Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

EL AUGE DEL NEOLIBERALISMO (PARTE XVI)

Texto enviado por fpmadlax.

El auge del neoliberalismo:

A principios de la década de 1970, el gobierno de Chile fue dirigido por un político de tendencia socialista de izquierda llamado Salvador Allende, que estaba considerando la posibilidad de emprender un programa de nacionalización de industrias, lo que afectaría de manera significativa los intereses estadounidenses en el país. David Rockefeller expresó su punto de vista sobre el tema en su libro, Memorias, cuando dijo que las acciones tomadas por el nuevo gobierno de Chile “restringieron severamente las operaciones de las empresas extranjeras”, y continuó diciendo, “Yo estaba tan preocupado por la situación que me reuní con el secretario de Estado William P. Rogers y el Asesor de Seguridad Nacional Henry Kissinger. “[67]

[IMG]https://i2.wp.com/i61.tinypic.com/2laa1.jpg[/IMG]

Como el autor Peter Dale Scott analiza en su libro, The Road to 9/11, David Rockefeller desempeñó un papel fundamental en los acontecimientos en Chile. Después de un intento fallido de tratar de resolver la “situación” enviando al hermano de David, Nelson Rockefeller, el gobernador de Nueva York, a Latinoamérica, David Rockefeller intentó una operación mayor. David Rockefeller contó la historia de cómo su amigo Agustín (Doonie) Edwards, el editor de El Mercurio, había advertido a David que si Allende ganaba las elecciones, Chile podría “convertirse en otra Cuba, un satélite de la Unión Soviética”. Entonces David puso a Doonie “en contacto con Henry Kissinger.” [68]

En el mismo mes en que Kissinger se reunió con Edwards, el Consejo Nacional de Seguridad (del que Kissinger ocupó el cargo superior) autorizó a la CIA “operaciones ruina” para impedir la elección de Allende. David Rockefeller había conocido a Doonie Edwards por el Grupo Empresarial para América Latina (BGLA), que fue fundado por Rockefeller en 1963, que más tarde sería nombrado el Consejo de las Américas. Rockefeller lo fundó inicialmente, en cooperación con el gobierno de Estados Unidos “en representación de las operaciones en América Latina [de la CIA]”. El subsecretario de Estado de EEUU para Asuntos de América Latina en ese momento era Charles Meyer, anteriormente en la BGLA de Rockefeller, quien dijo que él fue elegido por su posición en el Departamento de Estado”. “Cuando Allende fue elegido el 4 de septiembre de 1970, Doonie Edwards dejó Chile para los EE.UU., donde Rockefeller le ayudó “a establecerse” y el CEO de PepsiCo, Donald Kendall, le dio un trabajo como vicepresidente. Diez días más tarde, Donald Kendall se reunió con Richard Nixon, y al día siguiente, Nixon, Kissinger, Kendall y Edwards desayunaron juntos. Más tarde ese día, Kissinger organizó una reunión entre Edwards y director de la CIA, Richard Helms. Helms se reunió tanto con Edwards y Kendall, que pidió a la CIA intervenir. Más tarde ese día, Nixon y Kissinger dijeron a Helms que “actuase contra Allende.” [69]

Sin embargo, antes de con Edwards, se reunió con el director de la CIA, y Henry Kissinger se reunió en privado con David Rockefeller, el presidente del Chase Manhattan Bank, “que tenía intereses en Chile que eran más amplios que incluso los de Pepsi-Cola.” Rockefeller incluso permitió a la CIA utilizar su banco para “operaciones chilenas anti-Allende. “[70] Después de que Allende llegó al poder, “los bancos comerciales, incluyendo el Chase Manhattan, Química, First National City Bank, Manufacturers Hanover, y Morgan Guaranty, cancelaron créditos a Chile”, y el “Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Agencia para el Desarrollo Internacional, y el Export-Import Bank, hicieron programas de corte en Chile o cancelaron créditos”. Sin embargo,” la ayuda militar a Chile, que siempre ha sido sustancial, se duplicó en el periodo de 1970 a 1974 en comparación con los cuatro años anteriores. “[71]

[IMG]https://i1.wp.com/i57.tinypic.com/11kbh2c.jpg[/IMG]

El 11 de septiembre de 1973, el general Augusto Pinochet orquestó un golpe de Estado, con la ayuda y participación de la CIA, contra el gobierno de Allende de Chile, derrocándolo e instalado a Pinochet como dictador. Al día siguiente, un plan económico para el país estaba en los escritorios de “los Oficiales Generales de las Fuerzas Armadas que realizaron tareas de gobierno.” El plan implicaba “la privatización, la desregulación y recortes en el gasto social”, y estaba redactado por “entrenados economistas de Estados Unidos. “[72] Estos fueron los conceptos esenciales del pensamiento neoliberal, que, a través de las crisis del petróleo de la década de 1970, serían impuestos en el mundo en desarrollo a través del Banco Mundial y el FMI.

En esencia, Chile era la placa de Petri del experimento neoliberal. Este se amplió drásticamente y se convirtió en la sustancia misma del orden económico internacional. La globalización: ¿un orden económico liberal-mercantilista?

Los Neo-liberales toman el primer plano:

En 1971, Jimmy Carter, un gobernador un tanto oscuro de Georgia había comenzado a tener reuniones con David Rockefeller. Llegaron a ser conectados debido al apoyo de Carter a la élite corporativa Atlanta, que tenía amplios vínculos con los Rockefeller. Así que en 1973, cuando David Rockefeller y Zbigniew Brzezinski estaban recogiendo a la gente para unirse a la Comisión Trilateral, Carter fue seleccionado para ser miembro. Por tanto, Carter asistió a todas las reuniones, e incluso pagó por su viaje a la reunión de 1976 en Japón con sus fondos de campaña, ya que fue candidato a la presidencia en el momento. Brzezinski fue el asesor más cercano de Carter, escribiendo grandes discursos de campaña de Carter. [73]

[IMG]https://i1.wp.com/i61.tinypic.com/2qbyjd4.jpg[/IMG]

Cuando Jimmy Carter se convirtió en presidente, nombró a más de dos docenas de miembros de la Comisión Trilateral a puestos clave en su gabinete, entre ellos, Zbigniew Brzezinski, quien se convirtió en el asesor de Seguridad Nacional; Samuel P. Huntington, Coordinador de Seguridad Nacional y Diputado a Brzezinski; Harold Brown, Secretario de Defensa; Warren Christopher, Secretario Adjunto de Estado; Walter Mondale, vicepresidente; Cyrus Vance, Secretario de Estado; y en 1979, nombró a un amigo de David Rockefeller, Paul Volcker, como Presidente de la Junta de la Reserva Federal. [74]

En 1979, la Revolución Iraní estimuló otro aumento masivo en el precio del petróleo. Las naciones occidentales, en particular Estados Unidos, habían puesto una congelación de activos iraníes “, restringiendo de manera efectiva el acceso de Irán al mercado petrolero mundial, la congelación de activos de Irán se convirtió en un factor importante en los enormes aumentos de precios del petróleo de 1979 y 1981.” [75] Añadido a esto, en 1979, la British Petroleum canceló importantes contratos petroleros para el suministro de petróleo, que junto con las cancelaciones realizadas por Royal Dutch Shell, impulsó el precio del petróleo a subir más arriba. [76]

Sin embargo, en 1979, la Reserva Federal, ahora el linchamiento pines del sistema monetario internacional, que estaba inundado de petrodólares (dólares), como resultado de la crisis del petróleo de 1973, decidió tomar una acción diferente de la que se había tomado antes. En agosto de 1979, “en el consejo de David Rockefeller y otras voces influyentes de la entidad bancaria de Wall Street, el presidente Carter nombró a Paul A. Volcker, el hombre que, en agosto de 1971, había sido un arquitecto clave de la política de sacar el dólar del patrón oro, a la cabeza de la Reserva Federal. “[77] Volcker comenzó su carrera como economista personal en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York a principios de los años 50. Después de cinco años allí, “el Chase Bank de David Rockefeller lo atrajo desde la distancia.” [78] Así, en 1957, Volcker fue a trabajar en el Chase, donde lo reclutó Rockefeller “como su asistente especial en una comisión del Congreso sobre el dinero y el crédito en Estados Unidos y para ayudar, más tarde, en una comisión asesora del Departamento del Tesoro. “[79] A principios de los años 60, Volcker fue a trabajar en el Departamento del Tesoro, y volvió al Chase en 1965” como ayudante de Rockefeller, esta vez como vicepresidente para tratar con los negocios internacionales. “Con Nixon entrando en la Casa Blanca, Volcker consiguió el tercer trabajo más alto en el Departamento del Tesoro. Esto lo puso en el centro del proceso de toma de decisiones tras la disolución del acuerdo de Bretton Woods. [80] En 1973, Volcker se convirtió en miembro de la Comisión Trilateral de Rockefeller. En 1975, consiguió el trabajo como Presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, la más poderosa de las 12 sucursales de la Reserva Federal.

[IMG]https://i0.wp.com/i61.tinypic.com/2zhqttk.jpg[/IMG]

En 1979, Carter dió el trabajo de secretario del Tesoro a Arthur Miller, que había sido presidente de la Reserva Federal. Esto dejó una vacante en la Reserva Federal, que fue ofrecida inicialmente por Carter a David Rockefeller, quien se negó, y luego a AW Clausen, presidente de Bank of America, que también declinó. Carter intentó varias veces para convencer a Rockefeller a aceptar, y en última instancia Rockefeller recomendó a Volcker para el trabajo. [81] Volcker se convirtió en presidente de la Reserva Federal, y de inmediato tomó medidas drásticas para combatir la inflación, aumentando radicalmente las tasas de interés.

El mundo fue tomado por shock. Esto no era una política que sólo se sintió en los EE.UU. con una recesión, sino que envió ondas de choque en todo el mundo, devastando los países deudores del Tercer Mundo. Este fue probablemente el objetivo final de las crisis del petróleo en la década de 1970 y la terapia de choque de la Reserva Federal en 1979. Con la elevación de las tasas de interés, el costo del dinero internacional también se elevó. Por lo tanto, las tasas de interés de los préstamos internacionales realizadas durante la década de 1970 aumentó del 2% en 1970 al 18% en la década de 1980, aumentando dramáticamente los gastos por intereses de los préstamos a los países en desarrollo. [82]

En el mundo en desarrollo, los estados que tuvieron que importar petróleo se enfrentaron con enormes facturas para cubrir sus deudas, y países, incluso productores de petróleo, como México, se enfrentaron con enormes problemas resultado del fuerte endeudamiento con el fin de industrializar, y luego sufrieron cuando los precios del petróleo volvieron a caer a medida que la recesión producida en los estados desarrollados redujo la demanda. Así, en 1982, México declaró que ya no podía pagar su deuda, lo que significa que “ya no podían cubrir el costo de los pagos de intereses, y mucho menos la esperanza de pagar la deuda. “El resultado fue el estallido de la burbuja de la deuda. Los Bancos luego detuvieron sus préstamos a México, y “En poco tiempo era evidente que estados como Brasil, Venezuela, Argentina y muchos países del África subsahariana estaban en posiciones financieras igualmente difíciles.” [83]

El FMI y el Banco Mundial entraron en la escena recién reformados con un programa de punto de vista y la política completamente nueva diseñada justo a tiempo para la llegada de la crisis de deuda. El FMI “negoció préstamos de reserva con los deudores que ofrecen asistencia temporal a los Estados que lo necesitan. A cambio de los préstamos de los estados acordado llevar a cabo los programas de ajuste estructural (PAE). Estos programas implicaban la liberalización de las economías al comercio y la inversión extranjera, así como la reducción de los subsidios y las burocracias estatales para equilibrar los presupuestos nacionales. “[84] Por lo tanto, el proyecto neoliberal de 1973 en Chile se amplió en el funcionamiento mismo de las Instituciones Financieras Internacionales (IFI).

El neoliberalismo es “una organización particular del capitalismo, que ha evolucionado para proteger el capital (ismo) y para reducir el poder de la mano de obra. Esto se consigue por medio de las transformaciones sociales, económicas y políticas impuestas por fuerzas internas, así como por la presión externa”, y implica “el uso descarado de la ayuda exterior, el alivio de la deuda y la balanza de pagos de apoyo para promover el programa neoliberal, y la presión diplomática, la inestabilidad política y la intervención militar cuando sea necesario.” [85] Además “el neoliberalismo es parte de un proyecto hegemónico de concentración de poder y riqueza en los grupos de élite de todo el mundo, beneficiando especialmente a los intereses financieros de cada país, y al capital de Estados Unidos a nivel internacional. Por lo tanto, la globalización y el imperialismo no pueden ser analizados por separado del neoliberalismo”.[86]

Joseph Stiglitz, ex economista jefe del Banco Mundial, escribió en su libro, La globalización y sus descontentos, “En la década de 1980, la Banca fue más allá de los préstamos para proyectos (como carreteras y presas) a proporcionar un apoyo amplio, en forma de los préstamos de ajuste estructural; pero lo hizo sólo cuando el FMI dio su aprobación – y con esa aprobación se produjeron las condiciones que el FMI impuso contra los países. “[87]

Como escribió el economista Michel Chossudovsky, “Debido a que los países estaban en deuda, las instituciones de Bretton Woods fueron capaces de obligarles a través de las llamadas “condiciones” unidas a los contratos de préstamo a reorientar adecuadamente su política macroeconómica, de acuerdo con los intereses de los acreedores oficiales y comerciales.”[88]

La naturaleza de los PAE es tal que las condiciones impuestas a los países que se inscriban en estos acuerdos son: la reducción de los déficits presupuestarios, la devaluación de la moneda, lo que limita el endeudamiento del gobierno del banco central, la liberalización del comercio exterior, la reducción de los salarios del sector público, la liberalización de precios, la desregulación y la alteración las tasas de interés [89] Para la reducción de los déficits presupuestarios, ‘techos’ precisos se colocan en todas las categorías de gastos; al Estado ya no se le permite movilizar sus propios recursos para la construcción de infraestructura públicas, carreteras, hospitales, etc”. [90]

Joseph Stiglitz escribió que, “el personal del FMI supervisa el progreso, no sólo en los indicadores relevantes para macrogestión – la inflación, el crecimiento y el desempleo – sino en las variables intermedias, como la oferta de dinero”, y que “En algunos casos, los acuerdos estipulan qué leyes del Parlamento el país tendría que aprobar para cumplir los requisitos o los «objetivos» del FMI- y para cuándo “[91] Además, “Las condiciones fueron más allá de la economía a las zonas que pertenecen plenamente al reino de la política”, y que “se impusieron condiciones políticamente insostenibles; cuando un nuevo gobierno llegase al poder, serían abandonadas. Tales condiciones fueron vistas como la intrusión por el nuevo poder colonial en la propia soberanía del país”. [92]

La frase Consenso de Washington “fue acuñada para captar el acuerdo sobre la política económica que fue compartido entre las dos principales instituciones financieras internacionales en Washington (FMI y Banco Mundial) y el propio gobierno de Estados Unidos. Este consenso estipulaba que el mejor camino para el desarrollo económico era a través de la liberalización financiera y comercial y que las instituciones internacionales deben persuadir a los países a adoptar las medidas lo más rápidamente posible”. [93] La crisis de la deuda proporcionó la oportunidad perfecta para imponer rápidamente estas condiciones a los países que no estaban en condiciones de negociar y sin tiempo que perder, desesperadamente en necesidad de préstamos. Sin la crisis de la deuda, tales políticas podrían haber sido sometidas a un mayor escrutinio, y con un análisis caso por caso de los países que adoptan programas de ajuste estructural, el mundo se volvería rápidamente consciente de sus peligrosas implicaciones. La crisis de la deuda era absolutamente necesaria para la aplicación de los programas de ajuste estructural a escala internacional en un corto período de tiempo.

El efecto se hizo bastante claro, ya que el resultado de estas políticas en la población de los países en desarrollo fue devastador. La década de 1980 es conocida como la “década perdida” de desarrollo. Las economías de muchos países en desarrollo eran más pequeñas y más pobres en 1990 que en 1980. Durante los años 1980 y 1990, la deuda en muchos países en desarrollo fue tan grande que los gobiernos apenas tenían recursos para gastar en los servicios sociales y el desarrollo “. [94] Con la crisis de la deuda , los países del mundo en desarrollo fueron los hambrientos de las finanzas internacionales, [y] los estados no tenían más remedio que abrir sus economías a los inversionistas y el comercio extranjeros”. [95] El “Tercer Mundo”, fue recapturado en las garras del frío colonialismo económico bajo los auspicios de la teoría económica neoliberal.

Anuncios

septiembre 30, 2015 - Posted by | Actualidad, Conflictos militares, Historia, Revolución / Capitalismo | , , , , , , , ,

3 comentarios »

  1. Pedazo de entrada, lástima que no tenga comentarios, he tratado de difundirla como siempre hago.

    Comentario por paramisonenigmas | octubre 4, 2015 | Responder

  2. […] EL AUGE DEL NEOLIBERALISMO (PARTE XVI) […]

    Pingback por ARTÍCULOS QUE TE RECOMENDAMOS. | educacionlibreysoberana | octubre 12, 2015 | Responder

  3. Comentario por paramisonenigmas | abril 29, 2016 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Analisis 06

Blog de analisis histórico, filosófico y espiritual sobre el ser humano y la auténtica historia, en la medida de lo posible.

Política

(y media)

Reflexiones Antropológicas

Pensamientos acerca del pasado y el ahora desde una perspectiva enfocada en el hombre y sus diversas manifestaciones.

Un rincón que te abrigue

Mis escritos, mis canciones, mi reflejo

El foco

Reseñas de cine

How to blue

Un blog acerca mi vida personal sientete libre de juzgar.

DERRIBANDO EL MURO

Rompiendo el Paradigma

Reparaciones profesionales 24 horas

Persianista-Fontanero-Cerrajero-Electricista

Wanderlust

Un blog sobre viajes, lecturas y aventuras

yosoytuprofe.wordpress.com/

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

literatoluisrodriguez

Literatura y consejos.

Geografía e Historia en la educación permanente

El profesor Luis Durán Güell quiere acercarte al Ámbito de Sociedad en la educación de adultos.

A %d blogueros les gusta esto: