Para Mí Son Enigmas

Un debate es una lucha que fortalece a todos los que participan.

CREAR UNA REVISTA: TEMA, EDUCACION.

He estado pensando que si se hiciera una revista exponiendo lo que, creo yo, son derechos de los estudiantes que no se respetan en los centros de instrucción obligatoria: escuelas, institutos, liceos etc… Y quitándole el polvo a los verdaderos orígenes del actual sistema educativo, se podrían hacer llegar ideas interesantes a los estudiantes y a los profesores de dicho sistema. Se trataría de hacer una revista, si no gratuita, muy barata (con lo cual la encuadernación en oro quedaría fuera de alcance) que deje ver estas cuestiones. He estado leyendo últimamente a autores que propugnan una educación mucho más libre, algunos llegando a defender el ser autodidacta como lo mejor, por ejemplo Iván Illich en “La sociedad desescolarizada” otros en cambio hablan de democratizar la educación, haciéndola más colaborativa y eliminando por completo los exámenes y la preeminencia del profesor. Por supuesto librándola de cuestiones como la religión: entre ellos está Ferrer i Guardia o Paulo Freire. Paul Feyerabend habla de ampliar la educación y de que sean los estudiantes quienes decidan lo que se les va a enseñar: si quieren astrología, tengan eso. Si quieren mitología zulú, tenganlo también. O el libro de Taylor Gatto, imposible de conseguir fuera de internet. Hay muchas cuestiones que quizás merecería la pena divulgar y quien sabe qué efecto, según cómo se haga, pueda tener entre los estudiantes o los profesores de esos centros.

¿Alguno de vosotros colaboraría con ese proyecto difundiendo la revista por su localidad, incluso por otros países?

Anuncios

enero 8, 2013 - Posted by | Uncategorized

23 comentarios »

  1. los adolescentes?el 80% sexo,drogas y alcohol…el 18%videojuegos,buen,carro,presumir…el 2% tal vez si mostrarian interes,los profesores casi que mas curro no quieren…gracias y un saludo.

    Comentario por pintoxis | enero 9, 2013 | Responder

  2. No va mal encaminado pintoxis.Sin embargo,pienso que para obtener una sociedad de escuela libre y libre elección,habría primero que acabar con el sistema de castas imperante que obliga a todo el mundo a ser competitivo desde la cuna casi,desde los tres años(a mí ,me lavaron el cerebro mis cuñados para que mi hijos empezaran con tres años ya que sino “llevarían retraso”,decían…).Eso implicaría,una economía basada en el bien de la comunidad y no en el ánimo de lucro que consiste en estar POR ENCIMA de los demás(aunque eso sólo lo disfrute PLENAMENTE Y CON GARANTÍAS un 3% DE LA POBLACIÓN que curiosamente son los dueños del euro y el dólar)de manera que todos podríamos tener de todo y trabajar muchas menos horas e interesarnos por saber de cosas a la edad que queramos,no a la edad que nos impongan los de arriba.No estoy de acuerdo en que la mayoría de la población esté tan predispuesta a la brutalidad como asegura pintoxis,sin embargo.Nos han manipulado mucho con eso.Yo conozco a gente que apenas le gustaba el fútbol y se contagiaron del entusiasmo y el estudio de ese deporte al dejarse arrastrar por compis,amiguetes,la TV…de forma que no era un interés tan espontáneo como yo creía que suscitaba desde siempre y a todo el mundo.El reportaje “La educación prohibida” dice cosas muy interesantes referentes al papel forzado de los alumnos y maestros en general,mediante el cual NO hay comunicación porque los intereses entre ambos son distintos,los objetivos están impuestos,muchos datos empíricos y pocos teóricos,es fundamental que los niños y los adolescentes PREGUNTEN…el trato sea de igual a igual…He copiado en mi escritorio el artículo “Relación entre esclavitud y las escuelas” que ya me lo leeré y meditaré y sigue con tu blog,por favor.

    Comentario por Síbaris Vergel | enero 11, 2013 | Responder

  3. Si lo piensas no existe ninguna divergencia entre el sexo o las drogas, y la educación. Si hubiera una educación no solo sobre los peligros de las drogas, sino sobre cómo experimentar conscientemente con algunas de ellas, o si se estudiara su historia, sería un muy buen punto en la educación, que hoy por hoy no existe en casi ningún sitio. Y la religión por ejemplo, no me refiero a que no haya que estudiar la historia de las religiones, pues han influido muchísimo y son importantes. La verdadera historia sobre las religiones, quiero decir, no la cándida versión light que se ofrece en la escuela. Pero sí habría que eliminar el condicionamiento religioso, o la defensa de una determinada religión como la católica o cualquier otra. Aunque lo bueno sería, desde mi punto de vista, que cada uno estudiara y profundizara lo que más le interese, porque como bien has dicho, a todo el mundo le interesa algo, y la función del “sistema educativo” tendría que ser permitirle y hacer todo lo posible por ayudar y abrir puertas hacia eso, y si no puede, entonces que no sea obligatorio. ¿Si la educación no fuese obligatoria o no hubiera ese chantaje de que sin educación no eres nadie y no puedes trabajar, iría alguien a la escuela? Seguramente sí, porque ofrece cosas interesantes: de eso se trata, no de obligar.

    pintoxis también ha hablado de videojuegos. Yo me acuerdo cuando era pequeño que había juegos de rol en los que podía participar muchísima gente y además que tú mismo puedes crearlo y fabricar historias con eso. Aparte, tengo amigos a los que les gustaba mucho la informática, ¿por qué no enseña la escuela por ejemplo, cosas como a filmar escenas, a crear tus propias aplicaciones de ordenador, o por qué no tiene sala de cine o videojuegos?

    Otra cosa que casi no existe en las escuelas es nada que sea técnico o manual. El cómo funcionan las cosas prácticamente no se enseña, esto es una carencia muy importante. Sales sin saber cómo funciona una cámara, un coche, un televisor y si apuras hasta un simple sacacorchos.

    Ver que la gente sigue esto me anima a seguir escribiendo. Un saludo.

    Comentario por paramisonenigmas | enero 11, 2013 | Responder

    • Yo también me acuerdo de esos famosos juegos de rol que sólo conozco teóricamente y de los cuales dijeron que eran peligrosos porque había quienes se metían tanto en su papel que por ejemplo si tenían que asesinar a alguien,pues lo hacían…Mucha desinformación y planes de asustar a la gente,supongo.Otra cosa que no enseñan en ningún colegio e instituto(tú ya me conoces,je,je) e incluso en las facultades donde se supone deberían decirlo es CÓMO SE CREA EL DINERO(o sea,en qué se basa la fábrica de la moneda para estar en marcha,cuántas veces se pone en funcionamiento y por qué) y cómo se crea la INFLACIÓN ARTIFICIAL y que la natural,la de un sistema de libre comercio SANO,no EMPOBRECE al PUEBLO.En la clase de la ESO donde va mi hija,su profesor y jefe de estudios les contó la estafa de los intereses y eso me alegró mucho y ella ya me dijo que le dijo al docente “- sí,mi madre ya sabe eso”,je,je.

      Comentario por lunnaris2012 | enero 13, 2013 | Responder

  4. Me parecería buena idea siempre que los estudiantes para los quien va dirigida participen en la redacción de esa misma revista. Una cosa sería asistir a quienes desean expresarse y otra expresarse por ellos.

    Comentario por dani...él | enero 11, 2013 | Responder

    • Por supuesto, eso no solo sería mucho mejor sino que haría mucho más fácil que esa revista tuviera difusión. Aquí lo importante es lanzar una idea y saber cómo se puede iniciar este proyecto al alcance de todos y sin ánimo de lucro.

      Comentario por paramisonenigmas | enero 11, 2013 | Responder

  5. También está el punto de ver para qué cosas es realmente necesaria una institución como la escuela (y ahí agrupamos de todo: laico, religioso, privado, público…) partiendo del hecho de que debería ser una parte adicional y voluntaria de la vida de un estudiante y no un direccionamiento de esa vida, tal como desgraciadamente sucede con una presión indecentemente exagerada (si no apruebas esto serás un desgraciado, debes sacarte este título de varios años para estar preparado para … etc etc… ya se sabe) o sea que no se trata de que la educación acapare todos los aspectos o intereses de la vida joven, sino que sea una opción más de aprendizaje de distintas cosas para las cuales es adecuado una escuela. Además, existe la escuela de la vida, la calle como escuela y no es broma, no solamente se aprende en un colegio hay miles de formas de hacerlo. Bueno, más reflexiones para el montón sobre este fundamental y revolucionario asunto.

    Comentario por paramisonenigmas | enero 13, 2013 | Responder

  6. La idea es muy buena, y para su desarrollo, podemos tener en cuenta a los comentarios anteriores.
    Por lo pronto, creo que una institución que convoque a personas entrenadas en educar es necesaria, ya que al postura autodidacta formaría parte del aprendizaje, pero no lo es todo. Tal vez el tema pasaría por la educación y entrenamiento de los educadores, discriminar a aquellos que condicen con lo estereotipado hace milenios en dirección a fabricar un ente guerrero o fabril, de los que sí están enfocados en una integridad en, si no en todos, en varios aspectos del desarrollo físico, emocional y mental. Creo que lo demás, la base, está en los padres y la familia, siempre y cuando estén sanos y predispuestos a la tarea de asumir la responsabilidad.

    La revista sería sólo una referencia, un faro para tener en cuenta otras posturas, y eventualmente, compartir experiencias. No una panacea de libertad intelectual.

    En sí, el proyecto me gusta y podría aglutinar algunas mentes con ideas revolucionarias, tendientes a cambiar el paradigma.

    Un saludo.

    Comentario por Alberto | enero 13, 2013 | Responder

    • Bueno Alberto, yo también creo que es necesario que haya escuelas, es más sería lamentable que no hubiera centros donde poder acudir a aprender determinadas cosas de la mano de gente con experiencia. Pero, por mucho que se distinga entre unos profesores u otros, se les sigue considerando una parte condicionante de la vida de las personas, una especie de influencia a la que hay que obedecer y rendir cuentas y esto, yo a nivel personal, no estoy de acuerdo. Y tampoco concuerdo en que la educación sea obligatoria para nadie, por los mismos motivos. ¿Estoy diciendo con esto que se deba dejar que un niño no aprenda a leer, por ejemplo, o que no lea? Claro que no. Pero puede aprender a leer sin ese compromiso o trámite de obediencia para con un centro educativo.

      De lo ultimo, no sé en qué se podría convertir la revista si en un faro o un sencillo proyecto aislado, o incluso quedar todo en agua de borrajas. Es más como dijo dani arriba, no creo que tenga que ser necesariamente un proyecto coordinado o dirigido por alguien, sino una forma de difundir ideas. Ni siquiera una revista, con hacer panfletos “informativos” exponiendo estas ideas para que lleguen bastaría, y esto sí que se puede hacer a un coste muy bajo. Eso de aglutinar mentes revolucionarias para cambiar el paradigma suena bien pero tampoco hay que tirar tan alto cuando aún no se ha cargado el arma xD. Un saludo !

      Comentario por paramisonenigmas | enero 13, 2013 | Responder

      • El arma ya está cargada. Es sólo cuestión de dar cabida a este movimiento, aunque sea algo lento al principio, pero, quizá en la próxima generación, veamos algún resultado.

        Como verás, tu idea de la revista tiene quorum y permite el dinamismo que haría notorio lo que se viene gestando desde hace algunos años.
        Cordial saludo.

        Comentario por Alberto | enero 13, 2013

    • En esa revista,además de hablar de esas escuelas alternativas e ideas opuestas a la educación concebida como instrucción y competitividad,habría también ,como no,que referirse a esa asociación española,supongo que afín y relacionada con otras en otros países,que apuesta por la escuela y los docentes en casa,y que aquí en España tiene problemas legales al no existir todavía leyes (con las leyes me acuesto y me levanto)para que los niños puedan quedarse en sus casas aprendiendo.Creo que ese modelo a mí me encantaría para mis hijos,les sería más cómodo,se sentirían más relajados y menos amenazados…

      Comentario por lunnaris2012 | enero 13, 2013 | Responder

      • Tengamos en cuenta que la interacción entre coetáneos también es importante en el desarrollo. Claro que es cómodo aprender en casa con la institutriz, pero, en ese caso, habría que integrar socialmente a nuestro hijos en algún club deportivo o social.
        En realidad estoy haciendo conjeturas, intentando aunar los diferentes planos en la educación.
        Un saludo

        Comentario por Alberto | enero 13, 2013

  7. Sí la interacción entre coetáneos es importante pero no necesáriamente a de ir acompañada de la obligatoriedad,o la excusa de ser compañeros de clase para que exista esa interacción.Hubo una vez una frase en el artículo de una revista que me llamó la atención:”¿Se imaginan que ustedes tuvieran que estar en una sala con otras personas tan sólo porque son de la misma edad?”.De todas formas quizá estemos rizando demasiado el rizo,pero sí pienso que todo lo que sea aliviar presión,fomentar el pensamiento propio(me hace gracia que en esos libros de Educación para la Ciudadanía ponga que en España hay democracia,qué cerdos)y lograr la libertad mediante la sociedad horizontal que funcione en base al bien comunitario y no a querer estar por encima de los demás para verles hundidos,bienvenido sea.

    Comentario por Síbaris Vergel | enero 15, 2013 | Responder

    • No estamos rizando ningún rizo, de hecho estoy pensando escribir un texto de una sola página encabezado por “No dejes tus derechos en la puerta de tu centro escolar”. Si queréis lo cuelgo en el blog y lo difundís por vuestra zona a los estudiantes, cambiando o añadiendo algo si lo veis necesario. La “asociación por la Libre Educación” existe en España aquí está su web:

      http://www.educacionlibre.org/

      Ese miedo que hay de que una educación en casa eliminaría el contacto social es en realidad miedo a hacerse responsable de la propia educación. Yo no defiendo que la educación tenga por qué ser en la casa de uno creo que hay muchos más sitios y posibilidades donde adquirirla, aunque no veo mal aprender algo en tu propia casa sea por tu familia o por tu cuenta. Lo que no es soportable, es que un niño sea propiedad de otra entidad como el Estado o los “poderes públicos”, como tampoco debería ser PROPIEDAD de los padres. El contacto social en una escuela está bloqueado, controlado y con horarios fijos ajenos a la vida de quien está ahí, ¿ese es el tipo de sociabilidad que se considera lo mejor?

      Lo correcto sería dar a los jóvenes y niños la POSIBILIDAD de educarse por si mismos y aprovechar esos medios, sin ningún tipo de obligaciones. Esto haría mejor tanto las relaciones sociales como el desarrollo personal, puesto que se podrían tomar decisiones libres y asociarse libremente durante la infancia y la juventud, cosa hoy prohibida en el 99,99% de casos y siempre bajo control profesional y legal.

      Comentario por paramisonenigmas | enero 15, 2013 | Responder

      • Sí cuélgalo,y ya me encargaré de difundirlo a la salida del cole y el “insti” de mis hijos,junto con la entrevista a una economista y el artículo de la estafa bancaria.

        Comentario por Síbaris Vergel | enero 16, 2013

  8. Mañana lo colgaré en un nuevo post, esta noche me pondré a escribirlo. Un saludo.

    Comentario por paramisonenigmas | enero 16, 2013 | Responder

  9. Cuenta conmigo para la divulgación de la revista, saludos desde México…PD.- Excelente idea, la apoyo n_n

    Comentario por Enzo Demeneghi | febrero 4, 2013 | Responder

  10. Me parece interesante aunque, tampoco hay que hacerse muchas ilusiones, si teniendo a todo el sistema educativo en contra de la LOMCE no le hacen caso a esto menos. Se necesita gente comprometida y que se mueva y mueva a otras personas. Yo participo.

    Lo fundamental es esto: se deben formar ciudadanos, no esclavos.

    La educación es el pilar básico del pueblo y un pueblo formado es invencible, por eso no hay una buena educación, porque no les interesa. Se puede pensar que nos forman, pero solo nos hacen eficaces, juegan con nosotros para que a los de arriba les ahorremos dinero. Hacen que orientemos nuestras vidas a poder optar a pelearnos por un trabajo que nos quita mucho tiempo, en el que somos muy eficaces y solo enriquecemos a otros. Y para cumplir los requisitos aún por encima debemos ser eficaces, para enriquecer a otros y poder vivir nosotros. Por eso se necesita educación. En vez de formarnos como esclavos, de meternos en un asqueroso mundo competitivo, la educación debe enseñarnos a desarrollar el interés por entender el mundo que nos rodea y debe fomentar el pensamiento crítico para formar ciudadanos libres que no obedezcan a ciegas a los mercados y a un sistema viciado y sin más salida que esa, un pueblo culto y libre. Fromm decía que una persona semiculta (refiriéndose a teniendo realmente una educación adecuada) no debiera prestar la atención que se le presta a la hojarasca barata que nos venden por música, literatura, cine, arte, ni a los anuncios, ni a esos deseos que se crean de aspirar a más y a más y a parecernos a tal prototipo y, en el fondo, de consumir (esto último añadido por mí, pero la idea la expone Fromm a lo largo de Psicoanálisis de la sociedad contemporánea).

    Muy importante también que cuide lo máximo posible las relaciones entre personas, que desde niños nos acostumbremos a decir lo que llevamos dentro sin tapujos, que no tengamos reparo en desnudarnos literalmente (no solo psicológicamente) ante toda una clase. ¿Por qué? Porque el miedo y la vergüenza que se crea en la población hace de esta una población superficial, tímida, con miedo a hablar, y con prejuicios de su físico, siempre infelices porque no se sienten cómodos consigo mismos. Se trata de que la sociedad actual es penosa por la educación media, y si la educación de todos avanza, la sociedad avanza y somos felices de verdad.

    Todo esto es muy teórico. ¿Cómo conseguimos llegar a ello? En primer lugar, el cambio no es cosa de un día. Las primeras generaciones recibirían una educación de primera, pero la vida fuera de la escuela seguiría siendo igual y no sería del todo eficaz. Pero según las primeras generaciones vayan ocupando puestos influyentes en la sociedad, otras generaciones irían teniendo una educación global más semejante a la de la escuela hasta ser realmente eficaz.

    ¿Qué reformas tomar en la escuela? Se me ocurre:
    · Hacer exposiciones, convivencias y “confesiones personales” desde críos en las escuelas para crear unos vínculos sociales fuertes.
    · Orientar la programación de ciencias hacia entender el mundo que nos rodea, haciendo más excursiones, prácticas… Chapamos teoría pero no sabemos aplicarla a la realidad. Por ejemplo: ¿por qué las gotas de aceite sobre el agua son redondas? ¿Si el vapor de agua es invisible por qué vemos las nubes [son gotas de agua en estado líquido en suspensión]?
    · Terminar con la competitividad exhaustiva de selectividad en adelante.
    · Disminuir el programa para poder relajarse en cuanto a tiempo para dar tal temario.
    · Fomentar la creatividad
    · Más horas de filosofía y dada en más cursos, pero con autores más apropiados al momento, que nos den qué pensar, estudiarnos a nosotros mismos y en sociedad, orientarla a conocernos por dentro.
    · Suprimir horas de castellano y lenguas cooficiales: a lo largo de los cursos se repite casi lo mismo en gramática una y otra vez.
    · Una hora semanal menos de inglés para darla a otras asignaturas, tantos años aprendiendo inglés y no se sabe hablar con soltura, se impone como idioma mejor a los demás, etc. así que veo conveniente coger unas nociones básicas para en caso de ir a Inglaterra o semejantes saber defenderse y aprenderlo allí, que es donde se aprende de verdad.
    · Suprimir la literatura, a modo de chape, saber menos nombres de libros de memoria y leer más libros, analizarlos y aprender qué es de verdad la literatura, que se creen que es lo que cuenta y es el cómo se cuenta.
    · Dar un enfoque de la historia más hacia cómo funciona la sociedad y un conjunto lógico de sucesos, y no como otra asignatura de chape.

    Comentario por Reflexión Revolución @reflex_volucion | enero 9, 2014 | Responder

  11. SUGERENCIA DE INTRODUCCIÓN (¿QUÉ OS PARECE?)

    ¡Alegra esa cara! Estamos aquí con el proyecto de mejorar la sociedad dentro de lo posible y este proceso empieza por ti. Este proyecto comienza desde que nacemos y el principal influyente es la educación, por eso centraremos nuestra revista en un cambio del sistema educativo, que creemos muy vinculado a la falta de respuesta de la gente ante los abusos del poder y a la infelicidad de las personas. Por eso debes alegrarte y animarte a participar, porque juntos podemos y solo necesitamos tu colaboración. Puedes pensar que tú solo no vas a cambiar nada, justamente ese es el problema de que no se produzca un cambio ya. Por eso te instamos a participar en esta revista y en todo lo que puedas. La política te afecta y tú debes esforzarte por participar de ella.

    En esta revista trataremos temas en torno a la educación intentando responder a preguntas como ¿Por qué es importante la educación? ¿En qué influye? ¿Qué debemos cambiar? ¿Cómo crear presión social y lograr el cambio? ¿Cómo está evolucionando la educación, es decir, qué nos espera? ¿Cuál ha sido la evolución de la educación hasta la actualidad? Analizaremos el sistema educativo actual y lo pondremos en relación con el comportamiento de la sociedad.
    Queremos que el lector sea activo, no pasivo, es decir, que no solo lea, sinó que corresponda con lo que pedimos y que nos envíe su opinión y pensamiento. Esta no es “mi” revista, es “nuestra” revista: todos participamos y os animamos a debatir.

    Ante la monotonía y el automatismo no solo en la educación, ante la orientación de la educación hacia ser efectivos como trabajadores y no hacia formar personas críticas, ante la valoración de lo que uno chapa y no de lo que uno piensa y entiende, ante la forma en que nos enseñan a mantener relaciones sociales y a consumir, ante el desinterés que crean por el conocimiento, ante la importancia que le dan a una nota y a ponerle un calificativo a cada persona que le marcará su vida laboral, ante la exclusión de aquel que no alcanza los “requisitos”, ante la falta de atención a cada alumno en particular, ante la desigualdad que genera la separación de la escuela en privada, concertada y pública, ante la creación de un pueblo para el sistema que simplemente haga lo que la presión mediática le diga, porque sin formación crítica se acepta sin más, esta es una revista para todos que solo busca despertar un por qué o un y por qué no… No aceptéis la realidad con resignación sin más, eso es lo que os han enseñado a hacer para beneficiarse ellos, los mercados, el sistema.

    Para terminar, deseamos que os guste o al menos os mueva a crear otros proyectos y movilizaros.

    Comentario por @reflex_volucion | enero 30, 2014 | Responder

  12. PREPARÁNDONOS PARA EL FUTURO.

    Aunque hay diferencias en lo que cada país espera de su ‘sistema educativo’, no hay duda de que todos se basan en una preparación o entrenamiento para un resultado futuro: lo más extendido es que tendremos la oportunidad de conseguir un buen trabajo, en el cual gracias a lo aprendido en la escuela, podremos ser útiles y a cambio, ser pagados con un buen salario. Dejemos de lado si en una situación laboral como la de nuestro país, lo que dije puede no ser tan verdadero para todos. En todo caso, la escuela sigue siendo una etapa que atravesamos pensando en los beneficios que nos va a dar más tarde. En una ‘carrera’ universitaria, igual que en una carrera de atletismo, es necesario hacer un esfuerzo de entrenamiento que nos permita pasar los diferentes niveles (podríamos comparar con las sucesivas ‘marcas’ o ‘tiempos’ que va batiendo un atleta) con vistas a un buen resultado, o expediente. El simple hecho de llegar a la meta bien puede compararse con el obtener el título, ya sea este graduado escolar, de bachillerato o un diploma de estudio universitario. No es pues, al azar que las dos cosas reciben el nombre de ‘carrera’.

    Trabajar duro para luego poder recoger los merecidos frutos y beneficios es algo que merece respeto, y nada da más satisfacción que tener un objetivo y esforzarse por alcanzarlo: incluso es una necesidad humana. Esto podría aplicarse a la escuela, y creo que mucha gente estará de acuerdo, con que ‘aplicarse’ en los estudios es esforzarse para conseguir un fin importante: conseguir el título que espera al final de cada una de los peldaños de la escalera llamados ‘cursos’. Un papel o documento que nos abrirá la posibilidad de trabajar, que certificará que somos personas ‘entrenadas’, que tenemos un cierto nivel de cultura, e incluso que somos dignos de que nos llamen seres humanos ya que las consecuencias de no tener este título pueden llegar a ser graves en esta sociedad. Vamos a aceptar entonces que exista un documento que sea obligatorio conseguir si pretendemos formar parte de una sociedad productiva. Lo que quiero plantear aquí no es el futuro, sino el presente, de ese proceso al que conocemos por educación. Todo el mundo tiene claro qué es lo importante de la escuela: los resultados académicos, las ‘notas’ y por supuesto, conseguir el graduado escolar o de ESO, como mínimo. De lo que os quiero hablar es de lo que significa el tiempo empleado en conseguirlo y cuáles son las condiciones que hay que aceptar. Al igual que un atleta tiene un entrenamiento diario, que puede implicar levantarse temprano, calentar, luego recorrer tantos kilómetros, etc. Los estudiantes que van a la escuela tienen que asumir una cosa: el CONTROL sobre sus personas. Es decir, una vez que estás en la escuela, debes aceptar una serie de normas, horarios, leyes y formas determinadas de comportarte. Ejemplos:

    1) Al comenzar cada curso, los profesores entregan un horario para que los estudiantes lo sigan, a ser posible al pie de la letra. Este horario dice dónde el alumno tiene que acudir en cada momento del día, repitiéndose lo mismo cada semana. Le impide por lo tanto elegir cuándo moverse, hablar, comer o jugar libremente.

    2) El primer día de curso uno ya sabe con qué otros estudiantes va a estar asociado durante todo un año, y en los colegios, estos compañeros al ser de la misma edad, son los mismos durante muchos años. No decimos que esto esté bien o mal, solo que suprime la libertad de escoger con quién se puede uno asociar para estudiar o para hacer las actividades que en una escuela se llevan a cabo. Además, elimina la posibilidad de ir a las asignaturas de diferentes niveles, ya que los exámenes solamente esperan dentro de un solo ‘curso’ o ‘nivel’.

    3) Cada año se emiten los llamados ‘libros de texto’ o ‘libros escolares’ que TODO alumno deberá comprar antes de empezar, pues de lo contrario corre el riesgo de no ser aceptado, o de no poder seguir lo que en la escuela va a enseñarse. Esto es algo que se impone como condición necesaria.

    4) Dentro de las propias asignaturas, también se debe una obediencia leal a los profesores, que en su gran mayoría tienen un trabajo establecido no por su propia voluntad, sino impuesto (al igual que es impuesto a los alumnos) por la burocracia. El horario no está hecho por los profesores en lo fundamental, aunque ellos pueden cambiar determinadas horas o grupos, no el contenido, que deberá ser tal como se hace en el resto de las escuelas del país. Queremos remarcar además que esto suprime en gran parte la posibilidad de debatir libremente y según los intereses personales de cada estudiante. Las preguntas y respuestas se han de limitar no ya a la materia de la cual se está enseñando, sino al contenido del propio ‘libro de texto’ lo cual deja a los estudiantes sin ningún tipo de posibilidad de desarrollar su creatividad, su curiosidad por el tema o su capacidad para debatir. ¿Es posible que este dogmatismo sea la causa principal de que ‘muera el interés’ por la cultura y el estudio en tantos jóvenes, es decir, del llamado ‘fracaso escolar’?

    5) Otra condición que se acepta es la de que los profesores pueden juzgar a los estudiantes en base a la repetición de conocimientos aprendidos de memoria. Esto sucede en mayor medida en un país como España que en otros como Suecia o Finlandia, sin duda. Aquí la memorización tiene mucho más peso que la capacidad de pensar. Aceptamos ser clasificados según nuestras ‘notas’. El conocimiento memorizado se olvida en su mayor parte, y cuando uno termina la escuela no recuerda ni una pequeña parte. Sin embargo, es posible que sus notas digan otra cosa. Esto es algo que queremos investigar para hacer un artículo en detalle en esta revista.

    6) Hay muchas actividades que no cuentan dentro del sistema, entre ellas destacamos cualquier tipo de actividad creativa, cualquier tipo de conocimiento práctico (para ello hay que esperar a hacer una Formación Profesional o FP) y prácticamente el entorno de un aula son cuatro paredes, por lo que no hay contacto con la naturaleza. Además, como vimos antes, se suprime casi todo tipo de individualidad: todos han de ajustarse al mismo horario, exámenes y comportamiento. Te dejo a ti pensar si algo que acapara tanto tiempo de tu vida merece funcionar de esta manera.

    Pensamos que esto no es una sola opinión, sino que objetivamente es así, las seis cosas son hechos verdaderos. Me gustaría plantearte esta pregunta, ¿crees que cada una de estas seis cosas es realmente provechosa para lo que la educación debería pretender, a saber, aportar un nivel cultural a todos, ayudar a la gente a valerse por si misma en el mundo, dar a todos oportunidades…?

    Seguiremos hablando de estos temas más a fondo!

    Comentario por paramisonenigmas | febrero 2, 2014 | Responder

  13. MÁS APORTES:

    CITA

    “Psicoanálisis de la sociedad contemporánea”, ERICH FROMM:
    “Más del 90 % de nuestra población sabe leer y escribir [mediados del siglo XX]. Tenemos radio, televisión, cine, un periódico diario para todo el mundo; pero en lugar de darnos la mejor literatura y la mejor música del pasado y del presente, esos medios de comunicación, complementados con anuncios, llenan las cabezas de las gentes de la hojarasca más barata, que carece de realidad en todos los sentidos, y con fantasías sádicas a las que ninguna persona semiculta debiera prestar ni un momento de atención. Y mientras se envenenan así los espíritus de todos, jóvenes y viejos, ejercemos una feliz vigilancia para que no suceda ninguna “inmoralidad” en la pantalla.”

    IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN

    Son muchas las críticas a la “izquierda” por intentar conseguir sus propósito mediante la violencia y no por el proceso democrático. Al menos en este artículo no quiero profundizar en política, pero esa democracia es falsa. No se trata de ser de izquierdas, sinó de tomar conciencia de tu situación social de servir a los mercados y de ver en qué consiste la política que se está llevando a cabo. Si parte de la izquierda lo quiere llevar a cabo mediante la violencia es por una sencilla razón: ante la manipulación y la consecuente falta de libertad de pensamiento el pueblo ignora su posición social y simpatiza con los deseos creados por los mass-media. Se intenta parecer a los hombres y mujeres de los anuncios de ropa interior, intenta parecer y no se da cuenta de que solo está entrando como un cordero en el consumo como su pastor le indica. Así funciona la democracia: se coacciona el voto creando una imagen de bipartidismo y mediante manipulación ganan los que más esclavizan al pueblo que, ignorante y de todo menos crítico, se deja dominar. Por eso algunos de izquierdas quieren tomar por su cuenta el poder: no por autoritarismo, sinó para, desde el poder, poder educar a la población para formar ciudadanos críticos, y no esclavos de producción que votan a quien les oprime.
    Es necesaria la educación por tanto para saber elegir a quien nos gobierna, pero voy más allá, con educación podremos gobernarnos a nosotros mismos y tomar las decisiones que más nos convienen. Esa es la utopía, pero hay muchos pasos intermedios alcanzables y voy a empezar a luchar por algo más práctico y real.
    La educación es importante para que no nos engañen con mentiras desde la televisión, para no vivir como esclavos diciendo que sí a todo, para que si te dicen “compra esto” puedas plantearte que no lo necesitas por mucho que tus amigos lo tengan, que no tienes que ser igual que ellos,…
    También me interesa el aspecto de que aunque quizás no marque el tipo de relaciones sociales que se establecen, puede cambiarlas y es algo principal. Hay que darse cuenta de que las relaciones se basan en aparentar, ponerse guapos, tapar lo que consideramos defectos, intentar ajustarnos a los prototipos de belleza, consumir ciegamente quedando los findes para ir de compras aunque la paga no lo permita, ocultando lo que verdaderamente piensas y sientes por miedo a que alguien que oculta también otras cosas se ría de ti, y es tan hipócrita que lo hace,… Todo eso es mejorable en las escuelas enseñando desde pequeños a compartir nuestras inquietudes con toda la clase, fomentando el debate y acabando así con la vergüenza y callar lo que debemos decir que domina la sociedad y sus relaciones, siendo estas más fructíferas y sin fijarse solo en las apariencias permitiendo un poco acabar con la manipulación de “apariencia esto, apariencia lo otro y compra para conseguirlo”. Y es que consumimos para follar, signo de falta de educación.
    En definitiva, para ser críticos y para ser personas, porque si se nos deja “a la deriva” de lo que nos enseñen los medios aparece gente como alguna que conozco que dice que si pudiese violar a alguien sin que la ley lo sancionase sería “el puto amo”.
    Y por esa educación lucho yo. Saber datos es importante y no quiero ni creo que deba esforzarme en suprimirlos. Conocer el funcionamiento del medio es fundamental y, en menor medida, lo que se conoce por cultura general, como chaparse nombres de obras en literatura sin haber leído ninguna.

    LOMCE (modificado)

    No hace mucho que se ha aprobado la LOMCE, la nueva ley de educación que antes de 2020 habrá entrado en vigor para todos los cursos (va entrando progresivamente).

    Se habla mucho de que quieren poner la religión obligatoria y de que va a hacer media, y que quieren quitar asignaturas como filosofía, quieren introducir las reválidas y se ha extendido una mala imagen de Wert. ¿En qué consisten las reformas de este ministro? ¿Qué es la LOMCE?

    Wert, como ministro de educación, ha aplicado una serie de recortes encaminados a la exclusión de la clase social pobre en la educación como retirar becas, ayudas para libros, etc. En general estas medidas están en relación con economizar la educación, esto es, no gastar en educación, sacarle rendimiento en forma de dinero y olvidarse del progreso que pueda traer alguna de las mentes que quedan excluídas como podría ser la cura del cáncer (suponiendo que no se encargase una farmacéutica de que no saliese a luz en caso de ser un tratamiento a disposición de todos). Todas estas medidas están favoreciendo al PP (Wert no es militante del PP) al llevarse Wert la mala fama y conseguir el PP las medidas que quiere llevar a cabo. Wert pronto se marchará y la gente no tendrá en quién descargar su odio apaciguándose la protesta contra la LOMCE. Por eso debemos asociar LOMCE a Rajoy o a PP, al igual que el resto de medidas. Wert es solo el escudo del PP.

    Me voy a centrar en la LOMCE. Cuando salgo a la calle a las manifestaciones contra la LOMCE me lleno de furia. Además de sindicatos anunciándose a sí mismos y desinformando (ellos deberían dar la información) están los de lemas que confunden como “más educación y menos religión” contra la LOMCE. Eso es lo que justo los que están detrás de los medios quieren, armar un escándalo con el tema de la religión, que vale, que yo también estoy en contra, y que pasemos por alto los temas más importantes.

    La LOMCE es una ley que suprime la creatividad y el pensamiento crítico. He hablado con bastante gente que dijo que la asignatura de filosofía le había hecho pensar diferente. Justo eso les duele, que seamos críticos, por eso la dejan fuera de las asignaturas comunes. Eliminan así mismo la música, dibujo artístico, educación para la ciudadanía (que para mí funciona como una introducción para la filosofía de cursos superiores)… ¿Hacia qué sociedad nos pretenden encaminar? Solo quieren que seamos productivos para nuestro propietario, que será quien saque el beneficio.

    Es una ley que, como dice el PP “profesionaliza la figura del director”. Eso significa que deja de ser elegido por miembros del ámbito educativo del centro y pasa a ser puesto a dedo por la administración, que puede aplicar criterios como si tiene carnet político del partido en cuestión. El director pasará a tener más poder en el centro, que pasará a funcionar como una especie de empresa en la que los profesores le deben cierta obediencia. No se te ocurra ser profesor sin plaza fija e irle en contra al director. Además le llegarán los resultados de las reválidas de la educación primaria para poder marcar alumnos de por vida en función de su expediente académico y así ir a esos centros que pueden elegir a quién escoger y a quién no o ir a centros de segunda categoría donde juntar la morralla.

    La LOMCE se encarga de adaptar el programa de la escuela pública a la concertada debiendo ser al revés (la concertada adaptada a la ley de la pública) con la finalidad de legalizar a la escuela del Opus Dei, que se quedaría sin subvenciones al, si no recuerdo mal, separar por sexos. Para empezar no deberían existir distintos tipos de escuelas porque eso separa la sociedad en clases sociales, puesto que los ricos se pagan la privada y frecuentemente sin a penas esforzarse ya obtienen su título regalado porque para eso pagan, su calificativo, una mierda que no valora los conocimientos de nadie y solo sirve para descalificar personas, y bastantes son enchufados, otros se pasan a la concertada y los que no tienen dinero o los que no quieren tras pasar la criba de las otras dos posibilidades le quedan a la escuela pública, que se encuentra con aún más dificultades.

    La LOMCE introduce también las reválidas, totalmente exclusivas. Las introduce al final de primaria, de la ESO, y de BAC. Si un alumno de primaria conocido día a día por su profesor, que para eso le pagamos, aprueba y luego le sale mal la reválida influirá en su vida académica, por tanto laboral, y por tanto en su vida cotidiana. Si repite no puede volver a clase para repasar y aprender lo que necesitaba, tiene que preparárselo por su cuenta. De este modo se produce una criba alucinante ya desde la primaria dejando a personas que pueden dar mucho de sí aún, aniquiladas y como mano de obra barata para pelearse por un trabajo de mierda. Esto a nivel de economía tiene graves repercusiones como la bajada de sueldos porque habrá miles peleándose por limpiar váteres y siempre habrá alguien que lo haga por menos dinero que tú. Esa gente será inculta y sin saber que su desgracia está en el PPSOE votará igual ciegamente por culpa de la televisión, es el negocio redondo.
    Actualmente si suspendes selectividad consigues el título de bachillerato igualmente, pues bien, con la LOMCE si suspendes la reválida tampoco obtendrás el título de bachillerato. Además podrán hacerse pruebas libres (las que quien las haga desee) de acceso a la Universidad.

    En resumen, se trata de una ley que realmente apela al capitalismo más salvaje creando máquinas de producción al servicio del sistema que no sepan pensar, solo robots. Ahora que ya tienes información contrástala, léete la LOMCE, no te fíes de primeras, pero a menos que estés de acuerdo con la ley levántate del sofá y manifiesta tu descontento en las calles, no te dejes gobernar por intereses ajenos a ti, dada su indeferencia ante nuestras manifestaciones organiza otras formas de protesta (puedes publicarlas en esta revista), mueve, lucha.

    Comentario por @reflex_volucion | febrero 2, 2014 | Responder

  14. LA EDUCACIÓN DE LA ÚNICA SENDA.

    Uno de los resquicios de totalitarismo que le quedan a nuestro país, es que la educación solamente puede ser un camino, el mismo para todos. Los mismos cursos, idénticos libros escolares, exámenes muy parecidos esperan a toda la juventud española. Si miramos la historia de las dictaduras, vemos que uno de sus objetivos ha sido el control total de la educación por el Estado, el control del pensamiento de los alumnos, el hacer imposible cualquier tipo de objeción o de cambio, en una palabra, la ciega obediencia a la autoridad, profesores, directores, y más arriba aquellos quienes están controlando la educación, el Ministerio de Educación. En realidad, la educación sigue hoy en día funcionando de la misma manera en este sentido, los profesores son seleccionados para adaptarse y seguir sin posibilidad de hacer apenas cambios, un programa que ellos no han redactado. Existe un derecho llamado libertad de cátedra, que debe garantizar a los profesores el organizar ellos mismos la enseñanza, pero vemos que no es así cuando a ellos se les da un programa ya fijo para todo el curso, y que se limitan a seguirlo. La prueba de eso, es que no hay mucha diferencia entre lo que se estudia en un colegio y otro, en un instituto y otro, por mucho que se encuentre en la otra punta del país. Si observas por ejemplo los programas escolares de distintos centros, o las normas de esos centros, te darás cuenta que son prácticamente iguales. Esto es lo que significa control de la educación por el Estado.

    Lo extraño es que si miramos el temario utilizado en las escuelas privadas religiosas, o concertadas, es también muy parecido. ¿Quién ha hecho entonces ese programa tan parecido? ¿De dónde viene? ¿Ha sido una institución privada, y luego fue copiado por la pública, o fue algún Estado, que las entidades privadas copiaron?

    Un poco de luz a esta pregunta lo puede dar el ver quién redacta los libros de texto, que son obligatorios si quieres ser admitido en un centro escolar. No quiero dar nombres, es una investigación que te dejo a ti: investiga las distintas editoriales y mira a ver quién las controla, si hay entidades religiosas o importantes grupos comunicativos. ¿Te has preguntado por qué hay sanciones si no se compran ni siguen estos libros de texto, cuando hay mil millones de libros que leer en el mundo, cuando hay bibliotecas públicas y gratuitas, cuando hay familias que preferirían comprar alimentos y no pasar hambre, en vez de estos libros?

    Organización, evaluación, todas estas palabras que tanto suenan en los manuales educativos y que dicen las juntas de profesores, son en realidad sinónimos de ‘control’. Cuando entras en una escuela, no puedes comportarte como lo harías en la calle, hay obligaciones. Hay una cosa con la que puedo estar de acuerdo: que la escuela debe garantizar tu seguridad personal, física, como debería hacer cualquier padre y madre cuando un niño no es capaz de valerse por si mismo. Se dan casos en que esta norma básica y esencial ha fallado en las escuelas, donde se producen maltratos y hasta las famosas masacres, tanto en Estados Unidos como en países europeos. Es un tema importante sobre el que tener una opinión, ¿por qué hay ese maltrato y violencia en las escuelas? ¿Son solamente deslices o fallos de seguridad? ¿O son favorecidos por la escolarización obligatoria, que impide la autodefensa?

    Pero si te fijas, la escuela controla mucho más que la seguridad física de los estudiantes. Controla en qué momento ellos deben moverse, a dónde deben ir en cada momento, lo que se conoce como disciplina o más suavemente ‘el horario’. En las clases muchas veces no se permite hablar (a menos que sea del tema contenido en el libro de texto). El juego y el deporte también están controlados por un horario diferente, y si alguien se pasa más allá del llamado ‘recreo’ o ‘patio’ jugando al baloncesto, se le mira como poco menos que un desgraciado y se le obliga a entrar en clase. Por tanto, la escuela es un lugar donde tu comportamiento está controlado y dirigido en un grado bastante alto. Mientras no te salgas mucho de las normas, todo será con palabras suaves. Esta es la manera de impedirte intervenir o cambiar algo que no te apetece o con lo que no estás de acuerdo. Piensa en otros centros donde el comportamiento está controlado: el ejército por ejemplo. Aquí los motivos de la disciplina obedecen a primero la necesidad de entrenamiento militar, y segundo el aprender la obediencia totalmente ciega a los dirigentes militares, a la jerarquía. En el ejército lo sabes, en la escuela parece que muchos no se dan cuenta. Otro serían las sectas o iglesias, donde hay que seguir una serie de rituales, aunque muchos lo hacen voluntariamente y nadie les obliga a ello, lo hacen por fe religiosa, etc, nadie te obliga a ir a la Iglesia hoy en día. Sin embargo, sí que te obligan a ir a la escuela y pasar mucho tiempo en ella, una buena parte de tu vida como joven (en España es obligatoria hasta los 16 años).

    ¿Cuáles son los objetivos de la la escolarización obligatoria, de tener que pasar tantas horas a la semana durante 14 o más años en algún centro escolar? Porque diríamos que si los estudiantes a nivel personal sacan algo muy bueno a cambio, ello puede merecer la pena, y que el estudiante no pueda decidir por su cuenta. Bueno, al parecer todo se hace para dar al estudiante el máximo bienestar, la mejor cultura, para ‘prepararlo’ (siempre me ha hecho gracia esta palabra, que es como que te hacen estar parado) para el mundo laboral, para la vida en sociedad, para ser ‘civilizado’ y protegerte del crimen etc etc. Bueno, pregunta a tus profesores o padres para qué sirve la educación, y mira a ver si te responden algo parecido a esto, tal vez no, puede haber respuestas muy originales. Pregúntatelo tú mismo.

    El objetivo de la educación es en realidad obtener el título de ‘graduado’ o de ‘bachillerato’ o bien si vas a la universidad de ‘licenciado’ o actualmente con el plan Bolonia, de ‘grado’. Imagínate que la escuela al final de todo no te ofreciera ningún título. ¿Seguirías yendo a todas las clases, aula tras aula, hora tras hora, tal como te dicta tu horario? ¿Seguirías respetando la misma proporcionalidad entre asignaturas y escuchando a los mismos profesores? ¿Seguirías considerando al profesor como una persona que debe dirigir tu vida, a la que le debes obediencia, y no solamente una persona que te debe ayudar a conocer algo de primera mano y que tú no podrías aprender sol@?

    Puede entonces que fueras a la escuela de la misma manera solamente por gusto, por tu propia decisión, por placer. Pero puede que no lo hicieras, es importante pensar entonces que todo se hace por el título y que sin éste, todo sería muy distinto. Y mucho más emocionante, ¿recuerdas las aventuras de piratas en las que iban en busca de un tesoro? Ellos no sabían qué les iba a pasar en el camino. Pero, en la escuela, sabes exactamente cómo va a ser cada minuto de clase. Ahora analicemos qué clase de tesoro es el título de graduado escolar o de bachillerato. Antiguamente, tener el título de graduado te garantizaba un puesto de trabajo. Sirvió durante la burbuja, hoy no. Luego había que hacer el bachillerato para tener un trabajo. Hoy ya no sirve. Hay que ir a la universidad. En muchos casos, antes ir a la universidad era de verdad tener un trabajo seguro. ¡Tampoco eso se cumple hoy! Mira los datos, las estadísticas de personas que encuentran o no trabajo en lo que han estudiado. Muy pocos lo hacen, algunos sí, es cierto, pero muchos no. No es una garantía. Ahora hay que continuar estudiando y pagando caros ‘másters’ (maestrías) o bien ‘oposiciones’ cuyo valor mínimo ronda los 2000 euros, y puede llegar a costar más de 10.000 euros. Para ser cartero, profesor, abogado, barrendero, electricista, fontanero, para casi todo vas a necesitar algo más que el graduado escolar. Si vemos como ha avanzado el tiempo, se comprueba que cada vez hacen falta más estudios para hacer el mismo trabajo. Esto se llama ‘especialización’. Y es fruto de la competitividad. ¿Sabes qué significa? Que cada vez necesitamos más apoyo exterior (educación) para hacer lo mismo. Es decir, es como si fuéramos menos inteligentes. ¿No será que se nos está educando peor a propósito para que necesitemos más años? Pregúntale a tus padres o a tus abuelos cómo estudiaban en su época. Todo el mundo sabe que el nivel intelectual y educativo ha caído.

    Hay un motivo fundamental por el que ha caído el nivel, y es que la educación se basa únicamente en la memorización de datos de libro. No hay experiencia directa de nada, salvo en muy contadas ocasiones cuando hay alguna excursión a la naturaleza o a alguna fábrica, sin duda lo mejor que tiene la escuela. En la escuela hoy no se aprende absolutamente nada que sea práctico, cómo funcionan los objetos que nos rodean, un microondas, un ordenador, un teléfono, los conductos que llevan y calientan agua a nuestras casas, los coches que nos permiten movernos, en fin. Todo ello se estudia de pasada en alguna asignatura, sin profundizar en ello. El 99% de lo que habrás estudiado en la escuela, de lo que habrás copiado en los exámenes, lo habrás olvidado cuando termines. Lo decía Einstein: la educación es lo que queda después de olvidar lo aprendido en la escuela. Sin embargo, la mayor parte del tiempo la habrás pasado de aula en aula, memorizando datos teóricos que están apartados de la experiencia cotidiana, datos inútiles sin conocer de lo que se habla de primera mano. No digo que lo aprendido en la escuela sea inútil, para nada, tiene mucho contenido muy interesante y necesario, lo que digo es que sin tener conocimiento empírico, o experiencia, lo aprendido no se puede aplicar: esto es lo que lo hace inútil. Aprendes muchas cosas sin saber para qué y sobretodo sin saber cómo aplicarlas en la vida. Esto genera un desinterés impresionante por todo. Esto y no otra cosa, es lo que hace de la escuela algo aburrido y sin sentido. No hay libertad para el arte, la música, la pintura (por cierto, la LOMCE, la última ley educativa, acaba de eliminar la música y el dibujo artístico). En la escuela no hay contacto con la naturaleza, apenas hay excursiones al exterior, a la montaña, al bosque, al desierto, a la playa. La escuela no admite debates abiertos, no admite tratar temas que salgan fuera del horario, por lo que anula el pensamiento crítico. ¿No sabías que cuando haces un examen, lo que estás haciendo es copiarte? Sí, ¡copiarte del libro! No hay pensamiento por tu parte, solo tienes que repetir lo que has memorizado y que luego olvidarás, tras la tensión del examen. Esta manera de aprender es la peor. Hay que combatirla y dejarla a un lado.

    Bueno creo que he hecho esto ya muy largo, espero que te sirva para pensar un poco nada más. No tires este documento, imprímelo y dale difusión, coméntalo con tus conocidos. Apoya a tus profesores y diles que practiquen la libertad de cátedra y que hagan las clases que ellos prefieran hacer. Respétate a ti mismo y piensa que la educación tiene que incluir tu propia libertad y capacidad de decisión. Hazte preguntas, habla y lucha pacíficamente por mejorar el sistema educativo, hoy controlado como hemos visto por la autoridad del Estado. Piensa por ti, no creas todo lo que se te ‘enseña’. Por cierto, enseñar es mostrarte una cosa real, sin embargo, el contenido de los libros no es real. Puede corresponderse o no con la realidad, pero leer lo que pone en un libro NO es enseñar. Busca en el diccionario ‘enseñar’. Te pondré lo que pone la Real Academia Española:

    1) Instruir, doctrinar, amaestrar con reglas o preceptos.
    2) Dar advertencia, ejemplo o escarmiento que sirve de experiencia y guía para obrar en lo sucesivo.
    3) Indicar, dar señas de una cosa.
    4) Mostrar o exponer una cosa para que sea vista o apreciada.

    Yo me refería al 3 y 4, pero como ves la enseñanza es sinónimo de disciplina y castigo si se sale fuera de unas normas. Como vemos, la escuela cumple más con la 1 y la 2, que no con la 3 y la 4.

    Terminaré diciendo que la palabra ‘escuela’ viene del griego -σχολη- que significa ‘placer’ y ‘tiempo libre’. Reivindica el origen griego, que es el de verdad.

    Espero que te haya gustado este artículo, te pido apoyo para que hagas copias y difundas a tus conocidos.

    Si estás de acuerdo con estas ideas no te las guardes, organiza iniciativas pacíficas o gestos que muestren que no estás de acuerdo con el modelo competitivo que solo permite una senda, y que solo en base a esa senda divide a todos en fracasados o triunfadores, según unas notas que no dicen nada salvo cuánto sabe uno memorizar de un libro.

    Al final, la única senda no tiene sentido cuando para aprender algo, se necesita tener interés por ello y el interés no puede ser impuesto. Toda una clase no puede estar interesada en lo mismo al mismo tiempo. Aprender sin interés hace perder todo interés por aprender. Crea gente inculta pero obediente. Gente que hace las cosas por el beneficio (o recompensa, o buena nota) que le darán, y no por seguir sus propias motivaciones. Gente perfecta para un mundo donde solo importa el dinero.

    Te doy un saludo.

    Comentario por paramisonenigmas | abril 4, 2014 | Responder

  15. Muy interesante, bien escrito y da para pensar.

    Comentario por Mª José Agra | abril 5, 2014 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reflexiones Antropológicas

Pensamientos acerca del pasado y el ahora desde una perspectiva enfocada en el hombre y sus diversas manifestaciones.

Un rincón que te abrigue

Mis escritos, mis canciones, mi reflejo

El foco

Reseñas de cine

How to blue

Un blog acerca mi vida personal sientete libre de juzgar.

DERRIBANDO EL MURO

Rompiendo el Paradigma

Reparaciones profesionales 24 horas

Persianista-Fontanero-Cerrajero-Electricista

Wanderlust

Travel Blog

Yo Soy Tu Profe

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

literatoluisrodriguez

Literatura y consejos.

Geografía e Historia en la educación permanente

El profesor Luis Durán quiere acercarte al Ámbito de Sociedad en la educación de adultos.

mariacarmenossapena

Relato momentos que cualquier persona en un momentos determinados podemos sentir; como una ausencia, un duelo, momentos que para uno se hacen duros, pero al transcribirlos de papel a formato on line y dándole así vida, se puede hacer entender a alguién que los momentos de alegría y pena es un estado que como ser humano y ser individual; nos toca pasar. Situaciones que nos hacen crecer; hacía un enriquecimiento personal, humano y con el entorno, familia,amigos, parejas, experiencias que son necesarias tener para ir creciendo en nuestro interior.El día que escribí esto lo escribí de un tirón y no mire las normas de ortografía; simplemente me deje llevar y quedo así como en prosa, pero sin normas preestablecidas.Quiero decir que escribo como hobby, y si encuentran errores es porque soy nueva por aquí y poco a poco intentaré hacerlo mejor . Pd : y Gracias por leerlo y opinar también se puede acepto todo tipo de critica constructiva.Saludos a todos.

UNIVERSO PARALELOS

Historias, personajes únicos, relatos ficticios y un extraño hombre que nos alcanza semanalmente sus raras teorías.

" Una Voz en el Silencio "

Literatura, reflexiones, pensamientos, fotografía, arte, musica, cine y cosas de actualidad

A %d blogueros les gusta esto: