EL CORONAVIRUS Y LA GLOBALIZACIÓN.

Sea o no algo provocado, cosa que permanece en la incertidumbre (la prueba exacta no está a nuestro alcance, solo indicios) el caso es que esta pandemia está siendo aprovechada por instituciones y personas para intentar fomentar la globalización, es decir, para aumentar el grado de control que las instituciones de ámbito global tienen sobre los seres humanos a escala planetaria. Por un lado, la cuarentena mundial ha desencadenado una paralización del consumismo, ha dado un respiro a la Naturaleza, han vuelto a verse cielos azules con nubes de aspecto natural sobre las ciudades. Ha dado además tiempo para reflexionar a muchas personas sobre si mismos, su relación con sus familias, o multitud de otros asuntos importantes, a los que el trabajo impedía dedicarles el tiempo que necesitan. Sin embargo, todo tiene una cara B, y poderosos intereses se ciernen sobre todos nosotros después de todo este aislamiento que estamos manteniendo.

EL EVENTO 201

A algunas personas les parece algo sorprendente, a otras no tanto, sin embargo, lo cierto es que la epidemia de coronavirus ya había sido prevista y se había hecho un simulacro por medio de programas informáticos, en lo que se conoce como el evento 201. El ensayo virtual fue realizado el 18 de octubre de 2019, alrededor de dos meses antes de que apareciera el primer contagiado conocido en Wuhan (que fue a finales de diciembre). Se planteó la situación de que un nuevo coronavirus, más infectivo de lo normal, se expandiría por todo el planeta, a partir de unas granjas de cerdos de Brasil, cerdos que habrían adquirido el virus a partir de los murciélagos de la selva amazónica. Al ser zonas con una alta tasa de deforestación, muchos animales salvajes saldrían fuera de su hábitat y atacarían a los cerdos, pasándoles el virus que luego pasaría a los seres humanos. Por supuesto, todo esto es una ficción del ensayo, sin embargo, se parece mucho a lo que luego ha sucedido en realidad. Sorprendentemente, el ensayo hablaba del mismo tipo de patógeno (el coronavirus) y de una pandemia global que se expandiría a partir de otros animales, cosa que también han afirmado sobre esta pandemia que estamos sufriendo hoy.

Y ante esto, surgen claramente dos preguntas. La primera es ¿se hacen muy a menudo ensayos de este tipo, invirtiendo en todos una cantidad aproximadamente igual de dinero? Porque en tal caso, este podría ser solo uno más, entre otros muchos, y no sería tan raro que se hubiera hecho. ¿Existe un ‘evento 200’, o un ‘evento 199’, o el 201 es el primero de su género? Y la segunda pregunta es, ¿quién ha financiado este experimento de simulación?

A esto último se puede responder, ya que es oficial. Han sido tres instituciones: el John Hopkins Center for Health Security (Nueva York), la Fundación Bill y Melinda Gates y el Foro Económico Mundial, también conocido como Foro de Davos (porque se celebra anualmente en Davos, un pueblo de Suiza). ¿Financian normalmente estas instituciones este tipo de ensayos, o se trata de algo excepcional? ¿Con qué propósito lo hicieron?

Como podéis leer en esta web oficial del evento 201 (http://www.centerforhealthsecurity.org/event201/recommendations.html ) las conclusiones o recomendaciones del experimento incluyen una colaboración mucho más estrecha entre los gobiernos, las organizaciones internacionales y las grandes empresas multinacionales (una cooperación que volvería a unos dependientes de otros, por supuesto). Los gobiernos, y el funcionamiento de la sociedad en general, se vuelven increíblemente dependientes de la Banca internacional, que tendría que inyectar enormes sumas de dinero para mantener las cosas en marcha (empresas, servicios esenciales…). Finalmente, se propone combatir la ‘desinformación’ (esperemos que con ello no se refieran a aquellos que buscan pruebas y no se conforman con lo que sale por el televisor o la prensa globalista). En resumen, están animando a la globalización política y económica, aprovechando la necesidad de proteger a la humanidad de futuras pandemias. Y dos meses después, la pandemia ocurre realmente.

Algunos han comentado que Bill Gates tendría intereses económicos por el hecho de ganar dinero con vacunas para el coronavirus, y en efecto, una vacuna financiada por él está ahora siendo probada en seres humanos: https://www.infobae.com/america/eeuu/2020/04/06/una-posible-vacuna-contra-el-coronavirus-financiada-por-bill-y-melinda-gates-comenzara-a-ser-testeada-en-humanos/

LA SOCIEDAD DIGITAL.

Otro de los cambios que parece que está habiendo con todo esto de la epidemia es un gran avance hacia la digitalización de la sociedad. ¿Qué significa esto? Pues que a lo largo de todo el planeta, se están eliminando los medios físicos por medios digitales, tanto en el comercio, como en la banca, como en la identidad de los seres humanos.

Un ejemplo es este informe del Banco de Pagos Internacionales de Suiza, que es nada menos que una institución en la que se reúnen representantes de 60 bancos centrales de todo el planeta (el banco central de los bancos centrales). En el informe, que podéis leer en este enlace: https://www.bis.org/publ/bisbull03.pdf declaran que el miedo al contagio a través de billetes o tarjetas de crédito puede fomentar el pago por medios digitales, y con ello los bancos centrales deberían aumentar el uso del dinero digital (llamado CBDC o ‘Central Bank Digital Currency).

La cuarentena ha incrementado increíblemente el uso de aplicaciones digitales y por consiguiente nuestra dependencia hacia ellas. https://www.nytimes.com/es/2020/03/29/espanol/opinion/coronavirus-revolucion-digital.html

Muchos países en el mundo han realizado seguimiento personal de los habitantes, a los que se ha pedido que compartan sus datos y su ubicación, desde China a Emiratos Árabes Unidos (https://www.ledgerinsights.com/uae-uses-blockchain-digital-identity-to-battle-covid-19/). En España, el gobierno ha realizado un seguimiento anónimo de la ubicación de la población, llamado el dataCOVID, para averiguar datos en relación a nuestra respuesta (si salimos o no a la calle, si respetamos la cuarentena…). Podéis leerlo aquí:

https://elpais.com/economia/2020-04-01/mas-de-40-millones-de-telefonos-moviles-seran-usados-para-rastrear-el-coronavirus.html

https://retina.elpais.com/retina/2018/06/29/tendencias/1530262232_480446.html

Este rastreo masivo se obtiene a partir de datos (geolocalización) que almacenan las compañías de nuestros teléfonos móviles, que han sido cedidos al gobierno para la ocasión. El 13 de enero de 2020 en España se creó la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA). Si este organismo fue creado, fue sin duda para avanzar hacia la digitalización. En este enlace podéis ver que son muchos los programas puestos en marcha en muchos países del mundo y muy diversas las tecnologías a disposición para llevar a cabo un mundo digital. https://www.gemalto.com/govt/identity/digital-identity-services/trends

Pero, ¿qué significa la digitalización, y por qué es importante que la epidemia de coronavirus se esté utilizando para potenciarla todo lo posible, no solo en lo que se refiere a la protección ante enfermedades, sino en todos los aspectos? Muy simple: significa que prácticamente toda nuestra vida estará registrada en una serie de servidores informáticos, es decir, que perderemos completamente nuestra privacidad. Aunque los promotores de la digitalización afirman que la privacidad está garantizada, lo cierto es que la única privacidad posible es no compartir nuestra información. Si pagamos unas frutas por ejemplo con dinero físico, nadie lo sabe, pero si lo hacemos con tarjeta, eso queda registrado. Si no usamos el What’s APP ni el Facebook no compartimos nuestra información con unos servidores, información que luego pueden comprar desde bancos hasta empresas de todo tipo, o incluso organizaciones internacionales. Si la información es hackeada, no quiero ni pensarlo. Estad atentos, ya que vamos a ver un impulso muy grande de los medios digitales en nuestra vida. Si no resistimos la presión, seremos moldeados a placer. Menos digitalización implica más seguridad, y más privacidad, contra lo que nos venden. ¿La sociedad del Big Data con dignidad, privacidad y libertad? ¡Mantengamos el sentido común!

PERSONAJES Y THINK TANKS Y PRENSA GLOBALISTAS.

Solo por dar una pincelada sobre algunos de los interesados en la globalización, pondré tres ejemplos que he podido ver, aunque son muchos más. Baste para dar una idea de que, en efecto, todo esto se está utilizando para dirigirnos a un mundo globalizado.

En una reunión virtual del G-20 que se produjo el 26 de marzo de 2020, con motivo del coronavirus, Gordon Brown, que fue primer ministro del Reino Unido y un firme partidario del criminal genocidio de Irak a partir de 2003, dijo que había que crear un gobierno mundial para combatir al coronavirus (como si fuera algo bueno un gobierno mundial).

https://www.theguardian.com/politics/2020/mar/26/gordon-brown-calls-for-global-government-to-tackle-coronavirus

Otro ejemplo sería el periódico o revista londinense The Economist, de la cual la familia Rothschild, la familia de banqueros más poderosa del planeta, es una de las principales accionistas, publicó esta portada, y en el artículo expone: ‘Un gobierno mundial se necesita para combatir la pandemia’. https://www.economist.com/leaders/2020/03/26/the-state-in-the-time-of-covid-19

Por otro lado, un think tank español llamado Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos, mostró preocupación por una posible desglobalización causada por esta epidemia, al disminuir los intercambios internacionales de mercancías y animar a los países a adoptar posiciones proteccionistas (autosuficiencia económica). Este es uno de los muchos think tanks a nivel nacional o global que fomentan la globalización cada día más acentuada y consolidada de la humanidad.

https://blog.realinstitutoelcano.org/el-coronavirus-nuevo-impulso-a-la-desglobalizacion/

LA BANCA Y LA CRISIS ECONÓMICA.

Por último, está claro que se va a producir una aguda crisis económica a nivel mundial. Nuestra dependencia de un trabajo asalariado y de mercancías estandarizadas va a causar sufrimiento a muchos. Pero lo que serían las consecuencias naturales de nuestra sociedad de consumo (es decir, que la economía no se recuperase y dejásemos por tanto de destruir la Naturaleza) no va a ocurrir, debido a un sistema fraudulento de la Banca mundial en el cual el dinero se produce a partir de la nada (la máquina de imprimir billetes que tienen todos los bancos centrales, a coste casi nulo) y luego se entrega a los gobiernos o empresas endeudándolos (una deuda por algo que no ha costado nada de producir, si lo pensáis).

El 3 de marzo los ministros de finanzas de los países del G7 afirmaron que utilizarían todos los medios financieros para ayudar a los países a soportar la crisis del coronavirus. Lo mismo hicieron ese mismo día los tres bancos centrales más importantes: la Reserva Federal de Estados Unidos, dirigida por Jerome Powell, el Banco Central Europeo, dirigido por Christine Lagarde, y el Banco Central de Japón, dirigido por Haruhiko Kuroda. Estos bancos centrales van a invertir enormes sumas de dinero en la compra de activos (acciones, bonos de deuda pública, etc) para que a su vez las empresas puedan pedir préstamos con los que reanudar su actividad económica. Todo esto implica más deuda, la bota implacable de la usura aplastando a países, empresas y seres humanos a lo largo de todo el planeta, por parte de una élite bancaria cada vez más poderosa.

download_1

https://home.treasury.gov/news/press-releases/sm927

EL ORIGEN DEL CORONAVIRUS.

Actualmente estamos en todo el planeta soportando una cuarentena, un encierro prácticamente total en nuestras casas, y estamos viendo cómo una nueva enfermedad está causando muertes que los medios de comunicación nos trasladan día tras día. No solo eso, sino que nos amenazan también con más dificultades para el futuro o pérdida de puestos de trabajo. La causa: el coronavirus, o mejor dicho, uno de ellos, llamado el SARS-CoV-2, causante de una enfermedad conocida como Covid-19.

49530315718_3cf6e80d50_z

Mucho se sabe ya sobre qué tipo de enfermedad ocasiona, las medidas que debemos adoptar, pero lo que nadie parece saber es de dónde procede este virus, o el motivo por el que, de repente, ha aparecido en una ciudad china llamada Wuhan, capital de la provincia de Hubei, expandiéndose por todo el planeta. Es algo similar a la gripe española de 1918, o la peste bubónica de la edad media: nadie informa sobre el por qué de estas enfermedades, o lo consideran algo natural que de vez en cuando tiene que ocurrir. Y sí, ha habido muchas pandemias a lo largo de la historia, pero todas, incluso las más antiguas y remotas, tienen su explicación. Y eso es lo que voy a intentar ofrecer en este artículo: una serie de informaciones que puedan aumentar el grado de certeza que podamos tener sobre esto que está sucediendo.

Pero antes, hablemos un poco sobre el coronavirus. En realidad hay muchos tipos de coronavirus, son toda una familia de virus que infectan a muchas especies animales de sangre caliente. En el ser humano, hay 7 coronavirus que pueden entrar en nuestras células. Cuatro de ellos son leves, se les conoce como: HKU1, NL63, OC43 y 229E. Los otros tres pueden provocar síntomas graves que se conocen como SARS (Síndrome Agudo Respiratorio Severo), que son el SARS-CoV-1, el MERS-CoV (coronavirus de Oriente Medio) y el actual SARS-CoV-2. Comparten varias características. Una de ellas es que su genoma está formado por un ARN de una sola cadena, de longitud bastante corta (30.000 bases en el actual coronavirus). Otra característica es el receptor que utilizan para unirse a nuestras células: el ACE2 (enzima convertidora de angiotensina humana de tipo 2). Lo que utilizan para unirse a esa proteína y entrar a las células humanas es la proteína S, esa proteína que sale por fuera de la cubierta del virus y le hace parecer un sol o una corona.

Sabiendo esto, hay dos posibilidades. La primera es que el virus haya pasado a los humanos por medio de algún animal, como se cree que sucedió con las dos pandemias anteriores (se supone que el SARS-CoV pasó a los humanos a través de la civeta, un mamífero asiático, y que el MERS pasó a partir de los camellos o dromedarios). Lo cierto es que los virus son  muy específicos de los huéspedes a los que pueden infectar, esto es lo que se llama el tropismo viral, es decir, la diana a la que se dirigen, algo similar a las cartas, que tienen un remitente y un destinatario claramente marcados. Para que se produzca la zoonosis (paso de animal a humano) el virus tiene que entrar en contacto con células humanas, y luego sufrir una serie de modificaciones que le permitan reproducirse dentro de ellas y volver a propagarse entre los seres humanos, o en otras palabras, el remitente ha de cambiar para que cambie el destinatario. El propio virus tiene que cambiar algo en si mismo para poder dirigirse a otra parte. En el caso del coronavirus, eso que ha de cambiar es la proteína S, puesto que es la que entra en contacto con el receptor, es la proteína que reconoce al huésped.

La otra posibilidad, no descartable en nuestros días, es que el virus haya surgido debido a determinados experimentos de laboratorio, concretamente los que se conocen como ‘Gain-of-Function Research’ (Investigación para la Ganancia de Función). Traducido del siguiente artículo: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4996883/

‘La investigación para la ganancia de función implica experimentación que persigue o se espera que (y/o quizás realmente lo hace) incrementa la transmisibilidad y/o la virulencia de patógenos. Esa investigación, cuando la llevan a cabo científicos responsables, habitualmente busca mejorar nuestro entendimiento de los agentes causantes de enfermedades, su interacción con huéspedes humanos, y/o su potencial para causar pandemias. El objetivo último de esa investigación es mejorar la información sobre la salud pública, la preparación de esfuerzos y/o el desarrollo de contramedidas médicas. A pesar de estos importantes beneficios, implica también riesgos respecto a la bioseguridad. En 2014 la administración del Presidente de EEUU Barack Obama sugirió una “pausa” en la financiación de experimentos involucrando en particular la gripe, el MERS y el SARS.’

Pero todo esto es muy antiguo. Los avances en la ingeniería genética permiten actualmente sintetizar, incluso partiendo de cero, una amplia variedad de virus potencialmente letales. De ello dió cuenta un científico llamado Eckard Wimmer, quien en 2002 logró sintetizar desde cero el virus de la polio, que tiene uno de los genomas más simples. Su único objetivo: demostrar que se podía hacer. Esta noticia es del periódico el País, del año 2002.

Si la leéis, podéis daros cuenta de lo sencillo que es crear nuevos virus o manipular virus existentes, teniendo en cuenta las enormes bases de datos que existen sobre la información de sus genomas, sus proteínas, en definitiva, todos los elementos que los conforman. En el caso de los coronavirus, uno de estos experimentos fue llevado a cabo en el año 2015, de los cuales os enlazo dos links para que los leáis, si no sabéis inglés os traduciré algunos fragmentos importantes.

https://www.nature.com/articles/nm.3985.pdf?origin=ppub

https://www.nature.com/news/engineered-bat-virus-stirs-debate-over-risky-research-1.18787

En este experimento, los científicos realizaron lo que se llama una quimera, es decir, un virus híbrido, entre el SARS-CoV-1 y un coronavirus que es propio de los murciélagos. Cogieron para ello el virus SARS-CoV-1 tal cual es, es decir, su ‘esqueleto’ y le colocaron la proteína de superficie (eso significa proteína S) del virus del murciélago, que se llama SHC014. En el primer enlace tenéis todos los detalles de cómo esto se hizo y quiénes fueron los científicos que lo realizaron. Las dos instituciones que lo realizadon fueron la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y el Instituto de Virología de Wuhan (sí, habéis leído bien, Wuhan).

A continuación reprodujeron la quimera dentro de un linaje de células humanas. Los virus solo pueden reproducirse (hacer más copias de si mismos) dentro de otras células. Es por ello que para mantener reservas de cualquier virus, se han de utilizar cultivos de células, del tipo al que ese virus infecte. Como en este experimento querían comprobar si el virus natural del murciélago podría llegar a pasar a los seres humanos, crearon la quimera y la inyectaron en células humanas, y sí, consiguieron que ese virus artificial infectara con gran efectividad las células de las vías aéreas humanas. Este experimento generó mucha polémica, ya que no se comprendía bien su escasa utilidad frente a su alto riesgo, pues se había creado nada menos que un nuevo virus potencialmente capaz de producir una pandemia. Con la actual pandemia, ha surgido de nuevo la polémica respecto a este experimento del 2015: ¿se trata del coronavirus actual?

Objetivamente, no es exactamente el mismo virus. Al parecer hay una diferencia de 5.000 nucleótidos (letras del ARN) en su genoma. Sin embargo, nada niega que este virus haya podido ser fabricado en un laboratorio de China y haber escapado o haber sido soltado premeditadamente, aunque la prueba absoluta y evidente no se tenga, tampoco lo hay de lo contrario. Si fuera así, habría de nuevo dos posibilidades. La primera es que se haya producido accidentalmente en laboratorio, y la segunda, que haya sido fabricado de forma intencionada. En el primer caso, habría sucedido lo siguiente. Al mantener algún tipo de coronavirus en cultivos de células, este habría ido cambiando a lo largo de las distintas generaciones. Cuando se mantiene un virus en un cultivo, poco a poco va matando las células, y hace falta pasarlos a nuevos cultivos cada cierto tiempo, así sucesivamente, mientras se quiera mantener ese virus en reserva. Esto da oportunidades al virus para adaptarse a las células humanas.

En el caso de un origen intencional, habría que analizar de qué virus ha podido provenir el nuevo coronavirus y qué modificaciones le han podido ser realizadas en el laboratorio. El SARS-CoV-2 y el SARS-CoV-1 tienen una semejanza en el genoma de un 80%. Se han encontrado uno o varios coronavirus naturales en el murciélago chino que tienen una semejanza de un 96% con el actual SARS-CoV-2, y la misma longitud del genoma, lo que hace más probable que uno de esos virus sea el origen. ¿Ha sido modificado este virus de alguna forma para hacerlo infectivo en humanos? Tal vez no ha hecho ni siquiera falta.

La comunidad científica afirma, aunque no hay pruebas al respecto, que lo más probable es que uno de los coronavirus del murciélago (llamado RaTG13) haya pasado a otro animal (se ha especulado con el pangolín) y de ahí a los seres humanos, cambiando de forma natural por si mismo en el camino, es decir, durante su tránsito por las células del animal intermediario. Eso es lo que mantiene este artículo, aunque no ha sido demostrado:

https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/22221751.2020.1733440

Sin embargo, otros científicos ya habían comprobado en 2013 que hay la suficiente semejanza entre varios coronavirus de murciélago y el SARS-CoV-1 que provocó la pandemia en 2002 como para que este hubiera pasado directamente al ser humano, sin necesidad de hacerle nada en un laboratorio (cosa que contradice la teoría de que tuvo que venir de una civeta). Podéis leerlo aquí:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24172901

En este artículo se expone cómo en 2013 se aislaron numerosos tipos de coronavirus del murciélago chino y se descubrió cómo varios de ellos eran infectivos de células humanas por si solos, al interactuar con el receptor ACE2. Lanzaron por lo tanto la alerta: en un futuro, estos virus podrían provocar una nueva pandemia. La pregunta es ¿se continúan conservando cultivos de estos virus y se sigue investigando con ellos?

Uno de los participantes y firmantes de este último artículo es Peter Daszak, el actual presidente de una ONG llamada EcoHealth Alliance, que tiene su sede en Nueva York. Él fue por tanto uno de los descubridores de esos virus naturales del murciélago que pueden infectar seres humanos. La finalidad de EcoHealth Alliance es alertar de posibles peligros y tomar medidas para evitar que se produzcan pandemias provenientes de otras especies animales. Uno de los programas en los que participa, llamado PREDICT, consiste según pone la página oficial en:

‘En un esfuerzo por identificar y responder a nuevas enfermedades zoonóticas antes de que se expandan a los humanos, la Agencia para el Desarrollo Internacional de los EEUU (USAID) estableció su programa de Amenazas Pandémicas Emergentes (EPT). El programa EPT consiste en cuatro proyectos: PREDICT, RESPOND, IDENTIFY, y PREVENT. El proyecto PREDICT busca identificar nuevas enfermedades infecciosas emergentes que pudieran convertirse en una amenaza para la salud humana. Los colaboradores de PREDICT centran su investigación en ‘puntos calientes’ geográficos y focos de la vida salvaje que son los más probables en contener enfermedades zoonóticas (animales como murciélagos, roedores y primates no humanos).

EcoHealth Alliance trabaja en primera línea de este campo construyendo instalaciones locales y tomando muestras de vida salvaje de alto riesgo en Bangladesh, Costa de Marfil, República del Congo, China, Egipto, India, Indonesia, Jordania, Liberia, Malasia y Tailandia. Una vez los científicos reúnen muestras de saliva o pequeñas cantidades de sangre, analizan las muestras en el laboratorio para buscar evidencias de enfermedades. Las conclusiones son catalogadas en una base de datos, que los expertos matemáticos usan para crear mapas predictivos de potenciales brotes de enfermedades. Este enfoque no solo permite a los investigadores encontrar nuevas enfermedades, sino que también ayuda a las comunidades a prepararse y responder a la amenaza de un brote pandémico.’

Fuente: https://www.ecohealthalliance.org/program/predict

images

Con estos datos, todos esos patógenos pueden ser almacenados en cultivos celulares para su investigación. Los coronavirus del murciélago no serían una excepción. Aunque la finalidad del proyecto PREDICT sea alertar de posibles peligros y tomar medidas para evitar que se produzcan pandemias provenientes de otras especies animales, el hecho de facilitar la obtención de reservas de esos coronavirus del murciélago chino, invita a pensar en otra posible fuente de esta pandemia.

EcoHealth Alliance en China ha colaborado durante mucho tiempo con el Instituto de Virología de Wuhan y el Hospital Jinyintan de Wuhan.

‘Lo que nos lleva a este brote actual de coronavirus. Tan pronto como empezó, los colaboradores habituales de EcoHealth Alliance en China (principalmente investigadores en el Instituto de Virología de Wuhan y el Hospital Jinyintan de Wuhan) compararon el nuevo virus con las muestras de murciélago que habían recogido. Encontraron una coincidencia extremadamente cercana.

‘Un taxónomo viral lo llamaría probablemente la misma especie de virus’ dijo Olival (Kevin Olival es el vicepresidente de investigación de EcoHealth Alliance).

Esto sugiere que el brote actual -que ha infectado a decenas de miles de personas- podría haber venido directamente de los murciélagos, dice Olival.

Y, añade él, la gran conclusión es clara: ‘Estos coronavirus relacionados con el SARS del murciélago están pasando activamente a las poblaciones humanas.’

Fuente: https://www.npr.org/sections/goatsandsoda/2020/02/20/807742861/new-research-bats-harbor-hundreds-of-coronaviruses-and-spillovers-arent-rare

En 2015, Peter Daszak participó en un experimento en el que se aislaron nuevos coronavirus del murciélago chino aún más eficaces en infectar seres humanos y más capaces de producir una pandemia:

‘Notificamos el aislamiento y caracterización de un nuevo coronavirus del murciélago que es mucho más cercano al SARS-CoV en secuencia genómica que otros previamente registrados, particularmente en el gen S (que codifica la proteína S). Estudios sobre la entrada en la célula y la susceptibilidad indican que este virus puede usar ACE2 como receptor e infectar líneas celulares animales y humanas. Nuestros resultados proveen aún más evidencia de un SARS-CoV con origen en el murciélago y subrayan la probabilidad de una nueva emergencia de coronavirus en humanos a partir del murciélago.’

Fuente: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26719272

En 2017, la Organización Mundial de la Salud, dentro de uno de sus programas que se llama R&D BluePrint, señaló las distintas posibles pandemias que nos podrían afectar, y entre ellas consideró una llamada la Enfermedad X (X Disease). En este artículo del periódico la Razón podéis ver que Peter Daszak fue uno de los que acuñaron ese término, Enfermedad X, y que la OMS ya predijo en Ginebra (Suiza) en 2018 que sucedería una pandemia como la actual del coronavirus.

https://www.larazon.es/ciencia/20200314/sokzbqbvs5cwrbodmczl5ld66u.html

Por si fuera poco, muy poco antes de la expansión del actual coronavirus, otro organismo de la OMS, llamado ‘The Global Preparedness Monitoring Board’ había advertido de que una nueva pandemia sucedería y que debíamos de estar preparados, especificando que se trataría de un nuevo tipo de gripe más agresivo de lo normal (el actual coronavirus es, efectivamente, 10 veces más letal que la gripe).

https://elpais.com/elpais/2019/09/25/planeta_futuro/1569435266_953355.html

Y la pregunta es: si todo parece indicar que ya eran más que conscientes, incluso desde el 2013, de que un virus de murciélago chino podría provocar una pandemia, ¿por qué no tomaron medidas adecuadas para prevenirlo? ¿No se supone que es esa la función de todos estos organismos internacionales? Eso, suponiendo que no tengan tales organismos los virus en cultivo y ellos hayan provocado todo esto, con una serie de intereses económicos y sociales.

15964344_303

¿Qué conclusión podemos sacar de todo esto? Que hay dos posibilidades (al menos) que son igualmente probables, y ninguna de ellas demostrada con pruebas o evidencias suficientes. Una de ellas es el contagio de los seres humanos directamente a partir de los murciélagos, se cree que esto habría ocurrido en los mercados de Wuhan como este:

Coronavirus-outbreak-exposes-dangers-associated-with-animal-trade_TotallyVeganBuzz-1280x720

La segunda opción es que los investigadores de EcoHealth Alliance en China detectasen las cepas virulentas del murciélago chino y se las pasaran al Instituto de Virología de Wuhan, o simplemente les pasaran la información y ellos mismos lo recogieran en campo. Una vez obtenidos los mantuvieron en cultivos. Solamente habrían tenido que soltarlo para producir esta pandemia.

¿Cuál de las dos os parece más probable?

Con esta información, abro el debate sobre el tema. Os animo a comentar y dejar vuestra opinión sobre todo esto. La mala gestión que han hecho muchos países, entre ellos España, sería algo que daría mucho que hablar pero es algo que todos podemos ver, salvo quien esté cegado por ideologías.

¡Un saludo!

POSTDATA (1/4/2020) He mantenido una conversación en Twitter con Peter Daszak, que coloco a continuación. Como véis, ante la pregunta de si el virus ha podido ser fabricado, se ha limitado a decirme que solo pretendo difundir teorías de la conspiración, y ante la pregunta hecha por mí de qué pruebas hay del origen natural del virus, no ha habido una respuesta. Si no entendéis inglés, decirme y os traduzco. Saludos.

Peter Daszak

Peter Daszak 2

Peter Daszak 3

Peter Daszak 4

PARA MÍ SON ENIGMAS: EL BLOG ANTIGLOBALIZACIÓN.

Buenos días a todos los que aún podáis seguir navegando por esta página web que tengo casi abandonada estos últimos meses, tiempo tras el cual se han reducido muchísimo las visitas. Hacía mucho tiempo que quería modificar por completo el blog, y este tiempo de cuarentena me ha permitido hacerlo tranquilamente y sin prisas. Los que conocéis el blog podéis ver que la apariencia ha cambiado, está mucho menos denso que antes, y mucho más organizado gracias al menú desplegable en la parte superior, que permite seguir los artículos en su debido orden además de seleccionar el tema que a cada uno le interesa. Pero estas cosas aunque eran necesarias, no son lo más importante. Lo crucial acerca de este blog a partir de ahora es que se sepa claramente que se trata de una web que informa y trata de generar conciencia sobre lo peligrosa y perjudicial que es la globalización a todos los niveles (político, económico, cultural, social, etc) a la que estamos siendo sometidos todos cada día más, y también sobre las vías para escapar a esta influencia.

globalizacion

Además de haber organizado mejor el blog, el proyecto dará un paso más allá. He creado una web paralela, llamada ‘Salir del mundo global’ en la que propondremos iniciativas y estrategias tanto para salir individualmente de la globalización como para informar a otros seres humanos de nuestro alrededor a tomar medidas antiglobalistas. Por supuesto, no se trata de un movimiento colectivo o de masas, ya que esto es totalmente contraproducente. Se trata simplemente de sugerencias que cada ser humano, desde su plena soberanía, puede tomar o no. El dogmatismo queda totalmente excluido de este proyecto, y el respeto a la discrepancia es sagrado. Son muchos los movimientos sectarios y dogmáticos que abundan por todas partes, y esto debe de quedar completamente claro. La acción, la decisión de hacer o no algo, ha de ser siempre individual, no depender del criterio de ningún otro.

A la web ‘Salir del mundo global’ podéis acceder haciendo clic aquí:

https://salirdelmundoglobal.wordpress.com/

Los siguientes pasos a dar son, entre otros, aumentar el número de visitas a este blog, que ha decaído mucho, y cuando pase todo esto del coronavirus (muy posiblemente haré un artículo sobre el tema de este virus en breve) comenzar las iniciativas, que iré colocando poco a poco en la otra web de forma que podáis verlas.

Los que estéis leyendo estas líneas, por favor daos tiempo para indagar en el blog, es importante que comentéis y dejéis vuestras opiniones, sugerencias, ideas e información adicional. Ese es el verdadero combustible del blog, sin el cual ningún motor puede ponerse en marcha. Ahora ‘Para Mí Son Enigmas’ ya no es un proyecto pasivo de simplemente lanzar una información, es un movimiento activo, dirigido a poner un granito de arena para cambiar un poco las cosas a mejor en esta humanidad tan podrida a todos los niveles, no solo físicamente, sino también psicológica, espiritual y socialmente. Si me atrevo, empezaré además a grabar podcasts hablando sobre distintos temas o sobre la actualidad, que iré subiendo a la web. Aunque mi timidez me lo dificulta, trataré de hacerlo.

Os invito a uniros a este proyecto, pues si sois antiglobalistas, esta web no os va a defraudar. ¡Un gran saludo!

LA IMPORTANCIA QUE SE ATRIBUYE A JESÚS DE NAZARET.

Una de las bases del cristianismo, de ahí su nombre, es dar una importancia y atención a las (supuestas) palabras de Jesús de Nazareth, un profeta de origen judío, como si fueran más valiosas o relevantes que las de muchos filósofos, sabios o pensadores que ha habido en este planeta. Todo esto se justifica en que ‘sus palabras proceden del dios judío Jehovah o Yahveh’. En primer lugar, nada nos asegura que las palabras que aparecen en la Biblia, en el nuevo testamento, sean las que realmente pronunció esta persona, ya que ese libro no fue escrito ni redactado por el propio Jesús (es más, los capítulos que hoy conforman la Biblia son resultado de una recopilación de la que fueron excluidos muchos otros, llamados apócrifos). En segundo lugar, nada hace pensar que el dios judío Yahveh tenga por qué ser, como ellos proclaman, el único verdadero, y todos los demás ‘falsos’, lo cual proviene de un falso concepto de lo que es un dios. En las religiones indoeuropeas (esto incluye tanto a la religión hindú como al paganismo europeo, y también a los egipcios, babilónicos…) los dioses no eran considerados seres reales, exteriores a nosotros, que habitan en algún lugar específico que no podemos ver y que lo controlan todo a su antojo. Los dioses eran símbolos de lo que realmente era digno de admirar: la Naturaleza. Es por ello que existía un dios del Sol, llamado Helios, otro para el fuego (Vulcano) otro para los océanos (Neptuno), una diosa para los bosques y la caza (Artemisa), otra diosa para el amor y lo sexual (Venus o Afrodita), otro dios para la armonía y la belleza en el arte (Apolo), incluso dioses para emociones como el miedo (Pan) o virtudes como la sabiduría (Atenea o Minerva para los griegos, u Odín para los nórdicos). Se creía que estos dioses eran la vía de ponerse en relación con todos esos elementos, de forma que nos favorecieran, pero de ningún modo que fueran seres reales o físicos con formas humanas o animales. Este es un concepto principalmente judío y monoteísta. Y al igual que esto, los acontecimientos de la mitología no se consideraban hechos históricos sino metáforas que hay que analizar para descubrir su auténtico significado. Por poner tan solo un ejemplo, el mito dice que la diosa Atenea nació de un hachazo en la frente de Zeus, brecha de la cual nació la diosa. ¿Qué significa esto? Pues seguramente, que la sabiduría (Atenea es la diosa que la representa) nace de los duros golpes de la vida. Si se analizan otros mitos pueden sacarse lecciones o aprendizajes similares.

Jesús de Nazareth

El cristianismo es una religión de origen judío, es más, puede decirse que en un principio era una variante más de la religión judía. Una de las características del pueblo judío es que consideran a todos los demás pueblos humanos bajo una misma categoría, los gentiles o en su lenguaje, los ‘goyyim’. Es algo similar a los gitanos, que llaman payos a quienes no pertenecen a su etnia. Los judíos tienen una religión con muchísimas normas, que requieren para aprenderlas un largo proceso de adoctrinamiento por parte de los rabinos, en el entorno de las sinagogas. Los judíos se plantearon, quizás por venganza por haber sido conquistados por los romanos, expandir su religión por todo el planeta, pero eso no era fácil porque en su religión había normas muy enrevesadas, y muchas cosas que no eran aceptables para el resto de pueblos, entre ellas la circuncisión del pene de los recién nacidos, la prohibición de comer cerdo, las complejas normas del Sabbat (el sábado, día festivo de origen judío). Con el tiempo descubrieron que, si simplificaban en extremo su propia religión, quitándole lo que pudiera ser inaceptable, podrían expandirla más fácilmente. Esto fue realizado por Pablo de Tarso, el cual, en el concilio de Jerusalén del año 50, eliminó la circuncisión, la prohibición de comer cerdo y las normas del sábado. En lugar de ello, el cristianismo adoptó una serie de rituales muy sencillos: el bautismo, ir a misa, la eucaristía o división del pan, los rezos. Cosas que eran fácilmente asumibles por todo el mundo. Con esto, el judaísmo bajo un nuevo nombre podía ser aceptado por millones de personas, y como tal se fue planteando. El cristianismo se convirtió en una auténtica empresa al estilo moderno, con sus departamentos de recursos humanos, de finanzas, de marketing, comercial, administrativo, etc. A día de hoy, puede considerarse la empresa que más éxito ha tenido en la historia de la humanidad.

Pero centrémonos en la figura de Jesús de Nazareth. Lo más conocido y cacareado por los cristianos es su sacrificio en la cruz, según dicen ellos, por toda la humanidad. En realidad, no fue la única persona que los romanos crucificaron. ¿No fue aún más importante lo que trató de hacer Espartaco, que pretendió liberar al imperio romano de la esclavitud? También él y muchos miles de esclavos más fueron crucificados, sufriendo lo mismo que en teoría sufrió Jesús. ¿Por qué no se le alzan iglesias a Espartaco, por qué no se le reza o se cree ciegamente en sus palabras por haber sido crucificado?

espartaco esclavos

Podemos analizar también el mensaje de Jesús. Los cristianos creen por ejemplo en la existencia del alma, pero esto no es nada nuevo. Nuestros antepasados europeos ya creían en la inmortalidad del alma y en un ciclo de reencarnaciones. Para comprobarlo, podéis leer los diálogos el Fedón y Apología de Sócrates, escritos por Platón entre 300 y 400 años antes de que Jesús naciera. Textos aún más antiguos lo atestiguan. Jesús hablaba según la Biblia de amor al prójimo, algo que filósofos como Epicuro de Samos ya defendían en su época. Lo característico de Jesús son en cambio sus amenazas contra todo el que no crea en él, así como prometer la salvación a cualquiera que crea en él (dos caras de la misma moneda). Y la afirmación de que Yahveh es el único dios verdadero: ¡y nadie se da cuenta de la soberbia de esta afirmación! Esto es lo que está detrás de la enorme violencia y dogmatismo ejercido por los cristianos a lo largo de la historia, y sí, viene ya en la Biblia. Estas son palabras de la epístola a los corintios de Pablo de Tarso, invitando a los corintios a abandonar sus dioses tradicionales amenazándoles con que son cosa inmunda y puede perjudicarles:

pablo corintios

Por otro lado, los cristianos lanzaban mensajes bíblicos pensados por auténticos estrategas del marketing en aquellos tiempos, en los que hacían parecer que solo creyendo ciegamente en Jesús uno puede salvarse, aprovechando así sentimientos que muchas personas sienten: desesperación, angustia, culpa, soledad, vacío interior, y otros muchos, para convencerles de que el cristianismo puede llenar y cubrir todo eso. Por ejemplo aquí, en Mateo:

https://paramisonenigmas.files.wordpress.com/2020/01/a3f550bead13b13a69c09e36c2805aab.jpg

O traducido a palabras más actuales:

omilia

En líneas generales, el cristianismo aún hoy en día, es una religión que se atribuye la exclusiva de todas las cosas buenas: el amor, la paz, la solidaridad, el apoyo mutuo, el sentimiento de comunidad, el respeto, la verdad… Como si esas cosas solo pudieran obtenerse siguiendo a Cristo. Con esto, el cristianismo ha tratado siempre de anular el raciocinio humano: hay que abandonarlo todo por la fe ciega. Hay que dejar de pensar por uno mismo. Y es que, es la duda lo que nos hace inteligentes, no creernos todo lo que nos dicen, para tener pensamiento propio y no limitarnos a absorber y repetir lo ajeno. La fe nos vuelve ignorantes, porque nos impide dudar, hacernos preguntar y llegar a conclusiones cada vez más complejas. La arrogancia de los cristianos cuando asumen que ellos tienen la verdad absoluta es inmensa, pues pensad que la realidad es tan inmensa y tan compleja, que entenderla completamente es algo que ningún ser humano podrá realizar nunca. Solo mediante la duda podemos un poquito acercarnos, pero siempre seguiremos siendo ignorantes si comparamos lo que sabemos con la realidad. Nuestro cerebro no tiene capacidad suficiente. La buena noticia es que llevamos la Naturaleza dentro de nosotros, somos parte de ella. Es por ello que los antiguos dioses deben ser tenidos en cuenta. En la moderna civilización mercantil e industrial, no tienen cabida dioses que representan y obligan a considerar la Naturaleza como algo sagrado e intocable, con lo que deberíamos vivir en armonía, y esto es algo que no encontraréis en el cristianismo desde luego, una religión del desierto (como lo es el Islam también, pues el Islam deriva del judaísmo).

¿QUÉ ES LA GLOBALIZACIÓN?

A pesar de lo complejo que es lo que está ocurriendo, la globalización puede definirse como la uniformización a escala planetaria de algún aspecto de la vida humana. Lógicamente, para hacer que algo sea equivalente de un extremo al otro del planeta, hace falta ejercer un alto grado de control sobre el inmenso abanico de opciones que la vida tiene a su disposición. Por lo tanto, la globalización solo puede ser ejercida por un poder muy fuerte, y requiere una organización compleja, tan compleja como lo pueda ser la red de antenas de telefonía móvil que se distribuyen a lo largo y ancho del planeta. Alguien debe diseñarlo, y muchos seres humanos han de trabajar en mantenerlo, de otro modo sería imposible la globalización, como no podría haber Internet ni telefonía móvil de escala mundial. Vayamos por tanto desgranando cada una de las consecuencias de esto que llaman globalización, para ver si realmente es algo tan bueno como lo quieren vender:

La Civilización Urbana

Sin duda una de las características es la extensión de la civilización urbana en todos los rincones del planeta, poniendo los llamados “recursos naturales” que queden al servicio de la población y el mantenimiento de esas urbes. Esto implica una pérdida del sentido de lo sagrado, de respeto a la Naturaleza, y por lo tanto, una profunda desconexión con ella. De ahí provienen las pandemias de ansiedad, estrés, y todo tipo de problemas psicológicos que son tan abundantes en las ciudades: esquizofrenia, autismo, transtorno obsesivo compulsivo, depresión, y todos los demás. El ciudadano es un ser esencialmente dependiente: carece de recursos de vida propios, y se ve obligado a trabajar a cambio de un salario, que es con lo único que puede subsistir para conseguir lo que OTROS han producido. Si no, posiblemente se convertirá en un miserable, y será visto además como tal por el resto de ciudadanos. El modo de vida urbano es contaminante y perjudica a la salud. Es además sedentario, yendo con esto directamente contra nuestra naturaleza nómada, activa. Conforme más tecnología se ha ido incorporando al medio urbano, esto ha sido aún más agudizado. La obesidad, diabetes, cáncer, todo tipo de enfermedades o malestar físico, digestivo, respiratorio, dolores, etc, se han incrementado. La inteligencia ha ido disminuyendo, al resultarnos cada vez más fácil todo tipo de trabajos: calcular, desplazarnos, encontrar una ubicación, obtener alimentos (solo hay que comprarlos en una tienda), obtener medicinas (solo hay que comprarlas en la farmacia). La evasión de la mente mediante la observación de un televisor, deportes de masas, móviles y demás, perjudica aún más a la inteligencia. Psicológicamente, la ciudad implica una pérdida de conexión con los demás: los seres humanos vivimos aislados unos de los otros en celdillas de colmena, como se puede ver en los modernos edificios. Hemos perdido el sentido de comunidad, como si estar juntos no tuviera en realidad sentido salvo no dañarnos los unos a los otros, algo que no se hace gracias a la existencia de leyes, policía y demás, de lo contrario nos mataríamos unos a otros en un par de días. En el medio urbano, podemos ser más fácilmente influidos por toneladas de propaganda, mensajes ideológicos de todo tipo, informaciones falsas y demás medios de condicionar nuestras opiniones y conducta.

ciudades

La Aniquilación Cultural

¿Qué pretende la globalización a nivel cultural? Un ejemplo muy útil que ayudaría mucho a entenderlo sería el famoso ideal globalista de eliminar las fronteras. Este planeta es muy grande, no como el pequeño planeta de el Principito donde tan solo vivía él y unos cuantos seres más. Aquí, en la Tierra, se han desarrollado pueblos y razas muy diferentes, cada una de las cuales ha desarrollado una cultura propia que la identifica. Es de ahí de donde proviene la inmensa riqueza y variedad cultural que hace a la humanidad algo tan hermoso, tan apasionante, y tan misterioso. Pues bien, la globalización quiere acabar con todo esto. Pero no es solo por un ideal filosófico en el que muchos creen (eliminar las fronteras para eliminar las guerras, por ejemplo, cosa que sería muy discutible). La motivación es muy distinta: si se deja a los seres humanos sin sus raíces culturales, se convierte en lo que se llama un individuo, uno más en medio de una masa indiferenciada y uniforme. Un individuo sin nada que le caracterice o le distinga especialmente, que seguirá al grupo allí donde el grupo (compuesto de otros individuos como él) se dirija. Así se controla a millones de seres humanos, mediante la presión borreguil del grupo, que fuerza a quien no tiene criterio propio a hacer lo que hacen los demás. Se puede así centrar a las masas humanas en aquellas actividades que les vuelven más dependientes, y por supuesto, se consigue que no se unan entre si de modo particular para llevar adelante iniciativas propias de un selecto número alejado de la masa, y que podrían no ir en favor de los intereses de la globalización. La ignorancia es el mayor beneficio para la globalización, pues gracias a la ignorancia, los humanos seguirán de manera inconsciente, sin ni siquiera darse cuenta, las indicaciones que el medio urbano les lanza por todas partes en un bombardeo constante de propaganda. ‘Eso es vida’ les venden, y sin embargo, ellos son los que venden su vida al dejarse llevar por todos esos mensajes en lugar de coger el timón de su existencia.

masas

La Sociedad de Consumo

En el ámbito económico, la globalización ha extendido por todas partes la sociedad de consumo. No se trata tan solo del hecho, grave ya en si mismo, de que no produzcamos NADA de lo que consumimos, y que todo tengamos que comprarlo, sino de que se nos intenta por todos los medios convertir en esclavos económicos, siendo el esclavo económico lo que publiqué en este artículo: EL ESCLAVO ECONÓMICO . En otras palabras, quiere inducirse constantemente a gastar todo el dinero que ganamos, algo que supone nuestra condena a ser esclavos de la civilización, al no tener dinero para obtener nuestros propios recursos de vida y poder salir de ella al menos parcialmente. Ahorrar, gastar lo mínimo, bajar mucho el nivel de consumo, es una de las medidas antiglobalistas más importantes, si no la fundamental. ¿Qué implica sobre nosotros la sociedad de consumo? La aniquilación de cualquier otro aspecto de la vida humana que no tenga que ver con consumir: enriquecernos espiritualmente, compartir ideas o conocimientos, colaborar, ayuda mutua… Todo eso parece ya añejo, de tiempos remotos, de idealistas vanos. Lo único importante es llenar las bolsas desechables del supermercado con mercancías envueltas en plásticos contaminantes, he ahí la esencia de la vida en el ‘nuevo mundo global del siglo XXI’. La contaminación de la Naturaleza es la consecuencia inevitable, como es lógico: toneladas de residuos invaden nuestro entorno natural y matan miles de animales al día.

bosque basura

La ideología de la Mezcla Total

¿Y cuál es la ideología de la globalización? Lo podemos ver en los tiempos modernos: la eliminación de todo tipo de diferenciaciones entre los seres humanos, como si fueramos literalmente iguales, sin nada que nos distinga de los demás ya sea por nacimiento o por méritos. Que el mérito no se valora, o se valora cada vez menos en la globalización es obvio. La música es cada vez más repugnante, simplona (ha sufrido una detestable pérdida de complejidad y belleza), materialista y perversa. El arte es cada vez más alejado de lo que el arte realmente es: belleza, armonía, complejidad, ¡ahora cualquier cosa es arte, incluso lo más asqueroso a la vista o lo más simple del mundo! El caso de la música y el arte (escultura, pintura, etc) es lo más dramático, pero ocurre en muchos otros ámbitos: no se valoran ya los razonamientos profundos, sino las simplezas e incluso tonterías y obscenidades. Mucha gente ya no lee, lo quiere todo hecho y rápido. Abajo podéis ver tan solo un ejemplo de la diferencia entre una pintura “moderna” o “abstracta” (arriba) y una antigua (abajo). ¿En qué época se premiaba más el talento? Creo que está claro.

https://paramisonenigmas.files.wordpress.com/2020/04/kandinsky.jpg https://paramisonenigmas.files.wordpress.com/2020/04/gabriel_doyen_-_triomphe_daphitrite_ou_la_pc3aache_-_1768.jpg

En cuanto a las diferencias por nacimiento, también pretenden cada vez más eliminarse. Se fomenta como algo positivo y necesario la mezcla entre humanos de distintas razas y orígenes, lo cual es normal que exista en una pequeña proporción, pero que aumenta enormemente con la inmigración masiva, y que elimina las particularidades raciales del pueblo en minoría. Si dos razas se mezclaran en gran parte, la diversidad de cada una se perdería para dar lugar a mestizos. No es cuestión esto de xenofobia ni de supremacismo racial, como muchos dicen, sino de algo totalmente objetivo: la herencia genética y racial es algo importante, algo que nos define tanto como la herencia cultural, y eso incluye a todas las razas humanas de este planeta, como afecta a los grupos animales que sin ser iguales del todo pueden mezclarse y dar lugar a descendencia (muchas serpientes, peces e incluso algunos mamíferos). En el caso de los seres humanos, afecta además a lo psicológico y a lo cultural, pues cada pueblo es diferente y el modo de vida que lleva es propio de la mentalidad del pueblo al que pertenece, y no a la mentalidad de los pueblos extranjeros (aplíquese esto a todos los pueblos del planeta, no hay supremacismo alguno en mis palabras).

Se intenta también difuminar las diferencias psicológicas y culturales entre hombres y mujeres, cuando es obvio que hay diferencias. Es evidente que cualquier mujer debe de poder optar a cualquier puesto de trabajo o ámbito laboral, de eso no hay duda, de hecho, es admirable ver a mujeres que por su esfuerzo, tesón y decisión alcanzan metas lejanas. Sin embargo, es lógico que si se hacen medias estadísticas, existan diferencias debido a la distinta conformación del cerebro y hormonas de las mujeres, y a sus instintos. Pretender igualar las estadísticas va contra las mujeres y sus verdaderos anhelos, que son por lógica distintos a los de los hombres. Otro aspecto en el que se pretende eliminar estas diferencias es cuando se proclama en medios de comunicación que “un hombre puede haber nacido en realidad mujer, o al revés” lo cual es falso. Una cosa son las necesidades emocionales, otra la realidad biológica. El tema de la sexualidad, que debería ser algo privado, es fomentado en lo público, con lo que se convierte en instrumento de presión y condicionamiento social. La Naturaleza nos predispone a procrear entre hombre y mujer, pero la sexualidad de cada uno es un tema privado en el que lo público no debería meterse, ni para animarlo ni para desacreditarlo. Se proclama sin embargo la homosexualidad, la transexualidad y otros asuntos semejantes como si fueran actos de libertad, se crean movimientos sociales que inyectan en la mente de la población conductas prefabricadas que luego serán imitadas por las masas como si realmente adoptar esas conductas, formas de vestir o de hablar, expresiones o frases volvieran a una persona más tolerante, o más libre. Esos movimientos sociales (LGTB, feminismo) en la época en que vivimos no están hechos para traer libertad, sino para condicionar la mente de la población. La sexualidad es un asunto privado en el que cada cual debería de poder decidir sin ser influenciado por nadie, sacarlo de ahí es propio de la globalización.

lgtb

Totalitarismo Escolar

Como os podeis imaginar, el sistema escolar es una herramienta vital para poder llevar a cabo la globalización: condicionando a los seres humanos desde la más temprana infancia serán mucho más manejables de adultos. Sin embargo, muy posiblemente vamos a ver una intensificación del poder de las escuelas, por encima del de las familias. Hace poco en España, una señora llamada Isabel Celaa, ministra de Educación actualmente, ha comentado que: ‘no podemos pensar de ninguna manera que los hijos pertenecen a los padres’. No dice eso como un gesto de reconocimiento al hecho de que los niños son seres humanos independientes de los padres, cosa que es cierto a veces olvidan algunos padres, sino que lo dice para incrementar el poder de la escolarización estatal sobre ellos. Fijaos también cómo los gobiernos están intentando aumentar la tasa de escolarización de 0 a 3 años, algo que es absolutamente demencial, alejando así en esa etapa tan frágil al bebé de sus padres.

celaa

Desde luego que se podria ahondar mucho más en el tema, entrar en los detalles, pero de momento espero haber dado una pincelada lo suficientemente clara para dar a entender qué es la globalización y por qué deberíamos oponernos a ella.

¡Un saludo!

¡FELIZ 2020 A TODOS!

Buenas a todos los que continuáis por esta web. Sé que en el 2020 algunas personas estarán hundidas en una amarga depresión o en algún tipo de conflicto, para otras será una etapa de prosperidad, en la que se sentirán plenos y alegres al despertarse cada día, y para otros serán etapas de grandes cambios, como creo que va a suceder en mi caso, en el que van a ocurrir muchos cambios a mejor. Sea cual sea el camino que estéis recorriendo, os deseo que aunque no seais del todo felices, creáis en vosotros mismos, porque esa es la clave de la superación. Lo que ha ocurrido en el pasado es importante, pero no nos debe impedir que controlemos nuestra vida, que podamos elegir dirigirla hacia donde nosotros queramos. Todo esfuerzo da frutos, es una ley de esta existencia, en este escenario tan increíble que es el Cosmos: el que siembra, obtendrá su cosecha, pero el que se queda esperando de los demás o del mismo paso del tiempo que las cosas ocurran, no obtendrá absolutamente nada.

Más centrado ya en la temática de este blog, os animo a que en 2020 adoptéis nuevas medidas para no contribuir (pues ir en contra no se puede) a esta globalización tiránica y destructiva en la que vivimos en este siglo XXI. Medidas tan simples como ahorrar todo el plástico que podáis, comprar productos locales del lugar en el que estéis (o al menos del mismo país), investigar cuáles son nuestras verdaderas raíces culturales y tratar de volver a ellas, vivir del modo más autosuficiente posible, cuidar el medio natural en todo momento… Todo ello son desafíos que os planteo desde aquí, y que yo mismo me he planteado cumplir de verdad este 2020, ya que hacerlo antes no me ha sido posible (no por falta de voluntad ni de ganas).

bosque

EL ORIGEN DEL DESEO EN LAS SOCIEDADES ACTUALES

El deseo es una necesidad bio/psico/emocional que no se pudo realizar en su determinado momento, y por ello con el tiempo se transforma, para poder manifestarse, en un deseo literal o simbólico. Los deseos de los seres humanos son necesidades no cubiertas generadas y condicionadas por el entorno en el que hemos nacido y crecido: la familia y las instituciones culturales, sociales y políticas, entidades controladas y manipuladas por organismos de poder (la banca y las grandes corporaciones mercantiles, los imperialismos religiosos, las élites y organizaciones de todo tipo que controlan a las masas tras el telón social…).

No obstante, la base primigenia no deja de ser nunca la misma, la privación biológica/psicológica/emocional más primaria que no fue revisada, o fue impedida en algún punto de la vida del individuo, habitualmente en la infancia, y también en la adolescencia, juventud y adultez, que más en adelante desarrolla sus respectivas consecuencias… En la situación del ser humano cuando no se ha salido de su centro, cuando convive en absoluta comunión con la naturaleza y sobrevive netamente de lo que el entorno natural le provee, no hay separación entre lo biológico, lo psicológico y lo emocional (lo cual no significa que cada cosa no tenga su debido lugar, sencillamente en una ubicación natural no están categorizados en compartimentos). Al salirnos de nuestro centro creando las sociedades actuales y abandonando experimentar lo corporal, mental y espiritual en el momento presente y con absoluta naturalidad, es por este hecho que se ha complicado tanto nuestra existencia, tanto como individuos, como familia, como comunidad y como sociedad. En la familia y en la sociedad, desde que nacemos, se establecen unas normas y unos tiempos burocráticos, políticos, sociales y culturales dictaminados de la misma forma castradora para todos, en modo fábrica de ciudadanos perfectos. Por lo tanto, tiene sentido que poco después del fenómeno de la industrialización naciera el fenómeno de la teoría psicoanalítica, ya que cuando al ser humano se le obliga a dejar a un lado sus necesidades primordiales por someterse obligatoriamente a la voluntad de otros, su psique para sobrevivir se ve obligada a esconder sus sentimientos en compartimentos estancos de la mente, que en adelante se expresan a través de deseos en formato capitalista, político, cultural, social y sexual.

La creencia de que el Estado es el maligno y el pueblo la víctima es falsa. Sí es cierto que existe un sometimiento evidente de la sociedad perpetrado por la banca, las grandes empresas, las diversas organizaciones y esferas de poder asociadas y representadas por las instituciones gubernamentales del Estado de cada país, pero no solamente las instituciones y los políticos son cómplices de esta gran trama a nivel mundial, también el pueblo es cómplice al no pararse a tomar consciencia de sus verdaderas necesidades esenciales individuales, y al contrario, dejándose conducir por sus propias pasiones, manejadas por la propaganda y la manipulación de las masas que ejecutan los superiores de la escala jerarquizada, y estos a su vez, dirigen a las sociedades promovidos por sus propios deseos. A continuación os preguntareis: ¿Cómo puede ser cómplice una sociedad subordinada si está manipulada y engañada por las Élites que la gobiernan?. La respuesta nos conduce al inicio de esta reflexión: ¿Cómo no pueden darse cuenta las personas de que los deseos que persiguen no les dan la felicidad, incluso cuando logran alcanzarlos?. Porque son solo el disfraz que intenta sustituir sin éxito las verdaderas necesidades emocionales de las personas. La gente, en el fondo de su ser, son conscientes de esto, pero sus egos malheridos persisten obsesivamente en sus carencias emocionales enmascaradas de ambición, codicia, ideales políticos, dogmas religiosos, parafilias sexuales, toxicidad, hostilidad, violencia, etc… Un ejemplo muy claro de intentos fallidos durante siglos por parte del Estado, las instituciones, diversas organizaciones políticas y la sociedad en conjunto, es la proyección del desahogo emocional de manera generalizada politizando con dogmas e ideologías todos y cada uno de los aspectos de la vida de los ciudadanos. Constituyéndose diferentes grupos políticos, cada uno de ellos conformados por la semejanza y afinidad de los anhelos a llevar a cabo de las masas, con una serie de ideales encajonados dentro de un lote incuestionable de dogmas intocables, que generan enfrentamiento entre los extremos de los diversos movimientos políticos. Estamos experimentando como sociedad una época convulsa, fría, vacía e individualista. Quizás esta soledad latente en las sociedades de hoy en día no es casual, quizás lo que está ocurriendo es la representación de que nos hemos alejado de nuestras necesidades emocionales.

Autora: Amaya Rivas Aboitiz

La verdad absoluta no existe

Hay un error muy frecuente que cometen los psicoanalistas, gurús, terapeutas, religiosos, políticos de diferentes ideologías, líderes, los científicos, la gente corriente que se enfrenta entre sí defendiendo sus respectivas creencias… y que denota una gran ignorancia. Creen ciegamente que SU verdad ES la verdad absoluta. Nadie posee la verdad absoluta, ni siquiera las instituciones culturales, sociales, políticas y científicas. La realidad es demasiado compleja e inabarcable para pertenecerle a una sola verdad. Quien no comprende esto es porque todavía no ha aprendido a observar más allá de sus propias narices. La realidad esta compuesta por una multiplicidad de matices, por un conjunto de verdades que tienen su parte de certeza, y mucho más.

Autora: Amaya Rivas Aboitiz

La importancia de la Monarquía en España

Apoyo a la monarquía porque ejercen un papel representativo y de contención muy importante. Los reyes son personas que han sido educadas desde la infancia para no poder expresarse emocionalmente ni lo más mínimo en público, y este es un trabajo muy duro. Por qué dicha contención emocional es necesaria en ellos?, porque ellos tienen la obligación de ejercer una figura de equilibrio que sirve de representación y símbolo de armonía entre las fuerzas políticas de este País. Respeto profundamente al Rey Juan Carlos. El fue educado por Franco desde pequeño, cuando Juan de Borbón, su padre, huyó a Portugal en la guerra, tuvo reuniones con Franco llegando a un acuerdo para que Franco adoctrinara a Juan Carlos con el objetivo de que en el futuro heredara el trono Franquista. Cuando Juan Carlos creció, juró con la bandera delante de Franco que él heredaría el mando franquista y cumpliría con todas las órdenes dictadas por el caudillo para continuar con el régimen. Al morir Franco Juan Carlos le traicionó e instauró una monarquía parlamentaria, la democracia que hoy en día conocemos. Lo que mucha gente desconoce, es que en aquel entonces las fuerzas políticas de la izquierda y de la derecha intentaron disuadirle para que se inclinara a favor de sus respectivos bandos políticos. El les ignoró sin enfrentarme a ellos para no provocar conflicto en el país, e instauró una monarquía parlamentaria. Guste o no guste, es un hecho que gracias al rey Juan Carlos hay democracia y elecciones hoy en día, y yo le respeto mucho por ello y se lo agradezco. Podría ser mejor el sistema en que vivimos? Pues creo que lo que tenemos es lo mejor que podríamos tener si nos comparamos con otros países que están fatal. Por estas razones respeto a la monarquía. Puedo comprender que a otros no os guste, ya que el rey como todo ser humano, ha hecho cosas criticables, pero para mi personalmente en la balanza pesa más que gracias a el hoy podemos disfrutar de una democracia en condiciones. En su día cuando heredó el poder franquista podría haberse dejado vender por alguna de las fuerzas políticas de izquierdas o derechas y hubiéramos derivado en otro tipo de dictadura, sin embargo, el supo como equilibrar la balanza y como mantener a cada partido político en su lugar.

Autora: Amaya Rivas Aboitiz

Juzgar o no juzgar, esa es la cuestión

Se dice mucho que hay que sentir sin juzgar, eso suena muy bonito pero es imposible, ya que no podemos desprendernos del cerebro, los pensamientos son inherentes al ser humano. Lo que sí podemos hacer es comprender que los pensamientos juiciosos siempre son una representación emocional, aprender a reconocer de que tipo de emociones proceden, y a su vez detectar en qué experiencias vividas se generaron esas emociones, para hallar que relación simbólica hay entre experiencia-emoción-juicio, y así permitir al prejuicio fluir sin identificarnos con él. También hay otro tipo de prejuicios que son los que genera la pura ignorancia, la carencia de información y por ende una falta de comprensión muy dañina respecto a lo que se juzga. Lo que diferencia a una persona sabia de una persona necia, es que la primera es conocedora del origen emocional y la ignorancia que preceden a los prejuicios que transitan por su cabeza sin identificarse con ellos, y la segunda no es conocedora de sus propias emociones ni de su propia ignorancia, y escupe con total inconsciencia todos los prejuicios que pasan por su cabeza identificándose con ellos.

Autora: Amaya Rivas Aboitiz