TWITTER, UNA RED SOCIAL CONTROLADA POR AGENTES MANIPULADORES.

Actualmente la única llamada “red social” que utilizo y veo habitualmente es Twitter. En realidad, hace mucho tiempo que sé que las redes sociales no son ni algo revolucionario, ni mucho menos algo que fomente el verdadero contacto entre los seres humanos. Como mucho, pueden servir para acceder a informaciones o datos que puedan resultar interesantes en un momento dado. Más allá de esto, todo lo que hacen es un efecto esponja. Como sabéis, las esponjas son materiales que absorben y retienen dentro de ellas el agua. Imaginad ahora que el agua es el contacto directo entre los seres humanos, cara a cara, o el desarrollo real en la práctica de ideas sanas y positivas. Y con ello tendréis una idea de las consecuencias negativas de estas, como deberían llamarse realmente, esponjas antisociales y antihumanas. No obstante, no pensemos que están allí para el mal de toda la humanidad. Existen una serie de individuos que se benefician enormemente de que usemos las redes sociales como Facebook, Twitter, What’s App, Telegram, Instagram, TikTok y todas las demás. Estos individuos obtienen una enorme cantidad de datos sobre quiénes somos, nuestra descripción física o incluso fotografías, nuestros datos biométricos como la huella digital o el iris, qué pensamos, qué nos gusta o disgusta, qué intenciones tenemos en la vida, qué objetos o servicios compramos, cuánto dinero tenemos, quiénes son nuestros amigos, qué hacemos en el día a día, qué tipo de personalidad tenemos, cómo reaccionamos a distintas situaciones, qué emociones sentimos, y muchas más cosas. Todos estos datos son recogidos y dirigidos a una serie de servidores que los procesarán para elaborar perfiles hipercomplejos de cada uno de nosotros, una información que hace 40 años, antes de toda esta época de móviles, tablets y “tecnologías de la información” era totalmente privada, salvo que uno así lo decidiera expresamente. Estas instalaciones que almacenan todo sobre nosotros se llaman “data centers” y son como podéis observar justo abajo.

data-center-google

No obstante os quería comentar mi impresión personal respecto a Twitter, ya que por allí “navego” de vez en cuando en busca de informaciones interesantes. Lo que observo es un fenómeno que se produce en TODAS estas empresas, y es que aquello que más fama tiene, es justo aquello que no pone en peligro una serie de intereses (los de la globalización), y especialmente aquello que los favorece. Por supuesto, todo lo que sirva para dividirnos (como el reciente espectáculo que se da a la tal Rocío Carrasco, o los partidos políticos y sus supuestos enfrentamientos) y nos desvíe de los problemas importantes para nosotros y los que nos rodean, será potenciado, el mundo entero se desfogará hablando de esos temas desde un punto de vista o el contrario, y será lo más publicado, lo más seguido, lo más “retwitteado” según el argot popular allí. Esto es algo en lo que Twitter coincide con la televisión, y es un fenómeno ya casi clásico y conocido por mucha gente.

Lo que pasa mucho más desapercibido es la complejidad de Twitter a la hora de manipular a los seres humanos. Twitter, a diferencia de la televisión, no es una herramienta de suministro unilateral de información desde los distintos canales hacia los espectadores. En Twitter realmente puedes elegir a quién sigues, en base a distintos criterios como la forma de pensar, los temas de interés, la afinidad mental o cultural… Por lo tanto, es increíblemente fácil crear una serie de personajes anónimos, de quienes nada se sabe, pero que se convierten en los adalides de una serie de ideas o formas de pensar que se oponen al status quo. Fomentados por esta red social, llegan a alcanzar decenas de miles de seguidores. Estos personajes pueden cuadrar aparentemente con tu forma de ver las cosas, sin embargo, no son más que un engaño. Cuando uno los observa atentamente, se da cuenta de a qué se dedican realmente. En primer lugar, se dedican a generar falsas esperanzas de supuesta acción respecto a un tema u otro. Su papel consiste en un reclamo hacia aquellos que piensan de una determinada manera. Consiguen seguidores haciéndose pasar por una especie de activistas, luchadores por la verdad o la libertad, alternativos, etc. Acaban convirtiéndose en los referentes de miles de personas que les siguen y llegan a creer en ellos. Se caracterizan por ser MUY activos en Twitter, hasta el punto en el que cuesta creer que sean una sola persona, y por tener gran cantidad de seguidores. Y sin embargo, para lo único que sirven es para captar a todos aquellos que piensen de forma parecida, de modo que puedan ser identificados y registrados como portadores de tales ideas en sus cabezas. No se puede esperar nada de ellos, partiendo de que no muestran ni siquiera su verdadera identidad, pero cumplen con su cometido reuniendo a quienes podrían suponer algún tipo de amenaza o palo en la rueda ante toda una gama de intereses globalistas. Si tienes una idea que puede ser buena, tranquilo, tienes al menos a cinco falsos referentes que seguir en Twitter, encontrarás que de ese modo “no estás solo” y que “hay muchos que piensan como tú” lo que te llenará de esperanza. Sin embargo, sentado en el sofá o la silla de tu escritorio, te encontrarás en el mismo vacío que si estuvieras totalmente solo con tus ideas. Eso sí, aquellos ante los que podrías ser un peligro sabrán muy bien quién eres y qué piensas.

Y parece que no soy el único que lo dice. Recientemente Boris Johnson ha dado un discurso en la ONU donde podéis ver cómo alerta del enorme peligro de esta era electrónica y digital donde continuamente conpartimos todo tipo de información que debería ser y permanecer privada:

ESTOY HASTA LOS COJONES DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS.

Hola a todos. Este artículo es simplemente para expresar que he vuelto a la cordura en lo que a política se refiere, es decir, que he vuelto a la abstención de una manera que ya no van a poder echar atrás los acontecimientos, después de dejarme engañar por algunas de las ideas de VOX con las que coincido. No obstante, aunque los partidos políticos que hay en España en efecto tienen unas ideologías o propuestas diferentes, hay algo que no cambia en ninguno de ellos: la hipocresía. Todos miran únicamente para su propio interés como partido, y en base a ello actúan, pronuncian un tipo u otro de discurso, toman unas u otras decisiones, establecen sus millonarias campañas de marketing, utilizan unos u otros calificativos según les conviene en cada momento, y un largo etc que seguramente podáis completar en los comentarios.

Hasta el momento, y pese a mi desconfianza de base ante el sistema político de España, me estaba planteando volver a votar a VOX o no, porque pensé que de todos modos la abstención no iba a cambiar nada a nivel práctico, o que incluso podría ser contraproducente. Sin embargo, algo que ha sucedido en el Congreso justo ayer 18 de marzo de 2021, me ha hecho definitivamente volver a la abstención, algo que ya no tiene vuelta atrás. Es para mí la prueba definitiva de que ningún político quiere el bien de la población general, y por lo tanto, todo lo que digan respecto a que ellos nos representan, o que ellos luchan por nuestro bien, es diametral y rotundamente una mentira, una falsedad, y una hipocresía que solo logran que muchos crean por su enorme capacidad como actores y oradores, unido esto al bombardeo del marketing político hacia los distintos partidos por parte de la televisión, la radio y la prensa. Sin los medios de masas y sin discursos que parecen elocuentes pero que en el fondo no son más que auto elogios y críticas acérrimas a los otros partidos, inventando calificativos que luego sus contrarios les devuelven de igual modo, ningún partido político tendría importancia ni poder, ni la confianza de millones de personas.

Y sin más digresiones, os invito a que os fijéis en esto que dijo Íñigo Errejón en el Congreso:

Como podéis ver lo que ha dicho Íñigo Errejón es algo muy positivo y que va claramente a favor de la población. No solo eso, es algo que me afecta personalmente, y que en efecto es una desgracia enorme y casi algo criminal que se invierta en tantas sandeces, que haya tantos gastos lujosos estériles, y que no se invierta en ayudar a tantas personas que sufren enfermedades o transtornos mentales como la depresión, el TOC, la bipolaridad, la esquizofrenia, la psicosis, y muchas otras de las que nunca se habla. Es algo que como ha dicho este diputado, hace sufrir mucho a millones de personas, también a las familias y allegados de todos ellos. El aplauso que tendría que haber recibido Errejón tendría que haber sido unánime, ya que el hecho de aplaudir o dar la razón a una persona no significa apoyar cualquier cosa que esa persona pueda decir en otras ocasiones, sino única y exclusivamente a lo que se está refiriendo. Sin embargo, hubo gente que no le ha aplaudido, y entre ellos están los de VOX, pues puedo distinguir a Iván Espinosa de los Monteros, un buen retórico sin duda pero que ha demostrado su tremenda hipocresía en este acto que apenas ha trascendido en los medios. Y es exactamente la misma hipocresía y mezquindad de la que se quejaba Santiago Abascal cuando él mencionó durante la moción de censura los nombres de las más de 800 víctimas de ETA y ningún miembro de otros partidos se levantó en señal de respeto, algo que me pareció infame, ya que de nuevo apoyar en eso a Abascal no significaba darle la razón en todo lo que él piensa, sino simplemente era una muestra de respeto por esas víctimas que fallecieron en esos atentados.

Por lo tanto, esto para mí ya no tiene remedio, no pienso volver a votar jamás, pues tampoco creo que haya un cambio de régimen como proponen algunos si la abstención sube a niveles elevados, y si hubiera dicho cambio de régimen, dudo mucho que fuera a mejor.

Partitocracia

Por lo que veo no soy el único:

LA DICTADURA DE LA TOLERANCIA.

Supongo que muchos habréis notado una extraña e inexplicable opresión en la sociedad cada vez más globalizada en la que vivimos, aun cuando por todos lados nos bombardean con frases como “vivimos en una democracia” o se defiende a capa y espada la libertad, una palabra que ha sido sin duda prostituida y tergiversada para pasar a significar “cualquier cosa es válida”. Y es que en esa sencilla pero terrorífica frase reside en increíble engaño de nuestro mundo. Hoy en día, miles de barbaridades son justificadas en base a la libertad, por ejemplo, la libertad de comercio, la libertad de expresión, la libertad de prensa, la libertad de educación… Y eso es lo que a partir de ahora voy a empezar a llamar la dictadura de la tolerancia. Porque resulta que el imperio de esa falsa libertad, implica la anulación de todos los demás valores que existen: la belleza en el arte, la moralidad, el amor a la patria, la verdad, la sensatez, la cordura, el raciocinio, la inteligencia. Todos quedan subyugados por esa terrible bota a la que han dado el biensonante nombre de libertad. De este modo, todo aquel que quiera reivindicar esos “antiguos y rancios” valores, como los mencionados, la belleza en el arte o la música, la veracidad de unos argumentos, el razonamiento, sencillamente se le califica con los peores epítetos que se le puedan ocurrir a las mentes ideologizadas: fascista, egoísta, e incluso, por qué no, opresor y dictador. Y así es como el mundo en el que vivimos ha llegado a la degradacion que observamos por doquier. La causa, la sustitución de todos los valores por un antivalor, al que han dado el nombre de libertad.

Y esa es la ideología de aquellos que gobiernan en las más altas esferas, es lo que transmiten los grandes medios de masas (que no de comunicación, pues para que exista una comunicación debería poder producirse un intercambio de mensajes entre el emisor y el receptor), es lo que está detrás de todas las ideologías políticas tan en boga en la actualidad. Es también así como se debilita a un pueblo, como se consigue que un determinado pueblo acepte cualquier cosa, por nociva que pueda resultar, siempre y cuando esta venga edulcorada con palabras positivas como tolerancia, libertad, modernidad, entre otras que a buen seguro se os ocurrirán. Por muy contrario a la lógica que algo pueda resultar, no conviene decir nada contra ello, ya que entonces estaríamos “atentando contra la libertad del prójimo”. Por muy horrible que sea la música que escucha la juventud, o por muy ridículo y repugnante que sea el llamado arte abstracto, no se te ocurra dar tu verdadera y muy natural opinión, ya que entonces podrías ofender a alguien y además estarías “creyéndote en posesión de la verdad absoluta” (sencillamente, estás diciendo la verdad, pero eso se ve mal en estos tiempos). Si recalcas el mal de la globalización, y defiendes que cada patria debe defenderse ante todo a si misma, entonces eres un fascista (como si pertenecieras a ese movimiento político italiano, algo absurdo). En definitiva, en nombre de la libertad se censuran multitud de opiniones, de reacciones ante la degradación de nuestro mundo, se acallan todas las reivindicaciones de esos valores tan saludables que hacen que un pueblo se defienda a si mismo. Por lo tanto, la libertad social no existe ni existirá nunca amigos, quitáos ese velo de vuestros ojos de una vez.

La única libertad auténtica, como han afirmado tantos filósofos y sabios en la historia, es la individual, es la capacidad de controlar la propia existencia y dirigirla, como si de un navío se tratara, al rumbo deseado, enfrentando todas las tormentas y oleajes de la vida.

frase2

EXPONIENDO LA GLOBALIZACIÓN: DESMONTANDO EL DISCURSO DEL CALENTAMIENTO GLOBAL.

Hola a todos, hoy comienza un programa de podcasts que trataré de subir tanto a iVoox como a Youtube, si me lo permiten, y al que os podéis suscribir, ya que voy a tratar todo tipo de temas. En este primer programa hemos tratado de desmontar el discurso en torno al calentamiento global. Sé que no ha salido con una gran calidad, pero es algo que iremos corrigiendo conforme vayamos haciendo más. Me ha motivado a hacerlo unas declaraciones de Bill Gates al ser entrevistado en el periódico El País, es decir, el periódico más globalista de España entrevistando a uno de los grandes globalistas del planeta. Ha declarado lo siguiente:

Tan solo un par de ejemplos de las peligrosas locuras de Bill Gates, una persona que sin duda está desequilibrada, son los siguientes.

PROMUEVE EL CONSUMO DE CARNE SINTÉTICA FABRICADA EN LABORATORIO, BAJO EL NOMBRE DE ‘CARNE VEGANA’.

Así lo ha detallado en su nuevo libro, que no recomiendo, llamado ‘Cómo evitar un desastre climático’. Evidentemente, los beneficios de la pseudo-carne fabricada en laboratorio que promociona están subiendo como la espuma en países como Estados Unidos.

Fuente: https://www.20minutos.es/noticia/4590414/0/bill-gates-cree-que-los-paises-ricos-deberian-comer-carne-100-sintetica-para-evitar-un-desastre-climatico/

Otro de sus magnánimos, solidarios y filantrópicos proyectos que sin duda son por el bien de la humanidad, es el de tapar la luz del Sol. Sí, su objetivo es emitir una gran cantidad de partículas en la estratosfera, una capa alta de la atmósfera, que haga que la luz solar rebote y no llegue hacia la Tierra, todo ello, claro, para salvarnos del calentamiento global.

Fuente: https://www.forbes.com/sites/arielcohen/2021/01/11/bill-gates-backed-climate-solution-gains-traction-but-concerns-linger/?sh=12dd220e793b

maxresdefault

Precisamente para desmontar y hacer frente a todas estas locuras, desde esta humilde web, hemos creado este primer podcast, en el que se expone de una forma muy clara y con datos científicos, por qué no debemos creer en el calentamiento global ni en todas las amenazas y demenciales planes de todos estos psicópatas que, con sus iniciativas pueden causar un daño terrible en la humanidad.

Aquí tenéis el enlace a iVoox del primer programa, donde podéis suscribiros a mi canal:

https://www.ivoox.com/desmontando-discurso-del-calentamiento-global-audios-mp3_rf_65482653_1.html

Y aquí tenéis el canal de Youtube, al que intentaré subir también el video del programa:

https://www.youtube.com/channel/UCa8_UYgwyS6kDlvqEYlQvRg

Podéis hacer cualquier sugerencia que os parezca interesante para futuros programas y trataré de hacerlos lo antes posible.

Un saludo.

¿HASTA QUÉ PUNTO ESTÁN JUSTIFICADAS LAS MEDIDAS POR EL COVID-19?

Supongo que muchos al ver el título de este artículo, habéis pensado en la palabra “negacionismo” o términos parecidos con los que se ataca y denigra a cualquiera que hace una crítica no sobre la existencia del virus ni de los fallecidos, sino tan solo sobre la gestión que se está haciendo con todo esto. Pues ya podéis desengañaros, en esta web no se niega ni una cosa ni la otra. El verdadero engaño sobre el Covid-19 son las medidas que se están tomando, la ruina de miles de negocios, la separación de tantas familias y amigos, la limitación de tantas actividades y la eliminación temporal o no de tantos derechos humanos (reunión, trabajo, desplazamiento…). Que todo esto es necesario y que se debe aplicar al conjunto de la población, estén o no sanos, sean o no susceptibles de padecer esta enfermedad o de morir a consecuencia de ella, es el terrorífico engaño con el que nos están bombardeando los medios de comunicación de masas, los políticos, las instituciones globalistas, etc. Estas medidas están causando un terrible daño, posiblemente irreparable, y a nadie parece importarle, porque están convencidos de que todo es para nuestra seguridad, para evitar un gran número de muertes que ocurrirían si no fuera por estas salvadoras medidas. Todo esto, sin embargo, es falso.

En primer lugar, conviene centrarse en el dato de la tasa de mortalidad del coronavirus actual. Como podéis ver en este documento oficial de la OMS, la tasa de letalidad de este virus a nivel mundial se sitúa entre el 0,5% y el 1% de los infectados.

Fuente: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/333857/WHO-2019-nCoV-Sci_Brief-Mortality-2020.1-spa.pdf

En efecto, se trata de una letalidad más alta que la de la gripe. Si la gripe alcanza una mortalidad del 0,1% a nivel mundial, el Covid como hemos visto alcanza entre cinco y diez veces más. No obstante, su tasa de mortalidad continúa siendo baja: más de un 99% de las personas infectadas sobrevivirán. Y eso no es lo más importante, ya que la incidencia de casos mortales varía según el rango de edad. En el siguiente artículo de la revista Nature, publicado en Octubre de 2020 por científicos japoneses, podéis observar que hasta una edad de 50 años, la mortalidad casi no se produce. Hasta los 60 continúa siendo muy baja, y es solo a partir de los 70 que comienza a subir. Esto sin embargo es completamente lógico, y pasa con todas las enfermedades infecciosas: los ancianos, cuanta más edad tienen, más tocados están de salud, lo que los hace más susceptibles.

Fuente: https://www.nature.com/articles/s41598-020-73777-8

Tenemos que tener en cuenta que los datos cambian. A medida que se hacen más tests PCR que dan positivo, el índice de letalidad baja, ya que se descubren más “casos” y por supuesto, la proporción de las muertes baja. Esto explica que al principio de 2020, cuando empezó todo esto, los índices de mortalidad declarados fueran más elevados que ahora. En aquel entonces se centraba todo más en aquellos que tenían síntomas, y daba la impresión de que muchos de los que adquirían el virus morían. Ahora se sabe que esto no es verdad, y que la proporción es mucho más baja. Antes, asustados por los medios de comunicación y ante lo desconocido, todos teníamos miedo, ahora muchos han perdido una parte de ese miedo inicial ante las evidencias, de ahí que ya no usemos guantes o gel constantemente.

Con todos estos datos no pretendo decir que no haya que tener medidas de precaución, sino que los confinamientos, el cierre de negocios y la eliminación de los derechos humanos no son medidas adecuadas ni que se deban aplicar al conjunto de la población. Nadie desea aquí que haya más muertes por Covid ni por ninguna otra enfermedad. Lo que plantea esta web es que se debe proteger a la población que sea susceptible de morir por esta enfermedad, en especial a los más ancianos. Como hemos visto, en las personas de más de 80 años de edad, la mortalidad puede subir hasta el 13 o el 16%, incluso en España ha llegado al 21%, con lo que se debe tener un cuidado muy especial con ellos. No obstante, esta es precisamente la población que no trabaja, que no mantiene negocios. Los habitantes de menos de 40 años, tienen índices de mortalidad del 0,4% y bajando según disminuye la edad (hasta el 0% en niños menores de 9 años), lo que significa que a todas estas personas no se les debería impedir hacer una vida normal.

Fuente: https://www.statista.com/statistics/1105596/covid-19-mortality-rate-by-age-group-in-spain-march/

La gráfica impacta: las cifras cuadran con un virus realmente peligroso que ha causado más de 70.000 muertos desde que comenzó todo esto, en especial personas de edad avanzada superior a los 70 años. Todo esto aparenta justificar las medidas de confinamiento, el cierre de tantos negocios y la consiguiente ruina de miles de familias, y la prohibición de ejercer nuestros supuestos derechos humanos. Pero se trata tan solo de una estadística, y como bien sabéis, muchas veces esconden datos. Y es que ese porcentaje de muertos no se puede atribuir a una única enfermedad o patología. Incluso considerando que la RT-PCR sea una prueba altamente específica (pese a que los estudios señalan que tiene una cierta proporción de falsos positivos), la existencia de una prueba PCR positiva no implica que el virus SARS-CoV-2 haya causado la muerte de esa persona. En ocasiones puede ser así, y en otras no. Supongamos que alguien fallece de gripe, pero que ha estado en contacto además con el coronavirus, y aunque este último no le haya causado una infección fuerte y la gripe sí lo haya hecho, hasta el punto de llevarle a la muerte, se le considera como una muerte de Covid-19. Lo mismo puede suceder con otras patologías. Y más aún cuando el Covid-19 incluye una amalgama de síntomas de lo más diverso, no tan solo puede inducir neumonía bilateral, sino también infarto de miocardio, infarto cerebral, trombosis, y otras muchas.

Fuente: https://secardiologia.es/comunicacion/notas-de-prensa/notas-de-prensa-sec/11980-el-infarto-de-miocardio-mata-cinco-veces-mas-en-pacientes-con-covid-19-que-en-pacientes-sin-infeccion

Fuente: https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/el-impacto-neurologico-de-la-covid-19-un-estudio-encuentra-un-vinculo-con-los-infartos-cerebrales-y-la-inflamacion-cerebral/

Fuente: https://gacetamedica.com/investigacion/el-26-pacientes-ingresados-con-covid-19-en-la-uci-sufren-una-trombosis/

En otras palabras, incluso sin negar que el coronavirus pueda potenciar todo esto, lo cierto es que mucha gente muere de infartos, o con trombos en el sistema circulatorio, o de neumonías, o con síntomas neurológicos, sin que ello sea atribuible al Covid-19. ¿Basta una prueba PCR positiva para saber que ese ha sido el motivo? Evidentemente no. Puede que esa prueba haya detectado al virus con muchos ciclos de amplificación, lo que significa que no tendría una verdadera infección grave de coronavirus (la muerte sería por otra causa). Por lo tanto, y si esto es como todo indica, se está incluyendo muchas muertes que no son causadas por el virus dentro de la estadística. Y si este virus no no tiene una incidencia de letalidad tan elevada como nos muestran estas estadísticas, entonces estas medidas no serían tan necesarias para tratar de contenerlo.

¿Hasta qué punto todas esas muertes son atribuibles a un único virus? ¿Cuál es la verdadera estadística de mortalidad del Covid-19? ¿Cuánta gente cuya muerte ha sido atribuida al coronavirus ha muerto realmente por este virus?

¡Sencillamente no lo sabemos, ya que una PCR positiva se considera, fraudulentamente, como prueba definitiva de la causa de la muerte!

¿SON LAS VACUNAS PARA COVID-19 TAN EFICACES Y LAS RT-PCR TAN ESPECÍFICAS?

Recientemente ha comenzado la vacunación contra Covid-19 en España, están llegando lotes de vacunas de la farmacéutica Pfizer, una vacuna compuesta por un ARN mensajero como explicamos en este artículo, el cual os invito a que leáis antes de continuar con este:

EL MIEDO AL CORONAVIRUS Y LAS VACUNAS PARA COVID-19

Me gustaría compartir con vosotros una serie de datos que he ido encontrando y que pueden ser de sumo interés. Antes de comenzar a dar mis argumentos, me gustaría dejar muy claro que creo en la existencia del Covid-19, así como del virus SARS-CoV-2 (en cada artículo de este blog se ha defendido su existencia) es decir, que por las conclusiones que voy a sacar en este artículo, no se me puede calificar de negacionista ni cualquier otra palabra denigrante, y el que así lo haga en lugar de aportar nuevas informaciones que puedan refutar mis argumentos, no hará sino fortalecer lo que yo mismo estoy diciendo.

Hablemos en primer lugar sobre las vacunas, sobre su eficacia a la hora de prevenir esta enfermedad. Muchos países están comprando una gran cantidad de lotes para vacunar en masa a toda la población, haciendo además mucha propaganda en favor de la vacunación. Pero, ¿hasta qué punto es verdad lo que se vende? ¿Hasta qué punto está probada la eficacia o la seguridad de estas vacunas de Pfizer, de Moderna o de otras compañías?

Para ello, vayamos al ensayo de la propia vacuna. En este artículo del New York Times [https://www.nytimes.com/2020/11/18/health/pfizer-covid-vaccine.html], se expone que la vacuna es segura y que tiene un 95% de efectividad. El artículo detalla cómo se realizó el ensayo y de dónde proceden los datos, información aportada por Pfizer, naturalmente. Y lo que se hizo fue lo siguiente: de 44.000 voluntarios en total, distribuidos alrededor del mundo, se hicieron dos grupos de 22.000 aproximadamente. Al primer grupo se le suministró la vacuna de Pfizer para Covid-19, y al segundo un placebo, que en este caso era una inyección de suero salino. Pasado un tiempo, observaron lo siguiente: en el grupo que recibió la vacuna, hubo 8 personas que tuvieron síntomas de Covid-19, es decir, fueron infectados y desarrollaron síntomas, leves o graves de la enfermedad. En el grupo del placebo hubo 162 personas que en el mismo período de tiempo enfermaron con síntomas. En un primer golpe de vista, parece que hay mucha diferencia entre un grupo u otro, y teniendo en cuenta a estas personas enfermas, resulta que solamente el 4,7% de los sintomáticos tenían la vacuna, mientras que el 95,3% habían recibido el placebo. Suena prometedor. Pero, ¿y si miramos las cifras en su conjunto? De 22.000 personas que recibieron el placebo, solo 162 enfermaron, lo que significa que un 99,19% estaban sanos. En el caso de los vacunados, si de 22.000 personas solo 8 enfermaron, un 99,96% estaban sanos.

Si usted se pone la vacuna de Covid-19 tendrá un 99,96% de posibilidades de estar sano (casi un 100%) pero si no se vacuna, tendrá un 99,19% de posibilidades, todo ello según este estudio. La diferencia no es demasiada. Pero al observar solamente los enfermos, parece mucho mayor de lo que es.

¿Por qué se produce este cambio entre el triunfalismo de los datos si solamente se mira a los que desarrollan la enfermedad, y la decepción si se mira a todos los participantes?

En muchos estudios clínicos es muy habitual hacer los dos grupos mencionados, el de aquellos que reciben un fármaco (por ejemplo) y los que reciben un placebo. Son lo que se llaman estudios de “doble ciego” ya que ninguno de los dos grupos saben si han recibido una cosa o la otra, algo muy importante. Lo que sucede es que en estos estudios, normalmente, todos los individuos están enfermos. Por poner un ejemplo ficticio pero probable, se tiene un tratamiento para la migraña, y se aplica a un grupo de pacientes con migraña un tratamiento, mientras que al otro grupo un placebo (suero salino). Se ve entonces la proporción de personas cuyos síntomas han remitido. Si hay una diferencia significativa entre ambos grupos, es que el tratamiento ha funcionado, en otras palabras, es eficaz. En este caso, se cuenta a todos los participantes.

En el ensayo de las vacunas, no pueden contar a todos los participantes, ya que no saben cuáles de ellos han estado expuestos, cuántos se han defendido del virus por si mismos o no, en definitiva, no tienen nada claro, son pacientes aleatorios. Al final, solo pueden basarse en el número de sintomáticos, pues es lo único observable, pero deben descartar al resto, como si nunca hubieran formado parte del experimento. Sencillamente, no los incluyen en el resultado. Y eso es lo que distorsiona las conclusiones. Decir que la vacuna tiene un 95% de eficacia cuando tanto en un grupo como en el otro casi la totalidad de los voluntarios nunca cogieron el Covid-19, es algo que, cuando menos, debe quedar sujeto a serio debate.

No obstante, las pruebas RT-PCR que se están utilizando como prueba diagnóstica también se afirma que son absolutamente certeras en el resultado, que es casi imposible que den falsos positivos salvo algún caso de contaminación en laboratorio (¿con el coronavirus?) y que son absolutamente fiables. Me he adentrado en este asunto y quiero compartir lo que he encontrado sobre esto, ya que me parece realmente importante, y todo ello ha sido a raíz de leer artículos científicos y buscar lo que se ha publicado acerca del tema (no lo he leído todo, y por supuesto, dejo lo que voy a decir expuesto a crítica de aquellos que sepan más que yo).

La prueba PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa, como casi todo el mundo sabe a estas alturas) es una técnica con la que se pueden hacer millones de copias de una secuencia de ADN o de ARN a partir de una cantidad muy escasa de esas secuencias. En el caso del Covid-19 lo que hacen es extraer una muestra (con la famosa turunda o bastoncillo) del tejido del interior de la nariz (tracto respiratorio superior), extraen todo el ARN que contiene esa muestra (puede ser ARN procedente de otros virus, de bacterias, de las células humanas…) y introducen unas secuencias que se llaman cebadores o “primers” que se unirán tan solo a una secuencia específica, la que se busca amplificar. Una vez los cebadores se han unido a la molécula de ADN que se busca (el ARN ha sido previamente convertido en ADN con una enzima, la transcriptasa inversa) la máquina de la PCR (llamada termociclador) empieza a producir millones de copias de esa secuencia, siempre y cuando los cebadores la hayan encontrado, de lo contrario no harán copias y el resultado saldrá negativo.

La máquina trabaja mediante una serie de ciclos de amplificación, puede haber 20, 25, 30 ciclos, los cuales multiplicarán por dos las copias presentes en el ciclo anterior, dándose una proporción geométrica. Por ejemplo, si partimos de una sola molécula, obtendremos las siguientes copias en cada ciclo: 1, 2, 4, 8, 16, 32, 64, 128, 256, 512, 1024, 2048, 4096, 9192, etc. Como veis es algo que crece rápidamente y llega un momento en el que puede ser detectada. Estas copias pueden detectarse, por ejemplo, mediante una molécula que emite una señal luminosa (un fluoróforo) y según la intensidad de esa señal, eso muestra que hay más moléculas. Y esto es lo que se hace en la prueba PCR del Covid-19, que se llama Real Time PCR. A partir de un determinado número de copias el aparato detecta la señal luminosa, llegando a lo que se llama el Ct (Cycle Threshold) es decir, el ciclo umbral. Cuantos menos ciclos sean necesarios para llegar a ese ciclo umbral (a esa señal luminosa detectable por la máquina) eso significa que había más cantidad de ARN en la muestra original. Es una manera de calcular no solo si el ARN del virus está o no presente, sino también cuánto había aproximadamente en origen. Por ejemplo, si se detecta señal a los 23 ciclos, en origen había mucha más cantidad que si se detecta señal a los 28 ciclos.

Todos estos tecnicismos son necesarios para entender lo que viene a continuación. Resulta que un test tiene dos valores de fiabilidad. El primero es la sensibilidad y el otro es la especificidad. La sensibilidad es la capacidad de detectar lo que se busca cuando está presente, es decir, en el caso del ARN del coronavirus, sería que en caso de estar presente el virus, la prueba es capaz de detectarlo. Un test que no es sensible da muchos falsos negativos, al no ser capaz de detectar lo que busca a pesar de que está ahí. El otro valor, la especificidad, es la capacidad de distinguir lo que busca de otras cosas muy similares. En el caso del test para Covid, sería la capacidad de no dar señal en ningún caso excepto si hay virus del tipo que se busca. Un test que no es específico da falsos positivos, porque confunde lo que busca con otras cosas similares, en este caso, secuencias de ADN o ARN.

La mayoría de los artículos científicos sobre la fiabilidad de la RT-PCR del Covid hablan de la sensibilidad, y en efecto, algunos artículos corroboran que el test RT-PCR cuando hay virus SARS-CoV-2 lo detecta y produce una señal apreciable. Este es un ejemplo:

https://www.eurosurveillance.org/content/10.2807/1560-7917.ES.2020.25.32.2001483?crawler=true#f1

O este:

https://www.eurosurveillance.org/content/10.2807/1560-7917.ES.2020.25.3.2000045

Sin embargo, este último artículo ha sido analizado de manera externa por otros científicos, los cuales han detectado 10 fallos científicos en dicho estudio. Lo cual demuestra que no podemos fiarnos de lo que provenga de un único estudio, sino que debemos buscar siempre la coincidencia de varios estudios independientes, y asegurarnos de que no tienen conflictos de intereses (por ejemplo, el estudio sobre la vacuna de Pfizer hecho por Pfizer, la misma empresa que la ha fabricado y que tiene interés en venderla, debe ser mirado con mucho escepticismo). Aquí tenéis la refutación de este artículo sobre la sensibilidad de las RT-PCR, si necesitais cualquier aclaración por favor pedírmela:

https://paramisonenigmas.files.wordpress.com/2020/12/reviewcorman_drosten_paper_final_version_10-3-public_final.pdf

¿Y qué hay acerca de la especificidad del test RT-PCR? ¿Es capaz de distinguir clara y nítidamente el virus SARS-CoV-2 de cualquier otra cosa que haya en la muestra a analizar? Veamos qué dicen los estudios que he encontrado:

Cuando la prevalencia del Síndrome Agudo Respiratorio Severo del coronavirus 2 (SARS-CoV-2) es baja, muchos resultados positivos de los tests son falsos positivos. Tests confirmatorios reducen el sobrediagnóstico y la infección nosocomial y capacitan estimaciones reales sobre la especificidad del test y su valor predictivo positivo. Este estudio estima estos parámetros para evaluar el impacto de los tests confirmatorios y para mejorar el diagnóstico clínico, la estimación epidemiológica y la interpretación de los ensayos de vacunas.

Fuente: https://www.clinicalmicrobiologyandinfection.com/article/S1198-743X(20)30614-5/fulltext

Contrariamente a la práctica durante previas epidemias, con el Covid-19 las autoridades de salud han tratado un simple caso positivo basado en un test PCR como una confirmación de infección, al margen de los signos, los síntomas y la exposición. Esto está basado en una extendida creencia de que los resultados positivos de estos tests son altamente fiables. Sin embargo, la evidencia de evaluaciones de calidad externas y los datos reales indican una tasa bastante alta de falsos positivos como para hacer los resultados positivos altamente sospechosos en un gran número de escenarios. Esto tiene implicaciones clínicas y de manejo de los casos, y afecta a un abanico de estadísticas epidemiológicas, incluyendo el ratio de asintomáticos, la prevalencia y las tasas de muerte y hospitalización, así como a los modelos epidemiológicos. Se deben tomar pasos para llamar la atención sobre los falsos positivos y reducir su frecuencia. La acción inmediata más importante es comprobar los resultados positivos con tests adicionales, al menos cuando la prevalencia es baja.

Fuente: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.04.26.20080911v4 [Como véis he dejado ver la nota superior en la que dice que este artículo no ha pasado una revisión por pares, lo cual no significa que sea falso, además coincide con el primero.]


Reacción cruzada: Para investigar la reactividad cruzada de los tests con otros virus respiratorios, conjuntos de muestras positivas usadas en nuestro laboratorio como controles de calidad interna para pruebas de RT-PCR fueron analizados (Virus de la Influenza A, H1N1 y H3N2, virus parainfluenza 3 y 4, rinovirus, coronavirus 229, y coronavirus HKU). (…)

Especificidad analítica: Las muestras nasofaríngeas de hisopo de 60 voluntarios sanos fueron sometidas a 6 tipos diferentes de pruebas consideradas para el SARS-CoV-2 para comprobar la generación de una respuesta inespecífica. Observamos resultados falsos positivos en las pruebas de tipo N y N2 (60 de las 60 muestras para ambos). La prueba de tipo N3 generó señal falsa positiva o resultados inconcluyentes en 13 de las 60 muestras. Debido a esto, las pruebas tipo N, N2 y N3 no fueron consideradas en subsiguientes experimentos debido a la falta de especificidad analítica bajo nuestras condiciones. Esta falta de especificidad analítica no fue observada para N1, E y RdRP.

Fuente: https://paramisonenigmas.files.wordpress.com/2020/12/genes-11-01183-v2.pdf

Lo que en principio nos demuestra este artículo es que dependiendo de los cebadores que se utilicen, la prueba será más o menos específica. Parece que con cebadores diseñados para las proteínas N1, E y RdRP (que son la proteína de la nucleocápside, la proteína de la envuelta y la transcriptasa inversa del SARS-CoV-2) el test es mucho más específico. Sin embargo, la comparativa no se ha hecho con otros patógenos, ni con personas con otras enfermedades que podrían dar positivo, sino con 60 personas sanas, por lo que a raíz de este estudio no podemos saber si el test puede dar falso positivo en cualquier otra situación. Por otro lado, este estudio afirma haber sido enteramente realizado y financiado por un laboratorio privado llamado Sabin Laboratory, lo cual hace difícil fiarse del mismo sin más. Lo podéis leer al final del artículo:

Sabin

Obviamente, la única forma de saber que el test es realmente específico es hacer la comparativa entre un grupo de personas que se sepa que no tienen Covid, y otro grupo de personas con Covid, y ver que siempre da positivo cuando hay Covid y que nunca da positivo cuando no lo hay (cuando es un caso de gripe, o de cualquier otra cosa). Sin embargo, es como la pescadilla que se muerde la cola. Para saber si la prueba funciona, es imprescindible tener claro un grupo de personas que tienen Covid-19 y otro grupo de personas que no lo tienen (personas con gripe, o con rinovirus, o sencillamente sanas). Sin embargo, si para aclarar y discriminar esto se requiere la prueba de RT-PCR, ¿Cómo se va a probar científicamente la especificidad de esta prueba basándonos en resultados de la misma? Eso sería algo totalmente anticientífico. Un método más sencillo y directo sería purificar en laboratorio muestras de otros virus, bacterias, ARNs humanos, y comprobar que estas PCR nunca dan positivo excepto si lo que hay en la muestra purificada es el SARS-CoV-2. No obstante, no he encontrado estudios que hagan esto y den los resultados.

Planteo un reto a cualquiera que lea esto, y es que me ofrezca datos verídicos y certeros de la especificidad de la RT-PCR para diagnosticar Covid-19. Yo aún los estoy buscando, y la verdad es que no los he encontrado, y con ello no quiero decir que no existan, solo que los que he encontrado no son fiables ni convincentes. Unos son refutados por otros científicos, con razones de peso, otros son financiados por instituciones privadas con un claro conflicto de intereses. Aún espero (y quiero confiar) en que alguien me podrá aportar los estudios realmente fiables, objetivos y claros, que no saquen conclusiones en base a estadísticas o secuencias artificiales, sino en base a comparativas directas entre muestras.

Recordemos además que la PCR dio positiva en aguas residuales de Barcelona de marzo de 2019, cuando el SARS-CoV-2 aún no había surgido:

Fuente: https://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20200626/481955723656/detectan-investigadores-ub-coronavirus-covid-19-aguas-residuales-barcelona-marzo-2019.html

Pensemos también en la misteriosa desaparición de la gripe este 2020. ¿Es posible que la PCR esté dando positiva en casos de gripe, y se estén pasando por casos de Covid-19?

Gripe Sevilla

Fuente: https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-coronavirus-come-gripe-desaparece-completo-sevilla-202012292138_noticia.html

Sin embargo, quizás no sea tan preocupante la exactitud de la prueba o su grado de aciertos, sino la interpretación que se da a los resultados positivos. Cuando se habla de casos de Covid, no se distingue entre los que realmente están enfermos de los que no (asintomáticos o sintomáticos) y tampoco se distingue entre enfermos muy graves (que tienen que ingresar en UCI) los enfermos graves pero no tanto y los enfermos leves (que tienen un catarro, fiebre o poco más). Todos se incluyen en la lista de los casos, como si fueran todos igual de graves. Sin embargo, ¿quién le tiene miedo a un simple resfriado, o a algo que pasa por el organismo sin ni siquiera notarse? El hecho de que los casos vengan definidos tan solo por un resultado de PCR positivo, hace que se incluya como caso de Covid a alguien que se defiende del virus sin más complicaciones, o a personas con síntomas muy leves, y que no deberían preocupar tanto ni de lejos que alguien con neumonía bilateral. Es más, se puede dar la circunstancia de que haya personas que tengan síntomas de catarro o gripe, y que acudan al médico, y obtengan una PCR positiva para Covid, y aún así eso no necesariamente significa que el patógeno que le esté causando esos síntomas sea, precisamente, el virus del Covid-19, ya que una persona puede tener en su organismo varios patógenos a la vez. Aun suponiendo que las PCR solo dan positivo cuando detectan el SARS-CoV-2 (cosa que, a mi entender, necesita de muchos más estudios y que no está totalmente aclarada aún) eso no significa que el resultado positivo represente el diagnóstico de una enfermedad. Al basar el diagnóstico solo en la PCR, se está incluyendo como enfermo a los llamados “asintomáticos” una categoría que relativiza los resultados, ya que suponiendo que la PCR fallase, ¿cómo saberlo? La única forma lógica sería: si una persona no desarrolla ningún síntoma, no está enferma. Pero al catalogarla como asintomática, esto lleva a que la PCR tiene siempre “la verdad” (un nuevo caso de determinada enfermedad) sin que haya forma posible de saber cuándo se ha producido un falso positivo. Esta “verdad” oficial nos impide entender la situación en su verdadero contexto, confundiendo y magnificando enormemente el problema y generando una alarma injustificada.

Sumemos a esto la extraña circunstancia de que en China, Hong Kong y otros lugares se está haciendo vida normal. Allí no hay Covid o muy pocos casos (si aparece, confinan la zona involucrada y se acabó). ¿Qué interés tienen en arruinarnos, pudiendo hacer lo mismo que ellos?

PROGRESISMO vs CONSERVADURISMO

¿Que tienen en común ciertas partes del feminismo, los movimientos antirracistas, el veganismo el lgtb y una religión?

A mi modo de ver, todos estos movimientos tienen ideales muy buenos y coherentes con las necesidades que muchas sociedades del mundo, en mayor o menor grado, tenían para una evolución coherente con el bienestar de todos. Todo esto me refiero a sus comienzos y a gran parte de lo que contienen, pero también es justo hablar de que cada vez albergan más personas fanáticas, argumentos irracionales, sensibilidad neurótica enfermiza y distorsiones de muchos temas en pro de justificar sus argumentos y demandas.

En las sociedades postmodernas actuales cada vez se abre más brecha entre dos bandos principales: Los conservadores y los progresistas, depende del país y su cultura existen matices distintos entre estos bandos, pero los ejes centrales de sus ideas y sus identificaciones son muy similares. En el pasado, al menos en la mayoría de sitios gobernaban y eran más aceptados generalmente los valores tradicionales conservadores vinculados sobre todo a lo etnocéntrico y sociocéntrico (solo reconocer los derechos de la gente de tu etnia y sociedad) militaristas, patriarcales, religiosos. Estos creaban por lo general ventajas sobre todo en hombres de buena posición social, además era manifestado de forma evidente en la cultura el que la mujer estuviera en segundo plano en casi todas las facetas de la vida y en lo que su libertad intelectual, relacional y sexual especialmente respecta. No hablemos de grupos homosexuales, minorías raciales, y especies animales que se podían ver como objeto de burla y discriminación y los animales podían casi ser vistos como objetos en algunos entornos.

Los valores progresistas por lo general tienden a una mayor inclusividad, suelen ser antireligiosos, antimilitares, mundicéntricos ( tratan de integrar a todos y velar por sus derechos), y hasta ecologistas en muchos casos. Si bien a mi modo de ver son valores muy buenos y que comparto, lo que no comparto tanto es la forma en que estos han venido degenerándose los últimos tiempos hasta acabar convirtiéndose en algo casi caricaturesco, trataré de explicar porque creo que esto pasó y sigue extendiéndose.

En el pasado como dije antes existió por lo general una dominancia de los valores tradicionales, los cuales no eran empáticos con las necesidades y diferencias de todos. Esto creo que fué creando resentimiento que iba transmitiéndose de generación en generación, en las familias y en la cultura vinculada a los ambientes digamos progresistas, los cuales con el paso del tiempo, la evolución científica, filosófica, académica y multidisciplinar han acabado teniendo más peso en la ventaja intelectual de sus argumentos en pro del bienestar común y por tanto más aceptación política y social. Creo que al ir pasando esto se ha ido creando una coalición progresiva entre grupos que antiguamente fueron víctimas de los valores tradicionales, como puedan ser feministas, lgtb, veganismo, movimientos en pro de minorías raciales y antirracistas, los cuales han pasado a tomar una actitud de desprecio, superioridad moral e intelectual y en cierta parte fascismo ante la gente que no se encuentra comulgando con ellos. Bien quiero aclarar que hablo de una parte, no de toda la gente que integra estos movimientos, si no de su parte más radical, lo cual puede variar mucho de unas culturas a otras y de unos lugares a otros.

En mi opinión se trata de un mecanismo de compensación sociocultural, de una venganza inconsciente que llevan a cabo todas las partes de la cultura que fueron en el pasado oprimidas o no tenidas en cuenta. Más allá de esto, creo que existen problemas en cuanto a marcar una línea clara de que es opresión y que no, creo que con la corrección política de su lado y el paradigma de víctima-opresor en su máximo exponente, mucha gente de estos bandos culturales, utiliza cualquier situación, para proyectar (inconscientemente) sus traumas irresueltos, y victimizarse descontextualizando la situación o la intención de las otras personas involucradas, lo cual me parece una pena, ya que esto resta credibilidad a casos que si la merecen, o que sí pueden tener abusos u opresión reales.

Otro de los problemas viene a ser algo muy digno de religiones e ideologías fascistas, que tiene que ver con la inflexibilidad sobre lo que es o no es la verdad. Algo que a mi juicio tiene graves problemas, ya que se evoluciona sobre todo a través de tener apertura hacia la crítica constructiva, y en la parte más radical de ciertos movimientos existe una actitud de: estás conmigo o contra mí, lo cual hace que sientan como un ataque críticas coherentes aunque se hagan con respeto y sean por parte de gente que comulgue con gran parte de sus ideas.

chesterton

Según los psicólogos que estudian el desarrollo de la consciencia y su evolución, y según mi experiencia también, hay diversos niveles evolutivos en nuestra relación con nosotros y con el mundo, que te llevan a identificarte con unas u otras cosas, y a vincular más con un tipo de valores u otros, y estos, además de en el desarrollo individual, también se ven reflejados en el colectivo. Respecto a esto las identificaciones y valores que abraza el progresismo son más evolucionadas que las del tradicionalismo por así decir, el problema es que nos vemos en un mundo que tiene una parte de su versión progresista herida y con un fascismo vengativo camuflado. No defiendo los valores tradicionales, pero creo que debemos aspirar a no entrar a este doble juego, ya que esto solo crea enfrentamiento y resentimiento, a la vista está que existen gran parte de personas vinculadas a valores tradicionales, totalmente artas de la actitud progresista y su forma de hacerles sentir como basura, los cuales compran cualquier teoría de conspiración (no digo que no puedan existir algunas) que respalde sus valores e ideas y que combata el progresismo actual, lo cual lo interpreto como una salida delirante de una realidad que les parece inaceptable y opresiva, y es que parte del progresismo, en su intento de crear un mundo sin opresión, acaba oprimiendo inconscientemente.

No tengo una fórmula para sanar esto, ni creo que pueda hacer demasiado, al menos actualmente, pero un comienzo sería intentar respetar la opinión de todos, al menos hasta donde sus acciones no perjudiquen directamente la libertad y bienestar de otros, e intentar ver nuestros puntos en común más que nuestras diferencias, para ver en qué y cómo podemos cooperar aunque no tengamos exactamente las mismas ideas.

Autor: Nacho Morales Martín-Romero.

¿QUÉ ES REALMENTE LA NAVIDAD?

El mundo entero (salvo quizás, los cristianos protestantes, que decidieron no hacerlo) está a punto de celebrar la fiesta de la Navidad. Muy pocos, en cambio, saben lo que realmente es esta fiesta, y lo que están celebrando, ¡tan alejados vivimos de la Naturaleza y del legado de nuestros antepasados! Con este artículo, descubriréis el hermoso y profundo significado de estos días, una fiesta tan importante que no ha podido ser eliminada con el paso de los siglos.

Probablemente usted solo haya escuchado hablar de la Navidad como algo relacionado con el nacimiento de Jesús, un profeta judío de hace unos 2.000 años. Sin embargo, la Navidad es algo mucho más ancestral, relevante y universal que eso, es algo que nos atañe a todos. Para ello solo tenemos que pensar qué sucede cada vez que llega el día 25 de diciembre. Lo que sucede es, ni más ni menos, que el solsticio de invierno, es decir, la noche más larga de todo el año, y el día más corto, siempre y cuando estemos en el hemisferio norte, por supuesto. En realidad, el solsticio de invierno a nivel astronómico sucede el 21 de diciembre, que es cuando la Tierra está más alejada del Sol y al mismo tiempo más inclinada, de tal manera que los rayos del Sol nos llegan con menor intensidad. Sin embargo, a nuestros ojos, desde la superficie de la Tierra, el Sol parece quedarse estático durante dos días, y es el día 25 de diciembre cuando parece que, efectivamente, vuelve a iluminar y a durar más durante el día. El frío, la oscuridad, la incertidumbre, identifican al solsticio, pero el día 25 es el día en que el Sol vuelve a la vida, en que la luz vence a la oscuridad.

Pero los pueblos antiguos no se quedaban asustados y quietos ante esta situación astronómica y climática que tanto les afectaba. Los antiguos nórdicos y los pueblos germánicos celebraban el Yule, y los romanos celebraban las Saturnales, justo en estos días. Vamos a ver en qué consistían estas fiestas.

EL YULE.

El Yule se celebraba por los germanos y los escandinavos o vikingos entre los días 21 de Diciembre (el solsticio de invierno) y el 1 de enero, es decir que duraba 12 días. En oposición a los peligros, la dureza, la escasez del crudo invierno, estos días estaban destinados a reunirse con la familia y los amigos, estrechar los lazos humanos, y a ser hospitalarios con los demás. Era muy común la costumbre de hacer regalos, entre otros, a los niños. Todos solían preparar buenas comidas, y se decoraban los árboles con velas y frutas o piñas de coníferas, las primeras para ayudar al débil Sol a cobrar nuevas fuerzas, y las segundas, para representar el deseo de abundancia y buenas cosechas en el nuevo año, y para celebrar el regreso de la vegetación. Era común también encender fuegos, quemando algún tronco o rama de roble, o bien de tejo, árbol que representa la muerte del nuevo año. Como podéis imaginar, es de aquí que viene la costumbre de encender luces en Navidad, de poner un árbol e iluminarlo, de encender fuegos, de hacer regalos o de reunirnos con las familias.

2D68DA14-A300-49FB-AF4B-02AC1D011049

No obstante, Yule era una fiesta dedicada muy especialmente a Odín, o Wotan, el principal dios de los pueblos germánicos y escandinavos. Odín, en su búsqueda de conocimiento (era un dios permanentemente interesado en la sabiduría, hasta el punto en que cambió uno de sus ojos por una sabiduría más profunda) recorría los cielos montado en un caballo con ocho patas llamado Sleipnir. Se enfrentaba a gigantes de hielo y a todo tipo de fuerzas oscuras, que no son más que símbolos de las gélidas tormentas y los miedos y temores que inspira el invierno. Es lo que se llamaba la Cacería Salvaje. Durante estas cacerías, Odín iba acompañado, además de por el caballo que montaba, por numerosos elfos o duendes. Muchos niños dejaban en las chimeneas de sus hogares botas llenas de heno y zanahorias para alimentar al caballo Sleipnir, para ayudar en la lucha de la luz contra la oscuridad, y Odín como agradecimiento les dejaba regalos a cambio.

¿Entienden ahora por qué el famoso Papá Noel vuela por el cielo, entrega regalos y va conducido por ocho renos, que corresponden a las ocho patas del caballo Sleipnir?

Es curioso además, que la apariencia de Papá Noél o Santa Claus nada tiene que ver con la de Odín, excepto su larga barba blanca. Papá Noel es un hombre gordo, bonachón, con gafas, nada que ver con el delgado y tuerto Odín. Sin embargo, esta distorsión se debe a un poema de Clement Clarke Moore, un profesor universitario de Nueva York. Nueva York es una ciudad que había sido fundada por holandeses en el siglo XVII, llamándose al principio New Amsterdam. Los holandeses llevaron allí sus tradiciones, y una de ellas era la veneración a San Nicolás. Nicolás de Bari  fue un obispo de la época del emperador romano Constantino, del cual se dice que procede Santa Claus. En efecto, este obispo recibe culto en muchos lugares, como un hombre que, según la tradición, regaló tres bolsas llenas de oro a un padre cuyas tres hijas iban a prostituirse debido a su pobreza. Sin embargo, las primeras representaciones de Santa Claus nada tienen que ver con este obispo, más bien se parecen a la descripción de Odín. Nada tienen que ver las características de Santa Claus con el obispo Nicolás de Bari, y sí coinciden en gran parte con las del dios nórdico.

SANTA CLAUS ORIGINAL:

SANTA CLAUS BASADO EN CLARKE MOORE Y EN COCA-COLA:

¿Cómo pudo llegar a representarse Odín como si fuera un obispo cristiano? Muy sencillo. Los cristianos se copiaban y se apoderaban de todas las tradiciones antiguas, cambiándolas simplemente de nombre o de apariencia, de forma que aquellos que aún no se habían convertido al cristianismo, veían en ello algo muy similar a sus propias tradiciones ancestrales. Era una estrategia de conversión. Un claro ejemplo de esto es el Árbol de Navidad.

Ya hemos visto de dónde procede tanto el árbol como los adornos y las luces que se le colocan (las bolas de colores del árbol son como las antiguas frutas o piñas que se ponían, o se siguen poniendo, en los días actuales), sin embargo, el árbol original no era un abeto. Esto viene a raíz de otro obispo, llamado Bonifacio, el cual se adentró en el siglo VIII en la región de Hesse, entre los pueblos germanos, con la finalidad de hacerles renegar de sus propias creencias y pasar a la secta cristiana. Cuando llegó allí, encontró que había mucha gente venerando un enorme árbol, en concreto un roble, que estaba dedicado al dios Thor, y que representaba el Árbol de la Vida (Yggdrasil). Los árboles eran profundamente venerados por nuestros antepasados, no solo germánicos, sino también íberos y celtas. Pues bien, este obispo llegó y ante los ojos atónitos de todos, ordenó cortar el árbol, y más tarde, en su lugar, plantó un abeto. Sencillamente, Bonifacio no sabía cómo convertir una fiesta europea en algo cristiano, y razonó que la forma triangular de la copa del abeto podía simbolizar la trinidad cristiana, y que además apunta hacia el cielo.

Lo mismo debió suceder con San Nicolás y Odín, sencillamente, los cristianos dieron al primero la forma y las características del segundo, cambiándole de nombre, de tal forma que muchas de las tradiciones de Yule pasaron a la Navidad. El nacimiento del Sol pasó a considerarse “el nacimiento de Jesús” cuando eso es algo que ni siquiera es un hecho histórico, en ningún lugar pone que Jesús naciera el 25 de diciembre, sino que fue algo establecido por un papa y el emperador Constantino. Pero eso es algo que trataremos a continuación.

LAS SATURNALES

Las Saturnales eran las fiestas que celebraban los antiguos romanos entre el 17 y el 24 de diciembre, de nuevo coincidiendo con el solsticio de invierno. En estas fechas, las labores agrícolas habían terminado, y era un período en el que se podía visitar a la familia libremente por ello. Este texto de Wikipedia da una idea de lo que sucedía:

Las Saturnales eran un festival en honor a Saturno que se celebraba del 17 al 24 de diciembre (antecedente de los actuales carnavales). Fue creado por Jano, el dios de dos cabezas, que había recogido a Saturno cuando fue derrocado por su hijo Júpiter, con el objeto de conmemorar el reinado de Saturno, que fue la Edad de Oro.

Estas fiestas, cuya institución se remontaba a mucho tiempo antes de la fundación de Roma, consistían principalmente en representar la igualdad que reinaba originalmente entre los hombres. Comenzaban el 24 de diciembre de cada año. Originalmente sólo duraban un día, pero el emperador Augusto pidió que se celebraran durante tres días, a los cuales más tarde Calígula añadió un cuarto. Durante estas fiestas, se suspendía el poder de los amos sobre sus esclavos, y estos tenían derecho a hablar y actuar con total libertad. No se respiraba más que placer y alegría: los tribunales y las escuelas cerraban, no estaba permitida la guerra ni la ejecución de criminales, ni ejercer otro arte más que el de la cocina, se enviaban regalos y se daban suntuosas comidas. Además, todos los habitantes de la ciudad dejaban de trabajar: la población acudía en masa al monte Aventino, para disfrutar del aire campestre. Los esclavos podían criticar los defectos de sus amos, jugar contra ellos y estos les servían en la mesa, sin importar los platos que se rompieran.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Saturno_(mitolog%C3%ADa)

Pero eso no es todo. Durante esta misma semana los romanos tenían la fiesta dedicada al Sol Invictus, especialmente en los últimos tiempos del imperio. Esta fiesta era en honor al nacimiento de Apolo, un dios identificado con el Sol, por lo que también se le identifica con Helios (el dios que representa al Sol, al que podemos ver representado en estas imágenes, con su carro tirado por caballos).

De nuevo, encontramos una fiesta creada para celebrar el renacimiento del Sol, la fertilidad, la llegada de nuevas esperanzas, de nueva luz en nuestras vidas y en el mundo de nuestro alrededor. Y esto es realmente la Navidad.

Sin embargo, cuando el emperador Constantino impuso la secta cristiana en todo el imperio (tarea más tarde completada por Teodosio, como podéis leer aquí: LA DESAPARICIÓN DEL PAGANISMO EN EL IMPERIO ROMANO el papa Julio I, ante la enorme popularidad y prestigio de la fiesta del renacimiento del Sol (se le llamaba del Sol Invictus porque al volver a nacer se demostraba invencible) decidió fijar el nacimiento de Jesús de Nazareth el 25 de Diciembre, y de ese modo, se podía transformar la fiesta del Sol en la fiesta de Cristo, así de sencillo. Poco a poco, debido a estas manipulaciones, iríamos olvidando el saber de nuestros ancestros y pensando erróneamente que todo esto viene del cristianismo.

Y dicho esto, solamente me queda desearos algo para estos días:

Presentación1-1_page-0001

ÚNETE A ABANDONAR EL CONSUMO DE PLÁSTICOS DESECHABLES.

Enviadle por favor este artículo a todos vuestros conocidos, a vuestras familias, o incluso a desconocidos de vuestra lista de contactos o fuera de ella, ya que trata de un asunto muy grave. De una vez por todas, debemos tomar conciencia de que el plástico es posiblemente el contaminante más peligroso del planeta. Se ha puesto freno a muchos pesticidas como el DDT, los organoclorados o incluso los organofosforados, se han puesto multitud de restricciones a la emisión de metales pesados o materiales radioactivos, pero sin embargo, el plástico sigue produciéndose día tras día, y seguimos desechándolo como si esa acción no tuviera ninguna consecuencia. ¿Y todo esto por qué? ¿Qué nos impide tomar conciencia de ello? La respuesta puede sorprender a muchos: la industria del reciclaje.

Muchas personas han creído la propaganda según la cual todos los plásticos que se vierten a un contenedor amarillo serán adecuadamente reconvertidos en el mismo objeto o en uno diferente, para darles un nuevo uso. Y aunque esto se cumple en un cierto porcentaje a corto plazo, nunca se cumple a largo plazo. La premisa es falsa en gran parte de los plásticos, que directamente no serán reciclados nunca. Cuando un plástico no se recicla tiene tres destinos posibles: un vertedero donde se acumulará por encima o por debajo del subsuelo, la incineración (produciendo enormes cantidades de gases altamente cancerígenos, como las dioxinas o los furanos, que pasan a la atmósfera aumentando su concentración en la zona) o el medio ambiente, principalmente las corrientes de agua, que los acaban llevando al océano, o a las playas, donde causan la muerte de millones de animales tanto vertebrados como invertebrados en todo el mundo (aves, ballenas como los cachalotes que se los tragan, focas, tortugas, peces o tiburones, estrellas de mar que quedan enganchadas… La lista es interminable, abarcando todas las categorías de animales marinos). Esto lo podéis ver en el siguiente video que ha realizado GreenPeace, mostrando la realidad de que muchos plásticos no son reciclados, y dónde terminan, en este caso en la zona de Valencia, pero no creamos que es distinto en las demás regiones de España o en cualquier otro país. Esto es un problema de ámbito mundial.

Los plásticos no son realmente reciclables por un sencillo motivo. El vidrio y los metales pueden ser purificados, por ejemplo el vidrio tiene una temperatura de fusión que no coincide con otros materiales, por lo que al someterlo a la temperatura adecuada, funde y se genera vidrio líquido puro. Los metales pueden separarse por el magnetismo (que separa los metalles ferromagnéticos como el hierro de otros como el cobre, por ejemplo) o por densidad, así como también por sus correspondientes puntos de fusión. No ocurre lo mismo con el plástico. Hay decenas de plásticos diferentes pero todos tienen una composición química muy similar (están hechos de una misma molécula base: el etileno, derivado del petróleo), una densidad muy similar, y si son sometidos a un proceso de fusión, los distintos plásticos se van a mezclar entre si junto con todos sus aditivos (ftalatos, colorantes…) y el material resultante no va a servir de mucho. A pesar del enorme esfuerzo que realizan las empresas de reciclaje, los productos reciclados no lo serán más que un número muy limitado de veces, por razones de seguridad, por los problemas sanitarios que podría ocasionarnos. Un plástico reciclado muchas veces se degrada y emite sus moléculas a los alimentos, razón por la cual no podemos utilizarlos para ese fin, ni para otros muchos. También pierden resistencia, flexibilidad, etc, propiedades que los hacen inviables para multitud de usos en estructuras, en objetos… Aunque hayan sido reciclados, con el tiempo acabarán en los mismos tres lugares que cualquier otro plástico.

Por lo tanto, lo único que es positivo para el medio ambiente, lo único que puede redundar en beneficios para nuestra salud es reducir nuestro uso de plástico. Hay formas más fáciles y otras más difíciles de hacerlo, pero si nos comprometemos a ello, podemos llegar a reducirlo en más de un 90 por ciento. Aquí va una lista de algunos medios de conseguirlo:

  1. No utilice bolsas de plástico: haga la compra con bolsas de tela, tupperwares, o carros de la compra.
  2. No recoja los excrementos de sus perros con bolsas de plástico: utilice hojas de periódico por ejemplo.
  3. Reutilizar las botellas, garrafas o botes de plástico para guardar cosas de higiene (cepillos, esponjillas) o bolígrafos, o cualquier otra cosa cotidiana. Pueden servir también como macetas, agujereadas por debajo.
  4. Realizar en casa muchos alimentos que normalmente vienen envasados en plástico: yogures (con yogurtera o termo), flanes, salsas de todo tipo, guacamole, tomate frito… Los zumos pueden hacerse en casa con exprimidores o licuadoras, evitando los envases que además son fuente de tóxicos como el bisfenol A.
  5. Comprar las conservas de cualquier clase en botes de vidrio, en lugar del plástico.
  6. Realizar en casa las leches vegetales, o los caldos vegetales, de pescado o cárnicos, en lugar de recurrir a los tetrabricks.
  7. Tirar la basura orgánica a un cubo recubierto de papeles de periódico por ejemplo, y lanzarla directamente al contenedor, en lugar de la bolsa de basura de plástico.
  8. Rechazar tomar cafés de máquina, ya que vienen en vasos de poliestireno. En general, rechazar los productos envueltos en plástico.
  9. Comprar legumbres o arroz a granel, pues estos alimentos suelen venir envasados en plástico.
  10. Sustituir el agua embotellada por agua del grifo purificada mediante un destilador eléctrico, aparato que purifica y desinfecta el agua al 100% y que cuesta unos 200 euros, pero funciona durante muchos años.
  11. Comprar jabones en pastilla que no vengan en botes de plástico, o bien líquidos que se venden a granel. O incluso, elaborarlos uno mismo, con el aceite reciclado de casa.
  12. Evitar ciertos objetos de plástico como las pinzas de plástico (pueden usarse de madera), los mecheros (pueden usarse cerillas en su lugar) o las pajitas de plástico (las hay metálicas).
  13. Las compresas pueden sustituirse con una copa menstrual reutilizable, si bien esto no será del agrado de todas las mujeres.
  14. Los pañales de plástico pueden sustituirse por pañales de tela reutilizables que se pueden lavar.
  15. Las maquinillas de afeitar desechables pueden sustituirse por una máquina durable, ahorrando de paso dinero a la larga. Incluso pueden encontrarse cremas de afeitado que no vengan envueltas en plástico.
  16. Existen bolígrafos hechos de cartón duro, de bambú, o de madera, que pueden sustituir a los de plástico sin problemas (lo importante es la tinta).
  17. Si se puede utilizar cuerdas, hilos o cadenas que no sean de plástico para sellar cajas, o atar objetos.

EL TOTALITARISMO QUE SE AVECINA (Y AL QUE DEBEMOS OPONERNOS).

Buenos días, fue hace no mucho que leí una noticia que no me gustó en absoluto, en la que se informaba de una propuesta de la comunidad autónoma de Galicia, según la cual iban a incluir la vacunación obligatoria en la ley de salud de dicha comunidad, multando con cifras de hasta 3.000 euros a quienes se nieguen a inyectarse dicha vacuna o a hacerse el test PCR. Aquí tenéis el enlace: https://www.20minutos.es/noticia/4480246/0/galicia-vacuna-obligatoria-coronavirus-multa-test-3000-euros/

Aunque esto me alarmó, no le di demasiada importancia, pensando que al final era probable que eso se echase para atrás. Sin embargo, con el correr de los días (y no han sido muchos) he ido viendo una declaración tras otra de algún político (presidentes de comunidades autónomas, alcaldes, o ‘expertos’ de toda calaña) en esa misma dirección, y esto es realmente preocupante. Aquí tenéis otro ejemplo en palabras de Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, quien trata de dar a entender que aunque no se vaya a imponer la vacuna para Covid-19 mediante la fuerza de la ley, sí que es moralmente incorrecto no ponérsela. De una cosa a otra, solo hay un paso (que se daría en caso de que la población optase por no ponérsela en un porcentaje considerable):

Otro ejemplo, que sinceramente me sorprendió, es el de VOX, pues podéis ver que en esta entrevista Macarena Olona afirma que si lo decidieran “criterios técnico-sanitarios” la vacuna podría hacerse obligatoria, no sabemos si para un sector determinado de la población o para todos. Lo dice concretamente en el minuto 3:00.

Un tal Federico de Montalvo, si bien no debe de tener gran relevancia política, afirma lo que véis en este video, que es posible obligar a la vacunación en un contexto de epidemia.

Y lo que comentan de un posible pasaporte o certificado de vacunación que de más derechos a quienes se vacunen de Covid-19 mientras que los que no lo hagan vean restringidos esos derechos, no es tampoco algo que les haga llevarse las manos a la cabeza o dudar demasiado a estos políticos, pues como véis, se plantean hacer algo así en Andalucía (una vez más allí, donde además han impuesto un cierre total de negocios, salvo los esenciales, a partir de las seis de la tarde en lugar de las doce, creando aún más ruina económica): https://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-coronavirus-andalucia-andalucia-creara-carne-vacunacion-covid-19-servira-para-viajar-cualquier-sitio-202011271149_noticia.html

Ni más ni menos que la compañía AENA, la que controla los principales aeropuertos de España, ha dicho que antes de comprar un billete para viajar a un país extranjero, obligarán a tener la vacuna de COVID-19. Enlace aquí: https://www.ahoracordoba.es/jesus-aguirre-sobre-la-vacunacion-contra-el-covid-presentar-la-cartilla-de-vacunas-sera-obligatorio-en-puertos-y-aeropuertos/

aena_covid19

Y finalmente, el propio Ministerio de Sanidad se está ya “planteando” (deseando en realidad, puesto que son lacayos de los globalistas) imponer multas o prohibir servicios públicos a quienes decidan no vacunarse, como podéis leer aquí:

multa

Fuente: https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/politica/mil-euros-multa-rechazar-vacunarse-covid-siendo-persona-riesgo/20201202201426192503.html

A nivel internacional también se están moviendo contra la “desinformación” y la “desconfianza” (es decir, contra la libre decisión y expresión del pueblo), como podéis leer en esta noticia: https://www.infobae.com/america/agencias/2020/11/30/exito-de-vacunas-anti-covid-19-depende-del-combate-a-la-desinformacion-dice-cruz-roja/

Sin título

Aquí tenemos, por lo tanto, a una institución globalista de la que debemos desconfiar, porque obviamente juega en nuestra contra, pretendiendo que los que no queremos ponernos esta vacuna somos peligrosos y desinformadores: la Cruz Roja.

movement-6-3

En la misma línea habla el CESSAMENT (Comité Económico y Social Europeo) pues como véis, afirman que las empresas se podrán negar a contratar a gente que no esté vacunada de COVID-19. ¿Desde cuándo las empresas han mirado la cartilla de vacunación? Aquí el enlace: https://valenciadiari.com/actualitat/empreses-negar-se-contractar-no-vacune

European_Economic_and_Social_Committee

Todo esto nos debe hacer pensar muy seriamente qué significa todo esto. Todos estos políticos, pretenden que toda la población se vacune para una enfermedad que:

  1. Solamente es mortal o peligrosa para un sector muy específico de la población: los ancianos, y aquellos que tienen enfermedades que afecten a su sistema inmune, o de tipo cardíaco. Apenas se produce en niños, en jóvenes sanos, o en adultos sanos con unas defensas en condiciones.
  2. La vacuna de tipo genético (ARN, ADN o Adenovirus que introducen ADN en el núcleo celular) no se han probado nunca antes en seres humanos, y ni siquiera ha pasado aún un año entero de pruebas, cuando lo normal para las vacunas es que tarden 4 o 5 años en demostrarse como seguras, y aún así, han de estar siempre bajo vigilancia por sus posibles efectos secundarios.

Quieren en definitiva que asumamos un enorme riesgo, al ponernos una vacuna que es totalmente experimental, y que no sabemos las consecuencias que puede tener a medio o largo plazo, al ser de material genético. Además de esto, es evidente que si aquellos que estén en riesgo ante esta enfermedad o que deseen vacunarse lo hacen, no tienen que tener ningún miedo a aquellos que no se han vacunado, ya que si esa vacuna es realmente efectiva y protege ante el patógeno en cuestión, la persona vacunada ya debe de estar protegida al cien por cien.

Por lo tanto, aquellos que no se vacunan no ponen en ningún peligro a los demás, algo que no hacen más que repetir, y ya veréis como lo continúan haciendo cada día más.

No hay duda de que ellos van a intentar vincular a quienes pensamos así, a quienes no queremos ponernos la vacuna para Covid-19, con dos cosas: el movimiento antivacunas, y los negacionistas del Covid-19, con la finalidad de desprestigiar a ojos de las masas unos argumentos que son más que razonables. No es razonable en cambio, su pretensión de la vacunación obligatoria. Por todo ello, en el caso de que llegara el día en que esa obligación se declarase, desde este blog os animamos a oponeros a esta medida como algo totalitario y sin sentido. El que desee vacunarse, que lo haga, pero que se respete también a quienes no quieran hacerlo, por el sencillo motivo de que no está en el grupo de riesgo, de que la tasa de mortalidad de la enfermedad es muy baja, o de que desconfía de la seguridad de esta vacuna en específico, al no estar avalada por el suficiente tiempo de análisis (además de por los enormes intereses económicos que hay detrás de su implantación urgente). Esa oposición deberá cumplir dos requisitos para que sea efectiva:

DEBE DE SER UNA OPOSICIÓN PACÍFICA, DE RESISTENCIA PASIVA.

NO DEBE VINCULARSE EN NINGÚN MOMENTO AL NEGACIONISMO O AL MOVIMIENTO ANTIVACUNAS.

De lo contrario, se les estará dando excusas a los globalistas de la salud (la OMS principalmente, y todos los intereses lucrativos detrás de estas vacunas) para tachar a quienes no queremos ponérnosla de extremistas, de personas peligrosas o inconscientes.

Podéis ver la entrevista a Pedro Cavadas en el Hormiguero, donde expone su opinión al respecto:

Mientras tanto, el totalitarismo ya comienza a implantarse cuando el CNI (Centro Nacional de Inteligencia) ha creado un organismo llamado el Observatorio ELISA para vigilar y censurar las opiniones antiglobalistas, como las de este blog. https://www.elconfidencial.com/espana/2020-11-22/elisa-la-herramienta-de-ciberseguridad-del-cni-que-investiga-la-desinformacion-en-espana_2842835/

Y mi pregunta es, si les preocupa tanto que pensemos en los intereses de control social, o en la influencia de las instituciones globalistas sobre nuestras vidas, ¿no será porque hay algo de verdad y temen que reflexionemos sobre ello?