¿QUÉ ES REALMENTE LA FILOSOFÍA?

Me gustaría compartir con vosotros una reflexión acerca de qué es la filosofía y qué ha pasado con ella. A mi entender, los primeros que pensaron en esa palabra, pensaban más en una inquietud emocional o un deseo personal que en un conjunto establecido de conocimientos o dogmas. Filosofía proviene del griego φυλο (amistad o afinidad) y σοφια (sabiduría) lo cual quiere decir, un placer que se siente por el conocimiento ya sea al adquirirlo o al compartirlo con otros. En realidad si disfrutas haciéndote preguntas y profundizando en temas interesantes, y eso mueve tu vida y te motiva a diario, puedes considerarte un filósofo. Como tal, te gustará sin duda escapar de la rutina y de la simplicidad. A pesar de ello, de las cosas más simples puedes sacar cientos de reflexiones. Realmente, cuando miramos a nuestro alrededor, vemos que la realidad es psicodélica: miles de sensaciones y percepciones llegan a nuestros sentidos al mismo tiempo, y es admirable observarlos todos al mismo tiempo, con la mente en calma, sin esos problemas que tan a menudo nos agobian y nos ciegan, y de los que miserablemente dependemos la mayor parte del tiempo, obviando la innumerable cantidad de cosas que la vida en si misma nos ofrece a cada instante. De manera sincrónica podemos estar oyendo el trinar de unos pájaros y el roce de las hojas y ramas de las plantas, observando un camino, las olas del mar o los barcos y grúas de un puerto, viendo la salida anaranjada del sol a lo lejos, y observando unas flores a punto de dar semillas. Todo esto puede sugerirnos tantas cuestiones en las que ahondar: la belleza de la naturaleza, el ciclo de muerte y regeneración al que todo parece estar sometido, las nuevas oportunidades que ofrece cada día, el destino o meta que todos necesitamos en la vida.

A pesar de todo esto, la filosofía ha sido convertida en una doctrina académica, y va vinculada estrechamente a la lectura. El oficio de un filósofo no parece ser pensar, sino escribir y leer mucho. Consiste también, en cuanto a lo que se lee en muchos de los filósofos más consagrados, en una persecución de la razón a toda costa. Por esto mismo, los filósofos han intentado escindir la compleja y hermosa realidad, separándola en partes y compartimentos estancos. Un ejemplo sería Descartes, el cual dividió las cosas en materia extensa (mundo físico, con volumen) y materia inextensa (mundo mental o espiritual, sin volumen). También están los que dicen que el conocimiento proviene de la experiencia (empiristas) y los que afirman que proviene de las ideas y conceptos abstractos (racionalistas). Cada filósofo se inclina por uno u otro bando como si se tratase de una competición. Ninguno de ellos llega a la verdad que tanto buscan, porque la realidad es que todo ello está conectado, todo ello forma parte de este mundo. Lo mental tiene que ver con lo físico, y la experiencia con los conceptos abstractos, de una manera tal que no se puede desvincular una cosa de la otra. He ahí que la filosofía se ha vuelto esquizofrénica, tanto más cuanto mayor ha sido el esfuerzo por clasificar (es decir, trocear en partes) la realidad y luego tratar de reunir los pedazos y rellenar los huecos vacíos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s