 80 centímetros, para el caso de un muro de 2 a 4 metros de alto. Para hacer la trinchera, todo depende de si el terreno a excavar es duro y consistente o blando. Si es duro y se mantiene todo va bien, pero si es blando y tiende a caerse y deformarse, hay que hacer un encofrado. Es decir, no se puede verter la mezcla directamente a la zanja, sino que hay que ponerle un molde, que puede ser de madera o de metal, y hacerlo capa a capa, esperando a que la parte inferior se seque para poner la capa superior.

Una vez tengamos la trinchera, se echan sobre el fondo los pedruscos más grandes de que dispongamos, y se remojan bien.

Ahora es el momento de hacer el hormigón: uno adecuado estaría formado por 2 partes de cemento, 4 partes de arena y un 8% de granzas. Las granzas son piedras de tamaño medio que se unen a la mezcla. La arena a utilizar, se recomienda que provenga de riberas de río, y ha de tener unas condiciones determinadas de uniformidad. Este hormigón hay que verterlo, pero si se quiere aún mejorar más el cimiento, se pueden incorporar en medio varillas de acero entrecruzadas y unidas por alambre. Estas varillas sujetarán mejor el peso del muro.

Una vez se seque el mortero, se limpia de musgo y de tierra suelta.

Ahora pasemos a la construcción del muro en su parte visible. A cada unidad de piedra que se utiliza se le llama un mampuesto lo que indica que está hecho a mano. Cada mampuesto tiene una parte más plana (cara) y otra más irregular (talón). Hay que procurar que la cara siempre se exponga hacia el exterior, y el talón hacia el interior del muro.

Cada capa nueva del muro requiere un tiempo de secado, por lo que la construcción es un proceso paulatino. Cada día que se termina de trabajar, hay que limpiar el muro para quitar piedrecillas o tierra.

El mortero de los mampuestos no tiene granzas: es suficiente con 1 parte de cemento y 4 de arena. Se le echará el agua que sea necesaria para que uno reaccione con el otro y adquiera la textura adecuada.

Para asegurar que el muro queda recto tanto horizontal como verticalmente, hay un par de herramientas que hay que usar. A cada línea del muro se le conoce como hilada. Las unidades pueden ser perfectamente iguales como cuando se hace una pared de ladrillos, o ser diferentes una de otra como en este caso de los muros de piedra, por lo general no hay una igualdad entre las unidades. Obviamente, hay que tener más cuidado y previsión cuando los bloques son distintos. Mediante un hilo o tendel se asegura la horizontalidad de cada hilada. Se colocan dos piquetes o cañas verticales a ambos extremos del muro y un hilo que los una a la misma altura (se pueden graduar los piquetes con marcas por ejemplo). Cada hilada se hará siguiendo esta altura. Sujeta a este hilo se puede colocar una plomada, que nos asegurará que el muro está quedando vertical como estructura, formando 90 grados con la superficie del suelo, y teniendo una superficie o paramento uniforme. La plomada se desliza a lo largo del hilo, por toda la superficie del muro. Un nivel de burbuja sirve también para determinar la verticalidad, si la burbuja queda centrada entre las dos marcas.

Antes de colocar las piedras en el muro, conviene limpiarlas con agua y cepillarlas. Luego se comprimen a martillazos contra el mortero, procurando no alterar la estructura del resto del muro. Se irá haciendo el muro por uno y otro lado, siempre con los talones hacia dentro. Para la parte superior del muro, una vez terminado, se colocan piedras redondeadas o una capa de hormigón armado (con varillas de acero). Finalmente se limpia todo el muro con una llana o palustre de albañil, y luego con un cepillo de nylon.

Se ha de colocar siempre primero el mortero y luego los mampuestos, nunca al revés, lo cual es un error muy común.

Según otro método que he encontrado, los pasos a seguir serían:

Primero, se coloca una piedra grande del mismo ancho que el muro, en cada extremo de una hilada. Luego una capa de mortero, que se golpea con un martillo para afianzarla. Se colocan las piedras de la primera hilada, alternadas tanto en horizontal como en vertical según su tamaño (una pequeña, una grande, una pequeña, una grande, etc). Otro error es colocar las piedras pequeñas todas dentro, y las grandes en el exterior: esto provocará que el muro se parta en dos.

Los huecos entre las piedras se rellenan con fragmentos llamados ripios y mortero. Las juntas se rellenan al final, con mortero y paleta.

Las estructuras de piedra pueden hacerse también sin mortero, apoyando unas piedras sobre otras, un método que se llama ‘piedra seca’.

stone-house-23

octubre 1, 2017 Posted by | Control de la sociedad, Tecnología | 1 comentario

¿CÓMO PREPARAR UN SUELO PARA CULTIVARLO?

Una de las dudas principales que podemos tener cuando queremos empezar a cultivar un terreno, es cómo prepararlo. Muchas veces en Europa nos encontraremos, lamentablemente, con suelos que han sido profundamente erosionados, compactados y agotados. Es algo frecuente que hará que aunque respetemos adecuadamente las necesidades de un cultivo, la cosecha sea muy escasa e incluso que sea imposible tener un rendimiento que nos permita vivir. Los cultivos serán más susceptibles a plagas y su crecimiento estará limitado por falta de agua, materia orgánica y minerales. Una situación lamentable que ocurre debido a la agricultura intensiva, el uso de maquinaria pesada, el excesivo laboreo del suelo, la toxicidad acumulada de los fitosanitarios, la tala de bosques y el excesivo uso de aguas corrientes (ríos o arroyos) para los campos.

Sin embargo, el estado de un suelo no es realmente un factor limitante: ¡mucho es lo que podemos hacer para recuperarlo y devolverlo a la salud! No es como el clima, el cual sí que tenemos que tenerlo en cuenta a la hora de sembrar y planificar los ciclos de rotaciones, los riegos, etc.

Para preparar un suelo hay que hacer en esencia tres cosas.

Primero, si es un suelo que es terreno de pradera, de arbustos (como el matorral mediterráneo) o forestal, es necesario eliminar todas las plantas de dicho terreno, así como en lo posible sus semillas para que no vuelvan a surgir, ya que quitarlas más tarde sería un trabajo excesivo, si se hace a mano. Los árboles han de talarse, así como los arbustos grandes. Se pueden quemar y sus cenizas usarlas para abonar la tierra, o bien para obtener maderas, leña, estacas… Quitar las hierbas de una pradera se puede hacer mediante la cava de zanjas, un método que he leído en el libro “El Horticultor Autosuficiente”. Se trata de delimitar el área a cavar y dividirla en recuadros. Se cava el primero, y luego el agujero se rellena con la tierra del de al lado. Se va haciendo lo mismo con todos los cuadros. Con esto se habrá movido la tierra al completo, y las semillas habrán pasado a una zona profunda donde no puedan germinar. Con cavar a 50 centímetros de profundidad es suficiente.

Sin embargo, una cava en profundidad no es lo más aconsejable, a menos que sea una primera roturación de un terreno silvestre. Como vimos en este artículo: LA LABRANZA DEL SUELO la labranza profunda elimina gran parte de la vida del suelo y con el tiempo se acaba degradando: esto es lo que está ocurriendo a nivel mundial. La suerte es que hay varios métodos y herramientas que permiten convertir un suelo compacto en un suelo mullido y suelto sin necesidad de voltearlo. Podemos así evitar destruir así la vida y perturbar los horizontes del suelo.

En tercer lugar hay que abonar y fertilizar el suelo, echándole todos los nutrientes y materia orgánica necesaria para que recupere su capacidad de nutrir a las plantas. Realmente, el conjunto del suelo debe ser fértil, y estar lleno de organismos vivos. Esto podemos lograrlo de varias formas.

Estos tres esfuerzos han de hacerse no solo para convertir un terreno silvestre en otro cultivable, sino cada vez que se pretenda iniciar una nueva temporada, aunque a menos escala en este último caso.

1. LABRAR EL SUELO CON VOLTEO.

Si se ha dejado un terreno en barbecho y han crecido en él hierbas adventicias hay dos formas de quitarlas: o bien con la azada, o bien, regando y 1 o 2 días después, con el suelo húmedo, arrancarlas con la mano. Este método es más efectivo puesto que el total de las raíces salen con facilidad.

attrezzi-giardino

Para mullir o airear el suelo, se utiliza una laya (horca de 4 dientes), una pala de cavar, una azada o un motocultor. Antes de utilizar la pala o la laya, hay que echar entre 20 y 25 cms. de compost o bien estiércol (de 3 a 4 carretillas por cada 50 metros2). El procedimiento es: primero se clava la horca en el suelo apoyando el pie, unos 25 o 30 cms, y se la mueve un poco hacia delante y detrás. Luego se aprieta hacia abajo con el mango y se voltea el suelo. Los terrones se golpean para disgregarlos. Luego se coloca la horca a 6 u 8 centímetros y se repite el proceso.

2. LABRAR EL SUELO SIN VOLTEO (LABRANZA SUPERFICIAL).

Afortunadamente, tenemos la posibilidad de descompactar el suelo sin necesidad de voltearlo. Con esto conseguiremos preparar un lecho de siembra, hundir los restos de cosecha anterior, abono verde o pradera pre-existente en la primera capita del suelo (no más de 2 o 3 centímetros) y eliminar las hierbas adventicias. Es muy importante respetar esta profundidad de 2 o 3 centímetros, sin superarla.

Para preparar el lecho de siembra, se puede usar un desterronador manual (arriba una imagen), azada, y rastrillo. Para combinar la materia orgánica de superficie con la primera capa, podemos usar un cultivador, o cualquier otro instrumento rotatorio que trabaje a escasa profundidad (pequeñas gradas de discos manuales). Esto logrará inducir un proceso de compostaje superficial.

El mullido del suelo y la eliminación de las hierbas se logra con binas y escardas.

El mullido se opone tanto a la desecación como a la compactación del suelo. Antes de la siembra se hace un “gradeo” (con un instrumento con discos) para quitar las plantas adventicias, y la bina se hace entre las hileras del cultivo ya implantado.

3. NO LABRAR EL SUELO: ACOLCHADO O MÜLCH.

Este método es muy distinto del anterior, ya que por muy degradado que esté el suelo, no hace falta removerlo ni labrarlo en absoluto. A la larga da buenos resultados, pero requiere un tiempo considerable para preparar el suelo. La gran ventaja es el enorme ahorro de agua. El acolchado hace que el suelo retenga mucho mejor la humedad, por dos motivos. El aporte de materia orgánica continuo lo hace muy esponjoso, por ello, capaz de retener mucha agua. Además impide la evaporación al privar al suelo del contacto directo con la luz solar.

Hay varias posibilidades, pongo solo una de ejemplo. El primer paso es cubrir el suelo con una gruesa capa de acolchado (pueden ser numerosos materiales, incluso cartones, con un espesor mínimo de 3 capas). Hay que esperar 1 mes hasta que las malezas se hayan ahogado e incorporado al suelo como humus. A continuación se siembra avena asociada a trébol rojo o blanco. Antes de que florezcan, se cortan y se dejan ahí, sin enterrarlos. Se preparan bancales de 0,8 a 1 metro de espesor, y el largo de lo que ocupe el terreno (accesible en todos los puntos sin pisarlo). Sobre la avena se echa paja o restos de poda previamente triturados (con un biotriturador o máquina chipeadora). Este colchón de avena y paja se tapa luego con una mezcla de compost o humus (70%) y arcilla (30%). Se riega el bancal, y se tapa con paja sin trocear de cobertura. Se esperan 2 meses y ya estará listo para sembrar.

mayo 28, 2017 Posted by | Biología, Cambio climático / Ecología, Cuidemos el planeta., Tecnología | 3 comentarios

LA LABRANZA DEL SUELO.

Voy a empezar con una larga serie de artículos que tienen como objetivo ayudar a quienes los lean a ser más autosuficientes, y a recuperar sus propios medios de vida. Muchos los centraré en la agricultura, pero también publicaré, conforme me vaya informando, sobre diversos temas, desde cómo funciona una bicicleta hasta cómo se hacen uniones de tablas de madera entre sí. Por supuesto todos estos temas los podéis encontrar en infinidad de libros, y en fuentes de la red, sin embargo, los publico como una información realmente útil para la vida de aquellos que vemos cómo esta sociedad constituye una amenaza permanente a una cosa: nuestra soberanía. Es obvio que existe un plan para quitarnos esa capacidad de hacer las cosas por nosotros mismos y para volvernos dependientes para todo. Especialmente los publico por los aportes que podáis hacer vosotros, por lo que conozcáis del tema y podáis aportarlo, o preguntarlo. No dudéis en hacerlo.

Retomo solamente un artículo que ya apuntaba en esa dirección: EL COMPOSTAJE

Esta vez quiero hablar sobre la labranza del suelo, y me lanzo a ello desconociendo totalmente el tema. Nunca he trabajado ni siquiera una parcela de tierra, algo que lamento y pretendo rectificar en cuanto pueda.

La labranza del suelo se hace desde la invención de los arados (arar, labrar o laborear el suelo es equivalente en esencia). El suelo tiene una primera capa superficial en la cual los restos de los organismos vivos (hojas caídas, cadáveres, etc) se van descomponiendo para generar materia orgánica (que va generando lo que se conoce como humus). En el caso de un cultivo, serían los restos de la cosecha anterior. Desde la superficie hasta unos 50 centímetros de profundidad, hay oxígeno, ya que hay aire entremezclado con los poros del suelo. Pero ese oxígeno va disminuyendo conforme bajamos hasta que ya no queda nada. En profundidad y sin oxígeno, las semillas no germinan y la materia orgánica se fermenta, no dando lugar al beneficioso humus (que retiene la humedad y los nutrientes, y da una esponjosidad y soltura al suelo que hace que las raíces crezcan a sus anchas).

Otro tema es el de las llamadas ‘malas hierbas’ o plantas adventicias. Plantas como la correhuela o la malva, por ejemplo, compiten con los cultivos y no es deseable que estén junto a nuestras hortalizas o frutales. Les arrebatan humedad, espacio y nutrientes (a pesar de eso algunas son buenas en el sentido de que atraen a polinizadores o repelen algunas plagas, ya hablaremos de eso).

La labranza consiste en remover o invertir la capa superficial del suelo, literalmente pasando lo de abajo arriba y al contrario. Todo ello se hace pensando en varios beneficios: primero el suelo se descompacta y se hace más suelto, con una textura apropiada para la germinación y crecimiento de las raíces. Otra ventaja, es que las plantas adventicias literalmente son arrancadas y pasadas a una capa algo más profunda, y son cubiertas de tierra, donde sirven como abono. La mayoría de hortalizas necesitan una capa mullida de suelo de unos 30 centímetros de profundidad, aunque algunas de ellas más, como las berenjenas, tomates, maíz, etc). Algunas raíces pueden tener más de 1 metro (las de la alfalfa creo recordar).

La labranza necesita un trabajo, utilizando herramientas como el rastrillo, la azada (básica para eliminar plantas adventicias) o desterronadores manuales. No quiero hablar mucho de esto porque nunca lo he hecho.

Una cosa básica para una buena labranza es que el suelo no debe estar ni muy seco ni muy húmedo. Hay un punto óptimo que se llama tempero. Si el suelo está muy seco, usted notará que ofrece mucha resistencia al paso de herramientas y que en lugar de disgregarse, formará terrones grandes y grandes orificios. Con algo más de humedad, se formarán agregados (de suelo) de tamaño más adecuado, dejando entre si unos espacios porosos que serían más aptos para sembrar, con aire y agua en cantidades suficientes. Esto se llama tempero y se puede comprobar porque al coger un fragmento de suelo y apretarlo con la mano, conserva la forma.

LABRANZA CERO O SIEMBRA DIRECTA.

Aunque la labranza es algo que se ha hecho tradicionalmente en realidad también tiene unos inconvenientes que deberían despertar una alerta especialmente en aquellos que pretendamos autosustentarnos con nuestro propio terreno de campo. Nosotros podemos, aunque requiera esfuerzo, retirar con el tiempo las plantas adventicias de forma manual (con la azada) conforme vayan saliendo. Y también podemos mantener el suelo aireado y con capacidad de retener el agua sin necesidad de labrar.

Uno de las desventajas que tiene es que altera la estructura en capas diferenciadas del suelo. Aunque se haga una labranza superficial (dentro de los primeros 30 centímetros del suelo) lo cierto es que expone a plena luz solar una serie de microorganismos (bacterias, hongos, actinomicetos y animales) que solo pueden vivir en la oscuridad, consiguiendo achicharrarlos. Estos organismos son muy beneficiosos y causar su muerte relantiza la producción de materia orgánica y la solubilización de muchísimos nutrientes valiosos como el azufre, el nitrógeno, etc. Muchos de estos nutrientes están en el suelo sin que las plantas puedan usarlos, y son estos organismos los responsables de hacerlos disponibles para que las raíces los absorban. También esa alteración e inversión del suelo hace que se destruyan muchos nidos y madrigueras de animales valiosos (muchas aves, por ejemplo, nos benefician al comer orugas que destruyen cultivos).

La labranza además hace que se reduzca la estabilidad del suelo y aumenta la erosión, ya que se pierde materia orgánica y eso hace que el agua sea menos retenida (se pierde la esponjosidad, y el agua fluye hacia abajo). Esto también conlleva que ese agua arrastre nutrientes fuera del alcance de las raíces de nuestras plantas (lixiviación). La labranza aumenta la cantidad de polvo: el suelo no labrado es mucho más firme y consistente.

ACOLCHADO O ‘MULCH’.

Al no labrar, se quedan los restos de la cosecha anterior en el suelo, ya que no son enterrados. Estos restos protegen del Sol y hacen que no se evapore tanta agua, guardándola en el suelo. También protegen contra los impactos de las gotas de lluvia. Todo esto se conoce como acolchado o mulch.

marzo 26, 2017 Posted by | Cambio climático / Ecología, Control de la sociedad, Cuidemos el planeta., Tecnología | 5 comentarios

LA VERDADERA HISTORIA DEL TELESCOPIO.

La verdadera historia del Telescopio:

Si uno tuviera que escoger el único evento que transformó Galileo en una celebridad internacional, fue su demostración del telescopio en 1609. En agosto de ese año, Paolo Sarpi, actuando como el Consultore oficial del Gobierno de Venecia, con arreglos para Galileo Galilei a realizar dos demostraciones de su telescopio, una manifestación pública desde la torre de San Marcos, y una segunda manifestación, privada para el dux y el Senado completo veneciano. Fue este evento, junto con la publicación del Sidereus Nuncius (Starry Messenger) el año siguiente, que estableció Galileo como el abanderado para el derrocamiento de la ortodoxia aristotélica. Debía mantener esta posición durante más de 30 años, y, cuando fue puesto a juicio por herejía por la Inquisición en 1633, fue prácticamente inmortalizado como un campeón de la verdad científica.

Durante esos años, todo el camino hasta su muerte en 1642, Galileo afirmó en varias ocasiones que él fue el primero en usar el telescopio, el primero en observar las lunas de Júpiter, y el primero en observar la “nueva estrella” en 1604. En sus obras completas, Opere, Galileo va tan lejos como para decir que fue él, y sólo él, quien era el único inventor del telescopio. Ninguna de estas afirmaciones son ciertas.

Los experimentos con magnificación, utilizando el método de lente cóncava / convexa empleado por Galileo, habían estado ocurriendo desde hacía varios siglos antes de Galileo, en particular en la fabricación de lentes, “catalejos”, y otros dispositivos simples.

Casi 100 años antes de Galileo, Leonardo da Vinci había diseñado un telescopio del tipo de lente convexa / cóncava, como se describe en el Códice Atlántico. Todo esto era tan conocido en ese entonces, que en los años siguientes 1609, muchos estudiosos italianos, entre ellos Girolamo Fracastoro y Giovanibaptista Della Porta denunciaron el telescopio de Galileo como “no una invención”, afirmando que el uso de ópticas “gafas”, la utilización de lentes cóncavas y convexas eran ya ampliamente conocidos.

En cuanto al “telescopio de Galileo” en sí mismo, la evidencia es abrumadora y concluyente de que ese dispositivo específico no fue inventado por Galileo en absoluto, sino más bien fue inventado en Holanda en el otoño de 1608. Tres holandeses reclamaron la autoría: Hans Lipperhay solicitó una patente sobre un telescopio a los Estados Generales el 02 de octubre 1608; Jacob Metius solicita lo mismo para una patente de un instrumento similar en 15 de octubre 1608; Sacharias Janssen nunca solicitó una patente, pero él afirmó haber inventado el telescopio antes que cualquiera Lipperhay o Metius, y años más tarde, escribiendo en su diario privado, el matemático holandés Isaac Beeckman informa que el hijo de Janssen le había dicho que su padre había construido un telescopio en 1604, basado en el modelo de lente cóncava / convexa.

Fuera quien fuera el primero entre los tres inventores holandeses, está claro que los tres individuos estaban en posesión de un telescopio “de tipo Galileo”, el 01 de noviembre 1608, mucho antes de que Galileo hubiera oído hablar de él.

Además, el inglés Thomas Digges llevó a cabo observaciones astronómicas a finales del siglo 16, con el uso de un “catalejo”, muy similar a los instrumentos holandeses más tarde, y en el otoño de 1608, el astrónomo Simon Marius construyó un telescopio, basado en informes que había recibido del modelo holandés.

Para comprender plenamente el fraude masivo que fue perpetrado en la promoción del “descubrimiento” del telescopio de Galileo, considere la siguiente cronología:

Octubre de 1608 – Lipperhay y Metius solicitan patentes del telescopio a los Estados Generales holandeses.

Noviembre de 1608 – Paolo Sarpi se convierte en la primera persona en Italia en oír las noticias sobre el telescopio “holandés”, en una carta que recibe de Francesco Castriño, escribiendo desde los Países Bajos.

Enero de 1609 – Sarpi escribe a Jerome Groslot en París, informándole del descubrimiento holandés.

Abril de 1609 – Informes de que circulan copias de los telescopios holandeses han aparecido en París.

Junio de 1609
– Sarpi informa primero a Galileo sobre el telescopio holandés y pide a Galileo que construya uno. Esta es la primera vez que Galileo había oído hablar del telescopio.

Julio de 1609 – Un “extranjero” (cuya identidad es ahora desconocida) llega a Venecia y ofrece vender una copia del telescopio holandés al Senado veneciano. Sarpi examina el telescopio, hace que el gobierno veneciano expulse al “extranjero”, y luego pasa la información, incluyendo la construcción y los componentes del telescopio, a Galileo.

26 de julio 1609
– Sarpi recibe una carta de Jacques Badovere en París, que le informaba de que las copias de el telescopio holandés están en uso en todo París. A mediados de agosto de 1609 – Galileo informa Sarpi, que después de dos meses de trabajo, ha tenido éxito en la construcción de un telescopio.

21 de agosto 1609
– primera demostración del telescopio de Galileo, desde lo alto de la torre de San Marcos en Venecia (organizado por Sarpi)

24 de agosto 1609
– demostración del telescopio al Dux y todo el Senado de Venecia (también organizado por Sarpi)

1611
– un visitante polaco en Venecia, en nombre del Rey, escribe en una carta, que el “asesor, autor y director” del proyecto del telescopio veneciana había sido Paolo Sarpi.

[IMG]https://i2.wp.com/i65.tinypic.com/23k8ydk.jpg[/IMG]

En realidad, Galileo parece haber tenido un montón de problemas la construcción del telescopio. Durante julio y agosto de 1609, Sarpi envió una serie de preguntas a Galileo, preguntándole por qué se estaba tomando tanto tiempo, especialmente teniendo en cuenta el hecho de que, a efectos prácticos, le habían dado planos rudimentarios para el dispositivo. Además de esto, Galileo en realidad tenía una gran ventaja, ya que la industria de fabricación de vidrio italiano, que suministra el material para sus lentes, era la más avanzada de Europa.

A diferencia de la copiada por Galileo, una invención real vino del propio Kepler. Tras la recepción de un modelo del “telescopio de Galileo” a principios de 1610, Kepler de inmediato se dio cuenta de un defecto fundamental de diseño, y procedió a inventar realmente su propio telescopio original, conocido como Kepler o telescopio “astronómico”, utilizando – por primera vez – 2 lentes convexas, en lugar del modelo holandés de una lente cóncava y una lente convexa. En 1611 Kepler publicó Dioptrice, un estudio en profundidad de las lentes y las imágenes, en el que describió su nuevo invento. El telescopio de Kepler fue muy superior y, finalmente, sustituyó al telescopio de Galileo en uso en toda Europa.

enero 23, 2016 Posted by | Ciencia, Control de la sociedad, Historia, Revolución / Capitalismo, Tecnología | 7 comentarios

EL FRAUDE DE LAS BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO.

Hola, estoy trabajando en varios temas que tengo que estudiar bien para hacer nuevos artículos, pero he recordado ahora algo de lo que me gustaría informaros. ¿Recordáis cuando en 2012, a partir del 1 de septiembre, quedaron prohibidas las bombillas clásicas, es decir, las que utilizan un filamento incandescente? ¿Recordáis las campañas que en 2009 hacían todos los medios de comunicación y partidos políticos para que sustituyéramos esas bombillas por las llamadas “de bajo consumo”? ¡Incluso las regalaban a la gente!

http://elpais.com/diario/2008/06/25/sociedad/1214344803_850215.html

http://www.lavozdegalicia.es/dinero/2010/08/26/0003_8689657.htm

Bueno, acabo de ver que hay un documental que emitió la 2 que habla sobre el enorme problema ambiental y el peligro para la salud humana de estas bombillas de bajo consumo (fluorescentes o CFL) y el fraude que supone creer que tienen algo de beneficioso para la naturaleza. Aquí os lo dejo para que lo veáis:

julio 27, 2015 Posted by | Actualidad, Cambio climático / Ecología, Control de la sociedad, Cuidemos el planeta., Salud humana y Nutrición, Tecnología | 15 comentarios

EL CAMINO DE LA ELECTRICIDAD (PARTE ii)

La energía eléctrica sigue adelante, y voy a intentar contaros cómo llega hasta nuestras casas o edificios de trabajo. Lo haré lo mejor que pueda, aunque perdonadme si algo no está del todo claro, yo mismo estoy aprendiendo lo básico sobre la marcha.

EL punto donde nos habíamos quedado eran las subestaciones de transformación, que son las que convierten las altas tensiones en otras más bajas, que oscilan entre los 25 y los 132 KV (Kilo-voltios) siendo ese voltaje el que hace que tenga una estructura y unos transformadores u otros. En realidad la subestación tiene muchas más partes, son un punto importante porque son el nexo entre la red de transporte (que ya hemos visto) y la red de distribución, aún más compleja que la anterior. Otra de sus funciones a destacar es la de reunir y enviar datos tanto de consumo como de generación a un organismo llamado CECOEL (Centro de Control Eléctrico) que es el que se encarga en España de que la generación de electricidad no sobrepase ni sea inferior a la demanda o necesidad que haya. Aquí un vídeo didáctico que muestra cómo va el tema:

A partir de las subestaciones empieza lo que se llama la red de reparto que conduce la electricidad a tensión elevada hasta las llamadas estaciones transformadoras de distribución. En estas estaciones la tensión es reducida todavía más, a la llamada media tensión, de 2 a 35 Kilo-Voltios. Para que sepáis lo que es, de hecho son fáciles de identificar, porque son los clásicos ‘postes’ de electricidad, os pongo un par de imágenes, las siguientes son de los cables que transmitén a media tensión en la red primaria. Estos cables llevan electricidad desde las ya mencionadas estaciones transformadores hasta otros lugares conocidos como centros de transformación. Me tenéis que disculpar por tanto nombre, pero son bastante numerosos los elementos de esta red, aún así merece la pena conocerlos porque todos tienen su función. Ten en cuenta que todos estos cables ya forman parte de la ‘red de distribución’ que recorre la superficie de las ciudades o cualquier área de consumo.

[IMG]https://i0.wp.com/i57.tinypic.com/2i95zjd.jpg[/IMG]

[IMG]https://i2.wp.com/i61.tinypic.com/13z27o7.jpg[/IMG]

CENTROS DE TRANSFORMACIÓN

Estos son elementos bastante fáciles de encontrar en muchos lugares. Suelen tener este aspecto de caseta aunque también los hay aéreos, ubicados encima de postes, o incluso subterráneos que también son fáciles de reconocer desde la superficie. Siempre llevan el triángulo amarillo con el rayo indicando que son peligrosos. En estos sitios la tensión llega y es de nuevo transformada pero esta vez al nivel en que va a ser directamente consumida por los usuarios, normalmente 400 o 240 voltios (ya no Kilo-voltios).

[IMG]https://i1.wp.com/i57.tinypic.com/nccpah.jpg[/IMG]

ACOMETIDAS , CAJA GENERAL DE PROTECCIÓN.

Las diferentes compañías eléctricas se ocupan de organizar las redes de distribución, y cada una tiene asociada una serie de zonas. Si quieres establecer un punto de suministro de electricidad, tendrás que solicitar una acometida a la empresa distribuidora que corresponde a esa zona. Entonces, desde la red de distribución se establecerá una conexión (la llamada acometida) a ese punto pasando por una Caja General de Protección y luego las diferentes derivaciones.

UNA PROPUESTA : Te animo a que investigues estos elementos que hay por tu zona y cómo está alimentada tu propia casa o vivienda, o cualquier lugar al que vayas normalmente por ejemplo para trabajar, para divertirte, etc. Si quieres cuéntanos lo que has descubierto. Un saludo!

abril 4, 2015 Posted by | Tecnología | 8 comentarios

EL CAMINO DE LA ELECTRICIDAD.

Hola, aquí vengo con otro de esos temas para luchar contra la ignorancia sobre la tecnología, gracias a la cual vivimos cómodamente sin entender cómo funciona el mundo. Muchísimas veces hemos pulsado un interruptor para encender una bombilla, hemos cocinado algo al fuego de un hornillo, hemos hecho unas tostadas, hemos calentado agua con electricidad, o hemos visto la televisión o escuchado la radio, o puesto una lavadora, y solamente hemos tenido que pulsar un botón, pero somos muchos los que no tenemos ni idea de cómo todo eso es posible, porque parece ser un conocimiento reservado a especialistas en el tema. Os recomiendo esta entrada donde explicaba cómo van los teléfonos móviles: ¿CÓMO VAN LOS TELÉFONOS MÓVILES?

Todos tenemos una idea de dónde la electricidad se genera y de los distintos tipos de centrales eléctricas. Por eso me voy a centrar más en el transporte y la distribución de esa energía, pero todo comienza en las centrales de producción que pueden ser termoeléctricas, nucleares, hidroeléctricas o incluso solares. Cerca de todas esas centrales existen lo que se llaman subestaciones elevadoras que hacen que la electricidad aumente mucho su voltaje (o tensión, que es lo mismo) porque la electricidad a grandes distancias se transmite a alta tensión. Así pintan las subestaciones elevadoras:

[IMG]https://i2.wp.com/i58.tinypic.com/e6c8sk.jpg[/IMG]

Es fácil entender por qué es necesario incrementar la tensión para el transporte a largas distancias. Existe el llamado efecto Joule, quien muestra cómo cuanto más intensidad de corriente, más pérdidas de energía en forma de calor liberado. Esta es la fórmula:

[IMG]https://i1.wp.com/i57.tinypic.com/am7615.gif[/IMG]

Se ve cómo a mayor intensidad, mayores son las pérdidas en forma de calor. Pero, ¿qué tiene esto que ver con el voltaje o tensión, que no aparece en la fórmula de arriba?

Para eso hay que entender qué es la potencia, que es el producto de voltaje por intensidad.

[IMG]https://i2.wp.com/i60.tinypic.com/6hlroz.jpg[/IMG]

Con esto dejo ya de poner fórmulas 🙂 . Como ves, a igual potencia, cuanto más voltaje, menos intensidad, y al revés. Pues lo bueno es que existen unas herramientas llamadas transformadores, que justamente cambian el voltaje sin cambiar la potencia. En las estaciones elevadoras hay unos transformadores que aumentan muchísimo el voltaje y por tanto, reducen mucho la intensidad, y aquí comienzan las redes de transporte, que se realizan gracias a las conocidas líneas de alta tensión, que se disponen formando mallas y son muy fáciles de localizar.

[IMG]https://i2.wp.com/i59.tinypic.com/4u8g3d.jpg[/IMG]

En estas líneas se distingue lo que es la torre de soporte, hecha casi siempre de acero, de los cables conductores, que pueden ser de acero, cobre o aluminio, y que deben estar totalmente aislados eléctricamente de la torre. Esta red de transporte utiliza el llamado sistema trifásico, que fue descubierto por Nikola Tesla (quien también fue descubridor de la corriente alterna, la que utilizamos todos, excepto la de pilas y baterías que es continua). Por esa razón se puede ver como los cables van de tres en tres. Como la corriente alterna se transmite en forma de ondas que van cambiando de polaridad (cambia de hecho, el sentido de la corriente, que unas veces va y otras vuelve, de forma oscilatoria) en el sistema trifásico siempre hay uno de los tres cables conduciendo energía desde el lugar de producción hacia los puntos de suministro y no a la inversa, de forma que pese a ser corriente alterna, la energía eléctrica es suministrada de manera continua.

Parece que en esta web puedes ver la red eléctrica de transporte en toda España: http://www.ree.es/es/actividades/gestor-de-la-red-y-transportista/mapas-de-la-red

¿Cuál es el punto al que llegan los cables de todas estas líneas de alta tensión? Desde luego, no van directamente a la tostadora o el televisor, porque sería un verdadero espectáculo. Ninguna de las piezas de los aparatos domésticos es capaz de soportar esos voltajes tan elevados. Por eso existen otras subestaciones eléctricas que están cerca de las zonas de consumo, y que en vez de subir, lo que hacen es bajar el voltaje a lo que se llama ‘media tensión’.

Por tanto, la finalidad de la red de transporte es llevar la electricidad con alto voltaje de una subestación a otra.

Aquí un ejemplo de una subestación próxima a un área de consumo:

[IMG]https://i1.wp.com/i58.tinypic.com/2cycft.jpg[/IMG]

abril 4, 2015 Posted by | Tecnología | 8 comentarios

¿CÓMO VAN LOS TELÉFONOS MÓVILES?

Hola, voy a hablar de un tema del que sé muy poco, estoy mirando lo más básico por primera vez para hacer esta entrada, y espero que sirva para combatir la ignorancia tecnológica de muchos de nosotros sobre la tecnología que a pesar de usarla todos los días, no tenemos ni idea de cómo funciona. Por ejemplo, pensaba que una de esas cosas que muchísima gente utiliza sin preguntarse cómo realmente funciona son los teléfonos móviles. De hecho, en España desde 2006 hay oficialmente más teléfonos móviles en activo que habitantes. Pues lo dicho, voy a intentar paso a paso contaros cómo es que puedes marcar un número y hablar con una persona en la otra punta del planeta, cosa que es ya posible hoy gracias a uno de los sistemas de comunicación más complejos del planeta.

Una de las cosas más básicas que hay que entender es que los sonidos que emitimos en los micrófonos de los teléfonos móviles, se convierte mediante una antena en ondas de radio, y que estas se van transmitiendo a través de una red de antenas. Esas antenas pueden tanto recibir como emitir señales de radio, ya sea a otras antenas o directamente a los teléfonos (también llamados terminales). Se distribuyen en una red de células hexagonales, porque los hexágonos permiten ocupar toda una superficie sin cruzarse y sin dejar espacios entre ellas, a diferencia de los círculos. La amplitud de ese hexágono está controlada por la potencia de la antena. Cuanta más potencia, más rango de superficie. Esto significa que en áreas rurales, donde las antenas están más espaciadas, tienen mayor potencia normalmente que en las ciudades y grandes zonas urbanas, donde las antenas suelen estar muy cerca (a cientos de metros solamente) y su potencia es por ello mucho más baja.

¿Te preguntas por qué en las ciudades hay más densidad de antenas que en el campo? Es simple: en la ciudad hay mucha más densidad de llamadas, y cada antena puede soportar un número de llamadas limitado al mismo tiempo, varias decenas por lo general, ya que si se supera este número se produce una saturación. Además, otra diferencia es que en la ciudad las antenas se aprovechan de las estructuras elevadas que ya hay como edificios o postes, mientras que en el campo destacan por elevarse en lo alto de altísimas torres. Pero en ambos casos, el lugar donde esas antenas se sitúan se llaman estaciones base. Os pongo dos imágenes de esas estaciones base para que las identifiquéis en vuestro entorno.

[IMG]https://i2.wp.com/i59.tinypic.com/295a0eu.jpg[/IMG] [IMG]http://i62.tinypic.com /3127mhc.jpg[/IMG]

Pero no penséis que la estación base se queda en el conjunto de antenas y ya está, porque la llamada debe transmitirse de alguna manera, hacia algún sitio. Por eso, existen los llamados controladores de estaciones base que son una especie de casetas en cuyo interior existen los diferentes canales. Un controlador puede ocuparse de varias antenas, a las que debe estar conectado ya sea por cable o por radio. Imaginemos que contiene 50 canales, eso significa que puede gestionar 50 llamadas en un momento dado a la vez. Cada llamada se distingue por su frecuencia, medida en Herzios (Hz) y lógicamente, cada canal conduce una frecuencia. En una llamada, tanto el emisor como el destinatario utilizan la misma frecuencia.

Otra de las cosas de las que se ocupan estos controladores es de hacer el cambio de una estación base a otra cuando vas hablando por teléfono y te desplazas a otra célula hexagonal. Esto se llama ‘handover’ y es necesario regularlo para que la llamada no se pierda por ese motivo.

Pero finalmente, el controlador conduce las llamadas, por cable o radio, al corazón del sistema de telefonía que es la central de conmutación telefónica (en inglés, MSC). Esta central lo que hace entre muchas otras funciones es encontrar rutas (enrutar) para llamadas de voz, mensajes SMS, fax, etc. Esto significa que la señal de radio correspondiente a una llamada por ejemplo, no se envía en todas direcciones, porque entonces se cruzaría con señales de la misma frecuencia y sería imposible la comunicación. Lo que hace es en primer lugar localizar dónde se encuentra la estación base del destinatario, posible mediante su número de teléfono. En segundo lugar, busca una ruta hasta ella localizando los canales que se encuentran libres. Y a través de la red de antenas, sin cruzarse, señales de igual frecuencia se van trasladando, hasta llegar a la estación base del destinatario. Al llegar, dicha estación base enviará una señal de radio al teléfono, que provocará un aviso de llamada. Si es respondida, será el terminal el que devolverá la señal a la estación base, y se seleccionará la frecuencia con la que emisor y receptor se comunicarán.

Por supuesto hay muchísimos más elementos y es realmente complicado para mí explicarlos al no entender aún el funcionamiento. Pero sí es importante decir que las centrales de conmutación de las diferentes regiones y países están interconectadas entre sí por la Red Telefónica de Conmutación Pública (en inglés, PSTN) y esto permite hablar de un país a otro del planeta.

A todo esto, os recuerdo esta entrada donde podéis explicar algo que sepáis hacer por vosotros mismos: ANALFABETISMO TECNOLÓGICO

marzo 17, 2015 Posted by | Tecnología | 12 comentarios

SALIENDO DEL HIPERCUBO

Para salir del Hipercubo, del gran Laberinto de este mundo solo tienes que abrir la PUERTA del Conocimiento. Y tu eres el único con la LLAVE. Aúna tu MENTE, tu CORAZÓN y tu ESPÍRITU y únete a la BUSQUEDA de la VERDAD.

Analisis 06

Blog de analisis histórico, filosófico y espiritual sobre el ser humano y la auténtica historia, en la medida de lo posible.

Política

(y media)

Reflexiones Antropológicas

Pensamientos acerca del pasado y el ahora desde una perspectiva enfocada en el hombre y sus diversas manifestaciones.

Un rincón que te abrigue

Mis escritos, mis canciones, mi reflejo

El foco

Reseñas de cine

How to blue

Un blog acerca mi vida personal sientete libre de juzgar.

DERRIBANDO EL MURO

Rompiendo el Paradigma

Reparaciones profesionales 24 horas

Persianista-Fontanero-Cerrajero-Electricista

Wanderlust

Blog sobre viajes, lecturas & fotografía

yosoytuprofe.wordpress.com/

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

literatoluisrodriguez

Literatura y consejos.

Geografía e Historia en la educación permanente

El profesor Luis Durán Güell quiere acercarte al Ámbito de Sociedad en la educación de adultos.